BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de julio, 2014

Tráiler de Gotham, la nueva serie sobre los orígenes de Batman

¿Cómo creció Bruce Wayne tras perder a sus padres? ¿Cuál es la historia de villanos como El pingüino? ¿Qué hicieron en sus años de madurez el mayordomo Alfred o el detective Gordon? A todas estas preguntas responderá a partir de las próxima temporada seriéfila Gothamla nueva serie de Fox creada por Bruno Heller, de la que ya tenemos un primer avance oficial gracias a la Comic Con de San Diego.nuevas-imagenes-de-gotham-la-serie-de-television_9faz

En Gotham se relatarán los años de infancia del multimillonario Wayne, ese que con los años pasará a ser Batman, y de los personajes con los que se relaciona o enfrenta en Gotham City. En sus episodios veremos cómo surge el cuerpo de policía de la ciudad y la evolución de Jim Gordon. Pero también nos mostrarán qué hay detrás y cuáles son los orígenes de villanos como el Joker, Enigma o Catwoman.

Gotham se emitirá previsiblemente desde el 22 de septiembre de este año en Fox. Sus tramas y sus pocos teasers la han encumbrado al podio de las series más esperadas.

Vídeo | Las divertidas tomas falsas de la cuarta temporada de Juego de Tronos

Los actores de Juego de Tronos son perfectos frente a las cámaras. Todos ellos muestran una solvencia indiscutible cuando les toca meterse en la piel de sus personajes. Pero también se equivocan, como cualquier persona. Y cuando lo hacen, reaccionan de la mejor manera posible.

GOT3

La HBO ha revelado en la Comic Con de San Diego las tomas falsas de la cuarta temporada de la serie. Un vídeo divertidísimo en el que podemos ver cómo monstruos de la actuación como Charles Dance o Peter Dinklage meten la gamba, pero sobre todo cuál es su respuesta a las equivocaciones. Y los últimos 40 segundos son de lo mejorcito que se habrá podido ver en un set de grabación. Disfrutadlo.

Conoce a los nuevos personajes de la quinta temporada de Juego de Tronos

Siguiendo con las novedades que nos ofrece la Comic Con de San Diego (insisto: quiero ir), una de las más esperadas era la identidad de los actores que encarnarán a los nuevos personajes que aparecerán en la quinta temporada de Juego de Tronos. La HBO ha desvelado quiénes han tenido la suerte de ser escogidos para incorporarse a la serie más seguida de la actualidad este mismo viernes por la noche. Y no hay grandes sorpresas: ninguno es especialmente conocido.My

Como podéis imaginar, hay mucho Martell y Sand, muchos procedentes de Dorne. Sí, esa tierra creada por George R.R. Martin en Canción de Hielo y Fuego que probablemente será la encargada de transformar Sevilla en un escenario de la serie creada por David Benioff y D.B. Weiss. Todo apunta a que la ciudad andaluza será Lanza del Sol y los territorios aledaños de la misma, tras la confirmación oficial hace unas semanas de que era la elegida para formar parte de la lista de las que acogen el rodaje de Juego de Tronos.

A destacar de los nuevos intérpretes, está la confirmación de que una nueva actriz para el papel de Myrcella Baratheon. La encargara será Nell Tiger Free, que sustituye a la desaparecida desde la segunda temporada Aimee Richardson. También hay que tener en cuenta la llegada del elegante Jonathan Pryce como High Sparrow. Al resto de intérpretes ya les iremos descubriendo.

Sam Raimi anuncia una serie de Evil Dead

The-Evil-Dead-poster¿Recordáis la saga Evil Dead? ¿Aquel terror-gore de serie B tan divertido que arrancaba en una cabaña abandonada, y por el que la motosierra pasó a convertirse en el instrumento perfecto para matar malos? Pues vamos a poder ver su adaptación en forma de serie. Así lo ha anunciado el creador de la saga, Sam Raimi, durante la Comic Con de San Diego, que tantas noticias está dejando.

Como cuenta Empire, Raimi ha revelado que está trabajando en el salto a la televisión de la también llamada Posesión Infernal junto a su hermano Ivan, el productor Robert Tapert, y el actor Bruce Campbell, que interpretó a Ash en las películas. Y ya está. No se conocen más detalles por ahora, ni si la historia arrancará tras el final de la tercer filme de Evil Dead o si será una segunda parte de Army of Darkness (El ejército de las tinieblas). 

