BLOGS

Condiciones increíbles

@bdelabanda

Por Belén de la Banda 

Imagínate que en tu trabajo no te dejan ir al baño. Tampoco te dejan beber agua durante la jornada laboral: es para que no tengas que perder tiempo por ir al baño. No puedes parar de trabajar ni salir del edificio hasta que los encargados digan que has terminado tu jornada. Eso puede ocurrir después de doce horas, o de veinticuatro. Sólo te dejan diez minutos para comer, y tienes que hacerlo sin moverte de tu puesto. No puedes hablar con los compañeros. Nada de seguridad social, seguro médico, cotización ni derecho a asociarte a un sindicato.

Cartel de la campaña 'Se buscan fashion victims. Condiciones increíbles'

Cartel de la campaña ‘Se buscan fashion victims. Condiciones increíbles’

Son las ‘condiciones de trabajo increíbles’ que se plantean en una falsa oferta de empleo publicada esta semana por una campaña de sensibilización. Pero responden exactamente a las condiciones reales de trabajo que se ofrecen en las maquilas de Centroamérica, según documenta en un exhaustivo informe la investigadora Deborah Itriago. Las afectadas son mujeres en su abrumadora mayoría. Tienen su parte en el problema las leyes de los países, las políticas de las empresas, las condiciones de pobreza. Nada nuevo bajo un sol que ve lo mismo ocurrir en otras zonas del mundo. Pero también tenemos nuestra parte quienes compramos esa ropa.

Probablemente toda, o gran parte, de la ropa que llevas puesta ahora mismo la han fabricado mujeres que trabajan con estas ‘condiciones increíbles’, y que son las verdaderas víctimas de la moda. Hoy se cumplen dos años del hundimiento del edificio Rana Plaza, en Bangladesh, ocho pisos de talleres de sufrimiento que colapsaron causando 1127 muertes. Es difícil no sentir el hilo que nos relaciona con esas situaciones.

La campaña no sólo denuncia la situación, sino que ofrece una clarísima y viable alternativa. Es posible dar trabajo en la confección a miles de mujeres de forma digna, con las propuestas de comercio justo. Para muchas mujeres, éstas sí son condiciones increíbles de trabajo: un salario digno e igual para mujeres y hombres, una organización cooperativa donde se reparten y reinvierten los beneficios, la seguridad de que se permite la asociación laboral y de que no se produce explotación infantil… Hay ya muchas iniciativas internacionales y locales que garantizan todo esto.

A pesar de lo que nos digan, es posible vestirse con conciencia. Es importante buscar la información y la ropa que ofrece a las trabajadoras condiciones increíblemente dignas.

Más información en la página de la campaña ‘Se buscan Fashion Victims‘ y en el Fashion Revolution Day que se celebra hoy en varias ciudades del mundo.

Belén de la Banda es periodista y trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

7 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    Para muchas mujeres y también para muchos hombres, no olvidemos que existe también otro sexo (que no género) que también sufre, y según demuestran las estadísticas,lo hace mucho más pues tan sólo hay que observar las tasas de muertes por accidentes laborales donde un abrumador 95% de hombres es el colectivo más desfavorecido.
    Volviendo al tema de esta entrada, le pido a la autora que si tan en favor de la igualdad está denuncie las condiciones no sólo de las mujeres si no de todo el mundo, incluidos hombres y niños. Flaco favor se hace a la causa que supuestamente se persigue si sólo se centra en la mitad de la población. Por favor, denunciemos las pésimas condiciones laborales de todo el mundo.

    24 abril 2015 | 08:19

  2. Dice ser Doraemon

    Vaya por dios….

    ¿En el edificio Rana Plaza de Bangladesh no trabajaban hombres? ¿Acaso ellos no merecen el mismo reconocimiento?

    ¿Por que llevarlo al terreno de la mujer, en lugar de a la mejora de las condiciones laborales de TODO EL MUNDO, sea quien sea?

    ¿No hay hombres que trabajan de manera indigna tambien en el “tercer mundo”? Veanse minas , centros de desguace de barcos, tratamientos de residuos….

    “Miles de hombrs y mujeres (de personas) se enfrentan a estas condiciones laborales en todo el mundo”

    24 abril 2015 | 08:34

  3. Dice ser Vanessa

    Hola Belén,

    Que te conste que eso no nos pasa SOLO a las mujeres, ni siquiera MAYORITARIAMENTE a las mujeres y que tu comentario pierde mucha fuerza cuando te empeñas en denunciar y solo ver una parte del problema. La explotación laboral existe y afecta a Hombres a Mujeres y a Niños; quítate las orejeras y lo verás.

    24 abril 2015 | 08:54

  4. Dice ser morlaco

    Está claro que pedir a la gente que se lea la noticia y ya ni hablar del informe, es demasiado. No se está diciendo que solo pase a mujeres si no hablan de un esclavismo hoy presente y que afecta en su grandisima mayoría a mujeres. No desviemos ka atención

    24 abril 2015 | 09:27

  5. Dice ser Belén de la Banda

    Gracias por vuestros comentarios, con los que no puedo estar más de acuerdo. Las situaciones de explotación laboral se dan hacia todo tipo de personas y en muchos contextos diferentes, y me parece muy preocupante y denunciable, por supuesto, como a vosotros. Desde hace más de diez años en nuestra organización hemos denunciado el impacto de estas situaciones en la pobreza, que es muy grande y efectivamente afecta a hombres, mujeres y niñas y niños que son explotados en muy distintos lugares del mundo, en muy distintos sectores económicos.

    Pero sería imposible -y muy pretencioso por mi parte, aparte de demasiado genérico y por lo tanto ineficaz- pretender denunciar toda la explotación del mundo en menos de 500 palabras. En esta entrada hablamos de un informe muy bien documentado y sobrecogedor, sobre un sector concreto y en una región del mundo (Centroamérica) donde la mayoría abrumadora de las trabajadoras son mujeres. La entrada no es más que una pequeña llamada de atención, lo que merece la pena es profundizar en el informe, que es muy serio, exhaustivo e interesante: http://kcy.me/22m6r

    Gracias de nuevo por vuestro interés y vuestros comentarios, de verdad los valoro y aprecio.

    24 abril 2015 | 09:34

  6. Dice ser Carlos Cristóbal

    Es bueno dale una vueltecita de vez en cuando a estos problemas.
    Bien por el artículo Belén .

    24 abril 2015 | 19:09

  7. Dice ser Lola

    Terribles las condiciones de trabajo, pero mientras haya personas que se vuelvan locas por llevar el último trapo de la última moda a precios bajos estas cosas no cambiarán.
    Lo triste es que se han desmontado fábricas en el primer mundo para dar trabajo a los del tercer, ¿pero vale realmente la pena vistas las condiciones en las que tienen que trabajar?

    25 abril 2015 | 21:34

Los comentarios están cerrados.