BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Archivo de junio, 2017

¿Qué fue de Alyssa Milano?

“Actriz, productora, diseñadora, madre”. No lo digo yo: así encabeza Alyssa Milano su página web, alyssa.com.

Lo de Alyssa fue un carrerón. Aunque hizo algunas apariciones más que interesantes en el mundo del cine (la recuerdo, por ejemplo, de niña siendo la hija de Arnold Schwarzenegger en Comando), el medio que la alzó al estrellato fue sin duda la televisión, donde durante décadas encadenó un éxito tras otro.

alyssa-milano-comando

Yo tenía un reloj igual que me tocó en un Phoskito.

Alcanzó el éxito con sólo 11 años, en el ’84, interpretando a Samantha en la serie ¿Quién es el jefe?, que se mantuvo en antena 8 años más. Cinco años más tarde, aterrizó en Melrose Place y participó en 40 episodios entre el ’97 y el ’98 y, ese mismo año, Aaron Spelling se la llevó de protagonista a su nueva serie, donde empezó el papel por el que probablemente más la recordamos en la actualidad: Phoebe Halliwell en Embrujadas (Charmed), junto a Hollie Mary Combs y Shannen Doherty (aunque esta última dejó luego la serie y fue sustituida por Rose McGowan). Embrujadas fue quizás el último superéxito de la moda de las series sobrenaturales.

alyssa-milano-embrujadas

Durante los casi 180 episodios que ofreció Embrujadas, la vimos evolucionar prácticamente de cuasi adolescente loca a mujer madura y centrada. Pero, tras terminar la serie, en 2006, se empezó a hacer cada vez más difícil seguirle la pista. ¿Qué fue de ella? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Val Kilmer?

Vamos a jugar a un juego. En la cuenta de Instagram de Val Kilmer he encontrado la foto de un señor llevando una camiseta de Val Kilmer. Adivinad quién es el señor:

 

Almost aVALable for sale on line. #OFFICALKILMERPROPAGANDA #iceman #officialiceman very cool very soft as cool as ice

Una publicación compartida de Val Kilmer (@valkilmerofficial) el 13 de May de 2017 a la(s) 2:22 PDT

Exacto. Es él. Es Val Kilmer. Oh My Dog. Me ha dado un escalofrío al verlo, pero no estoy segura de si ha sido por él o por el hashtag que la acompaña, #OFFICIALKILMERPROPAGANDA x’D Que ya sé que propaganda en inglés se dice igual, pero es que suena como a United States of Villaborrio. Además, pone “Offical” y no “Official”. Se comió una i. A todos nos pasa, no problem. Nos tomamos una relaxing cup of caféconleche y en paz.

A ver, contexto: Val nació la nochevieja del ’59. Debutó como actor en 1981 y sólo 3 años más tarde lo petó con la desternillante Top secret! interpretando al maravilloso Nick Rivers, un afamadísimo músico al más puro estilo Elvis, parodiándolo deliciosamente.

25 añinos, tenía. Criaturilla.

Por si fuera poco, y después de pasar por Top Gun, en el el ’88 fue el atractivérrimo Madmartigan en Willow, una de las grandes pelis de culto de los ochenta (por cierto, ¿qué fue de Willow?).

Y ya rematamos en el ’95, cuando fue Batman en Batman Forever. Que, personalmente, como Batman es el que menos me gusta. Pero a ver, el traje de Batman es que aporta mucho a cualquiera. Me casaba con el traje. Además, hay que decirlo, es al que mejor se le reconoce con la máscara puesta, porque no hay mucha gente que pueda presumir de morros como él.

Esto, claro, sin olvidar papeles inolvidables como en The Doors (donde clavó a Jim Morrison), La isla del Dr. Moreau o El Santo. Pero, poco a poco, y a pesar de que nunca ha parado de trabajar, la presencia de Val en las pantallas se fue apagando. ¿Qué pasó? Lee el resto de la entrada »

¿Qué habría sido de Chicho Terremoto?

 

chicho-terremoto-tres-puntos-colega

“¡¡Tres puntos, colega!!”

¿Qué habría sido de Chicho Terremoto de haber sido real y de –por no ponérselo demasiado difícil a la imaginación- haber vivido en España?

Bueno, vamos a darle, para empezar, un contexto temporal:

Chicho Terremoto se emitió por primera vez en octubre de 1981 y la serie terminó en diciembre del año siguiente. SÓLO SE PRODUJERON 65 EPISODIOS. Me quedo muerta, Mari. ¿Cómo puede ser que una serie CON SÓLO 65 EPISODIOS se convirtiera en un hito tan heavy? Ah, claro, las tres erres: reposición, reposición, reposición.

