BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘laSexta’

Razones por las que Refugiados merece una oportunidad (a pesar del doblaje)

El estreno de Refugiados es de esos acontecimientos que llevas meses esperando que se produzcan y que luego no te provocan el impacto que las expectativas te habían generado. La serie de La Sexta llega con un retraso de varios meses después de que Atresmedia no se decidiese a estrenarla. Las razones son desconocidas, pero supongo que habrán esperando a un momento en el que su ficción pueda salir más victoriosa frente a otras opciones de la competencia. Y eso que finalmente han escogido el jueves, uno de los días más complicados al tener enfrente siempre a un reality de Telecinco. 2

Vistos los dos primeros episodios del jueves y esperando con muchas ganas el tercero, me atrevo a decir que Refugiados merece sin duda una oportunidad. Y quizá dentro de unas semanas podamos decir que también se ha ganado triunfar en la televisión española por las razones que enumeraré a continuación.

Todo ello a pesar del doblaje. Porque me parece una catetada gigantesca que una tele española ruede en colaboración con la BBC algo en inglés y luego lo doble. Es el culmen del postureo seriéfilo. Dárselas de internacional para luego hacer lo mismo de siempre. O si no, ¿por qué las cartas y facturas de los personajes están escritas en castellano y ellos luego hablan en inglés? Una oportunidad perdida, como he comentado con algunos colegas por Twitter. Más allá de eso, hay que ver la serie por:

31. El argumento distinto.

Su idea es una virtud y a la vez un defecto. En España nunca se había estrenado algo así: millones de personas del futuro llegan a nuestro tiempo huyendo de algo que desconocemos. La familia protagonista, como es normal, se topa con el más especial de esos refugiados. El que más secretos oculta y que por alguna razón está relacionado con alguno de sus miembros en la época de la que viene.4

Una idea que puede encajar en el abanico de tramas que nos llega todos los años de EEUU. Pero que en nuestro país quizá sea contraproducente. Tengo dudas de que vaya a gustar al gran público precisamente por esa frescura. Sería una pena. Nos han acostumbrado a thrillers mejores o peores y a basura de otras temáticas que esto le queda lejos a mucha gente. Espero que no sea así.

12. El elenco.

Contar con Natalia Tena como protagonista son palabras mayores. Que una actriz de Juego de Tronos Black Mirror se involucre en una ficción mitad española ya permite pensar en cierta calidad de la misma. Ella destaca, como es normal, pero no se quedan atrás el resto de personajes. Las actuaciones son muy buenas y hay personajes que enriquecen la historia y de los que aún sabemos muy poco. No se da el error de centrar todo en la familia principal.

3. La duración.5

Ronda los 50 minutos. Perfecto. No hace falta más. Esto es un logro muy importante. Ojalá sirva de referencia para todos los estrenos del futuro. 

4. Los detalles de guión.

6No hay nada al azar entre lo que vemos y lo que dicen los personajes. La religión es un aspecto importante de la serie, y así nos lo dejan claro desde el principio. Junto a ésta va indefectiblemente el machismo, con detalles como la frase de uno de los vecinos a Natalia Tena: “¿Me meto yo en la cocina cuando hacéis vuestras cosas las mujeres?”.  Y es que aunque el personaje femenino protagonista tenga carácter, se deja entrever que el que manda es su marido. El papel de hombres y mujeres en la historia permite que el guión pueda dar más juego. Porque seguramente los refugiados del futuro tengan la mente más abierta. Lo que puede provocar choques con sus anfitriones.

5. La coproducción.

Que el nombre de la BBC esté en tu serie siempre da puntos. Te permite acceder a actores de mayor nivel y a públicos que de otra manera no te harían ni caso. Además, la venta de la ficción a otros países será más fácil. Así que chapó por Atresmedia por haberlo logrado.

Las mejores series de 2014 para bloggers y periodistas

¿Creíais que ya se habían acabado las listas de lo mejor del año? ¡JA! Como avisé, aún quedan unas cuantas. Aunque es posible que incumpla la norma no escrita de publicar todas después de que acabe 2014.4

La de hoy es especial. Es la que hacen bloggers y periodistas amigos del blog que se han prestado a colaborar desinteresadamente para darle forma. Cada uno de ellos ha elegido las que consideran las mejores series de 2014 y los mejores estrenos del año. Algunos coinciden con mis preferencias y otros no. Pero eso no es un problema, ya que la idea era que aportasen variedad para que vosotros pudieseis elegir lo que más os interesa.

Se trata de Natalia Marcos (Quinta Temporada), Alfredo L. Zamora (CienMegas), José Manuel Romero (La Script), Jaime Domínguez (TV Spoiler Alert), Víctor M. González (Gonzoo), Álvaro Onieva (AgenTV), Emilio Doménech (Cinéfagos), Pablo Catalán (TV Spoiler Alert) y Mar Guerrero (Series a la parrilla). Como veréis, ofrecen variedad.

Antes, os recuerdo las mías: mejores estrenos y mejores de todo 2014 en primera y segunda parte. Ahora sí, las de ellos.

Natalia Marcos (Quinta Temporada, El País)

501B6519.CR2Mejores series del año

Transparent
Junto con The Good Wife y Fargo, Transparent completa mi dream team seriéfilo del año, y el puesto que le doy a cada una en el top 3 cambia cada minuto. Transparent es una serie que pilla por sorpresa y que te enamora por la sensibilidad y el cariño con la que se tratan a sus personajes.

The Good Wife
Ya lleva un par de años en lo más alto y no hay quien la baje de ahí. Este año, encima, ha dado un salto mortal tremendamente arriesgado del que ha salido airosa. La serie de Alicia Florrick sigue marcándose capitulazo tras capitulazo. Imprescindible.

Fargo
Personajes corrientes haciendo cosas horribles. Tipos chungos que no pueden ser más inquietantes. Malos de pacotilla. Gente con buenas intenciones que nacieron para perdedores y se encuentran transformados en héroes. Y un guion que encaja a la perfección y deja espacio para el aburrimiento. Genial.8

True Detective
Matthew McConaughey y Woody Harrelson nos obsesionaron durante ocho capítulos en una historia en la que los personajes eran los verdaderos protagonistas, por encima de la investigación en sí. Decenas de referencias literarias y filosóficas, una atmósfera hipnótica, un plano secuencia para el recuerdo y una narración diferente que completaron una temporada (o miniserie, más bien) redonda.

Louie
Louis C.K. y su curiosa manía de hacernos sentir incómodos en el asiento, sin saber si reír o llorar. Louie volvió con una temporada algo diferente a las anteriores, con uno de los monólogos más comentados del año y con grandes capítulos y momentos para el recuerdo. Louie no suele decepcionar, y este año tampoco lo ha hecho.

The AffairMejores novedades de 2014

Transparent
Emocionante, tierna, divertida, triste… y todo a la vez. Maura es uno de los personajes del año, y la de Jeffrey Tambor es una de las interpretaciones del año (o la interpretación del año, incluso). Preciosa e imprescindible de principio a fin.

Fargo
Ha logrado algo tan complicado como trasladar el universo de la película de los Coen a la pequeña pantalla con una historia y personajes diferentes pero con un aire similar al de la historia original.

