BLOGS
Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Charlton Heston supera a Newman con un matrimonio de 63 años

Mi actor preferido, Paul Newman, celebra mañana sus Bodas de Oro con Joanne Woodward. Es toda una proeza, lo es para la gente corriente, pero debe de ser algo así como una extravagancia, por lo inusual, para la gente de Hollywood. Desde que lo vi por primera vez en una película (¿Sería en ‘Éxodo‘?) , sabía que Newman no era como los demás. Nadie con esos ojos puede ser como los demás. Intento hacer memoria de matrimonios duraderos en la Meca del Cine para valorar aun más lo que han conseguido estos dos grandes actores que tanta complicidad tienen y, aunque matrimonios duraderos hay bastantes, ganan por goleada los compromisos fugaces, casi de chiste (dejo a un lado lo de Eddie Murphy, que debería hacérselo mirar). El duro de Robert Mitchum estuvo casado durante 57 años con una aspirante a actriz, Dorothy Mitchum, paciente, inteligente y buena conocedora de las debilidades de su marido, que toleró como pudo porque al final Mitchum siempre volvía a casa. La vida con Mitchum debía de ser bastante entretenida. En su caso la muerte del actor los separó, el 1 de julio de 1997. Tampoco le ha ido mal a Kirk Douglas, quien tras separse de su primera mujer (como hizo Newman) encontró en la segunda, Anne Buydens, su pareja más estable. Ya llevan juntos 53 años. El suyo también apunta a ser un caso que solo la muerte separará (Douglas ya tiene 91 años). Otro nonagenario con solera, Richard Widmark, permaneció 55 años unido, no sé si fielmente, a Jean Hazlewood, que murió en 1997. El actor se volvió a casar cuando tenía 85 años.

Y la lista sigue, Gregory Peck, que estuvo casi 50 años con su segunda mujer, Veronique Passani; Sofia Loren, compañera durante más de 50 años del productor Carlo Ponti; Anne Bancroft y Mel Brooks, Sean Connery y Micheline Roquebrune… Pero a todos, de momento, les gana el Cid Charlton Heston, que lleva nada menos que 63 años casados con su, lo doy por hecho, paciente esposa, la actriz Lydia Clarke.

¿El secreto para una unión tan larga? Pues no lo sé, seguro que tener mala memoria ayuda. ¿o no?

4 comentarios

  1. Dice ser Pitufina

    El amor puede ser muuuuuuuuuuuuuuyyyyyyyy uradero. Cada uno valora en su pareja ciertas cosas y, cuando hay más positivo que negativo, y el amor no es egoísta, lo malo tiende a olvidarse. Cierto es que Paul tiene un algo en la cara que deja entrever que es buena persona… y sólo hay que ver a su pareja para descubrir en sus ojos el brillo de la ilusión, el amor, el cariño, el respeto… No todo el mundo se deja deslumbrar por la belleza de la juventud, los brillos falsos del éxito o las ansias de poder… Los hay que valoran las pequeñas cosas, los gestos, la vida compartida…

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser decantador

    estás hablando siempre de estrellas de la era dorada… ahora todos hacen negocio con sus relaciones… saben que son fruto de dos días y exprimen su fama hasta la saciedad mientras están en la cresta de la ola…. no sé si conoces parejas más jóvenes que lleven más tiempo, exceptuando a liam neeson y eso…. no sé si banderas sería un buen ejemplo

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser lola

    Puede que mala memoria, pero también comprensión y “buena onda”

    29 Enero 2008 | 11:51

  4. Dice ser manu

    Charlton

    28 Febrero 2008 | 15:06

Los comentarios están cerrados.