Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘George RR Martin’

Juego de Tronos: el año del hype

4La dimensión que ha adquirido Juego de Tronos desde que se emite es indiscutible. Tanto que suele marcar la agenda personal de todos los que la vemos. Desde el “no digáis nada” en la oficina del trabajo, quedarse en casa la mañana del lunes para ver el episodio o hasta no entrar en Internet para no comerse spoilers hasta que ya sabes qué ha pasado en el capítulo de la semana. Aunque en esto último solemos ser muy poco hábiles. La culpa de todo, cómo no, la tiene el hype. Eso que no hay que creerse pero que nos atrapa irremediablemente. Y esta serie es la que mejor sabe despertarlo.

Las últimas semanas han sido las de más nervios para los seguidores de la serie. Tanto que todo lo anterior se exageraba y hasta querías que estuviese prohibido hablar del tema hasta saber lo ocurrido en el capítulo. Es la dictadura de los lunes, como he leído alguna vez, y cuya policía política son las webs de tele estadounidenses y portales como Tumblr. Porque son esas mismas las que te pueden reprimir con 200 spoilers en solo un minuto. 5

Pero, ¿por qué tanto nerviosismo con los últimos episodios? Pues porque cada final de capítulo ha sido de infarto. No recuerdo haber tenido antes tantas ganas de ver Juego de Tronos cada semana como este año. Los cinco últimos de los 10 emitidos en 2015 han sido un golpe directo al corazón. Lo que ocurría en algunas escenas era tan emocionante o dramático que era imposible no experimentar sensaciones de todo tipo.

1No quiero comentar mucho sobre lo ocurrido porque paso de caer en ser otro de esos medios que revientan una serie tan simbólica en ese aspecto. Pero sí he leído en otros sitios que ha sido la temporada más mala de lo que llevamos. ¿En serio? He debido ver otra. También se habla de que ha habido tramas que no han acabado de arrancar. Pues eso tampoco me parece mal.

La quinta entrega de la serie de HBO y Canal + nos ha permitido ver debilidad en personajes como Cersei; más apuros para Jon Snow o Daenerys; evolución y madurez en Arya o Sansa; redención en Theon o Jorah; además de la reinvención de Tyrion. Además, la mayoría de tramas han quedado abiertas. Hay cliffhangers de un año para otro. Incluso en el capítulo final, que solía ser una simple transición a la siguiente temporada. Incluso se ha hablado de que los capítulos 8 y 9 (sobre todo el primero) han sido los mejores de la historia de la serie. No veo el ‘gatillazo’.3

Al hype también ha contribuido que, por primera vez, haber leído los libros no te garantizaba saber todo lo que iba a pasar. La adaptación pura y dura de Canción de hielo y fuego ha dado paso a una reinvención que que puede gustar más o menos. Y es que no está el tema como para seguirle la pista a George R.R. Martin, que hasta se ha cansado de que le insistan y ha pedido que le dejen escribir en paz. Que a veces los fanboys son muy pesados.

2El próximo año deberíamos saber cuántas temporadas le restarán a la serie para terminar. Dudo mucho que lo haga a la vez que los libros de Martin, ya que necesitaría como poco 13 temporadas. Quizá llegue con suerte a la décima. Demanda de alargarla hay, y material también. David Benioff y D.B. Weiss ya saben cómo acaba la historia y han demostrado que pueden moldearla como quieran, que seguramente les saldrá bien. Sobre todo si nos hacen sufrir. Porque es imposible no pasarlo mal con Juego de Tronos. Aunque sea el mejor rato de la semana.

El lío de la violación de Juego de Tronos

Esta entrada contiene SPOILERS

Este quizá sea uno de esos post que, sin buscarlo, se conviertan en polémicos por la temática que trata. Por esta razón, los “testimonios” (en realidad he preguntado a algunos amigos) que voy a emplear para el mismo serán anónimos. Algunas cuestiones exacerban irremediablemente a personas de un signo u otro, y no quiero que nadie tenga que aguantar insultos o similares por opiniones totalmente respetables y legítimas. Y ya sé que no todos los argumentos son así, pero éstos sí.

