Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘antisemitismo’

¿Antijudío? no. Gracias

Y esta son las portadas de hoy. Coinciden en la foto. ¡Ah! y en el anuncio.

Moratinos “abronca”, Moratinos “rechaza”

Los verbos de El Mundo, siempre tan sutiles, me sorprenden cada día.

Hoy nos regala en portada el verbo “abroncar”. La verdad es que yo oí lo que el ministro Moratinos -que no es precisamente un gran orador- le dijo al conocido empresario hebreo-español, Mauricio Hatchuel Toledano, y no me pareció que le estuviera “abroncando”.

“Rechazar” ha sido el verbo elegido por El País en su primera página:

Moratinos rechaza las acusaciones de antisemitismo

En todo caso, ¡qué inoportuno estuvo Zapatero al ponerse el pañuelo palestino al cuello en público y con la que está cayendo sobre Oriente Medio!

A mi me encanta ese pañuelo palestino, tanto como la kepa de los hebreos (seguramente antepasados míos, llamándome Soler), pero considero que un presidente del Gobierno debe tener una pizca de prudencia en sus apariciones públicas cuando hay una guerra abierta por medio y mantiene relaciones diplomáticas con ambos frentes.

El pañuelo palestino al cuello de Zapatero me recordó el gesto que tuvo (seguramente sincero pero algo pueril) al quedarse sentado en la tribuna de honor al paso de la bandera de los Estados Unidos en plena guerra de Irak.

Los norteamericanos tardarán en perdonarle esa falta de cortesía, ya que la bandera no es de Bush (a quien detesto como presidente de mi querido segundo país) sino de todos los noteamericanos, incluidos mi mujer y mis tres hijos.

Zapatero hizo mal, a mi juicio, al exhibir el pañuelo palestino ante los fotógrafos (una falta, quizás, de sus agentes de seguridad) pero, desde luego, el empresario hebreo-español Mauricio Hatchuel se pasó tres pueblos al acusar de “antisemita” a Zapatero.

A fuerza de manosear el antisemitismo para cuaquier chorrada, mis amigos israelíes y judíos, están perdiendo credibilidad y simpatía. Y mucho más si amenazan frívolamente de “antisemita” a todo aquel que no esté de acuerdo con sus bombradeos tan desproporcionados sobre población civil.

Israel está haciendo sobre los civiles de Líbano lo que hizo la Legión Cóndor de Hitler sobre la población de Guernica o los destructores nazis sobre la ciudad de Almería.

Israel tiene derecho a existir y a ser reconocido por sus vecinos. Tiene derecho a defenderse pero no a machacar a los vecinos para quedarse con lo que no es suyo. También tiene el deber de cumplir los mandatos de la ONU y abandonar las tierras ocupadas ilegal y militarmente a Palestina. Yo critico a Israel por la desproporción de tales crímenes. Y no acepto que, por estas críticas leales, me llamen antisemita. No lo soy, no tengo ningún complejo y sueño con que algún día puedan vivir en paz arabes e israelíes en esa tierra de odio milenario que llamamos Oriente Medio.

Como tantos países (incluido Israel), España también está dividida ante el conflicto terrible de Oriente Medio.

Los editoriales de ambos diarios lo muestran claramente:

Y entre los intelectuales más relevantes del mundo también hay división de opiniones. No creo por la carta que publica hoy en El País puedan acusar de antijudío al propio Noam Chomsky