BLOGS

El novio de mi hija

Por Flor de Torres Flor de Torres julio 2015

El Instituto Andaluz de la mujer ha publicado la Guía de  madres y  padres para hijas que sufren violencia de genero con el elocuente título: ‘El novio de mi hija la maltrata. ¿Qué podemos hacer?‘.

Y es que los padres y madres  no poseemos herramientas de afrontamiento psicológico ante el problema de normes magnitudes ejercido a nuestras hijas. La violencia de género proyectada a las menores de edad  puede producir efectos devastadores en su  integridad física y  mucho más aun  en su futura integridad moral. En esta guía  se nos aportan instrumentos de detección, afrontamiento y, cómo no, de actuación. Se integran los primeros auxilios psicológicos que podemos ofrecer a nuestras menores.  Y se plasman en primera persona testimonios reales de cómo se manifiesta esta realidad, como la de esta menor que nos la relata en primera persona:

‘Me estuvo insistiendo durante un montón de tiempo, decía que había cambiado, que se había dado cuenta de que sin mí no podía vivir, incluso sus amigos me lo decían, que estaba muy cambiado, así que le di otra oportunidad. A los pocos días empezó a presionarme preguntándome con cuantos chicos había estado mientras no estuvimos juntos, y a decirme que mis primas no lo miraban bien, que no le daban otra oportunidad, ni mis padres tampoco. Me gastaba bromitas con la ropa que me había comprado, diciéndome que ya no me hacía falta porque ya no iba a tener que ligar. Al final todo era lo mismo otra vez. Había hecho como que había cambiado sólo para que volviera con él, pero en cuanto me tuvo segura…’.

Foto de RyanMcGuire

Foto de RyanMcGuire

Un testimonio que en nada se diferencia de los testimonios de mujeres que en su mayoría de edad sufren  la misma  situación.  Pero ¿Cómo podemos evitar que conductas que realizan maltratadores se reproduzcan en las menores de edad?

Desgraciadamente los datos estadísticos del informe Detecta también del Gobierno Andaluz a través del Instituto Andaluz de la Mujer nos aportan  poca esperanza sobre  de la realidad de nuestra juventud.

En el informe Detecta se concluye que:

  • Uno de cada cuatro adolescentes andaluces cree que la mujer debe estar ‘en su casa con su familia.’
  • El 10% de los jóvenes andaluces cree que es el hombre el que debe tomar las decisiones importantes en la pareja.
  • Más del 20% cree que la mujer es más débil que los hombres.
  • El 50% de los jóvenes piensa que la mujer aguanta la violencia de género.

Con estas conclusiones el  problema puede estar en nuestras madres,  las madres o  a las esposas  de nuestros amigos, en nuestras amigas. Pero también en  sus hijas o las nuestras. Algo más difícilmente detectable en la juventud por la fugacidad e inmediatez de las relaciones sociales de nuestros menores basadas y apoyadas en instrumentos  que fomentan y apoyan el control entre ellos como  whatsapp, Twitter,  Facebook, Tuenti, Instagram. Medios telemáticos que a veces se nos escapan  a los padres en todas sus dimensiones por ser una  forma de relación social invisible a nuestros ojos. Y se esconden en ellas las falsas pruebas de amor  de la entrega de claves  y contraseñas de sus cuentas  a sus parejas también menores que multiplican, fomentan y dan carta de naturaleza al control.

No sigamos buscando causas. No justifiquemos conductas. No validemos la violencia de género con conceptos tan vagos y sin conexión a las agresiones como: Celos, alcohol, drogas, trastornos de personalidad, irritabilidad, pensamientos impulsivos, falta de control,  propiedad, emancipación, separación, autonomía de la mujer. No hay ni una sola palabra, ni un solo concepto, ni siquiera un pensamiento que pueda adornar o aminorar la vergüenza que la sociedad siente por la violencia ejercida a la mujer y a las menores.  Y es que está impregnada en formas de relación y control que son las aprendidas y perpetuadas.

Pero eso no legitima su continuidad pues no estamos condenados  a sentir la vergüenza social  del maltrato. Es nuestro debito a nuestras hijas el  seguir  luchando contra los actos que demuestran la violencia de género ejercida sobre ellas. Más aún si se manifiesta a  tan temprana edad. Por ello:

  • Interioricemos el problema, detectémoslo y cuanto antes denunciémoslo.
  • Invirtamos en las generaciones que nos siguen: En las chicas jóvenes como apuesta segura  para que  también lo detecten.
  • Eduquémosles en Igualdad.
  • Desterremos los falsos mitos del amor romántico basado en la sumisión y la desigualdad que tanto daño les hace y que es  la semilla de la violencia de género.
  • Destruyamos la violencia que pasa de padres a hijos eliminando su  germen.
  • Rompamos en mil pedazos los roles de chicos y chicas basados en patrones patriarcales.

