BLOGS

Un crowdfunding para lograr un parto normal

Por La Marietta

Quiero parir en casa. Sé que mucha gente lo considera una locura. Pero para mí es algo normal. Soy una mujer normal, con una vida normal: sin empleo actualmente, con un hijo de algo más de dos años, y con otro en camino.

Mi primer hijo lo tuve en un hospital, porque era lo normal. Conocía algún caso aislado de mujeres que habían parido en casa, pero yo no lo contemplaba: aparte de ser muy caro, me daba miedo. Se tiene la idea que un parto es peligroso, complicado, doloroso, y que precisa de ayuda médica. El parto da miedo. Yo, aún sintiendo este miedo, intuía que un parto no tenía por qué ser así. Leí y me informe bastante al respecto, y quise tener un parto natural (esto, por suerte, cada vez es más normal). Un parto natural es un parto no intervenido.pariracasa

A pesar de que luché por ello, el resultado fue muy diferente del esperado. Lo sé: siempre cabe la posibilidad, y más en temas fisiológicos, de que las cosas no salgan según lo previsto. Pero terminé con un parto intervenido. Sentí que no se respetaron mis necesidades, alegando el control constante del feto. No pude moverme, relajarme, cambiar de postura, tener intimidad, comer, bañarme…

Nuestro cuerpo es más sabio de lo que pensamos, y lo escuchamos muy poco. Pero no me atreví a rebatir a los profesionales ‘de bata blanca’. Hoy sé que aquellos controles eran innecesarios y desencadenaron la típica ‘cascada de intervenciones’, por desgracia, la mar de normal.

Más de 7 horas de monitores, poca intimidad, cero empatía, de una habitación para otra, 20 horas de contracciones sin posibilidad de movimiento ni expresión, sin dormir… Y cuando una matrona me dijo: ‘¡Uy. Todavía no estás ni a la mitad!’, después del cuarto o quinto tacto vaginal, me derrumbé y pedí la epidural. Con ella, me administraron oxcitocina sintética para tener contracciones artificiales. Aún así el parto se estancó, y tras unas horas, me dijeron que tendrían que usar fórceps. Dije que no quería, y me dieron a entender que no había opción. Con los fórceps es inevitable la episiotomía, que tampoco quería.

Había un montón de gente en la sala de partos, no sé quiénes eran. Parecía un espectáculo, y hasta  pude escuchar algún comentario completamente falto de respeto hacia mí y mi situación. Pero en aquel momento me daba igual. Yo sentía que ya no podía hacer más. El parto ya era más suyo que mío. Solo quería conocer a mi pequeño, y que terminara todo aquello. Cuando tuve encima a mi hijo (piel con piel, esto lo hicieren fantásticamente), suena a tópico, pero se me pasaron todos los males. Y como el bebé estaba bien y yo también, traté de olvidar. Pero no quiero repetir una experiencia así.

Ahora vuelvo a estar embarazada, y aunque tenemos unos ingresos familiares muy, muy bajos, no dudo en afirmar que quiero tenerlo en casa. Es más una necesidad vital que una cuestión ideológica. Aunque también lo es en gran medida. Quiero empoderarme, sentir que sé parir. Sé que puedo hacerlo. Y aunque, como ya he dicho antes, siempre cabe la posibilidad que las cosas no salgan según lo previsto, quiero vivir en casa mi segundo parto. Quiero intentarlo.

Por que en un parto en casa normal nada de aquello tiene por qué pasar. Estás en tu casa, en tu entorno, con tu intimidad y con tus ritmos. No hay que olvidar que el parto es una fase más de la vida sexual y reproductiva de una mujer. Es un parto atendido (pero no intervenido) por comadronas profesionales, experimentadas, actualizadas. Las conoces y te conocen, te observan, te informan, te escuchan y te respetan. No quieren que el parto se complique, por eso siempre atienden partos de bajo riesgo. Tienen equipo médico para intervenir si es necesario, y un coche preparado por si hay que trasladar al hospital, con el que se han coordinado previamente). Ellas son las primeras que desean y se aseguran de que todo salga lo mejor posible.

