Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘lucha’

Supervivientes son los padres que luchan por llegar a fin de mes

Por Sergio de Fuente Garrido

Una imagen de la palapa de Supervivientes (P. H.)

Una imagen de la palapa de Supervivientes (P. H.)

Parece mentira que en la actualidad el término ‘superviviente‘ esté ligado únicamente a los famosos que quieren entretenernos en shows televisivos mientras pescan e intentan sobrevivir en una isla desierta ganando grandes fortunas.

Muchas personas podrán considerarlos grandes sobrevivientes, pero nunca se podrán comparar con los verdaderos supervivientes que son aquellos padres de familia que tienen que luchar cada día para llegar a fin de mes y dar de comer a su familia con el mísero salario que ganan. Ellos sí que tienen mérito y no aparecen en los medios de comunicación.

Ante esto, mi pregunta es: ¿por qué algunas personas nos empeñamos en atribuir el mérito a quien no se lo merece?

Personas extraordinarias que te hacen ver la vida de otro modo

Por Anna Aventin Fontanet

Enfermeros con niños hospitalizados (Gobierno de La Rioja).

Personal sanitario con niños hospitalizados (Gobierno de La Rioja).

Soy maestra de educación primaria y llevo en el mundo de la docencia desde hace seis años, pero este año ha sido diferente al resto. He vivido nuevas experiencias y compartido diferentes puntos de vista.

Durante estos últimos meses lo que más me ha hecho enriquecerme como persona y como docente ha sido verte, día a día, cómo avanzabas, te esforzabas, luchabas y sobre todo cómo sonreías ante las adversidades. La energía, entusiasmo y ganas que demuestras cada día son admirables. No todo el mundo tiene esta valentía y coraje para enfrentarse a una realidad tan dura como la tuya, no dejes nunca de luchar, no te dejes vencer, no renuncies a las ganas de vivir.

Estas palabras van dirigidas especialmente a ti A., y también a todos los niños y niñas tan valientes como tú. Gracias por luchar contra la leucemia y hacer frente a una realidad que no es propia de vuestra edad. Tendríais que estar en la escuela con vuestros compañeros jugando, cantando, riendo… y en cambio vivís entre el hospital y vuestra casa.

Como docente, donde he tenido la suerte de compartir ratos con vosotros, quiero daros las gracias por abrirme los ojos a una nueva realidad. Ha sido una experiencia única, incomparable y enriquecedora. Todos vosotros tenéis diferentes puntos de vista que hacen ver la vida de otro modo. Tenéis mucha fuerza y energía, conservarlas hasta el final, esto es lo que os hace personas extraordinarias.

Gracias, muchas gracias.

14 de abril: día de la República

Por Fani Bello Selles

La bandera republicana ondeando en el Ayuntamiento de San Sebastián (Juan Herrero/EFE).

La bandera republicana ondeando en el Ayuntamiento de San Sebastián (Juan Herrero/EFE).

Hoy, 14 de abril se proclamó la Segunda República. Hace 80 años el frente popular ganó las elecciones y provocó el exilio de Alfonso XIII. El frente popular significaba un gobierno de izquierdas y personalizaba un amplio avance de los derechos sociales y de la clase trabajadora como nunca se había alcanzado.

Sin embargo, como siempre ocurre, la felicidad es efímera y un militar sanguinario se levantó en África contra la voluntad popular, provocando una guerra que se cobró un millón de muertos, un sinfín de viudas y huérfanos que quedaron desamparados y un sufrimiento que duró cuarenta años.

También provocó que Hitler y Mussolini bombardearan suelo español provocando numerosísimas víctimas civiles. Guernica y el mercado municipal de Alicante fueron masacrados por los facciosos. Este avance fascista provocó a sí mismo la llegada de las brigadas internacionales que lucharon a favor de la República, voluntarios que dieron sus vidas mientras el resto de Europa abandonaba vergonzosamente a la República Española.

Es un día para homenajear a aquellos que dieron sus vidas por los derechos sociales y a aquellos que fueron fusilados por el dictador tras la victoria fascista del 1 de abril de 1939.

 

 

¿Qué van a hacer con nosotros?

Por Juan Carlos Martín Velázquez

230975-944-605

Dos personas consultan ofertas de empleo. (EFE)

Soy una persona de 46 años y llevo 2 años en paro, estoy bastante preparado académicamente y con mucha experiencia laboral, pero esto no parece suficiente para encontrar trabajo, ya que “soy mayor” para el mercado laboral.