Que esta saga vaya a llegar a televisión me parece uno de los hechos futuros a tener muy en cuenta. Más que nada porque está el misterio de si se mantendrá el espíritu original de lo que vimos en el cine, es decir, si el gore y la violencia continuarán inmarcesibles en la historia contada por capítulos o si las tramas e imágenes se suavizarán para poder emitirse sin problemas. Para el que no sepa de qué hablo: los remilgos de principios de los 80 le costó la censura en varios países por las escenas explícitas que ofrecía Raimi en el primer filme.Sam_Raimi_by_Gage_Skidmore

Por suerte, el horror de Evil Dead podría encontrar acomodo en las plataformas de streaming que tan bien están funcionando últimamente, como Netflix, Yahoo o Amazon. En éstas sería factible que tuviese la libertad de mostrar toda la sangre y miembros desmembrados que quisiera. Pero no hay que descartar a las cadenas de cable si el proyecto es realmente ambicioso.

La curiosidad y las ganas por ver cómo gestionan el paso a episodios de Evil Dead están justificadas. Aunque de ‘serie B’ tendrá poco por la situación actual del mercado.

Primer tráiler de la quinta temporada de The Walking Dead: así se presenta Terminus

La Comic Con de San Diego, ese evento al que espero ir al menos una vez en la vida, ha servido de escenario a la cadena AMC para estrenar el primer tráiler de la quinta temporada de The Walking Dead.1937451_991158950910263_6039918178666714832_n

El avance arranca donde se quedó la historia en el último episodio de la cuarta entrega, con los protagonistas metidos en problemas más serios que en otras ocasiones tras encontrarse con lo que les esperaba en Terminus. Las imágenes muestran que esta temporada estará cargada de acción, algo que dábamos por descontado. Falta saber si será así en realidad, lo que sería una buena noticia, dado que significaría que prescinden de las historias alargadas que acaban por ser vacuas de cada personaje. Porque nada mejor que aunar relatos personals y acción en las tramas para lograr unos capítulos movidos y entretenidos.

The Walking Dead regresará en octubre a AMC en EEUU y a Fox en España. Espero que no nos vuelva a engañar.

“Pero, ¿de verdad pueden cancelar The Big Bang Theory?”

Los meses de verano, esos en los que la mayoría de mortales intenta desconectar de todo y de todos, suelen ser de los más movidos en el sector audiovisual. Fichajes, renovaciones, anuncios y cambios de cadena que se deberían haber solucionado mucho antes se dejan para última hora, y las sorpresas pueden ser hasta para los propios implicados. Pero lo que realmente se deja para el último segundo son las polémicas capaces de atraer la atención sobre una determinada serie. Y si ésto implica que sea exitosa y que lo que está en discusión es su continuidad o la de sus actores, más aún.1

Que las voces que hablan de una posible cancelación prematura de The Big Bang Theory por la falta de acuerdo de los responsables de la serie con tres de los protagonistas, que no han renovado su contrato para la octava temporada porque supuestamente quieren cobrar cifras mareantes, no han surgido por una simple casualidad. Más allá de las causas del problema, como me apuntaron ayer dos que saben mucho de esto, la polémica vence. Y a TBBT le estamos haciendo una campaña publicitaria gratuita entre todos (yo mismo con este artículo) para que su regreso sea aún más esperado. Hasta el punto de que algunos consideren un drama que exista la mínima posibilidad de que la comedia desaparezca de la parrilla de CBS.

3Los hechos (aquí el relato de Deadline) son simples: Jim Parsons (Sheldon), Johnny Galecki (Leonard) y Kaley Cuoco (Penny) no han firmado su renovación y según se afirma en todos los medios estadounidenses han pedido cobrar cantidades que rondan el millón de dólares, o dicho de otra manera: buscan embolsarse lo mismo que los actores de Friends cuando ésta se acercaba a su final. Simon Helberg (Howard) y Kunal Nayyar (Raj) tampoco han firmado nada, y negocian de forma conjunta sus sueldos. Por otro lado están Mayim Bialik (Amy) y Melissa Rauch (Bernadette) sí tienen contrato en vigor.

The Big Bang Theory logra unos datos de audiencia inalcanzables para su competencia en EEUU. Se estima que reporta a la cadena CBS 3.000 millones de dólares por lo que genera en sí misma y por los productos de merchandising. Además, se emite en muchos países.