 

 

Me parece increíble, indignante y anormal que no sea una opción más dentro del sistema sanitario público. El gasto sanitario es notoriamente menor en un parto en casa que en un parto en un hospital (el primero ronda los 1800€ y el segundo los 3000€ de inversión pública).

A día de hoy lo normal es pagarlo de manera privada. Si tienes dinero, quizás te lo puedes permitir. Si no, no tienes más remedio que ir al hospital. Por eso he lanzado un crowdfunding, pero no sólo pensando en mí, sino en todas las mujeres que tenemos derecho a poder elegir cómo y dónde queremos parir. No me parece tan loco luchar para que esto cambie, para que el parto en casa no sea una opción “de lujo”, para que sea una opción pública como lo es en muchos países europeos. Quiero luchar, y creo que no estoy sola, para que parir en casa vuelva a ser algo normal.

Gracias a todas las personas que lo entendéis así, y aún más a quienes ya han colaborado. Estamos muy cerca de lograrlo.

la-marieta

La marietta es una ilustradora interesada e implicada en luchas sociales, impulsora del crowdfunding “Parir a casa: sí que es pot!” para poderse financiar un parto domiciliario y dar a conocer esta opción.

17 comentarios

  1. Dice ser Ivan

    Estoy de acuerdo con las personas que apoyan el parto natural siempre y cuando acepten que están jugando a la ruleta rusa… con una diferencia: En la ruleta rusa a lo sumo muere una persona, en este caso está en juego la vida de dos… me parece un riesgo innecesario la verdad… y por desgracia conozco varios casos en los cuales de no haber estado en un hospital la cosa habría terminado fatal.

    08 octubre 2016 | 16:52

  2. Dice ser carmela

    Y cuando algo sale mal nos vamos a toda pastilla a la publica.
    Pagatelo tu.

    08 octubre 2016 | 17:06

  3. Dice ser Padre de 3 niñas preciosas

    Nunca apoyaré algo así. El fin de un parto es que el niño nazca sano y salvo, no que la madre tenga una experiencia religiosa a costa de poner en peligro de un bebé. Me parece uno de los actos mas egoístas que he conocido.

    08 octubre 2016 | 17:51

  4. Dice ser Pepe lui

    Jjjajaj ni un comentario en tu entrada..que pasa, que todos son en contra y por eso los borras?

    08 octubre 2016 | 22:39

  5. Dice ser Tambien puede valer

    Y el crowdfunding ¿qué se supone que debe financiar?. Si el parto es natural, ¿qué elementos, equipamiento, instalaciones o personal deben financiarse?. ¿Cuál es la parte del parto que se considera natural y cuál es la asistida por la técnica o el conocimiento actuales para que parturienta y bebé estén lo más a salvo posible?.
    En definitiva, ¿en qué se gastan los 1800 euros?

    09 octubre 2016 | 00:28

  6. Dice ser Apoyo

    Iván, no se puede comparar un hecho fisiológico natural que se produce con total eficacia para millones de mujeres en todo el mundo con la ruleta rusa. Lo que haces es terrorismo verbal.

    Es verdad que muchas prácticas hospitalarias, especialmente referentes al parto, están desfasadas y no recomendadas por los organismos correspondientes. En España están absurdamente disparados los índices de episiotomías, intervención química, rasurado, cesáreas, fórceps y otras prácticas no recomendadas para el parto de bajo riesgo. Y el maltrato psicológico durante el parto es una práctica muy extendida, desgraciadamente. Nada de todo eso, aunque nos lo digan una y otra vez, va en beneficio del bebé, ni de la madre, que también es un ser humano y tiene derechos
    .
    Lo que nos falta es cultura.

    Todo mi apoyo, Marieta. Eres sensata y valiente.

    Veo que el crowdfunding va bastante bien, ánimo y espero que muchas personas colaboren, que merece la pena.

