Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘7’

El acompañante ideal para ir al cine

Hablando el otro día con un grupo de amigos, discutíamos sobre con quién es más placentero ir al cine. La mayoría decíamos que con nuestra pareja, por motivos sentimentales obvios, aunque no compartiéramos los mismos gustos cinematográficos. Y otros decían que con los amigos, con los que a veces se tiene un mayor sintonía en los gustos y aficiones.

Había, claro, quien a pesar de tener pareja y una buena agenda de amigos y conocidos, prefería ir al cine solo.

“Entro a ver la película que quiero, en la sesión que me viene bien, y no tengo que esforzarme en dar conversación a nadie. Yo cuando voy al cine, voy a lo que voy”,

me dijo muy enfáticamente un amigo que, curiosamente, tiene la vida social más ajetreada y popular que conozco. Eso sí, como para él el cine es casi una religión, se lo toma con una solemnidad y rigidez que asusta, aunque lo entiendo. ¿Cuántas veces no has compartido sesión con algún amigo/pareja que se ha empeñado en añadir su particular voz en off a la narración? Es desesperante.

O ese otro que, si la película no ha conseguido abducirlo y transportarlo al séptimo cielo (cosa que daba por sentada cuando pagó la entrada), se pasa toda la proyección suspirando sonoramente y dejando caer un ‘qué rollo’ con cada cambio de escena.

Aunque para mí el peor es el que, a falta de mayores atractivos de la trama, se divierte anticipando la acción. “Ahora llegan y él está muerto…” Y luego ves que, efectivamente, estaba muerto; “Pero ¿qué c…?, yo no he pagado 7 euros para que tú me lo digas, cacho…” y te frenas en seco al recordar que esa persona que te mira con cara de cordero degollado es tu amigo, o, en el mejor de los casos, tu pareja.

En fin, que no es fácil encontrar el acompañante ideal para ir al cine. Desde ese punto de vista la perspectiva de ir solo, como decía mi amigo, no es tan mala.

Yo, a pesar de los pesares, aunque he ido mucho al cine sola- y todavía ahora, en ocasiones puntuales, sigo haciéndolo- reconozco que prefiero ir al cine con alguien. Lo disfruto más. Y si ese alguien es mi pareja, pues mejor. Aunque he de reconocer que yo sí soy, muchas veces, esa acompañante tocapelotas a la que no invitaría mucho a ir al cine.

Y a vosotros ¿con quién os gusta ver películas?

Adiós a la bella Jean Simmons

Ha muerto otra de las grandes, Jean Simmons, una actriz que, además de una gran belleza, tenía un talento capaz de afrontar los melodramas intensos que tanto gustaban en la década de los cincuenta. Fue la intérprete de ‘Ellos y Ellas’, ‘Espartaco’, ‘La túnica sagrada’, ‘Grandes Esperanzas’, ‘Horizontes de grandeza’... Interpretaba igual de bien a una femme fatale, fría y retorcida, que a una ‘hermanita de la caridad’, dulce e ingenua.

Uno de las películas que más me gustan de ella es Angel Face (‘Cara de Ángel’). Así la resume Carlos Aguilar en la nueva edición de la ‘Guía del Cine’ (Cátedra, 39 euros). Uno de esos regalos de Navidad de los que no me había dato tiempo a hablaros:

Angel Face (Cara de Ángel). “La siempre espléndida Simmons en el papel de una especie de irresistible Ángel de la Muerte, que causa la perdición y posterior fallecimiento de todos aquellos que han osado amarla. Una de las realizaciones más turbadoras del siempre polémico Preminger, muy propenso a este tipo de argumentos. “

Hasta siempre Jean.

Respuestas al juego de memoria cinematográfica

Lo prometido es deuda. Ahí van las respuestas. Muy bien a los que lo intentaron sin pinchar las propiedades de las fotos (vamos, Adarvark, no seas tramposillo :D)

‘Doce hombres sin piedad’, una de las obras claves de Sydney Lumet, con un reparto de auténtico infarto: Henry Fonda, Jack Warden (que aparecía con la cara de negro), E.G. Marshall, Martin Balsam, Jack Klugman, Lee J. Cobb… Henry Fonda forma parte de un jurado que debe condenar a un supuesto asesino. Todos están de acuerdo en su culpabilidad, excepto él, que deberá convencer al resto.

‘L. A. Confidential’. Curtis Hunson hizo un excelente trabajo con la novela de James Ellroy. Russel Crowe interpretó uno de sus papeles más convincentes, ayudado por la buena labor de Guy Pearce (actor en negro), Kevin Spacey, Danny DeVito y James Cromwell. Kim Basinger estuvo fantástica y se llevó el Oscar a la mejor secundaria.