Yo creo que con esta edad se está en plenitud de estabilidad, en todos los campos de nuestra vida, pero no veo a nuestros políticos preocupados por nuestra situación. ¿Es posible que estén pensando en que nos podamos jubilar a los 50 años? Como alguno que otro funcionario.

No lo creo, pero bueno, tenemos que seguir luchando, aunque no tengamos ningún apoyo de las instituciones de este, nuestro país.
Gracias señores gobernantes por hacernos la vida tan sencilla, ¿qué haríamos sin ustedes?

La batalla que gané

Cáncer de mama.

Una mujer con una pañoleta rosa, color representativo de la lucha contra el cáncer de mama. (ARCHIVO)

Por Rosa Matacás Cámara

Cada día sale de nuevo el sol, para recordarme que sigo sintiéndolo rozar mi cara. Hace ya muchos años de mi gran mal momento, pero aun recuerdo cada minuto, cada día, cada segundo de lucha. Me estremezco cuando recuerdo recorrer por mi sangre, ese liquido que a la vez que me sanaba, también me maltrataba duramente. Pero gracias a eso hoy puedo estar escribiendo estas líneas.

Al igual que muchas mujeres luchan hoy en día por lo mismo que luché yo, es un sentimiento con necesidad de ser compartido. Cada vez que mis ojos se abrían por la mañana, era un pensamiento positivo. «Sigo aquí». Momentos en los que ves que vas a caer, pero en unos segundos vuelves a levantarte. No piensas en nada, ni en nadie, solo en dos hijas que son mi vida y mis ganas de seguir luchando, aunque eso me mate por dentro.

Ver sus caritas, sus ojos clavándose en mi mirada, porque no entienden por qué su madre no tiene pelo. Sentir que siendo pequeñas, saben que no quieren ver a su madre de esta manera. Saber que por ellas esta lucha vale la pena, y no perderte ni un momento de sus juegos, de sus risas y de sus caricias.

Es duro mirarse al espejo y no verte, porque no quieres mirarte. Pero sí es cierto que aunque todo ello es duro, ahora recuerdo aquellos momentos y sé que pude, que me levante, que me sentí orgullosa de haber ganado la batalla. Con ayuda del amor y unas manos familiares a las que poderte coger. El amor de una madre que pasa contigo cada tratamiento, sin mirar lo que le cuesta ver cómo te vas destrozando, cogiéndome de la mano para que se haga el camino más fácil. Y por supuesto un marido al que ves no decaer, al que ves como busca la manera de suavizar todo para ser feliz.

Al final todo en esta vida es lucha, y la mía no es mejor que las de todas las mujeres que lucharon, luchan y seguirán luchando para seguir viviendo y sonriendo a la vida con ilusión.

Hoy tengo un sueño

Por Juana M. P.

Hay personas que nos resultan especiales, pasan por nuestra vida dejándonos un legado que no podremos olvidar hasta el final de nuestros días. Hombres y mujeres que la historia recordará por y para siempre. Hoy hago mención a Martin Luther King, de raza negra cuando ser de color tenía muchos inconvenientes y conllevaba tener una vida inferior. Hoy se cumplen cincuenta años que pronunció su discurso “Hoy tengo un sueño”. Su sueño era la igualdad en todos los aspectos para todas las personas fuesen del color que fueran, el mismo nivel de estudios, las mismas oportunidades en el trabajo, poder tener idéntico acceso a la sanidad que los privilegiados de entonces…aspiraciones que hoy consideramos como normales pero que por entonces sólo podían tener cuando estaban dormidos.king

Este hombre, declarado Premio Nobel de la Paz al año siguiente de pronunciar este discurso murió como lo hacen todos aquellos que viven y creen en unos ideales que están muy por encima del materialismo que los rodea… perdió la vida en un atentado contra su persona, alguien mató a este señor pero ¿creían que iban a eliminar también sus sueños? Si lo hicieron se equivocaron, su muerte los hizo más fuertes. Hoy día aún no está todo conseguido pero millones de personas creen que pronto será una realidad.

Pregunto, ¿es malo soñar?, ¿es una utopía tener ideales?, ¿somos tontos si creemos que algo puede hacerse realidad?. Todos tenemos cosas en nuestra mente que incluso nos da miedo mostrar en público. Perdamos ese miedo y lancemos un grito de alegría porque después de todo los sueños se hacen realidad.

 

¿Y si ‘Alba’ fuera hija de Rajoy?