Estas parecen ser las bazas con las que cuentan Parsons, Galecki y Cuoco para solicitar esos sueldos tan altos. Pero, ¿realmente se lo merecen? Con el primero no hay dudas: sí. Es el alma de la serie y el que más hace reír. Pero que los otros dos, que son unos actores bastante limitados, que no hacen gracia, y que son soportables en la serie gracias a las interacciones con el resto de personajes, se atrevan a pedir semejante pasta demuestra que tienen la jeta de cemento. Galecki y Cuoco viven de lo que les permite hacer Parsons con lo bien que actúa, y nada más. Y si son alguien es porque los guionistas les dan muchísimas más escenas de las que merecen. 2

A la vez, estoy convencido de que esto es un juego entre ellos y los que tienen que decidir si les dan el dinero que piden. Uno en el que nos metemos nosotros para dar nuestra opinión o preguntarnos si todo va en serio. Y de paso, ellos aumentan su presencia y llegan a más gente a través de Internet.

Es cierto que lo que busca The Big Bang Theory es que hablemos de ella. Entonces, ¿por qué darle bola al asunto? Pues para “tranquilizar” a los que piensen que existe la posibilidad de que la ficción de los frikis puede acabar, a los que se preguntan: “¿De verdad van a cancelarla?”. Si tuviese que apostar, diría que hay un 90% de posibilidades de que veamos la octava temporada desde septiembre. Y es que no es tan fácil acabar con una serie así como así. Ni aunque sus actores sean los más soberbios que existen.

 

Por qué Álex Angulo es el ejemplo para la interpretación en España

Muchas veces he criticado que la mayoría de actores a los que se escoge para protagonizar series españolas no tienen el nivel suficiente para encarnar un rol de importancia. En la minoría de los que sí daban la talla y aumentaban la fuerza de aquello en lo que participaban estaba Álex Angulo. Ya fuese en cine o televisión.
image

La muerte del actor vasco en un accidente de tráfico a los 61 años no es solo una tragedia para su familia y amigos: es una auténtica pérdida para el mundo de la interpretación en España. La ficción nacional ha perdido a uno de los actores más solventes y abnegados que existían. Angulo lo daba todo en cada papel, y a veces daba reparo verle rodeado de mediocres. Y eso que él solía ser el secundario.

El actor firmó casi 100 episodios de la serie Periodistas. Su papel de Blas es de los más recordados por el público, dada la singularidad y honestidad que le otorgó el actor a su personaje, y su relación con la Mamen de María Pujalte fue una de las más entrañables que se pudieron ver en aquellos años televisivos. Sus otros trabajos televisivos fueron intermitentes, como en Hermanos y Detectives.

Álex Angulo era un actor buenísimo por la credibilidad que daba a todo lo le tocaba y por cómo transformaba un aspirante a personaje de reparto en alguien determinante en la trama. Y cuando le tocaba liderar, ahí está lo que hizo en El día de la bestia. Decir que estuvo de 10 es quedarse corto.

Su trabajo ya es inmortal. Nunca se encasilló (algo complicado en la producción nacional). Por eso debería ser un referente para cualquiera que se dedique a la ficción. Aunque por culpa de la maldita carretera nos vayamos a quedar sin aprender más.

El innecesario regreso de Verano Azul

Hemos hablado en muchas ocasiones de la preocupante situación de la ficción española. A pesar de que las series patrias llevan muchos años en esta etapa, no deja de ser llamativo que no hayan hecho nada para cambiar, sino que han seguido haciendo lo mismo y potenciando esos rasgos que provocan que la calidad brille por su ausencia. Porque el problema es ese, el poco nivel que muestran los episodios de esos ‘dramedias’ descabezados en los que no sabes muy bien qué estás viendo al no ser capaces de aunar las características del drama y la comedia bajo una misma propuesta. Ya sabemos de sobra que las audiencias funcionan de maravilla, con el manido “cumple su función” y la poca exigencia de gran parte del público.13

El siguiente paso de la decadencia en las producciones hechas en nuestro país ha sido recuperar lo emitido hace 30 años. Esas series que de haberse estrenado en la actualidad no se habrían comido ni un mendrugo de pan, y que explotan la nostalgia para incitar al público a volver a verlas. Por eso TVE ha recuperado para estos meses de vacaciones Verano Azul. Y sigo sin entenderlo.

Comprendo que a nuestra televisión pública, esa que en dos años ha quedado reducida a cenizas tras la llegada del PP al Gobierno, le sale muy barato rescatar del archivo una ficción que tan buenos resultados le dio hace más de 30 años. Verano Azul solo necesitó 19 episodios y dos años para ser una de las inolvidables.

