Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘electoral’

Mañana nos vemos en las urnas

Por Annabel Navarro

Urnas en jornada electoral (Europa Press).

Urnas en jornada electoral (Europa Press).

Abrir el buzón y recibir las papeletas electorales de todos y cada uno de los partidos políticos que han tenido la poca vergüenza de anteponer los sillones a las personas, sus bolsillos a la economía de las familias, acentuar la pobreza infantil, perpetuar la precariedad laboral… Leer cómo cada partido trata de manipularnos cuando no han sido capaces de llegar a un acuerdo por orgullo, interés propio y afán de protagonismo. Me molesta y mucho; pero sobre todo los que me indignan son los simpatizantes de uno u otro partido, cegados por no sé qué promesa o miedo, terminan sacando las uñas por personas a las que no les importan y defendiendo lo indefendible. Sí, me interesa la política como medio para alcanzar la justicia social. Sí, hay algunos partidos descartados de mi lista de posibles, igual que hay otros que despiertan mi simpatía, pero perder la capacidad crítica me parece un error que adormece, la política se ha convertido en el opio del pueblo del siglo XXI.

El Partido Popular hace un llamamiento para que la gente vote, para que no se quede en casa, para que no dejemos que otros decidan por nosotros; pero en su discurso, en el cual no critica directamente a nadie, muestra una vez más que sólo ven lo que quieren ver: “En los dos últimos años se han creado casi un millón de puestos de trabajo y, si no cambiamos de política, llegaremos al 2020 con 20 millones de españoles trabajando”. Olvidan a los millones de españoles que se han marchado, a los no inscritos en el INEM por desidia, a los empleos basura que han motivado con su reforma laboral: el 30% de los empleos dura una semana o menos, mal pagados, inestables y que sólo sirven para maquillar los datos a su antojo.

Han logrado perpetuar una precariedad laboral, han aumentado la brecha salarial y han convertido a los ricos en más ricos y a los pobres en más pobres. “Seguiremos haciendo mejoras reales: sanidad, seguridad, servicios sociales y bienestar general”. Olvidan los recortes, las privatizaciones, la ausencia de fondos, la miseria, las familias sin recursos, la pobreza infantil, la corrupción, la deuda, el atraco a la hucha de las pensiones… “Piensa en si a tu alrededor, en tu familia, tu ciudad, tu pueblo, tu empresa… hay hoy más o menos empleo o perspectiva de empleo que hace 4 años”. No, Mariano. La gente de mi alrededor no tiene empleo, ha tenido emigrar lejos, tiene dificultades para llegar a final de mes, no hay perspectivas de empleo y entre todos los que sois responsables de esta situación habéis conseguido que muchos tengamos que tener la maleta preparada o asumir que habéis hundido a varias generaciones.

Podemos, personalizado en una chica que ha tenido que marcharse a Londres nos muestra la realidad de muchos españoles, como muchos de mi entorno, muchos que me duelen, por eso leer esa carta que recurre a tocar la fibra sensible de las personas mientras subyace un claro interés por arrancar votantes del PSOE, me parece tan pueril como decepcionante.

El PSOE se planta con su buena jeta a erigirse como salvador, enumerándonos un listado de propuestas basadas en cambiar todo lo que haya hecho el PP, sin aportar nada nuevo. Su lema “si no quieres al PP, vente con nosotros”. Una actitud que recuerda a los tiempos de antaño olvidando que ni esta es la España de González, ni esta la sociedad de la Transición.

Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida (José Camó).

Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida (José Camó).

Tal como daban las encuestas hace unos meses, Garzón era considerado el político mejor valorado, incluso por los votantes de partidos contrarios a su ideología. Para mí era un político que se desmarcaba del resto a la hora de exponer sus propuestas, estar dispuesto al diálogo y tener una actitud respetuosa en cada intervención; con independencia de ideologías. Su panfleto electoral es breve, claro, conciso y acorde a lo que ha defendido siempre; lástima que no le valdrá de nada porque se ha visto absorbido por las circunstancias.

Mientras PP y PSOE continúan con la misma guerra de siempre, Podemos e IU se unen para tratar de ofrecer un poco de esperanza a la gente, a Rivera se le cae la máscara y saca a la Thatcher que lleva dentro, y plantea todo su discurso en torno a medidas económicas y acciones en el trabajo; olvidando que muchas medidas ya están activas en algunas comunidades y amparadas por el Estatuto de Trabajadores. Debería centrarse en exigir cumplimiento, pero eso no vende.

