‘Instinto’, la serie que haría llorar a Kubrick

Estos días he estado con un virus intestinal que me ha dejado la cabeza zumbada, así que el estreno de ‘Instinto’ (Movistar), la nueva serie de Bambú Producciones protagonizada por Mario Casas, me ha venido como agua de mayo para no tener que leer subtítulos.

Si me conocéis un poco, ya sabéis que la sola presencia de Casas ya me producía desconfianza; pero también tenía fe en la pericia de Teresa Fernández-Valdés, Ramón Campos y Gema R. Neira para orquestar una trama que me atrapase con su combinación de sexo, fantasmas del pasado y gente guapa.

Y así ha sido, familia seriéfila. Porque ‘Instinto’ es mala pero engancha. Todo en ella es puro estereotipo: el protagonista que parece tenerlo todo pero que en realidad vive una existencia vacía de sufrimiento.

El club privado donde hasta con letras luminosas se remarca que “nadie conoce a nadie” o que el “sexo es arte” (eso sí, en inglés que queda más chic), que nos obliga a pensar en Eyes Wide Shut de Kubrick pero a lo cutre castizo, y donde se muestran algunas escenas que pretenden ser eróticas pero que dan bastante vergüencita y cosifican (de nuevo) a la mujer.

O el personaje de la mujer bella y manipuladora que, a pesar de ser una listísima ingeniera, lleva tacones de aguja y ligueros para ir a trabajar.

Por lo que respecta a Mario Casas, lo cierto es que los guionistas son inteligentes y han escrito un papel idóneo para el: con cuatro líneas de diálogo y un personaje que no tenga que mostrar sus emociones, a lo frío robot asesino.

El resto del reparto está bastante bien, sobre todo Lola Dueñas interpretando a la madre de Marco Mur, e Ingrid García Jonsson como Carol, la profesora del hermano autista y que hace al protagonista conectar de nuevo con sus sentimientos.

Pese a todos sus defectos y teniendo claro que la serie está hecha con patrones comerciales y dirigida a una audiencia no demasiado exigente, los episodios se ven con rapidez y el argumento consigue atrapar

No pasará a la historia de la televisión, pero os puede proporcionar evasión vacíacocos para un rato tonto o durante un virus primaveral. Y son sólo ocho episodios

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.