Anatomía de un asesinato’. George C. Scott (actor en negro) comparte escena con James Stewart y Brooks West en un drama jurídico-policíaco de Otto Preminger que hizo historia y causó un pequeño escándalo en su época porque en él se utilizaban palabras como violación o braga. Como curiosidad destacar que quien hace de juez es en realidad el fiscal Joseph Welch, quien acabó con la carrera política del senador Joseph McCarthy.

‘Arsénico por compasión’. Paradigma del cine de Frank Capra. Hasta el asesinato puede hacerse por una buena causa. Cary Grant (de negro) nunca estuvo muy conforme con su actuación en ella; pero estuvo genial, como siempre y fue una de las películas que más explotó su habilidad para la comedia física. Peter Lorre, Priscilla Lane y Raymond Massey completan el reparto.

‘El hombre que mató a Liberty Valance’. John Ford filma uno más de sus grandes obras maestras. Cine con mayúsculas, lleno de ironía, contrastes, heroísmo y pasión por la historia del Oeste americano. James Stewart y John Wayne forman un dúo atípico, inigualable, que se enfrenta al bandido Lee Marvin (emborronado).

‘Los intocables de Eliott Ness’. Brian de Palma recrea los años del domino de Al Capone en el crimen organizado y la historia del hombre que le hizo frente: Eliott Ness. Un filme épico, con escenas memorables (como el homenaje a las escaleras de Odessa de ‘El acorazado Potemkin’), un guión magníficamente dialogado (obra de David Mamet) y unas actuaciones de altura: Sean Connery (que logró el Oscar al mejor secundario), Robert De Niro (personaje en negro) y un sorprendente Kevin Costner.

‘El hombre tranquilo’. John Ford deja el lejano Oeste para retratar su Irlanda natal. Con un guión sin fisuras, obra de Frank S. Nugent, y una fotografía de Archie Stout que logró el Oscar, Ford pone en pie una de las mejores películas de la historia del cine. Capítulo aparte merecen las sobresalientes actuaciones de John Wayne, Maureen O´Hara, Victor McLaglen y Barry Fitzgerald (actor en negro) .

La semana de los Oscar : así funciona la Academia y se elige a sus miembros

Durante dos días he repasado algunas de las curiosidades de los premios, hoy hago un poco de historia de la Academia que organiza los premios y su funcionamiento:

-La Academia se formó en mayo de 1927 y originariamente tenía 36 miembros, entre ellos Mary Pickford, Douglas Fairbanks, Raoul Walsh, Henry King y Jack L. Warner.

-Hoy la Academia tiene 5.829 miembros con derecho a voto, aunque esta cifra cambia de día en día, dependiendo de las bajas y las nuevas incorporaciones, pero, desde hace años, se mantiene siempre alrededor de las 6.000 personas.

-Los académicos representan 15 categorías del cine: actores, animadores, directores artísticos y diseñadores de vestuario, cinematógrafos (directores de fotografía), compositores, directores de documentales, directores, productores ejecutivos, productores, editores (montadores), peluqueros y maquilladores, especialistas en relaciones públicas, técnicos de sonidos, expertos en efectos visuales y escritores (guionistas).

Es la propia Academia quien invita a incorporarse a la institución a aquellos profesionales que destacen por su especial contribución o su calidad excepcional en algunas de las áreas arribas descritas. Generalmente, el haber estado nominado a algún Oscar en alguna de las categorías asegura recibir la invitación, que debe estar respaldada por al menos dos miembros de la Academia.

Entre los españoles que han sido recientemente invitados a formar parte del selecto grupo que elige a los ganadores del Oscar están Maribel Verdú, Agustín Almodóvar (su hermano Pedro es miembro desde hace años), los cortometrajistas Borja Cobeaga y Javier Fesser y los maquilladores David Martí y Montse Ribé, que ganaror el año pasado el Oscar por su trabajo en ‘El laberinto del Fauno’.

-La Academia envia a sus miembros las papeletas para que voten, primero a los nominados, luego a los ganadores, de las distintas categorías. La firma PricewaterhouseCoopers es la encargada de velar porque todo el proceso se cumpla dentro de la más estricta legalidad.

-El primer presidente de la Academia fue el mítico actor de cine mudo Douglas Fairbanks, padre del atlético Douglas Fairbanks Jr. Los actores Bette Davis, Gregory Peck y Karl Malden; los directores Frank Capra y Frank Lloyd y el guionista Charles Brackett han sido algunos de sus más presidentes más conocidos. Actualmente ostenta el cargo el actor y productor Sid Ganis.