En Juego de Tronos se han inventado una violación que no aparece en los libros. La jarana (en su segunda acepción) que se ha montado esta semana tras el tercer episodio de la cuarta temporada de la serie de HBO responde a que Jaime Lannister ha violado a su hermana y amante, Cersei. Algo que ha despertado la indignación de un gran número de espectadores. Este mosqueo es mayor entre las mujeres, como es obvio, ya que nunca gusta que se muestre una escena así. Aunque ésta no llegue a los dos minutos.j1

Pero, ¿está justificada una violación que no aparece en Tormenta de Espadas, el tomo en el que está basada esta cuarta temporada? Porque sí hay una escena de sexo entre Cersei y Jaime en uno de los capítulos del libro, con la diferencia perentoria de que ella sí quería tener una relación con él. Antes de las conclusiones, recapitulemos lo dicho en estos días.

La primera gran crítica negativa a la escena la hizo Sonia Saraiya en The A.V., en un artículo titulado Rape of Thrones. Saraiya se pregunta el porqué de la inclusión de algo que ni aparece en la obra original de George RR Martin, y recuerda que ésto ya pasó en la primera temporada, cuando ofrecieron la violación de Khal Drogo a Daenerys. Un pasaje que no es tal en los libros, dado que ella acepta consumar su matrimonio con el dothraki para convertirse en su khaleesi. Así, la autora no entiende qué puede justificar esta violación y alerta de que los responsables de la serie, Davie Beniof y D.B. Weiss, están cayendo en lo gratuito y en la explotación del cuerpo de la mujer.

j5El argumento de Saraiya es válido, aunque también es cierto que si hay una serie que se caracterice por lo gratuito es Juego de Tronos. Todo porque bajo el manto de la fantasía y la edad media, una época donde todo indica que las mujeres eran meros objetos y las primeras víctimas en cualquier guerra por el impacto que causaba en el enemigo la violación. La autora abunda en que son necesarios los cambios en la serie con respecto a los libros, pero que no está claro que lo sea añadir situaciones que pueden resultar tan banales y desafortunadas.

Las tesis del llamado Rape of Thrones las comparte ampliamente la crítica de Huffpost TVMaureen Ryan. Pero ella va mucho más allá, y rechaza por completo las palabras del director del episodio, Alex Graves, que sugirió en una entrevista que todo comienza como una violación “pero acaba siendo consentido“. Esta sensación de la escena ha sido ampliamente compartida por los que la han visto, ya que Cersei dice “no” al principio, pero luego se ve superada y no se vuelve a quejar. Partiendo de que no hay que confundir ficción con realidad, algo que empieza como una violación es eso; nunca va a ser de mutuo acuerdo en ningún momento, así que la excusa de Graves es vergonzosa. Pero que te sugiera eso puede ser hasta normal, ya que se trata de una pareja con mucha historia detrás.j3

Siguiendo con el artículo de Ryan, ésta expone que las violaciones en la ficción en algunos casos han tenido un efecto efervescente en las tramas de la misma. Así, recuerda que en Mad MenSons of Anarchy Scandal (incluso The Shield), los asaltos sexuales han potenciado la ficción, hasta ofrecer nuevas visiones y transformaciones de ciertos personajes. Y es que todas ellas estaban justificadas, encajaban perfectamente en el argumento y luego tenían consecuencias en el futuro. Está por ver si en Juego de Tronos ocurre lo mismo.

Solo he visto un artículo que defendía sin ambages la escena, aunque sin dar ni un solo argumento. Sí, en un medio español. Ni lo enlazo, porque es lamentable y no tiene nada que ofrecer salvo el “lo defiendo porque me siento más guay haciéndolo”. Ay, el postureo.

j4Por otro lado, los numerosos artículos que se han dedicado a analizar lo ocurrido varían en su planteamiento. Unos dicen que esto ha sidobuscar el shock por el shock, mientras que otros apuestan a que esto ha pasado para que Jaime volviese a caernos mal tras dos temporadas en las que hemos empatizado con él por haberlo pasado mal.