Mañana hay que votar y lo único claro de todo esto, es que nos vuelven a utilizar como monigotes, mientras los ricos más ricos y los pobres más pobres. Nos vemos en las urnas.

 

Un general infrecuente

Por Agustín Arroyo Carro

b5b6b052c8c1568e8702c9cabbd4dd8f

El general José Julio Rodríguez, compareciendo ante los medios (EFE).

El general José Julio Rodríguez, exjefe de la JEMAD, ha sido fichado por Podemos para encabezar como número 2 las listas al Congreso por Zaragoza. Este hecho ha levantado ronchones en la coriácea piel electoral de toda la derecha española; no se lo esperaban, claro.

Parece que los jefes y oficiales del Ejército no pueden tener pensamientos e ideología de izquierda. La vieja y herrumbrosa derecha relaciona a los altos mandos del Ejército todavía con el extinto Ejército franquista. Los jefes y oficiales del Ejército español tienen ideas políticas, aunque no las puedan manifestar en su profesión.

Ahora le llueven las críticas y reproches del bando que identifica a todo el Ejército con su propia ideología conservadora. Posiblemente les hubiera gustado mucho más que se hubiese sumado a sus filas como baza electoral. No ha sido así.

En el siglo XIX y XX hubo importantes militares progresistas de izquierda, y muchos de ellos dieron su vida y fueron ejecutados vilmente por apoyar y ser leales al gobierno legítimo de la II República. La necesidad de profundos cambios en España también crepita en las mentes y cerebros de nuestros militares, y algunos piensan, legítimamente, que se debe hacer desde una izquierda joven, fresca, preparada, impoluta y con ganas de acabar con la corrupción y las viejas prácticas partitocráticas llenas de lastres y muchas telarañas casi fósiles. No pasa nada.

Castilla la Mancha: ‘habemus’ pucherazo

Por José María García Diago

Definitivamente esta tarde quedará aprobado un nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla la Mancha cuya única modificación sustancial que introduce es el reparto de diputados por provincias. La tentación de manosear la ley electoral es demasiado grande para Cospedal; no en vano, esta será su segunda modificación de la Ley electoral en los tres años de gobierno del PP en la región. La primera modificación, la ley 4/2004, aumentaba el número de diputados en aras a una mayor “representatividad” aunque en realidad lo que aumentaba era el número de diputados que elegían las provincias más afines al PP.

Un año después María Dolores de Cospedal dejaba sin sueldo a los diputados regionales (claro que, ¿quién quiere sueldos habiendo sobresueldos?) y anunciaba una nueva reforma de la Ley Electoral regional (a través del Estatuto, claro) por la que reducía a la mitad el número de diputados a elegir en cada provincia por motivos “de ahorro y austeridad”. ¿Qué hay más económico que un diputado sin sueldo?

María Dolores de Cospedal (ARCHIVO)

María Dolores de Cospedal (ARCHIVO)

Esta nueva reforma lo que se traduce es en la perpetuación del bipartidismo ya que al reducirse el número de escaños a repartir aumenta el número de votos necesarios para obtener representación a casi el doble.

La reforma del Estatuto ha sido aprobada en el Congreso y en el Senado solo con los votos del PP, aun cuando existía el acuerdo tácito de no aprobar cambios en los Estatutos de Autonomía sin el acuerdo de todos los partidos de la Cámara, lo que da buena cuenta del carácter partidista de la reforma.

En definitiva, estamos ante “un auténtico golpe de estado. Recuerda los modos y maneras de Hugo Chávez”. No lo digo yo, lo decía Cospedal allá por 2007 cuando Barreda [ex presidente socialista] aumentó el número de diputados a elegir en Toledo y Guadalajara por su aumento poblacional. Los que votaron a Cospedal por “el cambio” están de enhorabuena: dos cambios de las reglas de juego en tres años.

Las campañas electorales y las frustraciones populares

Por Gabriel Hortal Serrano

Puesto que se demuestra por la experiencia que los políticos no cumplen las promesas electorales que realizan en las campañas, sean del signo que sean, se me ocurre que estas resultan inútiles por lo que o bien se puede prescindir de ellas o bien se podrían reducir al mínimo, es decir, realizar campañas que duraran siete días nada más y en las que los políticos realizaran debates televisados en los que expusieran sus ideas y proyectos, y en los que no prometieran absolutamente nada, en los que nos dijeran aquello que querrían hacer siempre y cuando la realidad se los permita, o que Europa les deje, o que los poderes fácticos les dicten. Evitaríamos frustraciones populares y también la posibilidad de reírse y mofarse permanentemente de un electorado ingenuo que confía en los políticos y que luego se lleva la gran decepción.