BLOGS

Refugio contra la trata

Por Mariana Vidal Mariana Vidal

Ayer pude escuchar en la cadena SER la voz de ‘Paloma’, la segunda víctima de trata de personas para explotación sexual que ha logrado asilo político en España. La historia de esta mujer, que habla con nombre supuesto, y de quien sólo conocemos su voz, es estremecedora.  Ha logrado salir de la esclavitud, llegar a nuestro país y protagonizar un proceso de dos años hasta demostrar que su vida sigue en peligro y que en México nadie, ni las instituciones, ni la policía, la defendieron de sus secuestradores, violadores y explotadores.

Cartel de Apramp sobre la trata de personas.

Cartel de Apramp sobre la trata de personas.

Con la voz dolorida, y en llanto, ‘Paloma’ ha enviado un clarísimo mensaje a quienes mantienen vivo el lucrativo negocio de la trata de personas: quienes consumen sexo tienen que saber que lo hacen con niñas, adolescentes y mujeres secuestradas y torturadas. Que las mafias que organizan estos servicios son equivalentes a las que trafican con armas y drogas.

‘Paloma’ superó la pesadilla gracias a una ONG, Accem, que tiene en su página web una clara explicación de qué es y cómo se produce la trata de personas. En nuestro país, entre 20 mil y 50 mil mujeres están sometidas a esta situación, según las organizaciones que trabajan para erradicarla.

Pero el asilo -sólo dos casos en nuestro país hasta ahora- y las ONG no son suficientes para afrontar un problema que se inicia poniendo dinero en manos de un mafioso para que te permita violar a una mujer. Una sociedad que llega a este grado de dolor y explotación no puede ser una sociedad sana. Miremos alrededor y dejemos de sentir que todo este dolor es invisible. Reaccionemos.

 

Mariana Vidal es comunicadora y especialista en América Latina.

8 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    España es un país muy ventajoso para los delincuentes y muy malo para las personas honradas.

    Clica sobre mi nombre

    06 mayo 2014 | 11:48

  2. Dice ser Pena Lista

    Los usuarios / clientes / destinatarios de la prostitución, en realidad, no tienen manera de saber que la persona que se prostituye lo hace voluntariamente, por lo cual deberían aplicar el beneficio de la duda y asegurarse de que no están dando negocio a las mafias a través de la violación de una mujer que no desea tener relaciones sexuales con ellos, ni va a ganar el dinero que hay por medio.

    La policía da unas cifras de mínimo 12 mil mujeres explotadas. Aunque sólo fueran éstas -que probablemente serán más- ya es un problema social de enorme magnitud. Y una concentración de delito brutal.

    El otro día escuché otro testimonio de una mujer que había salido de la prostitución con graves dificultades, porque había pedido ayuda a muchos clientes, y sólo al final uno la había ayudado. Los clientes son parte del negocio, y son responsables de él. Lo buscan y lo encuentran, y les da igual que se trate de un secuestro, tortura y maltrato continuado a las mujeres.

    Hay auténticos emporios de la trata, como la colonia Marconi en Madrid. No digamos que no lo vemos.

    06 mayo 2014 | 12:54

  3. Dice ser Amaia

    . He mirado todas las referencias, y mucho más habría que leer y pensar sobre este tema tan extendido como brutal. Hay en esa misma página de apramp una explicación muy larga sobre cómo son los clientes de la prostitución. Merece la pena leerla con atención: http://www.apramp.org/opinion.asp?id=46

    06 mayo 2014 | 13:10

  4. Dice ser Blanche

    De lo que no os dais cuenta es de la relación que hay entre explotación de seres humanos y Liberalismo. Las mafias son empresas, los mafiosos son empresarios, los seres humanos somos mercancía, y a la sociedad la gobierna la demanda. El Liberalismo exige la desregulación de todo. Está en contra de cualquier intervención del Estado en los intercambios comerciales. Cosas que creíamos superadas, como el comercio de órganos o el trabajo infantil, serán lo normal en el futuro. Por ello, no deja de chocarme que haya feministas liberales.

    06 mayo 2014 | 13:38

  5. Dice ser Amaia

    Ostras, Blanche, de eso se da cuenta todo el mundo. Pero no vas al tema. De esto no tienen la culpa las feministas por liberales que sean, tienen la culpa los que pagan y cobran por explotar a las personas. Clientes y mafias. Así que lo que nos tiene que chocar es que no se acabe con este negocio, por la vía penal y cuanto antes.

