BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘Bryan Cranston’

Las (injustas) nominaciones de los Emmy, categoría a categoría

Ya conocemos quiénes están entre los candidatos a llevarse un Emmy el próximo 25 de agosto. Las sorpresas han brillado por su ausencia, dado que las novedades eran las esperadas, con Orange is the New BlackTrue Detective liderando a las debutantes. Pero estos Emmy pueden llegar a calificarse como los de la injusticia en las nominaciones. Grandes series, actores y actrices se han quedado fuera de forma incomprensible, en favor de otros mucho más limitados y que no han tenido grandes temporadas o actuaciones si les comparamos. ¿Cuáles? ¿Por qué? Veámoslo categoría por categoría (las nominaciones en una lista, aquí).

Masters1Mejor drama

Es la categoría donde se notan las mayores ausencias. Ni Masters of Sex (quizá uno de los mejores estrenos del último año) ni The Good Wife han logrado entrar en la carrera por el galardón de más prestigio. Y considerando que la que sí ha entrado es Downton Abbey, justo el año de su temporada más floja, es para mosquearse. Todas las quinielas apuntan a que la serie de HBO protagonizada por Woody Harrelson y Matthew McCounaghey se llevará el gran premio, dado que el resto ya han sido premiadas previamente (Mad Men Breaking Bad) o no son típicas ‘gana-premios’, como le ocurre a Juego de Tronos. La presencia de House of Cards era obvia. Y eso que entre la crítica española no gusta mucho, algo que no acabo de entender. En EEUU por suerte sí. Por supuesto, ni Hannibal ni The Americans han entrado, como se esperaba. Tampoco Sons of Anarchy. Ni lo harán nunca, a nuestro pesar. Al menos se han cargado a Homeland.

Mejor comediaBrook2

Si todo va según lo previsto, Orange is the New Black debutará en los Emmy ganando el premio más gordo al que está nominada. Aunque realmente no sea el lugar que le corresponde, dado que no es una comedia. Por su estilo, sus guiones, es un drama que se aproxima al humor negro. Pero sus responsables han sido muy listos, y para evitar a las bestias con las que se encontraría en la categoría reina han optado por este recurso. Esto significa que el resto se puede despedir de ganar el premio, más aún si sus entregas de esta temporada no han sido especialmente brillantes (salvo que a los que votan les dé por su pedrada habitual con Veep). La única novedad es Silicon Valley, uno de los mejores estrenos de este mismo año, que merecía colarse. Lo más llamativo es la ausencia de Brooklyn 99Otra injusticia más.

Mejor miniserie

Si no ganan Fargo Luther esta categoría dará un premio incomprensible. Así de claro. El detalle de incluir a Treme, al fin, es algo digno de encomio.

T5Mejor actor de drama

Esta categoría se resume en la ausencia de Michael Sheen (Masters of Sex) y en la presencia de Jeff Daniels (The Newsroom). La injusticia de que no esté el primero y sí el segundo es vergonzosa. Esto podría haber beneficiado a Jon Hamm (Mad Men), que lleva seis años esperando a ganar. Pero en el año de True Detective, con Harrelson (actor con toda su carrera en Hollywood) y McCounaghey (último ganador del Oscar a mejor actor) nominados, dudo mucho que sea otro distinto a estos dos el que se lleve el galardón. Creo que ni siquiera Bryan Cranston puede con ellos. Veremos.

Mejor actriz de drama

Tal y como se preveía, aunque muchos rezábamos para que no fuese así, Tatiana Maslany (Orphan Black) no está entre las nominadas. Ni haciendo seis personajes distintos en una misma serie, todos con su personalidad y con una solvencia espectacular, le dan la oportunidad a la chica. Al menos entra Lizzy Caplan, que está maravillosa en su papel de Virginia Johnson en Masters of Sex. La única que sobra es Michelle Dockery (Downton Abbey), que no creo que esté al nivel del resto. Su lugar debería haber sido para Elisabeth Moss (Mad Men).