True Detective
Nos obsesionó a todos a principios de año, nos dejó analizarla y sobreanalizarla y ya la marcamos como una de las series del año. A pesar de haber pasado casi un año, todavía consigue hipnotizarnos como la primera vez que vimos su cabecera.

The Affair
La última obsesión del año. Una historia contada a dos voces, dos versiones de la misma película pero que no tienen casi nada que ver entre sí. ¿Cuál es la verdad? ¿Qué nos ocultan? Además, Dominic West y Ruth Wilson están en estado de gracia.Kevin headbutts G.R. guy, exits car, asks for Laurie at a G.R. house

The Leftovers
Ninguna serie me ha emocionado como esta este año. Costaba un poco entrar en ella, pero una vez que te atrapa, ya no hay escapatoria posible. A los que seguimos apostando por ella pasados los dos primeros capítulos nos tenía guardada una sorpresa en forma de una de las series más emocionantes del año.

Alfredo L. Zamora (CienMegas)

Mejores series del año

The Fall (2T)

Una de las mejores series británicas del año que ha sido capaz no sólo de levantar otra vez la intriga sino además de hacerlo con los mismos ingredientes de la primera temporada. Serie fabulosa llena de matices, con un ritmo pausado para saborear cada plano y con una espectacular Gillian Anderson que se come la pantalla. Es sin duda el thriller del momento.

3Peaky blinders

Manteniéndose fiel a su primera temporada, la serie crece con nuevos personajes y localizaciones que llevan la lucha por el poder de esta banda hasta la ciudad de Londres. Un nuevo reto para el prestigio de los Shelbys que mantiene la fuerza de la historia y su espectacular factura. Es una de las series con mejor banda sonora y fotografía del momento.

Masters of Sex (2T)

Fue un movimiento arriesgado dejar en segundo plano las investigaciones de William Masters y Virginia Johnson pero la jugada no les pudo salir mejor. Una temporada donde los personajes secundarios toman el control reinventando la serie y consiguiendo crear aún más gancho que su predecesora.

Hannibal (2T)

Cambiaron las reglas del juego convirtiendo al cazador en presa y la serie no sólo no se resintió sino que brilló aún más que en su primera temporada. Su delirante (pero coherente y adictiva) narración y un reparto tan denso como los guiones requieren convierten a este thriller un auténtico orgasmo visual. El combo de Mads Mikkelsen y Hugh Dancy no podría dar mejor resultado.

Orange is the New Black (2T)

El reparto más coral de las series actuales ha vuelto a brillar en una segunda temporada llena de rivalidades y traiciones. Piper Chapman adopta esta vez un segundo plano y deja que sus compañeras se luzcan con tramas llenas de realismo y sobre todo de humanidad. La serie no pierde lo novedoso de su trama y consigue mantener una fidelidad espectacular en la evolución de sus personajes.1

Mejores novedades de 2014

Penny Dreadful

Una de las apuestas más arriesgadas en el género de suspense. Ambientada en el Londres de la época victoriana, la serie resucita y pone en el mismo tablero a las figuras clásicas de la literatura como Drácula, Frankestein o Dorian Gray. Una apuesta innovadora que consigue unir con éxito personajes de ficción que a priori podrían parecer opuestos. Serie de terror psicológico con una espectacular Eva Green.

Transparent

El primer gran éxito de Amazon que es sin duda uno de los mejores estrenos del año. Una serie diferente, llena de sensibilidad y cargada de ganas de vivir que demuestra que aún queda mucho que inventar en la televisión. Una serie que lucha contra los tabús sociales y que se convierte en un auténtico manual de vida.

16The Honourable Woman

La gran joya británica que se ha coronado como la mejor miniserie del año. Un drama político con el conflicto Israel-Palestina de fondo que hace alarde de tener un guión, un reparto y una fotografía de sobresaliente.  Una ficción de secretos y traiciones en la que cada giro narrativo responde a un todo perfectamente diseñado.

The Affair

La expectación no se quedó sólo en eso y la nueva serie de Showtime ha conseguido meterse en el bolsillo a crítica y audiencia. Un drama que juega con las perspectivas y los matices de los acontecimientos con una narración cargada de fuerza psicológica . Cada episodio es una pieza de un gran puzzle milimétricamente cortado aún por descubrir por la audiencia.

How to Get Away With Murder

Uno de los estrenos más ingeniosos del año conseguido con elementos muy simples. Una serie que se mete en el mundo de la abogacía para jugar con la inocencia o culpabilidad de los acusados. Con una Viola Davis excelente, la presenta una trama transversal de un asesinato que implica a todos los protagonistas. Una americanada muy adictiva que tiene los mejores cliffhangers del año.

 

José Manuel Romero (La Script, Cadena SER)

Mejores series del añogetaway

The Good Wife

Tras superar los 100 episodios, la serie de CBS ha logrado algo impensable: seguir creciendo. A base de buenos guiones, giros consecuentes y el mejor reparto de la televisión, ha culminado un año redondo superando incluso la ‘salida’ de un protagonista. Solo podemos levantarnos y aplaudir.

Fargo

La joya inesperada. Contaba con la etiqueta negativa de adaptación y, de ella, ha sacado sus virtudes. Atrapados por la estética, la atmósfera y el humor negro del mejor cine de los Coen,’Fargo’ ha sabido emanciparse. Martin Freeman nos devuelve los instintos del hombre fracasado y Billy Bob Thornton, al gran villano.

Transparent

El viaje emocional de este año. Siempre hay una serie que entra en tu casa y no quieres que se vaya. Con los Pfefferman ríes, sufres, los entiendes y te descolocan. Toda a la vez en una coctelera de sentimientos que es un canto a la libertad. Televisión minoritaria que trae aire fresco y se abre hueco articulando simplemente una buena historia. Y Jeffrey Tambor, claro.

??????????????????????True Detective

Se ha ido desinflando durante el año frente a otras series, pero no podemos olvidar que HBO nos embarcó en un juego fascinante durante semanas generando un sinfín de teorías que no recordábamos desde ‘Lost’ o ‘Twin Peaks’. No perdono la traición de su creador con ese cierre edulcorado, pero de su mente surgió Rust Cohle, el personaje más complejo de este año.

Orange is the new Black

Reto superado. Tras atraparnos en la primera temporada, se enfrentaba a lo más complicado: mantener viva la historia. Ese gran puzzle de personajes que reivindica la diversidad y juega con los estereotipos permite construir un relato profundo y apasionante de algo tan complicado como la vida en una prisión.

Mejores novedades de 2014

Fargo

La historia más redonda de este año. La combinación perfecta guión, personajes y ambiente.3

Transparent

El relato más emocionante e íntimo. Familia, libertad y vida, mucha vida.

True Detective

Una novela televisada. Compleja, intensa y con una factura muy cuidada.

Happy Valley

Siento la obligación moral de incluir una ficción británica. Y ésta lo merece. Una historia durísima con un regalo inesperado: una heroína de 50 años. La inquebrantable Sarah Lancashire encarna a uno de los personajes femeninos del año.  Ya era hora ver algo así en televisión.

Broad city

Comedia pura. Sabe lo que es y lo que quiere ser. Dos chicas que se ríen de sí mismas y de la vida. Sucia, irreverente y en ocasiones desagradable, me ha sacado las mayores carcajadas en este año con, entre otras cosas, referencias a otras series y a la parte pija de Nueva York. El mejor humor con la mejor madrina, Amy Poehler.