Este último también incide en una idea muy interesante: en que es injusto acusar a esta serie (y a los libros) de misógina y machista. Y tiene toda la razón del mundo, ya que es una de las historias donde las mujeres son más independientes, se imponen a los hombres y desempeñan roles que representan la igualdad con los hombres. Algo que comparte uno de los amigos a los que he consultado, y del que como ya dije antes no revelaré su nombre:

Que una serie de ambientación medieval muestre un mundo misógnino y de dominación masculina no me extraña. Aún así, el universo de George RR Martin no es misógino para nada: está lleno de mujeres fuertes que se rebelan contra un mundo de hombres. Pero la violación quizá sí que me parece gratuita porque Jamie, en la novela, está en un proceso de cambio hacia un camino personal que le alejaría de una actuación así. Tampoco me imagino a Cersei violada por su hermano, ya que ella vendería muy caro someterse a ese crimen.

Al anterior, que era un chico, se suma una chica que rechaza las críticas más furibundas contra la serie. Ella recuerda la inexistente polémica con la violación a Daenerys:

Drogo

Si aquella no hizo que se elevara el grito al cielo, cuando ya se ha visto que podía haberse conservado lo del libro, por qué ahora sí cuando no sabemos aún si lo que ha ocurrido está justificado. Con Daenerys tenía menos sentido. También es verdad que Cersei no encaja con el perfil de “me han violado mientras protestaba”. Es más de defenderse y arrearle con un candelabro del septón, e intentar zafarse.

También he recopilado opiniones en contra de la escena, que inciden en lo que consideran la raíz del problema: que se hace ficción en base a los gustos de los hombres heterosexuales. Una amiga dice esto:

En los últimos años ha habido muchas series que incluyen montones de escenas de sexo explícito y que de alguna forma eso parece moderno o ‘cool’. Pero tengo la sensación de que la mayor parte (por no decir todo) de ese sexo está construida desde una mirada masculina muy determinada. Es decir, es el sexo que se espera que le guste ver a un hombre heterosexual. Incluso las escenas de sexo lésbico, que parecen diseñadas para retroalimentar el típico mito sexual de que a los tíos les pone ver a dos tías enrollarse que para mostrar otras formas de acercarse a las relaciones y el sexo. Es todo muy ‘coitocéntrico’, todo es meter y sacar.

j2Siguiendo la estela de la anterior opinión, un chico que ha visto y leído todo sobre el universo Juego de Tronos rechaza la escena de esta manera:

Son las típicas escenas de porno con un perfil muy de público masculino que se meten en una serie. El guión ha borrado cosas importantes de los libros y, sin embargo, este tipo de escenas que no afectan a la trama se potencian”.

Dicho todo lo anterior, uno de los mayores damnificados ha salido a pedir disculpas: George RR Martin. El escritor se ha limitado a lamentar que esos dos minutos hayan perturbado a alguien. El resto no resulta muy convincente, la verdad.

Mi opinión: no me escandaliza, es una escena corta, y nada fuerte. No es la violación de Mónica Bellucci en Irreversible. Pero sí me parece bastante gratuita y dudo que pueda aportar algo a las tramas o que vaya a dar un vuelco a toda la serie. Al fin y al cabo hablamos de dos secundarios que ahora mismo no tienen mucho que decir en el desarrollo de lo que ocurre. Al menos por ahora.

Con este post me han recordado algo muy importante: no todo es blanco o negro. Los matices son imprescindibles. Por eso estoy de acuerdo en algunos aspectos de lo que aducen los citados anteriormente y en otros no.