Mejor actor de comediatbbt

Lo más chocante en ésta es que falta el ganador del Globo de Oro hace unos meses en el mismo campo: Andy Samberg (Brooklyn 99). Si merecía ganar no lo sé, pero lo que tengo claro es que al menos en las nominaciones debería haber estado. Centrándonos en los que pueden llevárselo, Louis CK (Louie), Michael H. Macy (Shameless) y Ricky Gervais (Derek) son los grandes favoritos por méritos propios. El resto dudo mucho que tengan alguna posibilidad.

Mejor actriz de comedia

Esta categoría vuelve a ser de las más competidas. La lucha, según la lógica, debería estar entre dos: Lena Dunman (Girls) y Amy Poehler (Parks & Recreation). Pero como le ocurre a Jon Hamm, tienen la mala suerte de coincidir con dos de las que enamoran al jurado, como son Julia Louis-Dreyfus (Veep) y Edie Falco (Nurse Jackie). Vale que ha entrado Taylor Schilling por OITNB, pero su Piper no está ni por asomo a la altura de estas bestias.

Mejores secundarios en drama

Ray2Los secundarios masculinos van a librar una batalla muy interesante. Lo malo es que hay una gran ausencia: Dean Norris (Breaking Bad) merecía estar muchísimo más que Aaron Paul. Puede que esto sea impopular, pero no hay más que ver los últimos episodios para darse cuenta. Sí está Jim Carter (Downton Abbey), al que parece que quieren homenajear con el premio de ver su cara en la pantalla antes de que le den el premio a otro. Éste podría ser Jon Voight, que está tremendo en Ray Donovan. Aunque no descarto a Peter Dinklage, que se ha marcado una temporada colosal en Juego de Tronos (menos para los que lo hayan visto doblado).

En cuanto a ellas, a lo mejor es el año de Christina Hendricks. Anna Gunn ya tiene su Emmy, y Maggie Smith no ha estado tan brillante como en años anteriores. Aunque dada la obsesión de EEUU con Downton Abbey no hay que perderla de vista.

Mejores secundarios en comedia

Kate Mulgrew se merece el Emmy a mejor actriz de reparto de comedia por su papel de Red en Orange is the New Black. Y punto. Vale que le toca verse las caras con Allison Janney (nominada en otra categoría que comentaré después), pero ninguna de las otras nominadas ha estado mejor que ella. La única que conozco menos es Kate McKinnon, presente por su trabajo en Saturday Night Live. Tiene que ser muy buena para poder ganar a Mulgrew.6

Entre los hombres, me he reconciliado un poco con estos Emmy gracias a que Andre Baugher (Brooklyn 99) aspira a éste. Adam Driver, con eso de que está rodando la nueva película de Star Wars, ha ganado algo de nombre en los últimos meses. Pero el resto se ha mantenido más o menos igual. Quizá el premio sea para Tony Hale, ganador en 2013 por Veep.

Invitados en drama
Reg E. Cathey hizo un gran papel en House of Cards, y podría llevárselo en la categoría masculina. Para su desgracia, tiene a Robert Morse (Mad Men) enfrente, justo cuando ha realizado su mayor aportación a la serie de los publicistas (aunque esté en la batalla por la temporada el año pasado, y no por la de este, pero todo influye). Hay que destacar que estén Paul Giamatti (Downton Abbey) y Beau Bridges (Masters of Sex).

bob_newhart_big_bang_theory_a_hEn lo que se refiere a ellas, ésta si puede ser la categoría de Allison Janney para volver a ganar un Emmy. Jane Fonda está bien en The Newsroom, pero no creo que tanto como Janney como para quitarle el premio. Y mucho ojo a Margo Martindale.

Invitados en comedia

Si se premia al que más ha hecho reír con su presencia testimonial, el Emmy debería ser para el veterano Bob Newhart. Las carcajadas que ha provocado con su talento en The Big Bang Theory son inolvidables. Pero hay muchas ganas de premiar a Jimmy Fallon por lo que sea, y eso puede jugar en contra.