 

Mad MenJaime Domínguez (TV Spoiler Alert)

Mejores series del año

Mad Men

A estas alturas, Don Draper y compañía no tienen que demostrar nada, pero lo hacen de todos modos. Este año hemos visto la primera mitad de su temporada final, tan sobresaliente como siempre.

The Good Wife

Dramatics, Your Honor.

Transparent

La sorpresa del año, procedente de una plataforma (Amazon) de la que nadie esperaba grandes propuestas. Una historia humana, tanto dolorosa como divertida, sobre la identidad sexual, la familia y la vejez.

The Comeback

Posiblemente la peor serie que se haya colado en cualquier lista de lo mejor en algo. La ironía es que eso es muy Valerie Cherish.the_comeback_63775

Orange is the New Black

Su segunda temporada ha sido más oscura, más inconexa, y menos satisfactoria, pero ha roto las barreras de la adicción televisiva y eso se merece un reconocimiento.

Mejores novedades de 2014

Gomorra

Brutal retrato de la camorra italiana a través de una narración marcada por el realismo más impactante. Una obra maestra que demuestra que la calidad no solo habla en inglés

broad-city-pilot-drinkingTransparent 

Broad City

Cuenta la historia de dos chicas que sí son la voz de una generación. Abby e Ilana conquistan por su sencillez, su entrañable sentido del humor y una química especial que cautivó a la mismísima Amy Poehler.

The Honourable Woman

Posiblemente el mayor espectáculo interpretativo del año, con una Maggie Gyllenhaal tan insoportable como insuperable al frente de un reparto que decora un guión demasiado complejo.

Inside No. 9

Serie antológica tan original como impactante, que demuestra que todavía se puede arriesgar en televisión y seguir ganando. Imperdible.

 

Pablo Catalán (TV Spoiler Alert)Juego de Tronos

Mejores series del año

Orange is the New Black

Nada que envidiar a la primera temporada. Sigue permitiéndonos conocer a cada una de las presas. Únicas, tanto las chicas como sus historias. Y un final excitante, que hace reír y llorar al mismo tiempo, siempre que hayas conectado con ellas, algo nada difícil.

Game of Thrones

La única temporada en la que todos los episodios superan al noveno, en mi humilde opinión. Y por eso es una de las mejores temporadas y una de las mejores series. De las pseudohistóricas, la mejor. Sin duda.

Orphan Black

Siempre es buen momento para recomendar esta maravilla. Lo bueno de ella no es el desenlace, sino el camino. Una frase muy típica, pero es algo que no creo de ninguna otra serie. ¿A quién le importa por qué hay clones? Lo importante es verlas interaccionando. Tatiana Maslany, nueva diosa.

Maslany1How to Get Away with Murder

Dos asesinatos, uno en el pasado y otro en el futuro. Como factor común, una profesora de la facultad de Derecho, cinco estudiantes con muchas aspiraciones, la gente que les rodea, muchos secretos y varios reveses del destino.

The Affair

Cuernos, de eso trata la serie. The Affair es un título mucho más atractivo, qué duda cabe, pero prepárate a ver qué ocurre con dos matrimonios (y sus familias) muy distintos a partir de una aventura veraniega.

Mejores novedades de 2014

How to Get Away with Murder

Viola Davis lo es todo, cómo se involucra, cómo transmite, cómo su agenda obliga a acortar la temporada. Y qué importantes son las temporadas cortas. En cuanto a la trama, sorpresas en cada episodio y Annalise Keating siempre en medio. ¿Quién mató a Lila?

The Affair

Basta con su historia principal para atraparte cada semana, pero hay una trama policial para los más reticentes. Sus actores tienen un talento indudable y juntos funcionan a las mil maravillas.

The Missing7217397-low_res-the-missing

Ocho episodios sobre la desaparición de un niño. Ocho años de incertidumbre. Una historia muy bien contada y mil incógnitas por descubrir. Creo que he encontrado un fallo en el argumento, pero no importa. Espero que no la renueven.

Transparent

Cuántos tipos diferentes de personalidad puede haber y qué habitual es encontrártelos en la misma familia. Una exploración a fondo de los cambios que sufrirán todos ellos a partir de la revelación del patriarca.

Fargo

Una curiosa forma de cometer –y contar– crímenes, con muchos personajes peculiares y una atmósfera invernal que recuerdan a la película. Tendrá segunda temporada, pero será precuela. Y tiene final cerrado, que no es poco.

 

Víctor M. González (Gonzoo)

5Mejores series del año

The Honourable Woman

Se lleva el oro a lo mejor de 2014 la miniserie creada por el rebelde Hugo Blick para la británica BBC. The Honourable Woman, con su adictiva intriga a lo Alfred Hitchcock, el mejor personaje femenino del año y la lucha Israel-Palestina de fondo, es riesgo, acierto y calidad inigualable.

Fargo

Dos fenómenos televisivos han sido indiscutibles en 2014: True Detective, que con sus amplias pretensiones no merecía el acabado audiovisual, y Fargo, una propuesta más humilde y mucho más satisfactoria. Domina la narración, el suspense, los personajes, la música y la atmósfera.

The Good Wife

Las luces y las sombras de Alicia Florrick provocan aplausos año tras año, y aunque el inicio de la sexta entrega de The Good Wife no ha sido tan memorable como el final de la quinta, la que fue quizá su puesta de largo definitiva, la serie es aún la gran maravilla de la tele en abierto.

Mad Men650_1000_hcf_cast

La Mad Men en mejor forma ha vuelto. Después de una temporada algo incómoda la serie de Matthew Weiner ha firmado capítulos de sobresaliente (Don y Peggy al ritmo de Sinatra) en la enésima redención del mito norteamericano por excelencia. Preparad los kleenex para 2015.

Juego de Tronos

La cuarta temporada de aventuras en Poniente no ha sido tan redonda como la tercera (dos palabras: Boda Roja) pero ha sido lo suficientemente sólida, y con varios capítulos brillantes, para colarse en el top del año. HBO sigue rematando esta fábula sin corazón sobre el poder.

Mejores novedades de 2014

The Honourable Woman

14Fargo

The Leftovers

La serie creada por Damon Lindelof para HBO es una elección difícil, rara pero cautivadora. La calidad de The Leftovers, sobre el mundo tras la desaparición de millones de personas, se mide en capítulos tan inteligentes como aburridos, pero es valiente, brutal, reflexiva y terapéutica.

Halt and Catch Fire

Convertir algo tan ordinario como un ordenador en una aventura personal y profesional sin precedentes: Halt and Catch Fire, la ficción de AMC sobre la industria del PC en los 80, es una genialidad apasionante y muy bien escrita. Y presume además de la mejor cabecera del año.

Gomorra

Quién habría dicho que dos remakes para televisión, uno Fargo y otro Gomorra, estarían entre lo mejor del año. Inspirada en el universo mafioso de Roberto Saviano, es uno de los relatos más duros y realistas (y con una trama entretenidísima, ojo) sobre la Europa actual.