    09 octubre 2016 | 00:57

  7. Dice ser Mara Sanchís

    Recapacita por favor.
    Si no te ha gustado el trato del hospital dónde diste a luz, busca otro, cada vez hay más hospitales donde se respeta la voluntad de la mujer al dar a luz, pero si tienes cualquier problema tienes médicos, enfermeras y todo el instrumental necesario para ayudarte a ti y a tu pequeño.
    Si yo no hubiera dado a luz en un hospital hoy estaría muerta. Mi parto fue rápido y bien, pero me desangré. Y se dieron cuenta 6 horas después de parir, pero me salvaron y hoy lo puedo contar y mi hijo tiene una madre.
    Recapacita por favor. Un parto es lo más normal del mundo hasta que algo sale mal. Tenemos la suerte de poder parir en hospitales, no lo desaproveches, hasta hace unos años aún moría gente al dar a luz. No arriesgues tu vida y la de tu hijo.
    Pero… Tú decides.

    09 octubre 2016 | 02:38

  8. Dice ser regina

    Pues va a ser que no, porque puede que tu primera experiencia no haya sido buena, pero miles de mujeres dan a luz en los hospitales y son muy bien atendidas por excelentes profesionales, así que me parece que si quieres parir en casa deberías correr tú con los gastos.

    09 octubre 2016 | 11:29

  9. Dice ser regina

    Escribí en contra y veo que mi comentario ha sido borrado. Curiosa forma para alguien que pide dinero.

    09 octubre 2016 | 11:45

  10. Dice ser virgilio

    Yo lo que quiero es parir en lo alto del everest de forma natural con mi familia, mis amigos, unos primos de nebraska, mis tres perros y una señora que conocí en el super muy maja ella.
    Asi que busco financiación para que se respete mi decisión porque en el hospital donde dio a luz mi hermana fue todo demasiado frió…que si seguridad para la madre ,que si seguridad para el feto, que si médicos especializados y maquinaria para cualquier caso de emergencia….lo dicho demasiado frio.
    Por supuesto que parir en el everest no es un capricho es una necesidad biológica y lo único que pido es que estén dos helicópteros medicalizados (Por si uno falla) y un equipo de 12 médicos y 20 sherpas a mi disposición una semana antes y una semana después del parto.
    Como mis argumentos son de peso, deduzco que en menos de 24 horas habré juntado todo el dinero.
    Gracias por su entendimiento y generosidad.

    09 octubre 2016 | 15:02

  11. Dice ser Montse

    Me he emocionado con el articulo. Parí en un hospital: parto programado y con cesarea… y tan normal. El miedo me pudo.
    Acabamos de participar en la campaña. Ojalá vaya bien todo Marieta! Ojalá parir en casa se contemple en el sistema público y ojalá cada vez mas gente pueda respetar esta opción, aun sin entenderla.

    09 octubre 2016 | 22:49

  12. Dice ser extremismos

    Mis primos mayores nacieron en su casa, tienen algo más de 50 años, y no he escuchado nunca decir que mi tía fuera una loca, una irresponsable, o una temeraria. Al contrario. Pocos años más tarde, cuando mis hermanas y yo nacimos, en hospitales, a mi madre le decían que el calostro era malísimo y nos dieron suero glucosado en su lugar. Viva la evidencia científica y el parto hospitalario.

    La práctica social ha cambiado, pero eso no quiere decir necesariamente que sea mejor. Pienso que con un control profesional, como plantea el parto en casa debería ser una opción mucho más cercana y posible.

    Enhorabuena a Marieta por traernos este debate

    10 octubre 2016 | 12:22

  13. Hola! Soy la marietta, la que escribió el artículo.
    A ver: vayamos por partes… (INTENTO RESPONDER A TOD@S… son 7 puntos, redactados un poco extensamente, pero supongo que a quién le interese realmente, lo leerá)

    1) A todo el mudo que me acusa de borrar comentarios: yo no tengo el más mínimo control de la gestión/edición de los comentarios. De hecho, hasta ahora ni sabía que había comentarios publicados pq no lo había vuelto a mirar.
    Creo que simplemente deben tardar un rato en poderse ver… o yo qué sé. YO NO CENSURO NADA.