Por Cristina Iglesias Corripio

Una tarde en una red social vi la foto de una niña muy bonita pero al momento me di cuenta que algo le pasaba porque no tenía pelo. Vemos muchas fotos así en las redes sociales pero muchos no nos paramos a mirarlas. Sin embargo, esa niña me llamó la atención. Pulsé la foto y vi que se llamaba Alba y que estaba muy enferma a causa de un ‘bicho’ que no se lo estaba haciendo pasar muy bien desde los 5 meses de vida y tenía 4 años.

Me puse a leer los post que su padre había escrito desde años atrás y se me saltaron las lágrimas. Alba tenía cáncer infantil y desgraciadamente el tiempo corría en su contra. Su familia había creado una asociación para recaudar fondos para el tratamiento de Alba y crear becas para la investigación del ‘bichoi. Miles de personas llamadas ‘alberos’ Cáncer infantilayudaban gracias a donativos, venta de pulseras, mercadillos solidarios…

Desgraciadamente la cura no llegó a tiempo. ¿Por qué os cuento todo esto si muchas Albas pierden la vida todos los días? Pues para desahogarme y decir a los altos cargos de este país que no queremos  que ningún niño más pase por esto. Y si tiene que pasar por ello, en vez de estar jugando, que se les de una mejor calidad de vida, o por qué no, una cura.

Por los momentos tan malos que estamos viviendo, están “obligados” a recortar en investigación, sanidad, etc. menos en sus sueldos, viajes para hacerse la foto, sueldos vitalicios… Pues por lo menos, que una mínima parte de su sueldo vaya a estas asociaciones que luchan por todos para encontrar esa medicina, porque esta vez le tocó a Alba Pérez pero nadie tiene la vida comprada y ¿cómo se sentirían si les pasara a sus hijos o nietos? Seguramente en ese momento invertirán su sueldo y todos sus ahorros para poder salvarlo, pero no les va a servir de nada porque la cura no se encuentra fácilmente.

Espero que esta carta les haga reflexionar y, aunque suene muy fuerte, imagínense que ese niño con el que juegan todos los días se pone enfermo de cáncer infantil. Miles de ‘alberos’ ya lo hemos hecho y con su ayuda o sin ella vamos a seguir luchando. En mi caso, por mis primos, sobrino y los hijos que vaya a tener el día de mañana. Les animo a que luchen ustedes también porque con su ayuda la lucha será por lo menos un poco más fácil.

Una sociedad sana lucha contra el poder

Por A. H. A.

Protestas en TurquíaErdogan llama terroristas a los que protestan en Turquía, el Gobierno español llama nazis a los que practican escraches, los diputados llaman golpistas a los que rodean el Congreso, el PP compara a Colau con Otegi… ¿Pero acaso no se dan cuenta de que a veces la sociedad necesita poder cambiar a los Gobiernos, obligar a dimitir a los políticos, provocar cambios constitucionales sin necesidad de esperar a finalizar la legislatura, sobre todo cuando las elecciones se han convertido en un mero trámite para que se turnen dos partidos iguales?

Las sociedades a las que se les castra la posibilidad de oponerse al sistema con éxito son sociedades que se estancan. Hoy en día, la lucha contra el poder establecido no es sólo un derecho y un deber, sino un síntoma de buena salud de la sociedad. Y las declaraciones descalificadoras de los defensores del sistema no son más que vanos intentos de defender intereses particulares.

¿Cómo conseguir un cambio a mejor?

Por Mª Paz Roy Prats

Optimismo¿Cómo definiríais la sociedad actual? Supongo que la mayoría de vosotros empezareis a criticar todo aquello que os parece mal, otros muchos dejareis a las nuevas generaciones como las culpables de una sociedad mediocre y los restantes, una minoría, la mostrareis desde una perspectiva optimista.

Con esto podemos ver que la mayoría de nosotros vivimos culpando a los demás de algo tan común como una sociedad. Culpar a los demás es el mayor error que podemos cometer, bien lo dice el dicho: “Si quieres que los demás cambien, empieza por cambiar tú”. Una verdad muy cierta. Todos podemos construir una sociedad mejor, si cada uno aporta su grano de arena.

Por más que parezca que nada puede cambiar, que todo va a peor, ¡es mentira! Hay muchísima gente increíble ahí fuera que lucha, en definitiva, por un mundo mejor. Es verdad, estamos rodeados de antivalores. Esto debe motivarnos a no tirar la toalla, a seguir adelante con optimismo. Si todos nos esforzáramos por ser mejores, otro gallo cantaría. El ejemplo es la mejor forma de llegar a los demás, de demostrar que podemos construir, entre todos, un mundo mejor.