Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘critica’

‘Ma Ma’, un trabajo muy bien hecho infravalorado por la crítica

Por Alejandro Mulero Serralta

Penélope Cruz en 'Ma ma'

Penélope Cruz en ‘Ma ma’.

El pasado lunes fui al cine a ver Ma Ma de Julio Medem y me pareció una gran película. Otra obra maestra del séptimo arte, grandísimo Medem, gran Penélope Cruz, gran Tosar, fotografía, guion, música… toda la peli tan bien hecha, tan tierna. Fui contra todo pronóstico ya que las críticas son del tipo: «Cursi, blanda y llorona» (Luis Martínez en El Mundo), «Falsa poesía» (Jordi Costa en El País), «No tiene lógica» (M. Torreiro en Fotogramas), «Se mueve entre lo sublime y lo ridículo» (Beatriz Martínez de Fotogramas).

De lo que quiero dar constancia es de todo el daño que hacen los críticos de cine al propio cine y a los espectadores con esos comentarios que hacen, tan desproporcionados, insultantes y malintencionados. De cine se habla en otro tono, con respeto, sin descalificar y sin intentar hundir un trabajo que, por cierto, en este caso está muy bien hecho.

Así que les propongo que se olviden de todo lo que han leído sobre Ma Ma, incluyendo esta carta, y que vayan a verla, sin prejuicios. Medem les tiene preparado un camino de dos horas que es cine en mayúsculas, de disfrute y crecimiento personal.

Crítica a la corrupción en “B”

Pedro Casablanc interpreta a Luis Bárcenas en 'B'

Pedro Casablanc interpreta a Luis Bárcenas en ‘B’. (ÁLVARO GARCÍA CORONADO)

Por Eduardo Martínez Da Silva

El otro día fui al cine a ver la película ‘B’, ahora que por fin está en algunas salas más. Les ha costado llevarla al cine tras ser censurada en muchos sitios y han tenido que buscarse otros medios distintos de los habituales para financiarse. Tantas trabas son debidas al hecho de tocar un tema delicado para el actual gobierno.

Después del gran trabajo que han dedicado a realizar esta película, me parecía que como mínimo debía premiar el esfuerzo yendo a verla. Así de paso, he tomado conciencia de una manera original, de cómo funciona la justicia española y cómo un partido político aún en el gobierno, sale airoso de una situación que pintaba oscura. Una vez en la sala mi indignación iba en aumento a medida que avanzaba el metraje. En cada detalle de la trama, escuchando la declaración de Bárcenas, salí del cine con rabia ante la magnitud de los escándalos, la financiación de un partido con una contabilidad ilegal y paralela, sobres con dinero negro a diestro y siniestro, tráfico de influencias en administraciones públicas… todas ellas, prácticas propias de mafiosos.

Todos deberíamos ir a verla, que sepan que no olvidamos y que las disculpas de un presidente por confiar en su tesorero sólo se las creen los de su misma catadura moral. Ayudemos a difundir aquello que no quieren que sepamos, me dio mucha pena que sólo 13 personas estuvieran en la sala, cuando hubo numerosas colas para comprar entrada. Estas eligieron concienciarse, en cambio otras solo divertirse. Elevemos al nivel que se merece nuestro compromiso social, solo por ver sus caras al enterarse del éxito de la película, pagaría por verlo.

Adaptarse o morir

Por Horacio Torvisco

117790Una de las características de la sociedad capitalista, por encima de cualquier otra consideración, es conseguir la máxima eficiencia productiva. Bajo el supuesto de que esta sociedad sólo admite a los mejores se margina a la mayoría condenándola al paro o al subempleo, culpabilizándola además, de su situación. Adaptarse a este sistema donde la privacidad forma parte de un ámbito no controlable ya por el individuo, requiere fundamentalmente asentimiento acrítico y nula autorreflexión, donde el “porqué” no existe, si acaso el “cómo”.

En esta adaptación se tiende incluso a patologizar cualquier “anomalía” estética o de comportamiento que no respondan al perfil del vencedor social. Si a usted se le cae el pelo, o no es capaz de estar al cien por cien en las interminables jornadas laborales, o si no luce permanentemente una sonrisa “Profidén”, usted está enfermo y debe medicarse cuanto antes, el sistema se lo exige.

La verdad de los cursos del Inem

Por Santos Eduardo Fiallos

Formación profesionalSoy una persona que está en paro y que solicité al Inem unos cursos en los cuales estaba interesado porque complementarían con mi formación profesional. Me llamaron para un curso cuyo título era ‘Representación gráfica en instalaciones térmicas y Autocad para instalaciones frigoríficas’. Hasta aquí todo correcto.