 

Emilio Doménech (Cinéfagos)2

Mejores series el año

True Detective

Uno de los mayores éxitos que ha logrado la televisión este año. Nic Pizzolatto ha firmado un relato fantástico, se ha apoyado en un director que ha sabido plasmar a la perfección el texto (Cary Fukunaga) y ha dejado que la función la lideren dos monstruos como Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

The Fall (2ª temporada)

Pese a los fallos de la primera temporada, sobre todo por decisiones de guión algo tramposas y tramas débiles, la vuelta ha sido nociva y adictiva. No conozco otra serie que haya sabido definir tan bien sus virtudes y apartado con tanta inteligencia sus errores.

The Good Wife (6ª temporada)

El matrimonio King sigue firmando, año a año, una de las mejores series que yo jamás he visto. La coloco en 3er lugar sólo porque las dos anteriores quizá merezcan mejor presencia, pero Alicia y cía son el mejor entretenimiento televisivo que conozco.

YOU'RE THE WORSTFargo

Poco le ha costado a Noah Hawley coger lo que hicieron los Coen, darle una pequeña vuelta de tuerca y concluir uno miniserie de aúpa. El patetismo de la América profunda siempre nos hace sonreír, pero es que el reparto (y los meticulosos libretos de cada episodio) ayudan mucho.

Rick & Morty

El niño que hay en mí no ha disfrutado este año tanto como con ‘Rick & Morty’. Lo nuevo de Dan Harmon es un homenaje constante a los directores que más nos gustan (desde Spielberg hasta Night Shyamalan), pero también una desternillante comedia familiar con muchos episodios para enmarcar. Me muero de ganas por ver la 2ª temporada.

Mejores novedades de 2014

The Missing

A falta de un capítulo, es difícil no ver lo bien que ha sabido manejar ‘The Missing’ la desaparición de Oliver Hughes, un niño de 8 años, en todos aquellos que vivieron el caso (desde los padres al pueblo en el que Olly fue visto por última vez). Hay además tensión, intriga y terror de sobra como para mantenernos expectantes a cualquier novedad.17

The Leftovers

Damon Lindelof ha creado una de las series más controvertidas del año, sobre todo porque o ha gustado o ha sido odiada. Obviamente, y sobre todo en parte al buen manejo que ha hecho del drama (dramón) y de los personajes, yo la coloco bien alto en las listas del año.

You’re The Worst

Para mí, la gran sorpresa del año. Ha sabido ser muy divertida, pero también tremendamente sexy. ¿Lo mejor? La química de sus dos protagonistas, una chica y un chico con pánico a las relaciones sentimentales.

Halt & Catch Fire

Lee Pace, Mackenzie Davis, Scott McNairy y Kerry Bishé. Menudos cuatro. El retrato que ellos y ‘Halt & Catch Fire’ hacen de los años 80 y la carrera por hacer el mejor ordenador para el usuario empieza con dudas, pero todo para dejarnos un tramo final de temporada que abre, y mucho, el apetito de cara al año que viene.

Broad City

La comedia más loca de la temporada (con perdón de ‘Rick & Morty’), ‘Broad City’ deja algunas de las mejores anécdotas del año y muchos de los one-liners más cochinos que vamos a escuchar en muchos episodios. Sea la serie que sea.

 

girlsÁlvaro Onieva (AgenTV)

Mejores series del año

Please like me

Quién iba a decir que una serie tan pequeña como esta australiana me podría dar tanto de sí. La segunda temporada de la ficción supera con creces a la de su debut, llenando cada episodio de una realidad muy honesta hilada con humor fino. Atemporal y preciosa.

Girls

A pesar de estar ya en su tercera temporada, la maestría con la que Lena Dunham nos conecta con sentimientos universales de mi generación sigue intacta. Humor y amor, ternura y antipatía, personajes complejos y algo que no puede dejar indiferente.

True Detective

Pocas series establecen un diálogo filosófico de este nivel con el espectador. Por eso, y por su riqueza formal, así como sus brillantes interpretaciones, se corona como el mejor estreno de 2014. Quien esperase giros sorprendentes y un caso misterioso, no la entendió.

Juego de TronosJane the Virgin

No entiendo muy bien por qué pero todo el mundo siente que Juego de tronos no merece entrar en estos rankings aunque sea la serie con la que más disfrute el personal. No sólo es una serie comercial bien rodada, los guiones son muy buenos y engancha. Engancha mucho.

Jane the Virgin

Por lo divertida que es y por crear para nosotros un nuevo happy place donde además de comedia encontramos misterio, las historias de Jane Gloriana Villanueva merecen entrar en lo mejor del año. Y porque, a su modo, es reivindicativa. ¡Viva la abuela de Jane!

Mejores novedades de 2014

True Detective

No soy de los que se lanzan a alabar las series más pretenciosas por sistema, pero ésta va mucho más allá. Además aquel plano secuencia, True Detective nos dejó diálogos brillantes en los que filosofaban sobre la vida y la existencia. Rust Cohle es el personaje del año.

PLease_like_meJane the Virgin

Divertida, fresca y dispuesta a sacudir los estereotipos de los latinos. Jane the virgin ha sido el mejor estreno de otoño entre las networks y por algo se ha ganado una merecida primera nominación a los Globos de Oro para la cadena teen por excelencia, The CW.

Gotham

Los orígenes de la ciudad de Batman y de los villanos que serán los futuros enemigos del héroe se han convertido en una de las series más entretenidas del otoño. Casos amenos y una trama horizontal que mejora la serie cuando aparece. Esto sí es una buena serie comiquera y no Agents of SHIELD.

Fargo

Miré con mucho recelo esta serie al principio por tocar el material de una película, para mí, brillante. Sin embargo, supieron adaptar la atmósfera de aquel film para sacar adelante una historia interesante y con un villano excepcional como es Lorne Malvo.

The Leftovers

El nombre de Damon Lindelof, para mí, pesaba muy en contra de la serie a priori. Esta propuesta de HBO no tuvo nada que ver con Perdidos, ni misterios, ni osos polares. Nos propuso reflexionar, a veces de forma cruda, sobre el duelo. Y lo llevaron muy bien.

 

Mar Guerrero (Series a la parrilla)6

Mejores series del año

The Good Wife

Todos pensábamos que había tocado techo con ‘eso’ que pasa en la quinta temporada pero, otra vez (y ya van ochocientas), tanto la serie como su personaje protagonista han vuelto a demostrar que de mosquitas muertas tienen bien poco.

The Honourable Woman

Interpretaciones potentes, manual de cómo basar un thriller de espías cargando en la psicología de los personajes y mano izquierda a la hora de abordar el tema de Palestina. Hugo Blick hace que el encaje de bolillos parezca fácil con esta miniserie.

p5Orange is The New Black

Ha mantenido la promesa del debut y nos ha vuelto a regalar uno de los mejores catálogos de personajes de la televisión en estos momentos, por no hablar de lo bien que ha aprovechado una semiausencia importante para disparar la evolución de Piper.

Homeland

La querían enterrar antes de tiempo, y ha renacido con una metamorfosis brutal que deja bien claro que esto siempre ha sido el show de Carrie Mathison por mucho que digan los ‘haters’. Y si encima regresa con una narrativa más gris y ambigua, tenemos el dron perfecto para contraatacar.

Fargo

¿Un remake seriado puede ser mejor que el original cinematográfico? Sólo por sembrar la duda real, este Hermanos Cohen feat. Noah Wiley merece su parcela entre lo más destacable del año. Ah, y por Martin Freeman llevándose todo premio a mejor interpretación que se le ponga por delante.

