BLOGS

Juntas podemos

Por Laura HurtadoLaura Hurtado

¿Qué tenemos que hacer las mujeres para que nos escuchen?, ¿para que los temas que nos preocupan se tengan en cuenta? Pues explicarlos y exigirlos. En casa, en el trabajo o en una cena con amigos. En las urnas, pero también en el supermercado, en el parque infantil, cuando miramos la tele, cuando vamos una reunión del colegio. A veces me canso, lo reconozco. Me siento una pesada. Una aguafiestas. Una tiquismiquis. Una exagerada. Pero eso solo me pasa cuando estoy sola. Cuando otra persona se suma a lo que yo digo, la cosa cambia. Y si somos más de dos, aún mejor. Porque juntas podemos.

Los próximos 10, 11 y 12 de octubre cerca de 20 mujeres activistas de 14 países, incluidos el nuestro, se encuentran en Madrid precisamente para compartir experiencias y ver cómo pueden hacer que su voz se oiga más fuerte. Son Mariam Nana de Burkina Faso, Perla Álvarez de Paraguay, Elisabeth Dauda de Nigeria, Matilde Mora de Colombia, y muchas más, que vienen en representación de otras mujeres. Son la voz de un colectivo que ha visto que, de forma organizada, es más fácil que te escuchen.


Mujeres participantes en el encuentro de Madrid organizado por Intermón Oxfam.

La mayoría provienen de países eminentemente rurales, donde las mujeres campesinas, a pesar de su aporte a la economía familiar y a la alimentación de sus países, padecen los índices más altos de pobreza y analfabetismo, no pueden acceder a servicios sociales adecuados, sufren leyes y prácticas discriminatorias respecto al derecho a tener tierra o a acceder a créditos y son víctimas de violencia constante. Por eso salen a la calle, se organizan, piden a las personas que mandan y toman decisiones que se acabe con estas injusticias e intentan cambiar creencias y prácticas sociales.

Tengo muchas ganas de conocerlas porque estoy segura de que las mujeres españolas podemos aprender mucho de ellas ahora que estamos viendo cómo la crisis y las medidas de austeridad ponen en riesgo muchos de nuestros avances. Juntas constataremos que estamos menos solas de lo que creemos. Y compartiremos las estrategias para seguir avanzando, en sus países y en el nuestro

El 1º encuentro internacional de mujeres que transforman el mundo se podrá ver por streaming el próximo viernes 11 de octubre de 12.30h a 14h.

 

Laura Hurtado es periodista y trabaja en Intermón Oxfam.

 

6 comentarios

  1. Esta semana alguien me preguntó si el feminismo seguía siendo necesario en los tiempos en los que vivimos.

    El argumentario para justificar la no necesidad del feminismos en nuestra sociedad actual fue el que he escuchado miles, por no decir millones de veces: Que si la Constitución y su artículo catorce, que si la “discriminación positiva” que se está dando, que si las mujeres somos unas maltratadoras psicológicas, que pretendemos que nos “mantengan”, que si hay tantas denuncias por violencia de género es por los medios que exageran mucho y sólo sacan los casos de mujeres pero también hay hombres maltratados y no salen en los telediarios, que si los “pobres hombres” se encuentran acorralados y ya no saben cómo relacionarse con nosotras porque temen ser denunciados a la mínima broma que nos pueden gastar,…y así un largo etcétera.

    Aseguro a quien pueda leer esto que hice un ejercicio de paciencia voluntaria para escuchar (de nuevo) este argumentarlo por ver si alguna novedad pero sólo había una y no estaba en el mensaje, sino en quien lo sustentaba: Una mujer joven, de unos apenas veinte años.

    Y voy a comenzar mi respuesta diciendo lo mismo que le dije a ella: que soy feminista por convicción y que mi pretensión es que los derechos humanos de hombres y mujeres sean realmente los mismos en todas partes y desmaquillar y desnudar las desigualdades para hacerlas visibles y corregirlas. Que no me vale el llamado “derecho natural” que justifica que somos diferentes porque la naturaleza nos ha hecho diferentes.

    A partir de ahí intenté (creo que sin mucho éxito al menos de inmediato) explicarle a esta joven que el feminismo no sólo era necesario, sino que es imprescindible si realmente nos creemos que somos una sociedad democrática.

