Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘moratinos’

El Estado se somete a la Iglesia. ¡Nunca más!

Las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno español parecen ir de maravilla (para la Iglesia, claro).

Así se desprende del besamanos y la posición genuflexa y solícita del ministro de Asuntos Exteriores ante su colega el cardenal Bertone, ministro de Exteriores vaticano, y que publica hoy El Mundo (pág. 14)sobre este titular:

Moratinos busca el apoyo del Vaticano

La postura del besamanos no puede más ridícula, tratándose de un miembro de un gobierno que presume de laico.

Y de las sonrisas complacientes de ambos, mejor no hablar.

Esta imagen tan obsequiosa de un ministro español ante un colega del gobierno de otro Estado (minúsculo, por cierto, y lógicamente el de menor tasa de natalidad del mundo) me ha recordado un vieja polémica repetida en Boston por mi familia política.

El debate nacional debió ser extraordinario, en vísperas de la primera visita del flamante presidente John F. Kennedy al Vaticano.

Kennedy, por su origen irlandés, era católico, pero presidía un Gobierno laico y representaba a un país con católicos, protestantes, judíos, musulmanes, ateos, etc.

¿Besaría Kennedy, el presidente del país más poderoso del mundo, la mano (o el anillo) del Papa, jefe de otro Estado?

¿Se presentaría Kennedy inclinado, genuflexo o sometido ante el Papa , como católico, o le saludaría de pie, estrechando su mano, como a cualquier otro colega jefe de Estado?

Hubo gran expectación. Kennedy se mantuvo firme (impasible el ademán) al estrechar la mano de su colega el Papa y no genuflexo ante su líder religioso.

Nuestro pobre Moratinos no debió conocer o recordar aquella gran polémica que sacudió a los Estados Unidos al rendirse, como lo ha hecho, ante su satisfechísmo colega vaticano.

¡Qué pasada!

¿Cómo no van a estar contentos los obispos de la COPE si el Gobierno de Zapatero les reconoce públicamente dinero y santidad?

Esta información de El Mundo sobre las enmiendas del Consejo Escolar al proyecto de real decreto del Gobierno sobre enseñanzas mínimas en la ESO, completa la imagen entregada y vencida de Moratinos ante la Iglesia .

Las enmiendas quieren sacar la religión fuera de clase y ampliar la asignatura “Educación para la Ciudadanía”, pendiente en España desde hace siglos.

El periodista de El Mundo, muy en la línea de su director, que mezcla información con opinión, sin pudor ni distinción, nos dice que las propuestas del Consejo Escolar “tienen visos de caer en saco roto”.

El titular, con tipografía propia de una información sobre hechos, tiene en cambio un contenido bastante opinativo y hasta en latín:

“Vade retro”, Religión

Los datos quedan para el sumario:

El Consejo Escolar pide que la materia se dé fuera de clase y que Educación para la Ciudadanía cite a la familia homosexual

“Con la Iglesia hemos topado”, amigo Zapatero. Ya estás fallando…

Atentos, porque la religión (cualquier religión) lleva más veneno dentro que la guerra de Irak.

Salir de Irak fue una broma comparado con salir del Vaticano.

Ahora estamos hablando de sacar la religión católica fuera del aula escolar, como hacen en otros países más avanzados en democracia y tolerancia que el nuestro. Dentro de muy poco tiempo el conlficto se agravará con la enseñanza en clase -de igual a igual en derechos- de la religión islámica, protestante, judía, etc. Esas demandas de trato igual ya están proliferando -y con razón- en estos momentos.

Moratinos “abronca”, Moratinos “rechaza”

Los verbos de El Mundo, siempre tan sutiles, me sorprenden cada día.

Hoy nos regala en portada el verbo “abroncar”. La verdad es que yo oí lo que el ministro Moratinos -que no es precisamente un gran orador- le dijo al conocido empresario hebreo-español, Mauricio Hatchuel Toledano, y no me pareció que le estuviera “abroncando”.

“Rechazar” ha sido el verbo elegido por El País en su primera página:

Moratinos rechaza las acusaciones de antisemitismo

En todo caso, ¡qué inoportuno estuvo Zapatero al ponerse el pañuelo palestino al cuello en público y con la que está cayendo sobre Oriente Medio!

A mi me encanta ese pañuelo palestino, tanto como la kepa de los hebreos (seguramente antepasados míos, llamándome Soler), pero considero que un presidente del Gobierno debe tener una pizca de prudencia en sus apariciones públicas cuando hay una guerra abierta por medio y mantiene relaciones diplomáticas con ambos frentes.

El pañuelo palestino al cuello de Zapatero me recordó el gesto que tuvo (seguramente sincero pero algo pueril) al quedarse sentado en la tribuna de honor al paso de la bandera de los Estados Unidos en plena guerra de Irak.

Los norteamericanos tardarán en perdonarle esa falta de cortesía, ya que la bandera no es de Bush (a quien detesto como presidente de mi querido segundo país) sino de todos los noteamericanos, incluidos mi mujer y mis tres hijos.

Zapatero hizo mal, a mi juicio, al exhibir el pañuelo palestino ante los fotógrafos (una falta, quizás, de sus agentes de seguridad) pero, desde luego, el empresario hebreo-español Mauricio Hatchuel se pasó tres pueblos al acusar de “antisemita” a Zapatero.

A fuerza de manosear el antisemitismo para cuaquier chorrada, mis amigos israelíes y judíos, están perdiendo credibilidad y simpatía. Y mucho más si amenazan frívolamente de “antisemita” a todo aquel que no esté de acuerdo con sus bombradeos tan desproporcionados sobre población civil.

Israel está haciendo sobre los civiles de Líbano lo que hizo la Legión Cóndor de Hitler sobre la población de Guernica o los destructores nazis sobre la ciudad de Almería.

Israel tiene derecho a existir y a ser reconocido por sus vecinos. Tiene derecho a defenderse pero no a machacar a los vecinos para quedarse con lo que no es suyo. También tiene el deber de cumplir los mandatos de la ONU y abandonar las tierras ocupadas ilegal y militarmente a Palestina. Yo critico a Israel por la desproporción de tales crímenes. Y no acepto que, por estas críticas leales, me llamen antisemita. No lo soy, no tengo ningún complejo y sueño con que algún día puedan vivir en paz arabes e israelíes en esa tierra de odio milenario que llamamos Oriente Medio.

Como tantos países (incluido Israel), España también está dividida ante el conflicto terrible de Oriente Medio.

Los editoriales de ambos diarios lo muestran claramente:

Y entre los intelectuales más relevantes del mundo también hay división de opiniones. No creo por la carta que publica hoy en El País puedan acusar de antijudío al propio Noam Chomsky