BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

¿Molesta el pasado musulmán de Madrid?

Muralla musulmana de Madrid (WIKIPEDIA)

Muralla musulmana de Madrid (WIKIPEDIA)

Carolina Molina es una escritora madrileña muy vinculada a Granada (es directora de las Jornadas madrileñas de Novela Histórica y coordinadora de  las de Granada), autora de varias novelas como Guardianes de la Alhambra y Noches en Bib-Rambla (ambas publicadas en Roca Editorial). Durante las primeras jornadas madrileñas, Carolina contó los problemas que tuvo con su segunda novela histórica, Madrid, entre dos murallas (recientemente reeditada por Áltera) y que ella achaca a que el pasado musulmán de la capital “molesta”.

Me resultó interesante y revelador. Le pedí a Carolina que nos contara su experiencia y sus impresiones y aquí están. Estoy seguro de que os provocará, al menos, alguna reflexión.


¿Molesta el pasado musulmán de Madrid?

Carolina Molina, escritora.

Meses antes de los terribles atentados de Atocha en 2004 terminaba mi segunda novela con el título Mayrit entre dos murallas. Se trataba  de un conjunto de cuentos unificados narrativamente sobre las vicisitudes de un emigrante llegado de Damasco que anhelaba llegar a Al-Andalus y en consecuencia a Mayrit, la ciudad que con el tiempo se convertiría en Madrid. En el libro, este enclave musulmán en donde había ríos y entorno natural bien defensivo, va transformándose hasta convertirse en corte con Felipe II.  Un tema que nadie hasta ese momento se atrevió a tratar, no por cobardía, sino, posiblemente, por desconocimiento de lo que antes tuvimos.

Superado el horror de los sucesos terroristas en donde murió un familiar mío, me propuse promocionar mi novela en Madrid y fue entonces cuando encontré un rechazo solapado a nuestra indiscutible herencia hispanomusulmana. Mientras que en Granada, el legado de al-Andalus, se comprende como uno de los más ricos de nuestra Historia y gracias a él nuestro acervo cultural es inmenso, en Madrid se ignoraba y hasta se repudiaba, tildándolo de políticamente incorrecto. No  había manera de hacer entender a las instituciones de aquel entonces, quizás no muy distintas a las actuales, que al-Andalus no tiene nada que ver con la violencia indiscriminada que sufrimos en los tiempos presentes y que uno de  los rasgos más sobresalientes de la cultura andalusí, fue, precisamente, la tolerancia.

9788416645756Mi novela se quedó en el olvido tras promesas de parte de unos y de otros que nunca llegaron a realizarse. Con el paso del tiempo y con motivo de las Primeras Jornadas Madrileñas de Novela Histórica  tuve la oportunidad de retomar la novela cambiándole muchas cosas, su enfoque y alguno de sus cuentos. Mayrit se  convirtió en Madrid entre dos murallas, en referencia a las dos murallas, árabe y  cristiana, cuyos escasos restos arqueológicos aún son visibles en nuestra ciudad. Dulcifiqué sus páginas, centrándome más en la convivencia entre las dos culturas que han sido condenadas a entenderse y quizás nunca lo consigan. Pero por encima de estas intransigencias administrativas o comerciales me quedo con algo mucho más decepcionante y es la manipulación que hacemos, constantemente, de nuestra Historia. Aún sin censura nos impulsan a elegir los temas más amables, seleccionar los, posiblemente, más acertados según nuestro entorno social o político. En esto, me parece a mí, que hay tanto de intransigencia como de ignorancia. No es solo cosa de temer a la posible reacción del público, es decir, a su rechazo y por lo tanto a perder compradores reales. Hay mucho de sinsentido práctico, de catalogar al público de insensible o ignorante, dándole siempre lo que el mundo editorial piensa que es «lo vendible». Nunca me cansaré de decir que el lector no es tonto. La consabida letanía de “Esto no gusta” me inquieta. ¿A quién no gusta, en realidad? Seguramente a los editores, a las distribuidoras o incluso a los políticos, pero a los lectores…al gran lector le gusta casi todo, si está bien escrito.

La novela histórica tiene un gran futuro como vehículo de transmisión de ideas y bien usada nos hará reflexionar. Porque comparar el pasado con el presente, a veces, solo hace reafirmar que somos inalterables en nuestras miserias. ¿Podremos, con la novela histórica, hacer revisar nuestro concepto del pasado?

Al menos, sí hacer esta cuestión más visible, porque historiadores ya hay que insisten en esa revisión necesaria de la Historia que ha sido manipulada, a veces con intención y otras por pura desidia. De esa visibilidad propia de la novela, por ser accesible a mucha gente, podríamos aprovecharnos y tomarla como medio de denuncia. No paro de verle posibilidades a este género que hasta el momento se tilda de secundario o de puro entretenimiento.