Juego de Tronos o la ruptura de las barreras de lo friki

Desde hace unos años existe un conjunto de productos muy específicos que están dirigidos a un público friki. Más allá de los tópicos eternos, algunos absurdos e insultantes, sí es cierto que la oferta friki es reconocible y amplia: las cartas Magic, los juegos de rol, el universo Warhammer, algunos videojuegos como Starcraft, Warcraft o Diablo, determinadas películas, y varias sagas de libros. Que te gustase eso provocaba las burlas de otros que se creían mejores que tú. Había de todo, ojo, que Conan O’Brien se metía con este colectivo de una manera desternillante.GOT3

Hasta hace nada, dentro de esa selección a la que solía acceder de forma exclusiva un público friki (lo siento, no hay sinónimos para este término, o al menos a mí no se me ocurren) estaba Canción de Hielo y Fuego, la saga de fantasía de George RR Martin. David Benioff, D.B. Weiss y la HBO supieron ver el potencial de esos tomos largos y detallados, en los que aparecían personajes imposibles y se daban situaciones cercanas la realidad, como las traiciones. Todo de una manera más cruda y explícita, sin censura de ningún tipo y eludiendo cualquier atisbo de contención en lo que ocurría. Y así nació Juego de Tronos

Got5Tras su debut televisivo en 2011, las historias de George RR Martin pasaron a ser de ‘dominio público’. Ya no eran para frikis. Su público, tras una sola temporada, había aumentado de manera exponencial. Se convirtió en un fenómeno de dimensiones incalculables. Gente que ni por asomo se plantearía ver algo de este género de repente cayó entre las redes de Poniente. E incluso muchos que habían rechazado El señor de los anillos, de repente quedaron atrapados en ese huracán al que daban fuerza los Stark, Lannister, Tully, los dothraki, los salvajes o el Muro.

Juego de Tronos regresó el domingo a la HBO y a Canal + el lunes con su cuarta temporada, basada en la segunda parte de Tormenta de Espadas, el tercer libro de Canción de Hielo y Fuego. Y lo hizo con un capítulo magnífico. Truculento, violento, cargado de sexo y sangre. Pero, sobre todo, fue un episodio divertido y entretenido. Con su fondo de relato severo, en el que se dan situaciones muy serias y nada agradables, consigue transmitir buen rollo y regocijo en el espectador. Ni qué decir tiene que eso es complicadísimo.got4

Una de las muchas virtudes de la creación de RR Martin es facilitar que no se eche de menos a nadie. La serie ha sabido plasmarlo a la perfección en la televisión, gracias a las grandes interpretaciones de los actores que se encargan de los personajes que se van incorporando a las tramas, además del peso medido y justo que se les da en el guión y el desarrollo de las tramas.

Entre los que van a dar mucho qué hablar está el príncipe Oberyn Martell (Pedro Pascal), la víbora de Dorne, con el que muchos se quedaron impresionados en este primer episodio de temporada. El chico es valiente, chulo y temerario. Y encima, tiene sed de venganza contra los Lannister. Por eso mola. Su amante, Ellaria Arena, tampoco se queda atrás. Mejor dicho: todo papel que haga la maravillosa Indira Varma será digno de ver.

Got1

A todo esto hay que sumarle los que siguen. La khaleesi (Emilia Clarke) sigue estupenda y sus planes por conquistar el mundo no parece que se los vaya a tirar nadie. Aunque le toque lidiar con unos dragones en la edad del pavo. Sansa Stark se mantiene igual de triste, lo que indica lo buena actriz que es Sophie Turner (que hasta canta bien). Arya (Maisie Williams) anda dando vueltas con el Perro (Rory McCann), mientras que Tyrion (Peter Dinklage) intenta escapar a las miradas nada amistosas de Lord Tywin (Charles Dance) y el niñato del rey Joffrey (Jack Gleeson). Las historias personales de cada uno de los personajes, hasta de los que no menciono, conforman una temporada que puede que supere a la tercera. Hasta en brutalidad. En serio. Y si no conocéis la historia a través de los libros, id sacando los pañuelos y tened cerca los desfibriladores.

No sabéis la que os espera. Me enternece veros (o leeros), tan inocentes, a los que no habéis leído los libros y no tenéis ni idea de la que se avecina. Ojalá pudiese presenciar cómo vuestras caras se desencajan con unos cuantos sucesos, luctuosos o no, de esta temporada. Y es que si la boda roja os pareció heavy, je, preparaos para los próximos capítulos. El que avisa no es un Frey.