15Todo el mundo sabe (ojo, spoiler que nadie se espera) que muere Chanquete, que algunos de sus actores luego les fue bien en algunas series de los 90 y comienzos del nuevo siglo, además de que nuestros padres, abuelos y hermanos mayores le profesan un cariño indiscutible. Incluso le admito que tiene momentos inolvidables como el “no nos moverán”. Pero su vuelta ahora era simplemente innecesaria. Los que la adoran ya la conocen de sobra, y con la oferta de la actualidad parece poco probable que se paren otra vez con ella. Quizá el público objetivo sean nuestros abuelos. En fin.

Viendo Verano Azul en este 2014 lo que tampoco entiendo es cuáles son los puntos fuertes de una serie tan pobre de recursos, con actuaciones limitadas, y con un argumento que roza el absurdo. En 1981 tendría su sentido, y por eso hay que alabar y respetar mucho lo que hizo Antonio Mercero entonces. Pero, ¿qué favor se le hace al recuperarla tres décadas después a la propia ficción y a su creador? ¿Es que esperan conseguir atraer a los que nacimos a partir de finales de los 80? Lo dudo mucho. Más bien lo que hacen es perjudicarla por reponerla en un momento tan triste para la televisión pública.12

Me temo que la idea forma parte de la estrategia de los actuales responsables de TVE, que parece se han contagiado de los inexistentes conocimientos de televisión del presidente de la corporación RTVE: regresar al pasado. Su objetivo es recuperar lo que se emitía años atrás en lugar de arriesgar con otro formatos en los que se podría buscar no gastar mucho. Por eso nos vuelven a colar galas de José Luis Moreno presentadas por Ana Obregón, programas como Informe Semanal parecen de la época de Alfredo Urdaci (hay que repetirlo más: condenado en firme por manipulación informativa) y ofrecen como apuestas espacios de ‘telecaridad’ tan vergonzosos como Entre Todosque hasta ha sido denunciado por la Fiscalía.

14Verano Azul es una serie muy mala para la actualidad pero que resultó muy agradable en los años de su estreno e incluso una década después, durante esos 90 en la que muchos la vimos siendo niños. Y puede que su recuerdo se vea empañado por una decisión errada en el tiempo, en el que todo lo asociado a TVE acaba mancillado por el desmantelamiento que están llevando a cabo de la misma a través de los programas basura y unos informativos que cuentan con denuncias constantes de sus trabajadores por lo sesgados que son.

Habría sido muy fácil encargar una serie veraniega que intentase salir del corsé de la Marca España televisiva. O que incluso fuese del perfil que lamentablemente triunfa en España (al menos sería una novedad en el nombre). Pero en esta TVE, que se niega a invertir cuando lo que más le funciona es aquello en lo que se la juega (como Master Chef Mr. Selfridge), es imposible aspirar a la calidad. Y es que Verano Azul adolece de simplismo, y solo sirve para exaltar ciertas reminiscencias.

La moraleja de Masters of Sex

De todo lo que se estrenó el año pasado, donde no abundaron las inolvidables a nuestro pesar, solo un gran drama logró convencernos de que lo era: Masters of Sex. Que la consideramos así era obvio por el desarrollo de sus trama: historias personales entrelazadas, en las que todos sufren por culpa de los actos del resto, que fastidian la vida a los demás a pesar de su propia zozobra. 1

Que en el año 2014 sean pocas las que consiguen parecerse a la estructura del género televisivo de ficción por excelencia dice mucho de la sobreabundancia de series vacuas por su intento de ser originales. Pero Masters of Sex (Showtime, Canal + en España), como todas las grandes que se estrenaron en 2013 (Orange is the New Black, Utopia, Ray Donovan o The Fall) cuenta con un rasgo que esas que desechamos ni conocen: un argumento principal. Una idea sobre la que gira todo. Un hilo del que tirar (no 200), y del que surgen todas las tramas paralelas que vemos.

La historia hecha televisión de la pareja que enseñó a America a amar, como se suele definir a William Masters (Michael Sheen) y Virginia Johnson (Lizzy Caplan), alcanzó cotas de calidad muy altas en su primera temporada. El estudio sobre el sexo, las relaciones que surgían del mismo, la autodestrucción del huraño Bill al darse cuenta de que una mujer ha logrado poner su mundo patas arriba, y la evolución de la nada al todo de Virginia encajaron en tramas adictivas y de las que querías saber más cada semana.

