Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de octubre, 2020

La República Errante de Menda Lerenda

El conductor que circulaba sin cinturón de seguridad y con matrícula improbable mostró a los agentes un doc de identidad y un pasaporte de la República Errante Menda Lerenda.

Este episodio del delirio simbólico que nos aflige es el anticipo de la próxima república española, que si nadie lo remedia será la de Menda Lerenda. Vamos camino de nada, que cantaba Labordeta. Desde tiempos a esta parte vamos camino de nada.

Ahora vamos camino de la república Errante de Menda Lerenda, que es algo similar.

Esa república dispersa en parte gime hoy bajo el sanchazgo, que encomienda a las ccaa’s las confinaciones. Estamos en la mística del yo superfluo, cada cual confinado en sí y su whatsapp. Cada ccaa con sus stats y sus perimetrajes.

Por eso Sánchez se puede ir del Congreso en medio de la sesión, sin atender a nadie. En cuanto llegue algo de los euromillones Sánchez subirá a los altares y solo lo veremos en pixeles, como la temporada de plasma de Rajoy.

Llega un momento en que los presis dejan de estar en carne mortal. Esa ascensión suele indicar que ya han colocado a los primeros círculos de allegados y parientes. Pero los círculos son infinitos.

La República Errante de Menda Lerenda, un mix bolivariano en Europa, será la fase siguiente a la sanchería. Ver las fases: Del sanchismo y el sanchazgo a la sanchería.

Matizado por la Unión Europea, el populismo de Menda Lerenda puede ser un experimento curioso (visto desde fuera).

A la espera de que Alfred López nos explique el término, el menda lerenda es el que hace de su capa un sayo y se va sin escuchar a nadie.

Con el estado de alarma confuso el caos precede al virus con más ímpetu que nunca.

Ahora, 19,30 del sábado pre TodoSantos y pleno Halloween, las calles están llenas.

A por ese 16,7%, ¡viva el consumo interior! La rep de Menda Lerenda será cosmopolita autárquica.

El estado de alarma ambiguo permite todo siempre que esté prohibido Y viceversa.

Eso anticipa la república de Menda Lerenda.

Cada día habrá nuevas contramedidas, todo lo sabe el comité científico.

¡Y el menda lerenda!

Los 10.000 soldados rusos están garantizados.

Confinamientos por horas

Rebote casi en “V”, gran noticia en otro mundo, ya olvidado. Estamos en otra cosa, que ya sabremos lo que fue cuando nada importe.

En todo caso, en plena caída, el casi rebote del 16,7 confirma la vitalidad de la sociedad esp… en aquel tercer trimestre…

Los datos bailando cual ropa tendida al cierzo. Por ejemplo, nadie sabe las cifras reales o irreales de los ++++ por la pandemia.

Que se nos lleva. Casa por casa, resi por resi. Estamos encerrados esperando que llegue la cuchilla covídea. Mascarilla y rosario. Amén.

Pero siempre alegran las subidas, un 16 y pico por ciento, qué verano, cuánta esperanza derretida.

La nostalgia, actualizada. Ya no es necesario remontarse al año pasado.

El titular es magnífico: rebote casi en UVE. La serie aquella de marcianos reptilianos. Vuelve el teniente Colombo, los viejos episodios, cada día más fans. Normal, Colombo, Peter Falk (El cielo sobre Berlín), la serie es genial. La gabardina, la humildad, el coche viejo. Ahora redescubrimos esos valores:

¡¡¡Colombo es sostenible!!! (¡y Pepe da Rosa!).

También ha estado bien la respuesta del juez al ex ministro Jorge Fernández Díaz al interrogarlo sobre el caso Kitchen (Bárcenas):

–Usted no se enteraba de nada.

Por supuesto, cómo se va a enterar de algo un ministro de Interior. Qué locura. ¡Patada en la puerta!