    2) Respondiendo a Ivan, que pregunta en qué se gastan los 1800€ (aunque lo explico detalladamente en mi blog y en la página de Goteo) lo resumiré a continuación:
    Parto en casa PRIVADO (pq no hay opción pública, que sería más barata) cuesta, de media, a unos 2000-2200€
    En mi caso, pido un mínimo total de 3.000€ a través del crowdfunding, desglosado de la siguiente forma:
    – 2500€ —> Coste del parto en casa (equipo de 2-3 matronas de guardia apartir de la semana 37, presentes en el parto, tantas horas como sean necesarias + visitas con las comadronas + curso pre-parto)
    – 150€ aprox.—> Coste de las comisiones del micromecenazgo (4% para Goteo + gestiones bancarias)
    – 350€ —> Coste de parte de las recompensas + envíos
    Y si se puede llegar a los 3400€ que serían lo óptimo, podría cubrir el coste total de las recompensas + envíos.

    3) Os ponéis las manos a la cabeza pq pido que la Seguridad Social financie partos en casa que (si van bien, que es en la gran mayoría de los casos, buscar información) cuestan 1800€ de INVERSIÓN PÚBLICA, y no os importa que un parto cualquiera de los que se están llevando a cabo cada día en los hospitales cueste 3000€ DE INVERSIÓN PÚBLICA (lo estamos pagando entre tod@s AHORA) en el mejor de los casos, y unos 6000€ si se trata de una cesárea (por cierto, en el estado español se practican muchas cesáreas inecesáreas, las tasas recomendadas por la OMS son de alrededor del 15%, y en España se practican de media un 30%).

    4) Deciáis que un parto puede ser una ruleta rusa pq puede morir el bebé y la madre. Repito: sólo se atienden partos en casa que no presenten riesgo.
    Lo que sí es una ruleta rusa es encontrar un equipo en hospital que sea respetuoso y no se vea atrapado en dinámicas y costumbres, a veces muy enquistadas, de prisas, protocolos y “siempre se ha hecho así” que se dan en los centros sanitarios. Hay much@s profesionales fantástic@s, actualizad@s, empátic@s, y muy buen@s (también lo he repetido en ocasiones, si me habéis leído en el blog por ejemplo), no lo niego. Pero una cosa no quita la otra. De hecho, en mi primer parto busqué, no fui a cualquier centro: fui a “EL” hospital dónde (en teoría) más se respeta a la mujer y dónde tiene más fama de practicar partos respetuosos. O sea que me reafirmo en lo que decía más arriba en este mismo párrafo: lo que sí es una ruleta rusa es encontrar un equipo en hospital que sea respetuoso (y que encima no cambien el turno a medio parto!).

    5) No digo que no se vaya a los hospitales. Quien quiera ir, que vaya. Y quien necesite ir, evidentemente, también. Sólo pido que el parto en casa PUEDA SER UNA OPCIÓN MÁS. De hecho, en muchos países europeos muy avanzados ofrecen desde hace años esta opción. Inglaterra, Holanda y Dinamarca son los que más partos en casa públicos atienden. Pero también está financiado en Francia, Alemania, Italia, Austria y Islandia.

    6) Siento mucho lo que cuenta Mara. Realmente ¡vaya susto!.
    Yo no quiero que pienses que te falto al respeto (de verdad), pero… si en un hospital tardan 6 horas en darse cuenta que había una hemorragia… tampoco es que transmita mucha confianza ir a un hospital. Lo que quiero decir es que en un hospital está todo muy masificado: hay muchas mujeres de parto para un equipo sanitario limitado. Quizás esta fue la razón. Yo no lo sé, no conozco tu caso concretamente.
    Lo que sí sé, es que en un parto a casa, hay más de una comadrona atendiendo a una sola mujer. Y estas cosas se pueden detectar más rápidamente (y las comadronas tienen el equipo médico y los conocimientos necesarios para actuar).