Mejores novedades de 2014mas2

True Detective

El fenómeno televisivo de principios de año siguió dando guerra en los meses posteriores y hasta cierto punto el ‘hype’ estaba justificado. Una realización perfecta marca de la casa HBO, dos actores en estado de gracia y un misterio trufado de claves ocultas. Un producto creado para obsesionar.

Transparent

Por su argumento rompedor no podía faltar aquí, pero el asunto no se queda en la mera novedad. Hay chicha y buen drama detrás de la historia de este padre de familia transexual. Amazon, como ya hiciera Netflix el año pasado, ha dado con su ‘Orange’.

Las 20 mejores series de 2014 (20 al 11)

Tras la lista de los mejores estrenos del año, es el momento de repasar todo lo que este 2014 nos ha traído, tanto en estrenos como en las que ya estaban consolidadas. Antes de nada, os cuento mis planes: publicaré listas de actores y actrices del año, otro ranking de las peores ficciones en estos 12 meses, un post con las preferencias de algunos compañeros que escriben de esto y, por último, la comparativa entre los votos que habéis dejado en estas listas (votad, por favor) y lo que mis colegas y yo hemos escogido.

A lo que iba: elegir lo mejor de este año ha sido muy difícil. Aunque pueda parecer lo contrario, 2014 ha sido un año cargado de calidad. No recuerdo haber tenido en 2013 los mismos problema para hacer la selección. Y como hay tantas que merecen un reconocimiento, he decidido aprovechar la percha del nombre del medio para hacer un Top 20. Así destaco a muchas más y me libro de la mitad de palos que me van a caer.

Comenzaré por los puestos 20 al 11. Esto os puede dar una idea de lo que vendrá en los 10 primeros escalones. Soy consciente de que os parecerá que algunas están demasiado abajo. No puedo hacer nada contra ello. Me han gustado más otras, y ya está. Y aviso: no está The Good Wife porque no la he visto aún. 2015 será el año en que por fin cumpla. A lo que iba: del 20 al 11, comienza el ranking de mejores series del año:

20. Sherlock (BBC, Neox)Sherlock

Su tercera temporada me ha parecido la más floja de todas, a pesar de que tenía el interés de un personaje que demostraba ser un farsante. Pero sus múltiples misterios, los cliffganger y lo bien hecha que está hacen inevitable que esté entre las mejores del año. De Benedict Cumberbatch y Martin Freeman no hace falta que diga nada: hay que agradecerles que decidiesen dedicarse a la actuación.

1919. The Knick (Cinemax, Canal +)

Todo el mal rollo que me da por las carnicerías disfrazadas de operaciones que ejecuta el cirujano cocainómano y racista que interpreta Clive Owen está compensando por su brillante guión y el entretenimiento que ofrece.

 

18. Silicon Valley (HBO, Canal +)18

La ficción sobre el sitio más famoso para hacerse rico gracias a una idea es un gran ejemplo del posthumorismo, ese que te deja descolocado por lo que ocurre. Aunque tiene momentos que realmente hacen gracia. Sobre todo por lo torpes que son unos supuestos genios informáticos.

1717. Inside No. 9 (BBC Two)

¿Alguna vez os han contado la historia de la lata que almacena cierto pez? ¿O la del vagabundo? Pues en esta miniserie repleta de humor negro y vuelcos al guión os las cuentan a su manera Steve Pemberton y Reece Shearsmith. Cinco capítulos que te puedes ver en un solo día durante los días de Navidad.

16. Arrow (The CW, Antena 3)Arrow

El que diga que es mala o frívola no la ha visto. En la primera temporada ya dio signos de que podría ser una ficción potente, dejando atrás la etiqueta de palomitera o destinada para adolescentes. En segundo año demostró que era un drama cargado de acción. Las peleas y las situaciones de superhéroes son una parte más de una trama mucho más compleja, donde la traición y las cuentas pendientes centran los momentos de tensión.

1615. The honourable woman (BBC 2, Canal +)

El conflicto palestino-israelí, intereses empresariales, intentos de conseguir la paz, conexión Londres-Gaza-Tel Aviv y Maggie Gyllenhaal como protagonista. ¿Qué podía salir mal? Absolutamente nada. Un thriller que llevábamos años esperando.

 

14. Gomorra (Sky Italia, laSexta)14

La disección de la Camorra italiana por capítulos y basada en el libro que le costó pasar toda la vida escondido a Roberto Saviano es una de las grandes ficciones lanzadas en Europa. Da que pensar que en Italia se puedan hacer estas cosas tan buenas, mientras en España seguimos en el ‘dramedia’ de la señora de Cuenca. Por cierto, ¿soy el único que se ha vuelto adicto a su banda sonora?

Juego de Tronos13. Juego de Tronos (HBO, Canal +)

Siempre nos solemos quejar de que no la reconocen con los premios que merecen, salvo en el caso de Peter Dinklage. Que esté en este lugar es porque otras me han gustado más, pero eso no quiere decir que sea peor. Su cuarta temporada tiene momentos espeluznantes y que te marcan, como lo que le ocurrió a Oberyn o el discurso de Tyrion al ser juzgado. ¿Cuál es su problema? Creo que el que muchos sepamos qué va a pasar gracias a los libros. Aunque en muchos momentos se toman licencias, sobre la esencia y los giros importantes estamos sobre aviso. Quizá por eso choca menos a una gran parte, y por lo mismo flipan tanto los que ni han hojeado lo que ha escrito George R.R. Martin. Aún así, es la más vista del mundo y de las más adictivas. Y aunque sea pequeño, un reconocimiento merece.

12. You’re The Worst (FX)YOU'RE THE WORST

Como he dicho otras veces, es la que más he recomendado este año. Desde que la descubrí no pude parar. Me ha hecho más que ninguna, y ha revolucionado el concepto de comedia romántica que tenía hasta ahora. Porque las relaciones complicadas no son nada sin humor negro. Y Jimmy y Gretchen de eso tienen de sobra.

HOUSE OF CARDS11. House of Cards (Netflix, Canal +)

Desde el primer minuto del comienzo de su segunda temporada hasta los épicos últimos segundos del final de la misma (esos golpes en la mesa), House of Cards demostró que puede estar en el club de las mejores de la historia. El poder ante la pantalla de Kevin Spacey y la ruptura de la cuarta pared para meternos más en la historia son los dos rasgos que más la potencian. Que no entre en mi top 10 es mala suerte. Hay otras que este año se han acabado para siempre, y el componente sentimental tira mucho. Pero que nadie deje de ver esta maravilla, por favor. Aunque los que denuestan la política la utilicen para cargarse de argumentos.

 

Mañana, la lista de las que considero las 10 mejores series del año.

La realidad vergonzosa de Gomorra

Los que habéis leído algunos de mis posts sabéis que el tema de la mafia es uno de los que más me interesa. Intento ver todas las series y películas basadas en las tropelías del crimen organizado, además de leer todos los libros posibles sobre su génesis, su impacto y su expansión en distintos países. La mayoría de los que han contado estas historias del falso honor mafioso, camorrista o ndranghetista no las vivieron en primera persona. Mario Puzo escribió El Padrino sin ver un mafioso en su vida. El que sí ha crecido con ello es Roberto Saviano, que se arruinó la vida por mostrar en Gomorra las miserias de la Camorra y su poder en Nápoles. Un relato que por fin hemos podido ver adaptado a la televisión por el propio escritor, años después de la película del mismo título.1

La historia arranca con el clan de los Savastano, a los que una serie de sucesos sume en una crisis y en una lucha por el poder que provocará el derramamiento de sangre. Los que entrarán en esta batalla de lleno serán el hijo de Pietro Savastano, Gennaro; Ciro, uno de los hombres más cercanos al “padrino” y amigo de Gennaro; y Salvatore Conte, un capo joven que quiere ser el más poderoso de Nápoles.