En fin, volviendo al tema del contexto temporal, Chicho López Terremoto (Kappei Sakamoto en el original japonés) es un chaval muy, muy bajito que es un hacha jugando al baloncesto, y al ping pong, y en general a cualquier deporte que no fuera fútbol, que aunque tampoco se le diera mal no lo explotaron, porque el fútbol era territorio Oliver y Benji (por cierto, ¿qué habría sido de Mark Lenders?). La serie se desarrolla en el instituto, así que podemos presuponerle a Chicho entre 15 y 17 años. Pongamos que tenía 16 en 1982 y así acertamos. De manera que, si Chicho López nació en 1966, en este año que nos ocupa ahora cumpliría 51 años. Por tener así una idea más visual, tendría la edad de Santiago Segura o Felisuco. ¿No os sentís súper viejos de repente? Ya :/

Bien, sigamos:

¿Qué habría sido de Chicho Terremoto?

Bueno, iba a especular un poco acerca de su carrera profesional en el mundo del deporte en un país en el que a casi nadie le importa un pito cualquier deporte que no sea el fútbol, pero no me atrevo, porque yo no entiendo de deportes y, aunque hubiera sido deportista de élite toda su vida, con 51 tacos seguro que ya estaría retirado.

Eso sí: si algo tenía Chicho era sentido del espectáculo, así que yo me lo imagino ahora mismo trabajando en televisión, seguramente presentando algún programa para la tercera edad en alguna cadena autonómica.

chicho-terremoto-presenta-la-tarde

Chicho presentando La Tarde en Canal Sur

Aunque no sé, tampoco hay que olvidar que al chaval se lo perdonaban todo porque era un crack del basket estudiantil, pero ser era un marrano fetichista que tenía una fijación enfermiza por las bragas blancas. Casi me atrevo a augurar que antes de retirarse del deporte habría tenido alguna denuncia por acoso, porque lo de este crío con levantar las faldas no era normal. No sé, llamadme loca.

Así que con este currículum no sé si lo veo triunfando en la tele autonómica, no. Un guarro, cosificador y esperpéntico… Seguro que lo estaría petando en la televisión nacional. No sé, así por decir lo primero que se me viene a la cabeza, creo que me lo imagino tranquilamente en El Hormiguero. ¿O no?

Que dice la lógica que, aunque fuera por aquello de guardar coherencia con la serie, lo podrían poner haciendo al sección que ahora lleva El Monaguillo, enseñando las delicias del mercado japonés, como exprimidores rarunos y paraguas para flojos, pero… ¡Bah! ¿A quién le importa la coherencia, habiendo bragas?

chicho-terremoto-en-el-hormiguero

“¡¡¡SON BLANCAS!!!”

 

¿Qué fue de Carlton Banks (Alfonso Ribeiro) de ‘El Príncipe de Bel-Air’?

Bueno, antes de pensar en qué fue de Alfonso Ribeiro… ¿De dónde salió Alfonso Ribeiro? Os dejo, para vuestro deleite, con este anuncio de Pepsi:

¿Lo has visto? A ver, stop:

¿Verdad? Una vez que sabes que es el niño de la chaqueta roja (que no tiene nada que envidiarle a Michael Jackson) ya no puedes dejar de ver a Carlton. Esa sonrisa es lo que tiene.

Alfonso, nacido en 1971, empezó su formación de bailarín a muy temprana edad. Para cuando lo eligieron para protagonizar este anuncio, en el ’84, tenía sólo doce años y ya había actuado en Broadway. Durante los años siguientes intervino en algunas películas, pero fue en 1990 cuando saltó a la fama encarnando al personaje de Carlton Banks, hijo del tío Phill y de la tía Bibian, hermano de Ashley y Hillary (por cierto, ¿qué fue de Ashley?) y, por supuesto, el primo pijo y petulante de Will Smith al que, ve tú a saber por qué, acabamos cogiendo tremendo cariño. Muchos lloramos como magdalenas y acompañamos a Will en el sentimiento de la frase que cerró la serie tras seis (¿sólo seis?) temporadas: “Maldita sea, cómo te voy a echar de menos, Carlton”.

Y qué gran verdad: se les ha echado de menos… ¿Qué ha sido de Alfonso desde entonces? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Buttercup (Robin Wright) de ‘La Princesa Prometida’?