    7) Los comentarios que hacen burla de lo que explico (qué fácil es esconderse tras el teclado y la pantalla y escupir mala leche y menosprecio)… Everest y frikadas del estilo… sólo les quiero decir dos cosas: creo sinceramente que no habéis leído ni siquiera la mitad de lo que escribí (y si lo habéis hecho tenéis una gran imaginación y una nula comprensión lectora) y dos: no quiero perder más el tiempo respondiendo a comentarios así, tan faltardos de respeto.

    Finalmente: doy las gracias a toda la gente que leyó el artículo y, aunque opinase distinto a mi, me ha tratado con respeto.

    -maria-

    10 octubre 2016 | 15:35

  14. Dice ser julio

    los comentarios en contra son borrados

    10 octubre 2016 | 16:39

  15. Más de la mitad

    Por parte de las personas responsables de la edición del blog, os recordamos que este espacio está sujeto a moderación de comentarios. La moderación no la realizan las autoras que escriben, sino el equipo de edición.
    Los comentarios en ningún caso se borran, simplemente no se publican los que contienen expresiones ofensivas, como está expresado en las normas generales de los comentarios de 20 minutos. Por si alguien no las recuerda, son las siguientes:

    -Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    -No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    -Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    -Por favor, céntrate en el tema.
    -Normas y protección de datos.

    10 octubre 2016 | 16:51

  16. Dice ser Susana

    La verdad es que no me parece ninguna locura lo que aquí se plantea lo que pasa es que en España estamos muy acostumbrados a los partos intervenidos.

    Yo vivo en el Reino Unido y el sistema público ofrece 3 opciones (además de la cesárea): un parto en el paritorio del hospital (con más probabilidades de intervención médica, uso de epidural, monitores, fórceps, etc…), un parto en una zona del hospital íntima, parecida a una sala de yoga, con piscina, bolas de embarazo… para dar a luz con tu pareja y la ayuda de las matronas o un parto en casa, en el que las matronas van a tu casa y lo preparan todo para dar a luz allí.

    Aquí se han dado cuenta de que dar a luz así vale para las dos partes: es más barato para el sistema sanitario y menos traumático para las madres y el bebé.

    Yo estoy a un mes de dar a luz y sinceramente estoy agradecida de no tener que hacerlo en el paritorio. Voy a hacerlo en la sala íntima del hospital porque soy muy cobarde para hacerlo en casa pero aquí si ven que todo sigue yendo bien, no me pondrían ningún problema y me lo cubriría el sistema público.

    Tenemos que empezar a ver el parto como algo más natural y menos medicalizado y empezar a dar más opciones a las mujeres para dar a luz como nosotras prefiramos si las circunstancias permiten elegir.

    10 octubre 2016 | 20:19

  17. Dice ser Marina

    En esos “países avanzados” de los que hablas, tipo Holanda (que es el que conozco de cerca), lo morbimortalidad infantil es mayor que la de España. Parir en casa, incluso partos que en teoría no son complicados, comporta mayor riesgo. Miras las estadísticas.

    A mí como médico me parece sinceramente un atraso tener que parir como nuestras bisabuelas, disponiendo de la tecnología actual. Me gustaría defender la opción para madres que quieran hacerlo de manera distinta, pero las estadísticas no mienten.

    Creo que la Sanidad española puede mejorar en el trato a la paciente, claro que sí, pero invertir en partos en casa no me parece una prioridad. Como alguien ha apuntado más arriba, puede que, si todo va genial, para la mujer sea más agradable. Pero nunca será más seguro para el feto.

    Luchemos porque las condiciones en los hospitales sean más agradables para las madres y se respeten sus decisiones (mientras entren dentro de la lógica, claro). Y si alguien quiere parir en casa o en el agua, por el momento y mientras no sea igual de seguro que en los hospitales, se lo tendrá que financiar de su bolsillo.

    12 octubre 2016 | 14:02

Los comentarios están cerrados.