5Todos ellos desconocen el concepto manido del “honor” que tanto venden los camorristas y sus hermanos criminales. Son despiadados y no dudan en traicionar al que les moleste. O a usar inocentes para lograr sus objetivos. El maquiavelismo más cruel que puede existir es su forma de vida. Y así nos lo muestran. Porque la Cosa Nostra y sus hermanos son lo que vemos en Gomorra Goodfellas, no en El Padrino.3

El caso de Gomorra es peculiar. En su perfección, las tramas, personajes y localizaciones no pueden parecer más ficticias. Cuesta creer que todo lo que nos cuenta exista. Lo malo es cuando descubres que puede ser la realidad de barrios como Secondigliano, la zona que controla la Camorra en Nápoles. El día a día vergonzoso de los que han nacido entre la violencia y las hieles de la corrupción y el asesinato. Un lugar donde desde pequeño te enseñan que ser un criminal está bien y en el que no existe otro futuro que acabar trabajando para los capos. Eso, o largarse de allí sin dejar enemigos. Si te dan permiso.

2Lo que la rodea también contribuye a que su atmósfera sea tan agobiante como emotiva. La banda sonora de Mokadelic y el momento en el que suenan ciertos temas (esos tres minutos del final con esto de fondo provocan que no se te olvide nada) elevan la calidad de Gomorra. También los extras y el vestuario. Conocer el ambiente napolitano es fácil con Roberto Saviano detrás de la serie. Ejecutarlo es difícil, y los responsables lo han logrado.

Cuando veía los primeros capítulos creía que acabaría en su primera temporada. A pesar de que habría sido perfecta con solo 12 capítulos, el final del último episodio apunta a que lo que veremos en 2015 puede ser glorioso. Hay muchas cuentas que saldar. Y la venganza ha pasado a un segundo plano: ahora se trata de sobrevivir.4

Gomorra es una serie excelente que demuestra lo bien que se pueden hacer las cosas en la ficción europea. Al menos en aquellos países que se atreven con contenidos que no han de ser obligatoriamente para todos los públicos, como Reino Unido, Francia, Suecia, Alemania o Dinamarca. Todo lo contrario que en España, vamos.

 

Para saber más de la Cosa Nostra, os recomiendo Crónicas de la Mafia (Libros del KO), del periodista Íñigo Domínguez

La campaña de Antena 3 contra las descargas: ¿acierto o equivocación?

El grupo audiovisual de Antena 3 está contra las descargas de Internet. Este axioma no sería noticioso de no ser por la nueva campaña publicitaria que ha lanzado Atresmedia en todos sus canales (entre ellos laSexta), con el mensaje de “nada es gratis, siempre hay alguien lo paga” y con el eslogan “Crea Cultura“. El spot no tiene desperdicio.

Más vídeos en Antena3

 

Cada uno tendrá su opinión al respecto. La mía es más que evidente: el anuncio me parece tramposo y viejuno. Lo que se extrae del mismo, aunque no tengo la certeza de que sea la intención última, es que los que descargamos contenidos para nuestro uso personal, sin ningún objetivo de lucrarnos, estamos mandando al paro a miles de personas.Sherlock4

La defensa de la propiedad intelectual es un derecho que tiene cualquiera que haya creado algo. El problema es cuando se utilizan los mismos argumentos de hace casi 10 años, y que recuerdan a los de la etapa más oscura de la SGAE. Creo sinceramente que Antena 3 se equivoca, y que erra el tiro de una manera alarmante. El usuario de internet puede actuar de mejor o peor manera, pero culparle si no ha subido esos contenidos que pertenecen a otra persona es para reprochárselo a la cadena de Planeta y a todo su grupo.

Está claro a quiénes se les puede achacar esas acciones: primero al que se apropia de esos contenidos y los sube sin permiso, y segundo al que permite que en sus redes se alojen esas series, películas o canciones (todos sabemos de quiénes estoy hablando). Por ahí apostaría en una campaña para convencer sobre que hay productos a nuestro alcance en internet que cuestan mucho dinero y por lo que nosotros no pagamos.

Tiempo3Aunque eso sí: alternativas para ver todo lo que queremos no existen por ahora. Esto es tan cierto como que Antena 3 tiene una plataforma donde sube todos sus contenidos propios de forma gratuita: Atresplayer. Por eso no entiendo por qué se mete en este berenjenal.

Como no soy un experto en el tema y considero que es un tema muy amplio donde caben todos los matices posibles, he pedido ayuda a colegas y amigos que tienen una opinión mucho más formada y profesional que la mía. ¿Tiene razón Atresmedia? ¿O se ha equivocado?

Ellos son Marilín Gonzalo, jefa de producto de eldiario.es; Antonio Delgado, periodista experto en tecnología; Borja Adsuara, profesor y exdirector de red.es; y Daniel González Aparicio, periodista de 20minutos. En cuanto a la versión de Atresmedia, el grupo me ha remitido a su campaña para resolver mis dudas. Su postura es bastante clara. Os la vuelvo a enlazar.Walking3

Lo primero que les he preguntado es si la primera fase del anuncio de la campaña de Antena 3 es cierta. Es decir, si “cada vez que alguien descarga contenidos sin pagar o sin permiso de sus creadores colabora en la desaparición de muchos puestos de trabajo”. Antonio Delgado es categórico al respecto:

No, sobra el o. De hecho, en la propia web de Atresmedia tienes accesos a contenidos sin pagar.

Para Marilín Gonzalo, la cadena miente al apostar por dicha frase:

Es falso y es echar culpas sobre quien no las tiene. La forma de consumir cultura ha cambiado desde que existe internet y la economía digital no hace más que crecer, en países que la promueven, claro. Las empresas buscan nuevas formas de ofrecer a sus usuarios lo que piden, crecen y las que no, culpan a la piratería. Tú no eres responsable de que su modelo de negocio sea obsoleto. Culpar a tus posibles clientes de que no compran tu producto, además de equivocado, es patético.

Downton1Borja Adsuara pone el acento en la importancia del permiso del autor del contenido en este caso:

No es correcto, porque se pueden descargar contenidos sin pagar, pero CON permiso de los creadores o de los titulares de los derechos. Pero, en el caso de que se haga SIN autorización, estoy de acuerdo en que “se colabora” a la desaparición de muchos puestos de trabajo, aunque no es la principal causa.

Por último, Daniel González es de la idea de que las descargas pueden influir, pero no de una forma determinante:

El éxito de Windows se debe en buena parte al software pirateado, Sony se hizo líder de la industria del videojuegos gracias a que PlayStation se podía piratear muy fácilmente… Hay ocasiones en las que las descargas ayudan incluso a la promoción (incluso el CEO de Time Warner llegó a tomarse como un halago que Juego de Tronos fuera la serie más pirateada). Con esto no quiero decir que las descargas sean positivas para la cultura, pero tampoco son el demonio.