Por otro lado, ya es hora de que Madrid tenga sus propia novelística, su apoyo cultural desde las instituciones, cosa que no es tan evidente, aunque suene raro por ser la capital. Quizás, precisamente por eso, también tendríamos que “revisar” nuestra historia y hacer que los propios madrileños la conozcan. Cierto es que madrileños ya hay pocos o quizás no se sientan como tal a tenor del poco interés que tenemos todos de hablar  de Madrid. Pero quizás es que no la conocemos lo suficiente para amarla de veras, desconociendo todo su pasado, incluido su maravilloso legado andalusí de donde parte su propio nombre, Mayrit.

*Las negritas son del bloguero, no de la autora del texto.

19 comentarios

  1. Dice ser Yo

    Y molesta el pasado cartaginés, romano, visigodo y cristiano? Porque parece que este último sí molesta a muchos…

    25 junio 2016 | 13:08

  2. Dice ser Alejos

    #1 Yo

    Yo creo que lo que molesta a muchos, como dices, es el poder que tiene la Iglesia católica en el presente, no en el pasado. Igual que molestaría si fuera otra iglesia distinta, no es nada personal contra los católicos.

    25 junio 2016 | 13:22

  3. Dice ser Contestataria

    Personalmente, no me molesta en absoluto. Es una parte de nuestra Historia, que hay que asimilar.Yo tengo muy asumido, que tengo sangre suya (guste o no, la mayoría la tenemos). Las cosas hay que ponerlas en su contexto, entonces ellos eran “el mundo civilizado”, y su influencia fue positiva. Ahora, las tornas han cambiado, eso es todo. Tenemos hermosos monumentos, ingeniosas formas de manejar el agua, y especies traídas de oriente, como los frutales.

    25 junio 2016 | 13:28

  4. Dice ser Yo

    # Alejos

    Si no es nada personal contra los católicos, no entiendo ese afán de reivindicar continuamente el pasado musulmán y despreciar el resto, sobre todo el cristiano.

    Por ejemplo, la catedral de Sevilla, que algunos están empeñados en que vuelva a ser una mezquita. Esos mismos seguramente no sepan que antes de ser una mezquita era una iglesia visigoda.

    25 junio 2016 | 13:47

  5. Dice ser gargo

    Para Contestataria…..o eras mora o eras cristiana o eras judia ..pero te aseguro que revoltijos de sangre y religion no podia ser …eras mujer muerta si te pillaban con alguien de otra etnia o religion , eso era la tonica general es mas se han hehco estudios sanguineos de España para ver el nivel de consnguinidad ..y daba unos resultados asombrosos ..era minima la intervencion de sangre arabe a menos que ya lo fueras y te convirtieras , pero nunca por casorios ..o al menos que fuese una violacion…

    25 junio 2016 | 13:52

  6. Dice ser Juan

    Lo que molesta , a la gente normal de la calle, no al al politicamentecorrectismo, es el futuro musulmán de Madrid, y de toda Europa.
    El pasado, mimímo, .lo pretendes exagerar tu, para que las ratas trraidoras te den algo de rédito

    25 junio 2016 | 13:56

  7. Dice ser Heisenberg

    “…uno de los rasgos más sobresalientes de la cultura andalusí, fue, precisamente, la tolerancia.”

    Después de leer esta frase me ha quedado claro que si su novela no fue aceptada fue por su evidente falta de rigor histórico. No se equivoque, lo que a muchos nos molesta es la manía de envolver en buenismo a determinados grupos étnicos, como si las barbaridades que cometieron fuesen “menos malas” por el simple hecho de haber perdido la guerra y ser expulsados. Definir el período de ocupación árabe como tolerante es una completa memez; el MITO de las tres culturas se llama así por algo y “los que defienden esa majadería no han leído NADA”, y pongo esa frase entre comillas porque no es mía, es del catedrático y miembro de la Real Academia de la Historia Serafín Fanjul.

    Y me parece muy bien que quiera revindicar el mal llamado “legado andalusí”, pero no lo venda como la huella definitiva en nuestra historia cuando hasta el más cateto sabe que otros pueblos, como por ejemplo los romanos, tuvieron un impacto mucho mayor en nuestra cultura, historia y etnia (le animo a que se dé un paseo por los estudios recogidos en la Eurpedia y lo compruebe ud. misma) en un espacio menor de tiempo.

    No se ofenda, pero no creo que el problema radique en la novela histórica en sí, sino más bien en que hoy en día cualquier mindundi cree que con un criterio subjetivo y una mínima documentación basada en sesgos confirmatorios puede escribir novela histórica.

    Un saludo.

    25 junio 2016 | 16:36

  8. Escritora Carolina Molina: Si tu novela Madrid entre dos murallas es tan inteligente como tu comentario, te felicito. Precisamente mañana saldrá en FB el VI capítulo El Corán en Europa, VI también de mi ponencia Aventura de la palabra hablada y escrita a través de la Historia, de una serie de ensayos. Cordial saludo.