El hipotético duelo entre Breaking Bad y True Detective en los Emmy

La lucha de todos los años en los Emmy parecía tener un ganador claro en 2014: Breaking Bad. Cualquiera daba por hecho que la serie de Vince Gilligan arrasaría gracias a su magnífica última tanda de episodios, ya fuese como mejor serie de drama, o en las categorías interpretativas, con Bryan Cranston, Aaron Paul y Anna Gunn llevándose los premios individuales.

True2

Pues a lo mejor todo esto se viene abajo: True Detective va a competir como serie de drama en los Emmy de este año y no como miniserie, tal y como informa Deadline. Es decir, que aunque sus próximas temporadas no tengan nada que ver con la que ya hemos visto, su creador Nic Pizzolatto parece que prefiere ser reconocido como una serie al uso y no como algo más especial.

Breaking3Esto puede poner patas arriba todas las quinielas que se han hecho hasta ahora. Primero, porque Matthew McConaughey puede arrebatar el premio al mejor actor a Bryan Cranston. Y no, no es broma: los que votan están enamorados de los actores de Hollywood, y más si es uno que acaba de ganar un Oscar. Segundo, que el resto de nominadas en esta categoría se han quedado sin opción alguna, ya que todo se va a reducir a la pugna entre estas dos (algo que no gusta nada a los seguidores de The Good Wife).

Y tercero, y quizá más importante: que True Detective le coma la tostada a Breaking Bad y la eleven a mejor serie de la edición. En serio, esto puede ocurrir.

Los que hayan visto el final de Breaking Bad estarán alucinando. “¿Cómo es posible?” o “Están locos si no se lo dan a BB” estarán entre sus reacciones. Que el reconocimiento a las cinco temporadas de la serie de Walter White se quede en nada por la gran primera temporada de True Detective puede que indigne a muchos, y que a otros les resulte demencial.True3

A mí me parecería bastante sorprendente. Aunque sea tan buena y sea seguramente lo que mejor que se estrene en Estados Unidos en 2014, ni de broma la serie de HBO se merecería pasar por encima en unos premios por la de AMC. Básicamente porque BB me parece mucho más redonda, entre otras razones por el buen sabor de boca y lo gratificante que fue disfrutarla en sus cinco temporadas.

Y por muy bien que lo hagan McConaughey y Woody Harrelson, por muy grandioso que sea el plano secuencia y la dirección de Cary Fukunaga, y lo maravillosos, profundos e inteligentes que sean los guiones de Pizzolatto, no son mejores que todos los aspectos y recursos de Breaking Bad. Pero la cabeza me dice que superará a la creación de Vince Gilligan. Así son los Emmy.

Los Globos de Oro del reconocimiento a Brooklyn 99 y la justicia con Bryan Cranston y Amy Poehler

Las críticas negativas a las entregas de premios suelen estar cargadas de razón. Sobre todo porque es cierto que son subjetivas, responden al criterio de unos pocos, y se deja fuera de los galardones a todos aquellos que no se esfuerzan por ‘vender’ su serie o película entre los que van a votar quién se lleva las estatuillas. Pero al final es con lo que se va a quedar la mayoría de gente.

Gilligan

El público se decanta por un largometraje o una ficción por capítulos tras saber de su existencia por medio de una ceremonia de este estilo. Y son las que se alcen como ganadoras aquellas de las que se hablará al día siguiente. Todo esto no es lo ideal, pero sí es representativo de cómo se perciben o conocen la mayoría de productos.

A mí los premios anuales me gustan. Y si son como los Globos de Oro de este año mucho más: la justicia y el reconocimiento se han impuesto a lo preestablecido y, por primera vez en muchos años, ha reinado la cordura a la hora de repartir esas estatuillas tan feas pero que tanta satisfacción genera en el que la recibe. Pero eso lo compensaron Amy Poehler y Tina Fey, que estuvieron magníficas y desternillantes presentando.