Pero lo mejor son los diez mil soldados que ofrecía Rusia a Puigdemont cuando la simbolíada aquella del año 17 (olvidado procés). Y la respuesta oficial de la propia embajada rusa. El delirio simbólico llega hasta las más bajas esferas del Estado Confuso.

Ojo, diez mil soldados y ¡pagar la deuda! Eso es lo importante. Los soldados, habiendo drones son un engorro, hay que alimentarlos. Pero la deuda, eso sí que llega al alma.

Estos tres titulares ya dan la clave del esperpento mundial en fase local:

-Recuperación casi en V

-“Usted no se enteraba de nada”

-10.000 soldados rusos para Cataluña (¡y pagar la deuda!)

Por lo demás, Ayuso pronto confinará por horas (¡Guía Completa!). El gob sanchero ya la ha dejado por imposible, al fin ha descubierto que Ella/MAR solo quiere telediarios, presencia y boutades. Tal vez desbancar a Casado, quién sabe. O a sí misma, siempre al filo de la moción. La gente necesita líderes que entretengan, aunque sea construyendo hospitales sin personal.

Ayuso emite sublevación simbólica. Como en su día hizo Cat, pero sin incurrir en delitos, solo sacando de quicio al gob. Y a la población, claro.

Confinar por horas y barrios es la mejor manera de estar siempre en el candelabro.

 

Todos los santos en casa: ¡traed sillas!

Todos los Santos en casa, qué lío.

No van a caber.

Todo se puede perimetrar.

De momento, como siempre, nadie sabe nada. Madrid se cierra / Madrid se abre. Puentes en casa.

Madrid se cierra por días, los dos puentes. Aunque el BOE del domingo sanchero de alarma indica que los cierres serán por semanas. Al lío de siempre.

Entretanto el gob se sube el sueldo.

Sánchez fue a Roma a pedirle al Papa que dejara salir a los difuntos para que pudieran estar con sus familiares confinados en diferentes territorios.

Sánchez no sabía que los Papas no tienen tanto mando en el ultramundi. Pero su arrojo no conoce límites.

Sánchez No Limits.

Todo se puede perimetrar un poco más. Reconfinado Casado, Ayuso es el único limite del sanchazgo. El dique Ayuso.

El presup PGE ya está siendo triturado por los austerófilos, que prescriben miseria para el pueblo raso como en el año 8 y hasta hoy.

Austerófilos y aliadófilos.

A ver si esta coalición de espectros terribles va a repartir dinero de verdad. De momento ya ha calmado a los funcionarios al 0,9%.

Y jubilados. Con eso ya está la paz social apuntalada. Solo falta aplacar a las socimis, magnates, etc. El diésel ya no sube.

El país se consuela porque el pandemonium es bastante universal (excepto China, que empezó con el pangolín y ya se expande libre de (su) virus). China ya ha comprado hasta Estados Unidos, pero como llevan las cuentas con retraso, no lo sabe).

Las cuentas, como se vio en el año 8, en el RatoBank y cada día en todas partes, cuanto más hinchadas e ingenierizadas, mejor.

Alemania y Francia se encierran. Francia, además, tiene la guerra santa en casa. Ay mama.

Entretanto, en icí, grandes fiestorras de la jet populi.

Ahora el problema español, como siempre, es el puente de Todos los Santos. Ay.

Madrid no sabe si reservar hotel o salir a la aventura. Ayuso lo decide con el método científico de la margarita. Al menos tiene un hospital nuevo y sin personal. Ni China consiguió ese hito. Ayuso/MAR es el azote del sanchazgo.

Todo es un poco chiflado en este mundo de símbolos… que si te descuidas se vuelven realidades. Hospital fantasma, cúrese usted mismo estilo punk. Golpe simulado posmoderno en Cat (año 17-actualidad), todos a la calle.

Todo es bastante chiflado: Borat 2 parece contenido.

En el Congreso sigue el hirsutismo. Y Sánchez se autoaprueba el Empire hasta mayo y se va a almorzar.