    Y es necesario porque aunque no se quiera ver, seguimos tratando de forma desigual a niñas que a niños incluso antes de nacer, porque nos socializamos de manera desigual y por tanto asumimos roles desiguales. Porque el patriarcado pervive en cada rincón de nuestra mente e incluso de nuestros corazones permitiendo incluso que haya gente que justifique la mayor de las desigualdades: el terrorismo machista. Porque sigue habiendo instituciones como la iglesia católica que niega explícitamente derechos a las mujeres y sigue considerándonos como subsidiarias de los hombres, y otras como la RAE que considera, a través de sus definiciones, que las madres no engendramos sólo parimos. Porque se siguen pisoteando nuestros derechos y libertades, como por ejemplo nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad. Porque se nos siguen relegando a puestos de segunda o tercera categoría en los espacios de toma de decisiones. Porque seguimos cobrando menos por realizar el mismo trabajo. Porque aunque las aulas universitarias están llenas de mujeres, son los hombres quienes las dirigen. Porque aunque las mujeres tenemos una mayor expectativa de vida, los estudios sobre salud se siguen realizando mayoritariamente sobre los hombres. Porque la historia nos sigue ocultando las obras de arte y aportaciones de todo tipo realizadas por mujeres. Porque nuestros cuerpos de mujeres son utilizados como campos de batalla allá donde los hombres lo deciden, sea en un conflicto armado o en un conflicto de pareja. Porque nuestros cuerpos de mujeres son secuestrados y maltratados para ser explotados sexualmente en otros países o lugares del mundo. Porque los derechos humanos de las mujeres son pisoteados sistemáticamente en muchas zonas del mundo e incluso de nuestro mundo particular. Porque en los espacios simbólicos que nos imponen ya existe toda esa desigualdad y violencia simbólica o estructural desde antes de nacer. Porque la pobreza de ceba en mujeres y niñas. Porque nos matan por ser mujeres.

    Y así muchísimos argumentos más que se podrían resumir en uno: Mientras exista una sola mujer en el mundo a quien hayan pisoteado uno sólo de sus derechos humanos, el feminismo no sólo será necesario, será imprescindible.

    Tere Mollá
    21/01/2013

    06 octubre 2013 | 18:47

  2. Dice ser Dark Shadow

    Estupendo articulo, las mujeres teneis que gritar para que se os oiga y los hombres tambien, pero parece que estamos todos callados y hay mucho por lo que gritar, pero ninguno lo hacemos, por eso me parece muy valiente lo que hacen estas mujeres, que vienen de entornos pobres y son medio analfabetas, pero exigen sus derechos y quieren que se las escuchen. Aqui ahora tenemos mucha titulitis y mucho conformismo, somos la generación mas preparada, o mas preparada, según se mire, no tenemos trbajo y escaso futuro, pero nos callamos. Todos, hombres y mujeres, tendriamos que luchar por nuesro futuro, nuestra libertad, nuestros derechos, pero tienen venir estas luchadoras de paises mas desfavorecidos a enseñarnos como se hace, espero que aprendamos mucho de ellas.

    http://www.lunaenpapel.blogspot.com

    07 octubre 2013 | 03:24

  3. Dice ser albitaguapa2

    no quejarnos solo de lo nuestro? no quejarnos tanto directametne

    07 octubre 2013 | 08:36

  4. Dice ser skalo75

    > ¿Qué tenemos que hacer las mujeres para que nos escuchen?
    Cosas interesantes.

    > Cuando otra persona se suma a lo que yo digo, la cosa cambia. Y si somos más de dos, aún mejor. Porque juntas podemos.
    Eso es, discriminando al 50% de la población pero que si fuera un hombre juntos no podéis, eh?

    > porque estoy segura de que las mujeres españolas podemos aprender mucho de ellas
    Los hombres nada, verdad?

    > ahora que estamos viendo cómo la crisis y las medidas de austeridad ponen en riesgo muchos de nuestros avances
    Repite conmigo: ZP bueno, adalid de la libertad de la mujer; Rajoy malo, machista retrogrado.

    07 octubre 2013 | 10:33

  5. Dice ser mujeres poderosas

    A mí me encanta Rihanna vistiendo transparencias, sin sujetador, LadyGaga , Miley igual de evolucionada, porque inventan, crean, rompen muros de intolerancias, progresan. Y en la música y moda ojalá mandaran más. ¿Es malo eso?

    07 octubre 2013 | 10:55

Los comentarios están cerrados.