Go7

Teniendo en cuenta todo lo anterior, a mí me sigue pareciendo alucinante lo que es capaz de arrastrar esta serie. La expectación que genera no la hemos conocido hasta ahora. Así se explica que sea capaz de reventar los récords de audiencia y superar con una season premier los datos que hizo el final de Los SopranoEs acojonante que ya alcance estas cotas, vamos.

Trascendiendo al fenómeno televisivo, lo que hay que agradecerle a Juego de Tronos es que haya permitido a mucha gente explorar campos que ignoraba. El ejemplo más claro es el de miles de personas que jamás leían y que se han enganchado a los libros de Canción de Hielo y Fuego. O el de aquellos que no tragaban con la fantasía, que decían que esa temática era de flipaos y la acusaban de no ser realista, y que ahora se apuntan a esta locura de dragones, fuego valyrio, muertos vivientes y huargos.

Got8

¿Les convierte eso en frikis? No. Simplemente han abierto su mente. Will Wheaton lo explica mejor que yo. No me quiero ni acordar de lo que me decían cuando fui a los estrenos de las tres películas de El señor de los anillos o después de que me comprara un anillo único que llevaba en un colgante… Menos mal que no sabían que también me leí los libros. Eran otros tiempos.

Por todo esto, Juego de Tronos será la serie que pasará a la historia por romper las barreras de lo friki y fomentar que distintas sensibilidades se interesen por asuntos o productos que antes miraban con recelo o desconocían.

Y para los que solo veáis la serie y no hayáis leído Tormenta de Espadas, insisto: grabaos mientras veis, sobre todo, los últimos tres episodios, y después compartidlo con el resto. Os lo agradeceremos mucho. Esta temporada va a ser MUY salvaje.

“No han doblado Juego de Tronos, ¡malditos!”

Desde hace un tiempo, y con muy buen criterio, las cadenas españolas que tienen los derechos de las series estadounidenses deciden estrenarlas pocos días después de su lanzamiento en EEUU. Esto conlleva que, con muy buen criterio, las emitan en Versión Original Subtitulada el Español (VOSE). Es decir, como las solemos ver muchos, especialmente los que vemos unas cuantas ficciones: en inglés y con subtítulos en castellano. Que las cadenas hagan esta apuesta me parece encomiable, dado que luego además las doblan.

Got1

Pero a Canal + no le ha salido tan bien esta práctica que, insisto, creo acertadísima. Anoche por redes sociales pudimos leer las quejas de varios abonados al canal de pago que pretendían pasar su noche de lunes viendo el primer capítulo de la cuarta temporada de Juego de Tronos. Pero ellos querían verla doblada. Un día después de que se hubiese emitido en Estados Unidos por la HBO.

[ACTUALIZACIÓN: He hablado con Canal +, e insisten: dejaron bien claro que la emisión de ayer sería en VOSE. Más aún, que siempre se ha hecho de esa manera, y que no entienden el revuelo por algo que estaba anunciado por varios sitios, como su web. En cuanto a la comparación con el doblaje de The Walking Dead, recuerdan que ellos siempre han tratado sus series como hicieron ayer, y que para emitirla lo antes posible tenía que ser en VOSE].

Los tuits de los espectadores indignados porque no podían ver la serie doblada proliferaron por la red, y por la coña se convirtió en el tema de la noche. Las burlas, la sorna y la ironía afloró de una manera que provocó descojone general, especialmente en Twitter. La razón es simple: querían ver algo doblado un día después de su emisión en EEUU. Ni con actores de doblaje esclavizados y obligados a trabajar a latigazos habría sido posible disponer del episodio de esta manera. Y sí, seguramente no sabrían que se estrenó el domingo anterior en su cadena original de USA. También Canal + podría haber hecho el esfuerzo de dejar muy claro en su campaña de promoción del estreno de la temporada que emitiría el capítulo de esa manera. Algunas de las quejas, en la siguiente captura.