Samberg

El reconocimiento ha sido para Brooklyn 99serie que tuvo su espacio aquí y que es la comedia revelación del año. No quiero colgarme medallas, pero lo avisé en el post que hice al respecto; los Globos de Oro avalan mi parecer. Y la justicia se explica con la subida al escenario para recoger su premio de Bryan Cranston por Breaking Badque además ha ganado en mejor serie de drama, y de Amy Poehler por Parks & Recreation.

Injusticia con Michael J. Fox

Comenzando por las comedias, la victoria de Brooklyn 99 ha sido un bálsamo para los que la hemos defendido, que casualmente solemos ser los que vemos pocas series de humor. Esta engancha desde el inicio. Es absurda, por supuesto; pero es entretenida, y es difícil no sonreír cada dos por tres con las ocurrencias de Andy Samberg y compañía. Totalmente merecido. La burbuja de Girls se está desinflando a cada ceremonia… Y eso se agradece.

Brroklyn

Lo que no ha estado tan bien es precisamente el premio para Samberg como mejor actor de comedia. Dejar a Michael J. Fox sin estatuilla es inexplicable e injusto, porque está impresionante en The Michael J. Fox Show, otro de los grandes aciertos de la nueva temporada.

Pero si en EEUU están enamorados de J. Fox, lo están más de Andy Samberg: es el niño bonito de la prensa y la crítica, tras los momentos desternillantes que ha protagonizado en Saturday Night Live y su capacidad para viralizar todo aquello que se le ocurre. No hay que olvidar que se ha cargado en la liza a gente como Jim Parsons (The Big Bang Theory), Don Cheadle (House of Lies) y Jason Bateman (Arrested Development).

Lena

A Amy Poehler le ha costado más que le den premios durante estos años. Que esté tremenda en Parks & Recreation no ha bastado. Al final le ha llegado el momento. Y lo ha hecho superando a las insoportables Lena Dunham (Girls, la más hortera de la noche por su vestido) y Zooey Deschanel (New Girl), que eran favoritas junto a la ‘novia seriéfila de América’, Julia Louis-Dreyfus (Veep). Con Edie Falco por Nurse Jackie ni se contaba.

Victoria de Breaking Bad en drama

Que la serie de Vince Gilligan barriera al resto en sus categorías era una necesidad. Ya que se ha ido, al menos que se tenga en cuenta los buenos ratos que nos ha hecho pasar a todos. Mejor serie de drama y mejor actor principal en la misma categoría para Bryan Cranston la contemplan en estos Globos de Oro. Porque el resto ni de broma. Ni siquiera The Good Wife. La única que tenía alguna posibilidad contra ella era House of Cards.

Cranston

Esta última, si bien no ha logrado el máximo premio, sí puede arrogarse el tener la mejor actriz de 2013. Robin Wright se ha comido a sus competidoras de forma sorprendente. Julianna Margulies por The Good Wife se ha quedado a las puertas otra vez (era más favorita), así como Taylor Schilling (Orange is the New Black) y la sobrevaloradísima Kerry Washington (Scandal).

Aun así, la victoria de Robin Wright no me parece justa. Sé que nunca se los van a dar, pero Tatiana Maslany (Orphan Black), que hace ocho personajes distintos en una sola serie, o más, se merece todo lo que haya en el mundo. Es tan buena que está más allá de estos saraos. Pero se agradecería algún detalle con una de las mejores actrices de la actualidad. Más que nada para que más gente pueda descubrirla a ella y su gran ficción sobre clones.

RobinAl fin, Elisabeth Moss

La otra que ha visto recompensado su trabajo de estos últimos años ha sido Elisabeth Moss. Pero no ha sido por Mad Men: ha ganado el de mejor actriz de miniserie por Top of the Lake. Ya le tocaba.

El resto de esta categoría estaba cantada. La mejor miniserie según los Globos de Oro es la misma que para el resto, Behind the Candelabra, y el mejor actor Michael Douglas, protagonista de la misma.