2La primera entrega finalizó con todo por cerrar, con todos los personajes en sus roles habituales menos Bill. El doctor del sexo se vio superado por las circunstancias, y este inicio de segunda temporada no ha hecho más que confirmar que va a ser el que peor lo pase por su propias tribulaciones. Tiene un hijo del que no se preocupa, una esposa a la que engaña, una amante con la que no sabe si estudia o disfruta, y un futuro lóbrego por delante tras jugarse todo a una investigación que en la arcaica sociedad de los 60 no ha gustado. Pero la moraleja de esta historia está centrada en ese aspecto amoroso tan complicado de la serie: por mucho que se vista de ciencia una demostración de afecto con la excusa de la investigación, la atracción no se detendrá; de hecho, aumentará. Cualquiera sabe que si comienza a gustarle una amiga esta le atraerá aún más si nos esforzamos en que todo se quede como una amistad. Pues aquí lo mismo.

¿Qué va a pasar en esta segunda temporada de Masters of SexQuizá asistamos a una nueva etapa de aflicción de Masters, que es uno de los personajes más desubicados que recuerdo. Mucha culpa tiene de esto Michael Sheen, que insiste en demostrar que su ausencia en las nominaciones a los Emmy es una vergüenza. Pocos actores transmiten tanto como él, y no incluirle al menos en la carrera es despreciarle. Su rol me recuerda mucho al de Alcestes, del Misántropo de Molière, que cuenta con una adaptación de Kamikaze Producciones tremenda y muy recomendable. Veremos si acaba como él.3

También hay que ver si profundiza en las temáticas que más nos han llamado la atención por la fidelidad de su relato en comparación con la época en la que está ambientada. La homosexualidad, las relaciones con las prostitutas, y las mentes retrógradas que no aceptan más educación que la biblia deberían seguir presentes para dar aún más fuerza a las tramas. Y seguro que nos tendrán reservada alguna sorpresa con los secundarios, como ocurrió en la primera temporada con Allison Janney.

Pero lo que más me intriga es qué pasará si la esposa de Bill descubre todo en este momento en el que acaban de ser padres. Tengo mucha curiosidad por saber cómo actuará Libby al enterarse, y cómo responderá ese doctor que está alejando a todos de su alrededor. ¿Pedirá perdón? ¿Elegirá? ¿O tragará y volverá a no afrontar los problemas?

Las ganas de ver qué ocurre en esta temporada son evidentes (por disfrutar más a Lizzy Caplan, lo que sea). Y es que digan lo que digan los EmmyMasters of Sex fue una de las maravillas del pasado año. Tanto que su alto contenido sexual acaba siendo accesorio.

Colin Farrell, el último en sonar como protagonista de True Detective

True Detective parece un equipo de fútbol. Jamás una serie había generado tantos rumores sobre quiénes serán sus fichajes para su próxima temporada. El último en sumarse a la lista de futuribles es Colin Farrell, actor al que todos conocemos por ser una estrella de Hollywood. Una posibilidad que se conoce a una semana de que se anuncien oficialmente los protagonistas de la segunda temporada.12

Según informa The Wrap, Farrell está en conversaciones con HBO, al haberse convertido en un objetivo de la cadena que la serie creada por Nic Pizzolatto esté protagonizada por un intérprete destacado del cine comercial, como ocurrió en la primera temporada con Woody Harrelson y Matthew McCounaghey. En cuanto a los posibles secundarios, y según el mismo medio, se está negociando con Taylor Kitsch (Friday Night Lights).

Colin Farrell encajaría en True Detective porque sus responsables quieren un actor que pueda hacer un personaje adusto, que no sea un as de la simpatía. Algo que se le da bastante bien al actor irlandés de 38 años.

A estas cábalas ha contribuido una vez más el propio creador de la serie. En una entrevista, Nic Pizzolatto ha sembrado aún más dudas sobre el argumento de los nuevos capítulos, y ha deslizado que el número de protagonistas podría aumentar a cuatro. Tampoco ha querido confirmar por completo que la nueva temporada vaya a tener como fondo el sistema de transportes estadounidense y que el lugar escogido para el desarrollo de las tramas sea California. Unas palabras contradictorias, ya que hace unos meses sí apuntó a todo esto. Me da que se ha dado cuenta del poder que tiene la serie y por eso juega un poco la ambigüedad.

Este vaivén de posibles argumentos y protagonistas para True Detective, por el que han pasado Brad Pitt o Jessica Chastain, ha provocado que los que escribimos sobre series tenemos que convertirnos en ciertos momentos en el Marca o el AS. Espero que no tenga que volver a repetirse. Un rumor, vale. 200 ya no.