    06 mayo 2014 | 13:55

  6. Dice ser Blanche

    Extraído de http://www.apramp.org/opinion.asp?id=46
    “de lo que aquí se trata no es otra cosa que la subordinación de los varones a un imperativo que tiene como fin último atenuar el temor al cuerpo de la mujer; la compulsión a controlar y expropiar a las mujeres de su deseo. De lo que aquí se trata es de que en ese encuentro pautado por horario, lugar y precio –vivido siempre como pretexto para el despliegue de una escena totalmente ritualizada, simulacro de un encuentro sexual, parodia de una relación pasional–, todo está puesto al servicio de la dominación, la denigración femenina y, dicho sea de paso, de la humillación masculina en aras del refuerzo de la virilidad convencional …/… La “prostitución” es el analizador primordial de la cultura actual, no sólo por la incomodidad ética que genera, sino también porque es en la explotación sexual comercial donde el Patriarcado lleva al límite los valores impuestos por la sociedad de consumo y se hace evidente la condición de mercancía de los cuerpos. Cuerpos cuyo aprovechamiento y goce tiene un costo y un rendimiento que se juega en el intento fallido por reforzar la presencia del equivalente universal dinero y por restituir (si es que alguna vez lo han perdido) el poder de los varones …/… Los clientes, los más guardados de esta historia, eran los principales prostituyentes. Son, también, los que deciden la incorporación creciente de productos exóticos (asiáticas, latinas o negras destinadas a los blanquitos del Norte) y de la cada vez más reducida edad de la “mercadería” que consumen. Entonces, al poner el foco en las mafias, al penalizar a los proxenetas y a las prostitutas, se elude a los clientes y, de esta manera, la sociedad en su conjunto se encarga de aliviar la responsabilidad que cae sobre aquellos que inician, sostienen y refuerzan esta práctica. Por eso, sostengo que cualquier intervención en este problema debería tener en cuenta las representaciones que en el imaginario social legitiman la prostitución. La legislación del Estado o los tratados internacionales, necesarios como son, nunca serán suficientes para remover las prácticas convalidadas por las costumbres: ancestrales derechos de los hombres sobre el cuerpo de las mujeres, derechos de los poderosos sobre el cuerpo de los débiles.”

    06 mayo 2014 | 15:11

  7. Dice ser Blanche

    Relación entre Liberalismo y prostitución:

    http://www.apramp.org/opinion.asp?id=130

    Extracto: “Los países del Tercer Mundo del Hemisferio Sur tienen que pagar su deuda externa con divisa fuerte, como dólares, yenes o euros. Para tener esa divisa, la Argentina, por ejemplo, tiene que exportar carne. Pero también se exportan personas para que envíen dinero, remesas, desde el extranjero a su país. Eso explica las políticas que promueven la migración en algunos países y también la trata de mujeres. Otra forma de obtener esa moneda fuerte es a través de los turistas. Y a esa fórmula apelan sobre todo los países asiáticos. Lo dijo claramente un primer ministro tailandés cuando afirmó que hay que sacrificar una generación de mujeres para lograr el desarrollo económico de ese país. En Gabón un ministro declaró en la radio que hay que legalizar la prostitución porque es el único medio para desarrollar el turismo en esa nación del centro-oeste de África.”

    06 mayo 2014 | 15:32

  8. Dice ser susi

    Los hombres, con tal de saciar sus groseros apetitos venderían a su madre si hiciera falta. Les da lo mismo pasar por encima de quien sea, son como perros en celo. Son bestias a las que hay que domar mediante la caballerosidad y en último extremo las leyes si es necesario. Me hace mucha gracia las mujeres que buscan en un hombre “sentirse protegidas”. Y digo yo ¿frente a que?. ¿No se han parado a pensar que si necesitan protección es precisamente pq existen hombres y son como son? ¿Frente a qué necesitarían protección las mujeres en un mundo sin hombres? Enteraós de una vez. Las mujeres necesitamos protección frente a los hombres, no hombres que nos protejan.
    Creo que sería buena idea introducir en el agua o los alimentos algo q rebaje los niveles de testosterona, pues es evidente que causan los problemas de esta índole. Además, ellos mismos saldrían beneficiados: no caerían en ese vicio patético que los esclaviza como a animales presas de sus impulsos (y a la vez se evitaría en gran parte el asqueroso mercadeo q supone la prostitución, por no hablar del enriquecimiento de unos pocos (hombres casi siempre)a costa de las forzadas a prostituirse.
    Además, el hecho de evitar que estén todo el día salidos como macacos los hace más firmes, menos dispersos, más centrados, en definitiva, más hombres y menos animaluchos. ¿Todos ganaríamos!

    06 mayo 2014 | 16:25

Los comentarios están cerrados.