BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

‘Cualquier otro día’, la imprescindible precuela del ‘Vivir de noche’ de Dennis Lehane que acaba de adaptar Ben Affleck

Estoy muy negro este fin de semana (¿será por qué estamos en plena BCNegra?). Si el viernes invitaba a escribir en este blog al autor de El asesino del acantilado, hoy os voy a hablar de una trilogía de mafiosos. Sí, claro ambientada en el pasado. El cóctel del domingo: cine, historias criminales y ambientación histórica.

El viernes llegó a España la nueva película de Ben Affleck, Vivir de noche,  segunda vez que el actor-director adapta una historia de Dennis Lehane (la primera fue Adiós, pequeña, adiós). Lehane es uno de esos autores que a los que os guste la novela negra debéis conocer y leer. ¿Razones? Mystic River, Sutter Island o la serie de Kenzie y Gennaro. Tardas ya en darle una oportunidad.

Fotograma de ‘Vivir de noche’ con Ben Affleck.

Esta Vivir de noche (RBA, traducción de Ramón de España), que podemos ver ahora adaptada en los cines, es la segunda parte de la trilogía de los Coughin, una familia de irlandeses plagada de policías y mafiosos, centrada en las andanzas del hijo menor en los años 20 y el mundo del tráfico de alcohol entre Cuba y Florida. Viene precedida por Cualquier otro día (RBA, traducción de Carlos Milla e Isabel Ferrer), ambientada en Boston en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial y protagonizada por el hijo mayor, policía como su padre, y se adentra en el mundo del terrorismo anarquista, la minoría irlandesa, los sindicatos y la corrupción. Y concluye con Ese mundo desaparecido (Salamandra, traducción de Enrique de Hériz) recién llegada a las librerías españolas y ambientada en los años 30, relata en la decadencia del menor (y mafioso) de la familia.

Así que queda claro que es una saga de poderosa novela negra con una fuerte y cuidada ambientación histórica. Y pensaréis: con la percha de la peli nos vas a recomendar que nos leamos Vivir de noche. Pues no, y sí. Os diría que, a falta de leer la tercera de la que espero hablaros pronto, os leyerais la trilogía completa porque es muy, muy disfrutable. Pero la que no podéis dejar escapar es Cualquier otro día.

Porque esta novela es, hasta la fecha, la GRAN novela de un gran escritor como Dennis Lehane. Y lo logra con un subgénero tan estadounidense como es la mezcla de narrar-desmitificar su historia dándole una estructura y tono de novela negra. Ahí está, el gran e inimitable James Ellroy, que asegura que el escribe novela histórica… y en cierto sentido, hay que darle la razón. Lehane no es Ellroy (el mundo colapsaría si hubiera otro como él), pero no le hace falta para encontrar su tono y magia.

Cualquier otro día es una novela negra excepcional con poso y conflicto moral de calado, porque es una descripción brutal del Boston de la época y porque no sé por qué la HBO (o similar) no se ha fijado en ella para hacer un serión de altura (ya que Hollywood ha decidido empezar, incomprensiblemente, por su secuela). Porque tiene amor, e intriga, y emociones. Y pasajes de acción y tensión marca de la casa. Porque muestra un país que se transforma para siempre, porque muestra la cara oscura de una potencia en crecimiento. Porque hueles, sientes y paseas por las calles del Boston de la segunda década del siglo XX. Y qué difícil es hacer todo esto y hacerlo tan bien.

Lehane es bueno, pero resultará difícil que supere a corto plazo esta obra que engancha y cala como la llovizna irlandesa.

Y una vez leída, seguramente queráis seguir con las otras andanzas de los Coughin.

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.