Entradas etiquetadas como ‘lana’

La anatomía mentirosa de un oso de peluche

'Ursulus melias' y el oso original utilizado por la artista - © 2016 Stephanie Metz

‘Ursulus melias’ y el oso original utilizado por la artista – © 2016 Stephanie Metz

Con los ojos todavía sin abrir, el feto de oso descansa en un frasco, suspendido por una solución para conservarlo para siempre así, listo para su estudio. El rostro es sin embargo demasiado enternecedor, lo que todos esperaríamos de un cachorro vista desde el filtro de los dibujos animados. En las calaveras también hay implícita una ternura irreal, las delatan las orejas, dos encantadores apéndices oseos.

“Los ositos de peluche al principio parecen triviales”, advierte Stephanie Metz, la autora de las disecciones y autopsias. La artista estadounidense crea estas falsificaciones de la naturaleza fieltrando la lana hasta que resulta en una masa compacta.

Lee el resto de la entrada »

El exsoldado que se convirtió en taxidermista del fieltro

'Garza' - Kiyoshi Mino

‘Garza’ – Kiyoshi Mino

Kiyoshi Mino escoge a animales silvestres, de granja y domésticos. Los reproduce con rasgos suavizados, miradas inocentes y posturas que resaltan su candidez, pero no los dulcifica hasta el dibujo animado, siguen conservando su esencia realista y natural.

El artista estadounidense de origen japonés elabora las pequeñas figuras con fieltro y una aguja fina rematada con un pequeño gancho. El proceso de cardar la lana le permite después moldearla en esculturas invertebradas que, sin la ayuda de un alambre interno, se mantienen en pie sólo por la densidad que Mino le da al material.

Pasaron bastantes años hasta que se interesó por el arte. Creció en Chicago, fue a la universidad en Massachusetts, se licenció en Illinois y tras estudiar pasó cuatro años en el ejército, uno de ellos destinado en Afganistán. Volvió otro año más a tierras afganas para realizar labores de “ayuda” y “desarrollo”, palabras entrecomilladas también por Mino, que descree ahora de ese tipo de misiones.

'Cervatillo' - Kiyoshi Mino

‘Cervatillo’ – Kiyoshi Mino

Con la vivencia, su opinión sobre la labor del ejército estadounidense en el extranjero se tornó escéptica: “Mis experiencias en Afganistán me enseñaron que la mayoría de los problemas más apremiantes del mundo se resolverían si nosotros los estadounidenses dejáramos de intentar forzar a los países “menos desarrollados” a ser más como nosotros y empezáramos a vivir de modo más sencillo”.

Tras volver a su país y casarse, le dio un giro a su vida y se inscribió en los talleres ofrecidos por una granja para aprender a llevar la suya propia en un futuro cercano. Su actividad artística llegó con ese renacimiento. En enero de 2011, sin contar con estudios artísticos previos, aprendió a moldear la lana cardada para crear cada vez más detalladas figuras. Desde desarrolla, sin ninguna pretensión más que la de reproducir la belleza innata de un animal, desarrolla una especie de taxidermia del fieltro, fascinado por “el pelaje y los plumajes” de sus modelos.

Helena Celdrán

'Perdiz chucar' - Kiyoshi Mino

Kiyoshi Mino - burro

Kiyoshi Mino - Gallo

Kiyoshi Mino - gato

Kiyoshi Mino - ampelis americano

 

Un jersey para salvar la vida de un pingüino

Pingüinos abrigados

Pingüinos abrigados

Antes de hablar del invento que traigo hoy a Artefactos, conviene preparar el terreno para que no piensen que esta es otra creación absurda más, derivada del aburrimiento occidental.

Los Eudyptula minor o pingüinos azules son los más pequeños de su especie, miden unos 25 centímetros y pesan poco más de un kilo. Viven en Nueva Zelanda y en el sur de Australia.

El mes pasado fueron, junto con otros animales marinos, víctimas del vertido de petróleo del carguero Rena en las costas de Nueva Zelanda. La Organización para la Conservación de las Aves Marinas y Forestales ya ha declarado que la proporción de animales que se salven será mínima comparado con la de los que morirán.

Uno de los pingüinos afectados por el vertido de Tasmania en 2002

Uno de los pingüinos afectados por el vertido de Tasmania en 2002

El buque llevaba unas 1.700 toneladas de combustible, sin contar con los contenedores de sustancias tóxicas que transportaba a mayores. Encalló el día cinco de octubre en la costa norte, una zona de gran importancia natural, en la que hay gran variedad de fauna salvaje.

Tras dificultades técnicas, los expertos están ahora vaciando el último de los tanques del barco semihundido con un sistema de bombeo. Los equipos de limpieza se afanan en salvar al mayor número de animales afectados, manchados de la sustancia negra y pegajosa que ha inundado su hábitat.

Es cierto que el invento del que quiero hablar hoy causa algo de risa, pero por lo visto es una solución para salvar la vida de más ejemplares de pingüino azul.

Skeinz es un negocio familiar neozelandés que lleva más de 25 años vendiendo lana.

Reaccionaron ante el desastre haciendo un llamamiento a todo aquel que supiera tejer para que elaborara una especie de jersey para los pingüinos afectados por el vertido.

Algunos de los jerseys enviados a Skeinz

Jerseys enviados a Skeinz

El fin, que los ejemplares que rescatan y que deben ser limpiados no mueran envenenados intentando acicalarse. Además, el petróleo anula las capacidades aislantes del plumaje y es fundamental que las aves estén abrigadas antes y después de la desinfección a la que los someten los equipos de rescate.

La respuesta ha sobrepasado al negocio, que ha recibido mini-jerseys de todo el mundo, incluso con diseños exclusivos.

Lo sorprendente es que una solución aparentemente tan peregrina no es nueva. La iniciativa ya la aplicó con éxito la Penguin Foundation en 2002 para otro desastre causado por un vertido en Tasmania (Australia). Además sirve para recaudar dinero: Skeinz comercializa peluches vestidos con la prenda en cuestión y parte de lo que cuesta cada ovillo se destina a un fondo de rescate.

Helena Celdrán