En cuanto a los actores de reparto, en la categoría masculina se ha homenajeado a Jon Voight por su gran actuación en Ray Donovan, dejando atrás a Aaron Paul (Breaking Bad) o Corey Stoll (House of Cards). El galardón a mejor actriz de reparto ha recaído en Jacqueline Bisset (Dancing on the Edge). Sorry, Hayden Panettiere.

Ay, Khaleesi, hazme tu Khal. Quita de ahí, Chris O'Donnell

Ay, Khaleesi, hazme tu Khal. Quita de ahí, Chris O’Donnell

Hasta el año que viene, Globos de Oro. Esperemos que sean así de justos en siguientes entregas. Y por favor: que alguien les diga a las actrices que no acepten vestirse de forma tan hortera aunque les paguen todo el oro del mundo. Algunas se salvan, claro.

Listado completo

Mejor Drama

Mejor Comedia o Musical

Mejor actor de drama

  • Michael Sheen (Masters of Sex)
  • Bryan Cranston (Breaking Bad)
  • Kevin Spacey (House of Cards)
  • James Spader (The Black List)
  • Liev Schreiber (Ray Donovan)

Mejor acriz de drama

Mejor actor de comedia

  • Jason Bateman (Arrested Development)
  • Don Cheadle (House of Lies)
  • Michael J. Fox (El show de Michael J. Fox)
  • Andy Samberg (Brooklyn 99)
  • Jim Parsons (The Big Bang Theory)

Mejor actriz de comedia

  • Zooey Deschanel (New Girl)
  • Julia Louise-Dreyfuss (Veep)
  • Lena Dunham (Girls)
  • Edie Falco (Nurse Jackie)
  • Amy Poehler (Parks & Recreation)

Mejor miniserie

Mejor actriz de miniserie

  • Helena Bonham Carter (Burton & Taylor)
  • Rebecca Ferguson (The White Queen)
  • Jessica Lange (American Horror Story: Coven)
  • Helen Mirren (Phil Spector)
  • Elizabeth Moss (Top of the Lake)

Mejor actor de miniserie

  • Matt Damon (Behind the Candelabra)
  • Michael Douglas (Behind the Candelabra)
  • Idris Elba (Luther)
  • Al Pacino (Phil Spector)
  • Chiwetel Ejiofor (Dancing on the Edge)

Mejor actor secundario

  • John Voight (Ray Donovan)
  • Josh Charles (The Good Wife)
  • Rob Lowe (Parks & Recreation)
  • Aaron Paul (Breaking Bad)
  • Corey Stoll (House of Cards)

Mejor actriz secundaria

  • Hayden Panettiere (Nashville)
  • Monica Potter (Parenthood)
  • Janet Mcteer (‘The White Queen’)
  • Sofia Vergara (Modern Family)
  • Jacqueline Bisset (Dancing on the Edge)

Todas las fotografías son del Facebook de Golden Globes

El documental sobre el auténtico Walter White que pudo inspirar Breaking Bad

Walter White existió. El narcotraficante que creaba la mejor metanfetamina del mercado no es solo un ser ficticio de Breaking Bad. Aunque su centro de operaciones estuvo en Alabama, no en Alburquerque. VICE ha encontrado a este hombre que comparte nombre con el personaje que interpretó Bryan Cranston en la serie de Vince Gilligan y ha realizado un documental sobre su vida. Y las similitudes entre ambos son palmarias. Una historia muy curiosa sobre un criminal que, indirectamente, es conocido en todo el mundo y que inspiró de forma accidental una de las mejores series que han existido. El documental está en inglés.

El final ‘alternativo’ de Breaking Bad

Por la red circula un final alternativo de Breaking BadUn cierre opcional a una de las mejores series de la historia en el que Walter White (Bryan Cranston) pasa a ser otro personaje mítico de la televisión. Y mejor no destripo más. Este broche a la ficción, que camina entre lo estrambótico y lo cómico, quizá os recuerde al de otra serie española. Aunque realmente está basado en el final de otra histórica comedia estadounidense.