Pensemos en que las  menores no serán víctimas de la violencia de género en un futuro si se ha ganado definitivamente la igualdad frente al presente  orden patriarcal. Un ‘orden’ que deriva en violencia a la mujer cuando se impone como rol aprendido y transmitido. Como el único posible. Basado en  relaciones de control personal, mental y tecnológico hacia  nuestras menores como única forma de relación posible.

Y frente a ello apostemos por la educación en valores de igualdad. Esta apuesta sí que es segura, pues ganará definitivamente la batalla contra la violencia de género y el status quo del denostado sistema patriarcal.  Vamos a ello con nuestros hijos e hijas. Sin espera. Es  la herencia que tenemos que dejarles: Un mundo en igualdad y sin violencia de género. Unas relaciones de pareja donde no exista nunca más la posibilidad que el novio de nuestra hija la maltrate. 

Flor de Torres Porras es Fiscal Delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la mujer y contra la Discriminación sexual. Fiscal Decana de Málaga.

16 comentarios

  1. Dice ser Radagast el Pardo

    Todo muy bonito, pero mientras sigamos pensando que el problema sólo se da en una dirección seguiremos olvidándonos de la mitad del mismo.

    10 septiembre 2015 | 08:04

  2. Dice ser MC

    Discurso muy bonito, pero las barreras para la igual son también resultado del desprecio de mujeres a mujeres. Adolescentes que insultan, vejan y hace comentarios chismosos sobre otras adolescentes porque se creen con la superioridad moral de poder hacerlo.

    También señalo que en tu casa pueden haberte enseñado, y has aprendido, que hay que respetar a las mujeres, que son tus iguales, pero de puertas para a fuera puedes convertirte en el hijo de Satán. Al fin y al cabo tus padres no saben como eres fuera de casa.

    Todo el escrito anterior puede ser aplicado al contrario no? Adolescentes celosas e inseguras que se aprovechan de sus “novio” y los controlan.

    10 septiembre 2015 | 08:33

  3. Dice ser O_O

    Todo esto está muy bien y estoy completamente de acuerdo.
    Pero mientras siga habiendo MILLONES de locas que colocan a 50 sombras de Grey en un pedestal, seguiremos estando como estamos… o peor 🙁

    10 septiembre 2015 | 09:45

  4. Dice ser MBG

    La primera causa de violencia contra las mujeres es la publicidad. Y luego tenemos el porno, industria multi-millonaria.
    Y en estos tiempos que corren el Facebook y demás páginas han convertido las relaciones sociales en un burdel.

    Que levante la mano en el que no se prostituya en el curro o en la oficina.

    10 septiembre 2015 | 09:48

  5. Dice ser Gon

    “Y frente a ello apostemos por la educación en valores de igualdad. Esta apuesta sí que es segura, pues ganará definitivamente la batalla contra la violencia de género y el status quo del denostado sistema patriarcal”

    Gran articulo, pero cabe recalcar que igualdad también implica ganar la batalla al sistema matriarcal, a través de igualdad en la legislación, apoyo a hombres maltratados, indemnizar a las victimas en vez de premiarlas…por algún motivo, el término violencia de género se asocia solo a la violencia machista, cuando debería asociarse a su etimología, la de ambos géneros.

    10 septiembre 2015 | 09:53

  6. Dice ser Pampudo

    Me hace gracia cuando se comenta el tema de darse las claves del telefono, correo, cuentas de redes sociales como prueba de confianza….. Siempre he creido que precisamente no pedirlos es la mayor prueba de confianza que se puede dar en este sentido… Si te hace falta saber que hace que no hace donde con quien y cuando es que la confianza no existe y que clase de reacion tienes si no esta basada en ella….
    No es amor, es posesion…….

    10 septiembre 2015 | 10:00

  7. Dice ser Lara

    Yo siento lo que voy a decir pero entiendo que la mitad de los adolescentes piensen que la mujer aguanta la violencia de género. Es decir, sé que no es así, que no es que la mujer “aguante” la violencia de género, que es más complicado que todo eso y tal….pero si yo no lo entiendo, supongo que un adolescente menos. No entiendo que a una persona (hombre o mujer) le insulten, le controlen, le impidan hacer tal o cual cosa, le peguen, y aguante. Y que no me digan que por dinero o por los hijos. Por dinero no, porque mucha gente que gana dinero también es maltratad@, y por los hijos lo mejor que puedes hacer por ellos es que no vean o aguanten esas situaciones, es decir, largarte de ahí.

    10 septiembre 2015 | 12:10

  8. Dice ser Fernando: Un español

    Los niños son machistas….

    Los niños aprenden lo que se les enseña y ven.