El problema se inició cuando comenzamos el curso y conforme avanzábamos no tenía nada que ver con el título del mismo. Al final terminamos el curso y para colmo nos dieron un certificado que no tenía nada que ver con lo que se impartió en clase. Tanto es así que cuando lo leí me dio la sensación de que me había equivocado de clase.

Me he quejado por escrito y veo que no se ha hecho nada. Me pregunto si hay una persona que controle este tipo de problemas. Estos cursos son un desastre. Supongo que habrá subvenciones y que lo único que les interesa es el dinero y no la formación de los trabajadores. Aparte de que el profesorado deja mucho que desear.

Han hecho una nueva convocatoria para dar el mismo curso pero me temo que será más de lo mismo. Lo malo es que todos nos quejamos pero entre nosotros. Sin embargo, cuando tienen que dar la cara la respuesta es “para qué nos vamos a quejar si no van hacer nada”.

Espero que tomen en consideración esta queja y se tomen cartas en el asunto. Estoy muy decepcionado con estos cursos.

¿Para cuándo programas que estimulen la capacidad crítica y reflexiva del espectador?

Por Agustín Arroyo Carro

Primero fue Gran Hermano, luego Operación Triunfo, Mira quién baila, Supernani, Tú sí que vales, ahora MasterChef; incluso se especula con un MásterChef infantil. En fín, una locura, en la deshuesada y horadada realidad de la televisión en España. Está muy bien que, a través de programas de masas y entretenimiento en “prime time” se busque a personas jóvenes y no tanto con atributos de genialidad o valía aún no descubiertos y debidamente valorados.

¿Para cuándo algún programa que reflexione en profundidad con especialistas de distintas tendencias políticas e ideologías, y no ‘todólogos’ y gente de la calle, sobre los verdaderos problemas que atañen al 98% de los ciudadanos? TelevisorPor ejemplo las verdaderas causas del paro estructural que nos golpea, la pérdida de valores y logros o derechos que habíamos adquirido después de décadas de lucha, los retos inaplazables de la sociedad global, la degradación medioambiental que se maquilla en aras de un hiperproductivismo enajenado, ciego y ramplón, los efectos del sectario fanatismo religioso que enfrenta a gentes de la misma religión o de distintas confesiones, el regreso o permanencia de la explotación de millones de trabajadores en condiciones penosas y sin derechos sindicales reconocidos, las penalidades sordas y sangrantes de millones de inmigrantes y refugiados transterrados.

¿Para cuándo programas que estimulen la capacidad crítica y reflexiva del espectador medio y de nuestros adolescentes y jóvenes? Programas que estimulen el saber científico y/o humanístico en equipo, de forma colaborativa. Un poquito de nivel cognitivo y de buen gusto está reñido con la sola y pura estrategia de diversión pasiva y de rebaño pesebrero autosatisfecho.

¿Cómo conseguir un cambio a mejor?

Por Mª Paz Roy Prats

Optimismo¿Cómo definiríais la sociedad actual? Supongo que la mayoría de vosotros empezareis a criticar todo aquello que os parece mal, otros muchos dejareis a las nuevas generaciones como las culpables de una sociedad mediocre y los restantes, una minoría, la mostrareis desde una perspectiva optimista.

Con esto podemos ver que la mayoría de nosotros vivimos culpando a los demás de algo tan común como una sociedad. Culpar a los demás es el mayor error que podemos cometer, bien lo dice el dicho: “Si quieres que los demás cambien, empieza por cambiar tú”. Una verdad muy cierta. Todos podemos construir una sociedad mejor, si cada uno aporta su grano de arena.

Por más que parezca que nada puede cambiar, que todo va a peor, ¡es mentira! Hay muchísima gente increíble ahí fuera que lucha, en definitiva, por un mundo mejor. Es verdad, estamos rodeados de antivalores. Esto debe motivarnos a no tirar la toalla, a seguir adelante con optimismo. Si todos nos esforzáramos por ser mejores, otro gallo cantaría. El ejemplo es la mejor forma de llegar a los demás, de demostrar que podemos construir, entre todos, un mundo mejor.

Excesos de la familia de Marta

Por María Faes Risco

Muchas son las críticas serias y de fondo que se pueden hacer y hacemos los ciudadanos a la Justicia para reformarla. Pero no ayuda a esa mejora destacar en titulares críticas desorbitadas, propaladas por un amarillismo que tiende a desacreditar todas las demás, o distraer la atención de lo principal.

Así las declaraciones de la madre de Marta del Castillo de que “si no devuelven el cuerpo de Marta, la Justicia no estará ni ciega ni sorda,  sino muerta”. Demasiados recursos –que no repondrán los criminales- se han empleado en buscar su cuerpo. Y demasiado tiempo hace ya que sus familiares han pasado de expresar públicamente su natural dolor a una utilización irrespetuosa de la difunta con excusa de lo contrario, como muestran esas disparatadas declaraciones.