Sobre si el eslogan (“nada es gratis: siempre hay alguien que lo paga”) se corresponde con la realidad, Gonzalo lo niega:

Sí, pero algunas cosas son difíciles de medir y por eso no se tienen en cuenta. ¿Cuánto costaría para un artista hacerse conocer sin internet? ¿Cómo pondrías un precio a una comunidad que comparte tu obra y hace que tu nombre dé la vuelta al mundo? Nada es gratis, pero hay algunos costes que se han reducido drásticamente, y no puedes seguir cobrando lo mismo por lo mismo.

Adsuara apoya la misma tesis:

No es verdad. Puede estar en dominio público, o lo puede regalar el autor (licencias creative commons), o pagar un tercero, con anuncios o patrocinios (como la TV en abierto, Antena3, en la que se emite este spot) y ser gratis para los usuarios.

Dani González apunta un dato interesante sobre la cuestión, en relación con lo que habría hecho el usuario de no descargarlo:

Nadie se ha tomado la molestia de hacer un estudio sobre el impacto de la piratería en la cultura. El 90% de los informes al respecto parten de la premisa errónea de que una persona que se ha descargado una película de Internet, de no haberlo hecho, habría ido al cine a verla o se la habría comprado. Lo más probable es que no hubiese pagado por ello en ninguna otra circunstancia.

Big3Delgado, por su parte, rechaza por completo lo de “nada es gratis”:

Curiosamente yo veo Antena 3 sin pagar. ¿Cuál es el problema de ese modelo? ¿Están en contra de la televisión en abierto?

El término “pirata” no aparece en la campaña de Atresmedia, que se ha cuidado mucho de utilizar un lenguaje respetuoso y nada polémico. Pero su spot trae a la mente inevitablemente a la cabeza la “piratería” y el ‘gentilicio’ que corresponde a la misma. Pero, ¿se puede llamar “pirata” alguien que descarga contenidos de internet? ¿Es ilegal hacerlo? Responde el abogado Borja Adsuara:

La “piratería” es un delito, incluida en el Código Penal y sólo es “pirata” la copia con ánimo de lucro. Lo cual no quiere decir que siempre sea legal descargar. Pero una cosa es el (usuario) que descarga contenidos de internet y otra, el pirata que se lucra de dichas descargas.Como6

Dani González también recuerda la legislación sobre el tema:

Los términos “pirata” y “piratería” sirven para definir a los que descargan contenidos por vías no oficiales. En España, descargar contenidos no es ilegal. Desde que comenzó a gestarse la ley Sinde y hasta la actual regulación de la protección de la propiedad intelectual, los torpes Gobiernos del PSOE y el PP han sido inteligentes en una cosa: no tiene sentido criminalizar a los usuarios. Son las páginas de descargas y streaming (como Series Yonkis) las que tienen que preocuparse por una ley que en realidad no parece que haya empezado a funcionar.

Antonio Delgado incide en quién es el culpable según la ley:

El acto de comunicación pública, la infracción, la comete el que sube el contenido, no el que se lo baja.

Una postura en la que incide Marilín Gonzalo:Conteith2

En España no es ilegal descargar contenidos culturales para disfrute personal y sin fines de lucro. Lo que es ilegal es obtener beneficios de contenidos de los que no tienes derechos de propiedad intelectual.

Las opiniones sobre este apuesta de Atresmedia han vuelto a recordarnos a la que se suele señalar como la culpable de todo: la industria audiovisual. ¿Realmente sufre tanto con las descargas? ¿O sigue siendo culpa suya? Dani González cree lo siguiente:

Quizá sí, las descargas pueden llegar a ser un problema si se convierten en la única forma de acceso a la cultura por parte de los usuarios. Por fortuna, creo que aún no hemos llegado a ese punto (en la música quizá sí es más claro el efecto negativo).

Antonio Delgado alerta de que lo peor que podría pasarle a las compañías es que no tuviesen demanda ni por la vía de la descarga:Effy

Ojalá el gran problema de la industria cultural española fueran las descargas, porque eso significaría que hay demanda. Lo peor que le pueden pasar a algunos creadores y empresas culturales es que sus productos los consumidores y usuarios no lo quieran ni gratis. Ya está pasando y pueden mirar de refilón el caso U2.

Marilín Gonzalo cree que aún hay mucho que avanzar en la oferta al público:

Deberían estar felices de que les descarguen. Lamentablemente lo más descargado en las listas de torrents nunca son productos españoles. El problema hay que resolverlo dando un mejor producto y con más facilidades para los usuarios. Si la audiencia se multiplica y los costes de producción bajan, quizás ya se pueda llegar a ofrecer un mejor precio, por ejemplo.

Borja Adsuara incide en esto último, al considerarlo el gran problema:

Indudablemente las descargas “descontroladas” son un gran problema para la industria cultural, pero no es el más grave. En todo caso, es un síntoma del verdadero problema: la ausencia de modelos (generalizados) de negocio, de gestión y de cobro de contenidos y derechos.

Para acabar el debate, he preguntado a los invitados sobre lo que considero es la mayor equivocación de Antena 3: no centrarse en los que suben el contenido, cargando contra los que descargan. ¿Por qué siempre es así? Delgado ve una intención subrepticia de la cadena y su grupo en el lanzamiento de la campaña:1

Con la legislación actual ya se castiga las infracciones de copyright. Por tanto, lo que se persigue con este tipo de campañas es adoctrinar a menores y cambiar la percepción social para convertir a las descargas en un problema, cuando lo que hay que fomentar es que alguien te lea o te escuche. Fomentar las descargas.

Gonzalo es de la misma opinión, y es mucho más directa:

Son los mismos que llaman piratas a los que descargan música. Debe ser complicado entender internet cuando vienes de otro siglo.

Adsuara insiste en quién es el ‘malo’:

El problema no es tanto el que se baja contenidos, sino el que los sube a internet sin tener los derechos para realizar ese acto de comunicación pública o puesta a disposición. La “subida” a internet de un contenido sin autorización del titular es más grave que la “bajada”.Velvet

Por último, Dani González recuerda que, por mucho que se hable, la ley solo castiga a uno:

Es lo más polémico y lo que da más pie a señalar culpables, pero en realidad, a nivel legal, a los que se persigue es a los que suben contenidos de forma masiva y no a los que los bajan (al menos hasta ahora).

Y vosotros, ¿qué opináis?

 

Más artículos sobre este tema

Borja Adsuara: ‘¿Creas cultura o destruyes empleo?

Chica de la tele: ‘Disgustada y señalada’

Jorge Segado: ‘Crea cultura, que me muero’

Borja Terán: ‘Las claves del impopular debate que nadie se atrevía a abrir

¿Son malas las series españolas?

La situación de la ficción nacional es más que preocupante. No es normal que en dos meses que llevamos de 2014 todas las que se hayan estrenado tengan una retahíla de carencias que les restan toda la calidad, con la consecuente dificultad para soportarlas. Además de su duración interminable, con episodios que en muchos casos superan la hora y media en temporadas de trece capítulos.