    Los niños son cuidados normalmente por sus madres, porque, (Esto no es hembrismo), el hombre tiene que trabajar si o si y cuantas mas horas mejor, es mas, El 74% de las mujeres de una encuenta no aceptarian siquiera conocer a un parado, frente a un 17% en hombres.

    Con lo cual, si queremos acabar con el machismo, hay que acabar con el hembrismo y las custodias maternas.

    Facil ¿verdad?

    PD: Si quereis mas subvenciones y maletines, haced una colecta, hay mucho idiota que os dara dinero. El tema ya huele, es mas, apesta.

    10 septiembre 2015 | 14:37

  9. Dice ser Fernando: Un español

    Cuatro de cada cuatro adolescentes andaluzas cree que el hombre debe estar ‘Trabajando’
    El 100% de las jóvenes cree que la mujer debe tomar las decisiones importantes de los hijos en comun.
    Más del 20% cree que la mujer es más débil que los hombres. (Esto lo creen el 100% de las hembristas que ven con buenos ojos pruebas ilegales que regalan placa y pistola a mujeres, las cuales son sometidas a pruebas de acceso regaladas o a esas hembristas que abogan por regalar cargos de alta direccion segun que tengas entre las piernas).
    El 100% de las jóvenes se rie, mofa y resta importancia a la violencia hembrista.
    El 98% de la poblacion ve con buenos ojos que la ley de violencia de genero y los divorcios ilegales de este pais produzcan 2700 suicidios (Varones suicidados en proceso de divorcio) – 400 (Mujeres que se suicidan en la misma situacion)= 2300 asesinatpos del estado por sus leyes de genero.

    10 septiembre 2015 | 14:41

  10. Dice ser Basta ya de manipulación feminista

    Basta ya de manipulación. ¿Hasta cuando vamos a tolerar la mentira sobre el tema de la violencia de pareja de la ideología feminista de género? Precisamente entre los jóvenes las chicas son más maltratadoras con sus parejas que los chicos. Mirad este estudio: http://blogs.20minutos.es/mas-de-la-mitad/2015/09/10/el-novio-de-mi-hija/#respond

    10 septiembre 2015 | 19:13

  11. Dice ser Damián

    He visto casos así, concretamente conozco a un individuo que se pasa el día dándole lecciones a todo el mundo de como tratar a su entorno, metiéndose en todo el mundo y sintiéndose superior, y que luego trata a sus padres como el culo, le grita a su madre, presume de haberse ido para su padre un par de veces y haberle metido una galleta, y que además alguna vez en público se le ha visto pegarle una ostia a su novia y cruzarle la cara… el problema en muchos de estos casos es que su pareja no sólo se lo permite sino que además lo defiende.

    Lo curioso es que luego cuando se le planta cara se caga, el mundo está lleno de gentuza así, y dado como son las leyes sólo se me ocurre una solución.

    10 septiembre 2015 | 20:19

  12. Dice ser Chris

    Excelente! Me ha inspirado: “Mi hijo, el novio de tu hija”
    http://wp.me/p6zVgG-2N

    10 septiembre 2015 | 20:59

  13. Dice ser Fernando GE

    Hace ya seis años publiqué en la editorial Pirámide (Grupo Anaya) mi libro “Mi chico me pega pero yo le quiero” que fue pionero sobre los malos tratos y violencia de género en jóvenes y que actualmente se ha reeditado por tercera vez dada su gran utilidad para la prevención, sensibilización, atención y recuperación de las secuelas del maltrato
    Cada vez se hace más necesario educar en respeto e igualdad desde el nacimiento y especialmente desde las familias

    11 septiembre 2015 | 08:20

  14. Dice ser Tobor

    No olvidemos que en nuestra cultura patriarcal, se asume que a los hijos pequeños se les controla, prohíbe, obliga, castiga, pega, grita e insulta “por su bien”. Si desde pequeños aceptamos que nuestros padres nos pueden hacer eso, no es difícil que al crecer lo sigamos viendo como “pruebas de amor” aceptables.

    11 septiembre 2015 | 16:57

  15. Dice ser javier

    los chulitos que desprecian y tratan de dominar y vejar a las mujeres tienen como principales aliados a otras mujeres.

    11 septiembre 2015 | 19:33

  16. Dice ser María

    A mi no me extraña para nada esta alarmante realidad. Solamente leyendo algunos comentarios MACHISTAS al más no poder, ya ves por que tipos de personas son educados nuestros adolescentes. Mientras se siga criminalizando y responsabilizando a la mujer de todo esto, es como admitir que nos merecemos ser vejadas, violadas y maltratadas simplemente por ser mujeres. Me da mucho asco ver determinados comentarios, es más, hasta el mismísimo estoy!

    12 septiembre 2015 | 15:49

Los comentarios están cerrados.