Si los socios le aprueban el PGE ya no veremos más a Sánchez en carne mortal. Agur.

Será la sanchería plena. Estamos llegando.

En cuanto tenga firmados los PGEs Sánchez se volverá incoloro y traslúcido, y el dinero fluirá casa por casa.

Chavismo eco bio digital, pero dentro de las normas europeas, que acogen a Polonia, Hungria, etc. Son elásticas. Borat por un tubo.

El puente de Todos los Santos y el de la Consti sostienen y fundamentan el sistema a 78 rpm. Sin esas escapadas locas tiembla el palio.

De momento, todos los santos estarán en casa confinados. Más vale que son ubicuos y omnipresentes, ya se lo han ganado.

Y habrá que incluir a los zombis de Halloween electoral. Los zombis son puro comercio, compraventa y verbena. Casa por casa.

¿Puede infectarse de covid un zombi? Esto es lo que debate el comité de expertos en su búnker secreto.

Las autoriades son las primeras que se entregan al desenfreno y el cosplay.

Trapero ha sido absuelto por no hacer lo que se le ordenaba (impedir el seudo referéndum), la justicia ha cambiado de criterio de repente. Dura lex soft lex.

La ley líquida de Darwin/Bauman.

Pero detienen a los instigadores civiles, empresarios, ¡hasta Putin puede caer!

Para ser todo de broma, el golpe del 17 ha armado bastante barullo.

A ver si los santos se portan y tenemos el puente en pax.

¡Traed sillas!

 

 

La tierra late cada 26 segundos

 

Directo: Movilidad urbana y calidad del aire. Xavier Querol. CSIC

Inmortales casi

Hemos salido a la luz y nadie nos recuerda.

Así era la vida aquella… la vida extraña de antes del covid y la pandemia.

Así fue, y luego todo se acabó.
Estaba empezando a acabarse cuando empezó de nuevo.
Y nadie se daba cuenta.

Excepto porque se deshicieron los polos y subió el agua hasta el segundo piso.
Hasta tuvimos que aprender a nadar.

Todo esto ya se había inundado antes, cuando hicieron el pantano o embalse.
Unos dicen pantano y otros embalse.

Estuvimos bajo el agua casi setenta años, luego cambió el clima y se secó todo.
Y volvimos a la superficie, o ella volvió a nosotros.
No sé cómo aguantamos tanto tiempo bajo el agua, se ve que el fango, el limo y la tierra húmeda hacen milagros.

Ahora hemos salido y en la ciudad no saben si estamos vivos o muertos, nadie lo sabe.

No tenemos papeles.

Nadie nos ha echado de menos.

No somos de este mundo.

Si tuvimos hijos emigraron o se murieron o las dos cosas.
En general la gente tiene muchas preocupaciones, cosas que hacer, parientes, anhelos…
Y nadie se acuerda de nada. La memoria es un lujo caro.

Por el tiempo que quita el pensar.

Así que somos peregrinos, no sabemos hacer nada, algunos teníamos oficios que ya no sirven.
Los coches van casi solos, aunque ya casi no quedan.
Solo el del presidente de la Diputación Provincial, que va con su familia de paseo los domingos.
Salen a visitar los pueblos abandonados y dicen qué pena te acuerdas qué bonito era esto.

Y en esas estamos.

Si alguien puede echarnos una mano, unos bitcoins o unas palabras, algo de atención, lo agradeceremos infinitamente (creo que somos medio inmortales ya, aunque eso nunca se sabe del todo).

¡Menudo gasto vivir eternamente!

 

EXTRAS

Nadie nos reconocía, salimos del fondo del valle y aquí estamos
Vagando sin rumbo
Espectros del averno
Ni siquiera sabemos si hemos resucitado o estamos esperando al último día
Las horas son largas y cortas y las piernas no nos llevan
Pero no podemos detenernos
Porque alguien nos acecha
En el desorden de los tiempos
.
Quizá estamos en una misión
Para la que no hemos recibido instrucciones
Sobrevivimos del aire
Y eso que está contaminado
Nos adaptamos a todo
Ahora mismo nos hemos adaptado a vivir en su cerebro
Aquí se está caliente
Oyendo el runruneo de sus pensamientos
Y el chispear de sus neuronas
¡Gracias por su hospitalidad!