CapturaTronos

Yo me reí mucho anoche. Pero porque la gente tuviese las narices de pedir un capítulo doblado con menos de 24 horas de diferencia con respecto a su emisión original. Y más aún por los comentarios en clave de humor sobre el tema. Algunas de las razones que aducían los que rechazaban la emisión en VOSE es que “habían pagado” por Canal +, por lo que tenían derecho a verla doblada. Otros eran más directos: “más doblar y menos escribir”. Más quejas:

Capturatronos2

Cada uno es libre sobre sus preferencias. Yo odio, rechazo y detesto el doblaje. También me parece un poco triste que haya gente que por culpa de sus circunstancias personales tenga dependencia del mismo para poder ver una serie. Significa que algo se ha hecho mal en este país con respecto al aprendizaje de idiomas. Pero bueno, las opiniones son libres, como evidencian las de este debate que hubo en el blog.

Got2Pero las quejas de ayer a Canal + por su emisión de Juego de Tronos me parecen injustas y esteriles. Más aún cuando lo primero que ha hecho ha sido pensar en su espectador para ofrecerle cuanto antes la que quizá sea la serie más demandada de la actualidad. Y protestar por que cualquier producto se emita en VOSE no es algo que vaya a compartir. Creo que no es tan difícil seguir el hilo a algo subtitulado. Pero cada uno elige o depende de factores distintos al resto.

Más allá de las bromas, también hubo críticas a la gente por el simple hecho de querer ver el capítulo doblado. Vamos, metiéndose con ellos por preferir esa opción. Tuits y comentarios con un tufo clasista que echaba para atrás. Frases como “la generación mejor preparada” y similares, expresadas con toda la mala intención del mundo, para meterse con la gente que quería doblaje. Casualidad que todos los comentarios de ese tipo viniesen de gente asociada a determinados partidos o de familiares de políticos condenados por robar dinero público. Así, con la pasta de los demás, también me hago rico yo también y me puedo permitir que los míos estudien varios idiomas.

De la serie en sí hablamos mañana, si os parece.

DISCLAIMER

Sois varios los que decís que The Walking Dead se emite un día después doblada al español en Fox. Tres consideraciones: 1. TWD dura 20 minutos menos que Juego de Tronos, y no tiene un elenco de personajes tan amplio. Por tanto, lleva muchísimo más tiempo dicho proceso y hacen falta muchos actores para poder doblarla. 2. El doblaje que sale de un solo día de trabajo es bastante malo. Y sí, no es el caso de TWD, que está doblada mucho antes. Mis disculpas. Pero su doblaje me sigue pareciendo malísimo. 3. Hasta hace nada hubo una huelga de actores de doblaje. Es imposible gestionar un monstruo como Juego de Tronos en tan poco tiempo y más con un conflicto recién terminado.

Me gusta este Juego

Admito que suelo ser uno de esos que se leen un libro conocido antes de que se estrene la peli. Sí, soy de esa especie tan odiosa que, creyendo que es su obligación, debe conocer mejor la historia que el resto antes de verla en una pantalla gigante.

Con las series me ha pasado lo contrario: he leído la historia después de ver la adaptación televisiva. Eso hice con Crematorio, la que fue, es y será la mejor ficción española de la historia, ya que leí el libro de Rafael Chirbes tras pasármelo genial con la adaptación que hicieron los hermanos Sánchez-Cabezudo. Y ahí lo dejo, porque si me pongo a hablar de José Sancho y el papel que hizo…

Volviendo al tema, hice igual con Canción de Hielo y Fuego, los libros de Juego de Tronos. Y hace unos tres meses acabé Tormenta de Espadas, el tercer libro de la saga y cuya primera parte hemos visto en la tercera temporada de la serie, que finalizó el domingo pasado en Estados Unidos. Y que, como era previsible, ha superado a las dos anteriores. O a mí, al menos, me gusta este Juego más que ningún otro.