Amigumis, pongámonos en pie y serios, que vamos a hablar de una grande. Bueno, los que como yo pertenecéis al común de los mortales mejor quedaos sentados, que lo mismo os lleváis un susto…

Contexto: La Princesa Prometida. Peli Peliculón estrenado en 1987 y que triunfará por siempre en nuestros corazones, en el que el amor era poco más que lo de menos, porque había valor, había risas, había magia y había un Gigante llamado André (saludín al cielo, André). Como en la práctica totalidad de las pelis de los ’80 (y de los ’90, y de los ‘2000, y de…) había un montón de actores con papeles importantes y una sola actriz. Y era ella: la maravillosa Buttercup, la princesa prometida, interpretada por Robin Wright, que vivía su gran historia con el actractivérrimo Pirata Roberts (por cierto, ¿qué fue del Pirata Roberts?).

robin-wright-princess-bride

Qué monos. Parecen un ajedrez.

(Voy a hacer aquí un paréntesis para dirigirle un mensaje a la persona que decidió dejar sin traducir los nombres originales de las pelis y series. Gran acierto. ¿Sabéis lo que significa “Buttercup”? Yo pensaba que era “taza de mantequilla”, obvio, porque “butter” es “mantequilla” y “cup” es “taza”, pero mira, ¡que no! Significa “Botón de Oro”, que lo he mirado en Google. Alucino,  Mari. Pero vamos, que tampoco es que sea peor que llamarse “Taza de Mantequilla”. Comparte nombre, por cierto, con una Supernena y con el gato de Los Juegos del Hambre. ¿Pero quién coño carajo llama a su hija “Botón de Oro”? ¿En qué registro te dejan hacer eso? Bueno, ya está. Ya paro)

¿Y qué fue de Buttercup después de ser La Princesa Prometida? ¿Eres una de esas personas que piensa que no volvió a hacer nada más? Je, je… Pues disfruta del paseo: Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Vanilla Ice?

¡Ice, ice, baby! Tititi tiriri tititi.

Robert Matthew Van Winkle, aka Vanilla Ice, ese eterno chavalote de visera descomunal, nació ahí donde lo tenéis el mismo año que, por ejemplo, nuestro Javier Cámara. Pero es que los tejanos (personas de Texas, que no los pantalones) al parecer se conservan mejor que los riojanos (personas de La Rioja, que no los vinos). Bueno, ni mejor ni peor: se conservan diferente.

Vanilla Ice inventó la ceja depilada de malote, el peinado hipster y los selfies con morritos.

Vanilla Ice hizo que millones de personas alrededor del mundo estrenáramos la decadente ridícula gloriosa década de los ’90 a ritmo de rap con Ice Ice Baby, una canción de la que poco importaba la letra (¿alguien sabe de qué va? Os lo digo yo: de un tiroteo) porque lo que petaba era el ritmo y un golpe de estribillo de tres palabras en inglés que cualquier amapola del campo podía cantar. El disfraz de globo terráqueo/bandera y el baile tío paco sufriendo un ataque ayudaban a redondear el efecto.

Además, fue el primer “gran rapero” blanco de los USA (entrecomillo “gran rapero” porque baso esto sólo en su fama, espacio reservado hasta entonces a raperos negros). Pero mucho ojo, porque este muchacho alcanzó la gloria bastante antes que iconos del estilo como Snoop Dogg o el mismísimo Tupac Shakur, que empezaron su carrera a principios de esa misma década.

Vendió millones de copias de aquél álbum (Extremely Live, 1991) en todo el planeta. ¿Y después?

Después, Madonna le mordió un pezón: Lee el resto de la entrada »

¿Que fue de Mikey (Sean Astin) de Los Goonies?

Hermanos, pongámonos en pie.

los-goonies

 

Si los ’80 se incendiaran y sólo pudierais salvar tres cosas, ¿qué os llevaríais? Yo creo que lo tengo claro: las Arcade, el Amstrad y esta maravilla. Los Goonies. Cambiaría mi última cena por verla otra vez. A no ser que para cenar hubiera chocolate. CHOOOO-COOOO-LAAAA-TEEEE.

Al lío: Los Goonies es un peliculón ochentero que tiene los fans más fieles de toda la industria del cine. Ni los de Harry Potter (fíjate lo que te digo, Mari) pueden presumir de ser tan leales como los que estamos dispuestos a autodesfigurarnos la cara para imitar a Sloth y echarnos unas risas cómplices, sólo a la altura de alguien que entienda qué carajo estamos haciendo. QUIERO CHOCOLAAAATE.  La fórmula, resumiendo mucho, es la que Netflix está usando tanto en sus series molonas (Stranger Things, 13 Reasons Way): niños en bici haciendo cosas. Bueno, va, que me paso de simplista (¿pero sí o no?): en la película, que es de estas que exaltan el valor de la amistad y que tus hermanos te quieren aunque te maten a collejas, un grupo de chicos y chicas sigue el mapa de un explorador, Chester Copperpot, para hallar el tesoro del bribón pirata Willy el Tuerto, que contaba la leyenda que había desaparecido con un inconmensurable tesoro:

Estrenándose sólo tres años después de E.T. (que había batido récord de recaudación en su fecha) la firma de Spielberg era una apuesta segura, y no defraudó: el día de su estreno, los Goonies recaudaron en USA y Canadá el triple del presupuesto de la película. Todos queríamos ser un Goonie. El que diga que no, es que no entendió la peli. Y ya está.