    25 junio 2016 | 18:32

  9. Dice ser joseluis123123

    madrid es anterior a los musulmanes, ya habia un nucleo en la epoca romana y visigoda, la presencia de los musulmanes no fue bienvenida y por eso les tuvimos que echar, por supuesto que es evidente que forma parte de nuestra historia como tambien forma parte de la historia de paris la ocupacion por los nazis.

    25 junio 2016 | 18:36

  10. Dice ser Lilian

    Quiero comprar este libro porque me interesa después de leer este artículo pero no lo encuentro en ningún lado ¿ me podéis ayudar???

    25 junio 2016 | 19:48

  11. Dice ser Héctor Tilla

    Molesta tanto que ya hay movimientos en Change.org para cambiar el nombre de la Villa y que deje de llamarse Madrid (Magerit, Magrit o Mayrit en árabe), que los cachitos de la Muralla árabe de retiren y los lleven con las estatuas de Franco quitadas, que la Virgen de la Almudena (al-mudayna) sea rebautizada como Del Derecho a Decidir y que la Sierra de Guadarrama ( Uad-er-ramel) deje de ser sierra para que nadie vaya a Navacerrada o La Pedriza y se contamine con aire fresco musulmán.

    Aunque ya puestos yo propongo que ‘se oculten y olviden’ palabrotas árabes tan molestas como:
    albóndiga, alacrán, alfombra, alubia, alfombra, almohada, alhaja,
    jazmín, azúcar, zanahoria, azujejo, aljebra, cifra, aceite, aceituna, jarabe,
    alcalde, almoneda, aduana, tarifa, fanega, arroba, zafiro, guitarra, laúd …. .
    En definitiva, que olvidemos esas 4000 palabras de pasado árabe que hablamos en Madrid.

    Alguno@s pamplinas con tal de vender sus productos no dejan que la gilipollez se asiente y sus posos caigan al fondo del pozo. ¿Hay que buscar siempre los tres pies al gato?

    25 junio 2016 | 22:23

  12. Dice ser Rapha

    No molesta en absoluto; como tampoco molestaba la estatua de Franco en Nuevos Ministerios, o como tampoco molestan los nombres de las calles de Madrid que la Carmela quiere cambiar ¡¡Ay Carmela…!!
    Si te interesa otro tipo de literatura, haz click en mi nombre.

    25 junio 2016 | 23:11

  13. Dice ser Fernando

    Casi 4 siglos musulmana

    26 junio 2016 | 06:09

  14. “Madrid” no proviene del árabe, sino que s un toponimo muchísimo más antiguo, íbero: “Madar-iri”, que quiere decir “alto de los perales”. Pueden confirmarlo en la web “Iberia según Mascaray”, donde hay abundante toponimia y epigrafía ibérica (prerromana) traducida con éxito desde el euskera antiguo.
    ¿Molesta el pasado ibérico de Madrid, y que la lengua aborígen de Iberia sea lo que hoy conocemos como euskera?

    26 junio 2016 | 14:35

  15. Dice ser M.A. BOGE

    Fernando, revisa tu cronología.

    26 junio 2016 | 15:14

  16. Dice ser El Andoba

    jajajaja No molesta el pasado, lo que molesta verdaderamente es el actual ..lleno de moracos por todas partes, deambulando, vendiendo ilicitamente, trapicheando, mangando … y a rezar a las mezquitas, su gran madriguera.
    Hay que limpiar un poco de indeseables no solo Madrid, sino todo el pais.

    26 junio 2016 | 16:53

  17. Dice ser Houssin

    Dentro de X tiempo España volverá a ser conquistada por el imperio musulmán.
    No sólo madrid ne Andalucía
    Solo es cuestión de tiempo para que aparezca otro
    #Tarik ibno zeyad con sus soldados moros

    26 junio 2016 | 17:21

  18. Dice ser Predicador

    A todas esas personas que predican aquello de la tolerancia de las 3 culturas , ya me gustaria que pasaran una temporadita por aquella epoca, le iban a dar tolerancia por todos lados…

    26 junio 2016 | 19:21

  19. Dice ser yolanda cediel

    Pues la verdad, no creo que le moleste a nadie, si no más bien al contrario, ya que los madrileños nos sentimos orgullosos se de tener la historia que tenemos. De todas formas, también creo que confundir musulmán con árabe o viceversa, es un error, ya que en Madrid, como en toda España hubo árabes que fueron musulmanes y otros que se convirtieron al cristianismo, de la misma forma que hubo cristianos que se convirtieron al Islam. España en general, y Madrid en particular, tiene un pasado cultural árabe muy importante, musulmán o no. Y eso, no puede cambiarse, nos guste o no.

    27 junio 2016 | 08:31

Los comentarios están cerrados.