1 Han sido cuatro los grandes estrenos en este inicio de año: Bienvenidos al Lolita, El Príncipe, B&B Velvet (El Corazón del Océano no se merece ni estar en esta lista). Una ya ha sido retirada de la parrilla, otra va por el mismo camino, y el resto están contando con un gran respaldo por parte de la audiencia. Eso no significa nada, que ya sabemos que en este país nos gusta la telebasura al máximo y regalamos share a Sálvame y otros programas del estilo. Desde mi punto de vista, que entiendo la ficción como un entretenimiento que te debe sugerir algo, ya sea alegría, empatía o angustia, en España eso no se consigue. Y quizá ni se busque.
Cuando pongo a parir a una serie nacional me dicen siempre que es una cuestión personal, de gustos, y que debería defender más a nuestra ficción por el simple hecho de estar hecha aquí. Bueno, lo siento, pero soy poco chauvinista (eso para empezar). Segundo, sí, los gustos son subjetivos; pero la calidad no (esto lo aprendí gracias a un lector), y hay algunas series que no me han gustado pero que están muy bien hechas, y si no reconociese su calidad sería imbécil. Lo mismo con las de aquí: no me suelen gustar el 90%, pero si estuviesen bien hechas o las interpretaciones de los actores fueran buenas, lo diría.

Cor4No me vale la excusa de que en España todas las series tienen que ser “para toda la familia”, porque si se hacen especializadas “no se verían” al no poder verlas “todos juntos a la hora de la cena”. Menuda hipocresía. Eso lo debió decir algún día un directivo de Globomedia, y por eso se empeñan en hacer las mismas bobadas siempre. Sea quien sea el que lo dijese, su discurso caló y muchos se lo creyeron. Pero Internet lo refuta por completo; Breaking Bad Juego de Tronos no son para toda la familia. Ni The Walking DeadY miles de españoles las siguen. Incluso los que tienen familia.

Pero es que eso no pasa: ni los actores, ni el montaje, ni las tramas, ni los escenarios… Estas cuatro características, por mencionar unas pocas, suelen ser en las que más fallan los que hacen series en España. No puede ser que con la cantidad de intérpretes que tenemos, un gran porcentaje de ellos en el paro, se coja a los de siempre por su fama y no por su buen hacer ante la cámara. Tampoco debería admitirse que las escenas se atropellen entre sí y no tengan ningún nexo, o que la historia sea predecible y de poca enjundia. Ni que se noten los cromas.

Y por supuesto, habría que darle una vuelta a la duración de los episodios. No es normal sobrepasar los 90 minutos. Aquí nos han engañado y nos han mal acostumbrado, y con esa duración es fácil perderse. Aparte de que muchas escenas son superfluas. El año pasado tampoco fue excesivamente bueno. Tuvimos una que se salió de la norma habitual de mediocridad, que fue El Tiempo entre Costuras. No recuerdo ninguna más. Y sin embargo, seguiré escribiendo de ficción española, porque muchos de los que me leéis las seguís.5

Dado que mi postura está más que clara, he vuelto a pedir a amigos y profesionales que me contasen si a su parecer las series españolas son malas, o si en esa burra estamos solo unos pocos. El primero de ellos es Alberto Rey, del blog Asesino en serie de El Mundo, que me inspiró para este post tras uno muy interesante que escribió en el que anunciaba que hablaría cada vez menos de series españolas. ¿Son malas a su juicio? Esta es su respuesta:

Como Jessica Rabbit, las series españolas no son malas, las dibujaron así. Allá por los noventa, con la llegada de la televisión privada a nuestro país y de la obsesión por el share, se generó y popularizó un modelo de serie en España que perdura hasta hoy. Y lo que te rondaré morena. A mí las series españolas pueden parecerme largas, ñoñas, repetitivas y técnicamente mediocres, pero el mercado manda y se las lleva tragando desde hace veinte años. Y la televisión, antes que un arte, es un negocio. Un millón de espectadores valen más que un crítico de televisión. Es lo justo. El consumo de ficción televisiva española es altísimo. El sector quizá no esté pasando por su mejor momento, pero no será por falta de demanda. El espectador (y más el espectador medio, la famosa “señora de Cuenca”) quiere series españolas. De hecho, quiere ESAS series españolas. Y nuestras cadenas se las dan encantadas. Que lo hagan a costa de la calidad, la evolución o el compromiso con algo más allá del vil metal… ésa es otra historia. Que las televisiones públicas entren en ese mismo juego, también. A mí sí me parece que series españolas son malas. Por eso no las veo. Ojo con estas dos últimas frases, porque son más importantes de lo que parecen.

También he solicitado a mi compañero Isra Álvarez, en su condición de observador catódico de 20minutos, su opinión al respecto:

Ve3

Las series españolas no son malas, son como pueden ser. En España, con solo 47 millones de habitantes (de los que menos de la mitad ven la tele cada noche en prime time) y una cultura seriéfila bastante restringida, las cadenas no pueden permitirse el lujo de hacer series para minorías: no son rentables y por lo general no se hace tele para perder dinero. Así, la industria española se centra en crear ficciones con todos los ingredientes que saben que engancharán a la gente y a cuantos más tipos de gente mejor. Ingredientes que desvirtúan cualquier historia o intento de hacer algo que merezca la pena. En España se han hecho muy buenas series, pero casi nadie las recuerda, porque casi nadie las vio.

Una amiga de este blog, Mar Guerrero (Series a la parrilla), que además es estudiante de doctorado en la Universidad Pompeu Fabra con una tesis sobre narrativa transmedia y fan fictionpone el foco en otro aspecto del tema que nos ocupa. Esto es un fragmento de su texto, que podéis leer al completo aquí:

Contamos con una configuración demencial de los bloques publicitarios que afecta a la duración y ritmo de los capítulos, y por otro, existe una reticencia en los productores y cadenas a entender al espectador español como alguien capaz de apreciar otros tipo de series más allá del modelo Globomedia de “vamos a hacer que salga hasta el perro de la familia en pantalla”. Tampoco debemos olvidar que todo esto no hace más que alimentar esquemas mentales en donde la ficción televisiva es percibida como algo por debajo de la ficción cinematográfica, o un mero trampolín, sobre todo, por parte de los actores y sus mentores. Es sintomático que nuestra televisión no alumbre más jóvenes talentos que sean solventes frente a las cámaras.

Miriam Lagoa, de En Terra de Series, abunda en la famosa “señora de Cuenca”:b33

A las series españolas actuales les obligan a ser regulares, en el mejor de los casos. Hay talento y hay buenas ideas en busca de una oportunidad pero mientras las cadenas de televisión se empeñen en hacer series que gusten a toda la familia, incluida la señora de Cuenca, con fórmulas saturadas de tópicos y que tengan que estirar por obligación los capítulos por encima de los 70 minutos, la ficción española seguirá llegando con 20 años de retraso. 

Y por último, el amigo periodista de 20minutos y escritor David Yagüe (que acaba de sacar novela, por cierto), lamenta la situación de la ficción patria:

Como en botica, en las series españolas hay de todo. Sin embargo, la ficción televisiva española es ‘mala’, en gran parte porque quiere: cualquier buena idea, cuente con medios y buenos actores, acaba convertida, por norma general, en un contenedor para todos los públicos que hace imposible mantener un tono, una coherencia y una cierta profundidad. Es una pena, porque potencial hay y no sé si el problema está en las cadenas, en el público o en las productoras.

¿Qué opináis vosotros? El debate queda abierto.