Todos sus protagonistas tendrán siempre un huequecito en nuestro corazón. ¿Qué habrá sido de ellos? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Johny Rico (Casper Van Dien), de ‘Starship Troopers’?

Bueh, esta película merece mención honorífica por su aportación al mundo del cine. Yo no sé si el término bizarrismo se inventó para ella, pero me cuadraría perfectamente. Pero bizarrismo del bueno, del que nos gusta tanto. Es una película mala, pero mala, pero mala. PERO sabe que es mala malísima y lo explota y lo maneja de tal manera que al final lo que tienes es un súper peliculón que no te cansas de ver cada vez que lo reponen por la tele. ¿Sí o no?

Starship Troopers se estrenó en noviembre de 1997. Nunca pretendió ser una peli más de invasiones alienígenas, y nunca lo fue. Su bizarrismo, sus efectos especiales reguleros y sus chascarrillos manidos se sucedían en un mundo en que la violencia siempre tenía una justificación y en el que o participabas de ella o no eras un ciudadano, sino poco más que un despojito. En todo esto, subyacía un mensaje que había que saber leer: que los pirados y los invasores somos nosotros. Y el mensaje te llegaba de una forma tan ridículamente evidente que era imposible no estar de acuerdo.

Compartían protagonismo cuatro actores, a los que podemos arrimar a un quinto que, aunque aparecía menos, también era una figura relevante en la trama. A saber: Casper Van Dien (Johny Rico), Dina Meyer (Dizzy Flores), Denise Richards (Carmen Ibáñez), Jake Busey (Ace Levy) y Neil Patrick Harris (Carls Jenkins). ¿Qué fue de ellos después?

Pues me gustaría repasarlos a todos, pero vamos a empezar por el protagonista masculino, Johny Rico. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Baby (Jennifer Grey), de ‘Dirty Dancing’?

Jennifer gray en dirty dancing

“Baby, no permitiré que nadie te arrincone.”

Patrick Swayze pudo salvar a Baby (Jennifer Grey) de su padre pero, al parecer, no de su cirujano plástico. ¿Qué fue de Baby?

Bueno, contexto: Dirty Dancing fue mucho más que un éxito de taquilla. Rodada con un presupuesto mínimo, se convirtió en la primera película en alcanzar el millón de copias vendidas en vídeo, y fue –y es- una de esas historias atemporales (amorcillo de campamento) a las que le añades un poco de potencia creativa (baile Fama style) y triunfan siempre.

Cuando la película se estrenó, en 1987, Jennifer Grey, nacida en Nueva York e hija de actores, estaba consolidando e impulsando su entonces corta carrera como actriz, y el estrellato le vino de sopetón. De repente, millones de personas alrededor del mundo reconocían su rostro: sus ojillos de mapache, sus labios finos, su nariz peculiar… ¿Qué pasó después?

Pues después, por lo que se ve, se operó la nariz y se fue todo a la mierda porra. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue del primer ‘Batman’, Adam West?

Este pasado viernes, 9 de junio, saltó la noticia en redes: nos había dejado Adam West, quien interperetara al único y genuino Batman de los ’60 en la televisión. Quien más, quien menos, incluso si ha nacido 30 años después, tiene en mente cómo era ese primer Batman televisivo. Y no es para menos, no es una imagen fácil de desterrar de la retina =)

adam-west-batman

Batman tenía el mismo maquillador que Carmen de Mairena

Batman fue en televisión una serie juvenil básicamente cómica, aunque nunca exenta de aventura. Se produjo entre 1966 y 1968, con un total de tres temporadas y la friolera de 120 episodios. Un no parar. Fue un atuéntico hito. Se la considera la responsable directa del surgimiento de la “Batmanía”, e influyó inevitablemente en todos los Batman que hemos visto depsués, incluso a pesar de las más que evidentes diferencias. Este fue, y será siempre, el primer referente. En el doblaje en español, por cierto, la voz de Batman era Constantino Romero. Snif. Jolín, qué triste todo…

¿Y qué fue de Adam West después de ser Batman? Bueno, Adam West NUNCA dejó de ser Batman… Lee el resto de la entrada »