A esto ha contribuido la consolidación como protagonista absoluta de Daenerys (Emilia Clarke), personaje preferido por todos, y a la que todo el mundo llama ‘madre’. Su presencia eclipsa al resto de una manera que no se veía desde que Messi retiró a Ronaldinho. Algo que, aunque ella disfruta porque cada vez le salen más admiradores, hace sufrir a otros.

Porque todos hemos sido en algún momento de nuestra vida Jorah Mormont. El pagafantas del mar Angosto no soporta la idea de quedarse sin la khaleesi, a la que quiere, ama, venera y desea. Pero todo esto no le sirve de nada, y sigue sin comerse una rosca. Y para rematar, van y se lo ponen más difícil (y ahí me quedo, para no spoilear). A Mormont hay que entenderle: yo tampoco querría que la ‘Madre de dragones’ fuese eso, mi madre. La querría como novia y mamá de mis hijos. Y quién no.

Jorah

Uno al que me gustaría ver en pantalla junto a Daenerys, aunque sea prácticamente imposible por el desarrollo de la historia, es a Ramsay Nieve. El papelón de Iwan Rheon es de los que jamás olvidas por todo lo que transmite sólo con sus ojos. Sólo necesita eso para dejarnos claro que es un psicópata, un sádico y un torturador que mete miedo en el cuerpo, ayudándose además de su sonrisa socarrona. Pero de esto sabe mucho más Theon Greyjoy.

El sufrimiento de Sansa, la odisea de Arya, el ‘choca esos cinco’ de Jaime Lannister, la tirante relación entre Lord Tywin y Tyrion, el amor cruel de Jon Nieve e Ygritte, la valentía de Samwell o las veleidades proxenetas de Margaery Tyrell han sido otros de los aspectos que merecen ser destacados de algunos personajes. Es decir, de los que quedan vivos, que a este paso vamos a acabar como el Congreso de los Diputados en los días previos a un puente: sin presencia humana.

Porque sí, en esta temporada, como en el libro, es en la que más personajes emblemáticos caen en desgracia. George RR Martin lo ha avisado siempre: no quiere ser predecible. Y hasta es capaz de generar una tristeza sin igual o una indignación exagerada, como pasó con la Boda Roja en el episodio 9 de esta temporada, y cuyas reacciones nos alegraron el Youtube recientemente. Y sí, repito: hay gente indignada con lo que ha pasado en una serie de ficción adaptada de un libro basado en un mundo de fantasía que recuerda a la Edad Media. Y hasta han escrito o han grabado vídeos sobre lo mal que les ha sentado una matanza ficticia. ¿Qué narices es eso? Anda que no tenemos donde elegir para indignarnos y preocuparnos. Y nos vamos a lo más trivial.

Para el año que viene queda lo mejor, y para los próximos la cosa parece que solo puede mejorar, ya que David Benioff y D.B. Weiss se están esforzando para que así sea. Y ya os aviso, desde mi experiencia privilegiada de haber leído tres de los libros. ¿Lo habéis pasado mal en esta temporada? Pues preparaos para lo que se avecina. El ‘Rosario de la Aurora’ que tanto mencionaba mi abuela cuando pasaba algo malo es una broma comparado con los capítulos de los años venideros.

Todo ello en medio de rumores de precuelas, parones de la serie, posibles reducciones de personajes, que el rodaje de la serie alcance a los libros ya publicados, o mi preferida de la retahíla: los que se empeñan en matar a RR Martin y están convencidos de que no acabará de escribir la historia. Pero, ¿por qué se va a morir? Sí, está obeso, es sedentario y no se priva de nada… Vale, igual hay razones para pensarlo, pero no tiene que ser así. El hombre sólo tiene 64 años, y hay que ser optimistas. Mientras se encuentre bien y acabe los libros, por mí como si le da al cochinillo en el desayuno, la merienda y la cena. Porque alguien que se inventa platos rarísimos para que se los coman sus personajes de fantasía, a dieta no se va a poner. Y menos aún porque se lo digan en el interné.

Un post dedicado a David Yagüe.