El estado de alarma extralargo nos lleva a la sanchería

Ya casi no se habla de los euromillones de la ayuda europea.

Nos hemos confinado en nuestro propio agobio infinito. Un nuevo ensimismamiento español.

Al menos hay una propuesta de PGE, ya se sabe que nunca se cumple, ni eso ni nada.

Es un excel para ir tirando, siempre se hacen en el vacío, este año mucho más vacío… PGE en la nada de Fantasia.

 

Tanta gente sin nada que hacer, formándose en seriales…

Tanta gente quieta esperando, intentando pensar.

La pandemia se nos lleva por delante, nos ha pillado el toro, mientras se pueda usar esa palabra.

Sánchez quiere un estado de alarma sin revisiones, sin tener que ir a dar cuentas al Congreso, que somos todos, más o menos.

Sánchez quiere medio año de impunidad total, inmunidad y decretos a mansalva.

Que no le importunen cada semana.

Ese estado de alarma extra largo king size, con los PGE aprobados a cambio de tanto, es el paso del sanchazgo a la sanchería.

Estamos entrando ya en el umbral de la sanchería.

Del sanchismo y el sanchazgo a la sanchería

Para la plena sanchería faltan los fondos UE, los euromillones. Pero se va implementado por partes.

Lo primero, el estado de alarma extralong, que da para boetizar cualquier antojo, para barajar las ccaa’s.

Estamos ya bajo los focos del helicóptero nocturno, con un perímetro confinante cada vez más ceñido al propio cinturón, que ya se va apretando.

Estado de disimulo modelo 2008, aunque es más difícil porque ya venimos de eso.

Los euromillones se van aplazando, se diluyen en el timeline de los trámites. De momento, aun en el sanchazgo, la promesa es que la mitad de esos presuntos fondos la gestionarán las ccaa’s. Pero nadie cree al sanchazgo. Un peronismo.

Ahora viene el Kitchen, todo remite a Antidisturbios, donde aparece un Villarejo muy verosímil.

Harari alerta sobre los sistemas de vigilancia masiva, y el lenguaje vira hacia la jerga de Orwell, la neolengua.

El mismo presi, ávido de instaurar ya la sanchería omnímoda (y omnívora y omnipresente), pidió a los periodistas en su rueda de prensa que no usaran la frase “toque de queda” y surgirió, en su lugar, otra frase más orwelliana, edulcorada, que nadie usa.

También progresa la ley de censura posmoderna que vigilará a los medios no sometidos al gob. Terrible. Y la ley mordaza de aquel Rajoy, que el sanchazgo mantiene para su uso y disfrute, como un aviso.

Harari alerta.

En fin, el sanchazgo acelera para instaurar la sanchería, que a lo mejor es el confinamiento definitivo.

A ver.

__

Sobre el uso del soft para detectar denuncias falsas en comisarías:

https://algorithmwatch.org/
en/story/spain-police-veripol/

Ya avisan que si los PGEs sancheros suben un punto los impuestos al Ibex y socimis y eso, se irán todos a extranjero…

 

 

 

 

La serie ‘Antidisturbios’ hará aumentar las vocaciones para entrar en el cuerpo

Ahora que ya nos hemos centrado… que los políticos estén “a las cosas”: Ortega y Gasset citado por Genoveva Crespo en su artículo  “Merecemos algo mejor“. A los temas.

Pero los políticos no están a las cosas, están a sus cosas.

Al decretar el estado de alarma bis extralargo se hace oficial el desastre. La depre entra en el BOE.

Se comprende que hayan tardado porque se reduce a prohibir. Es redundante. No aporta nada en positivo.

Ni rastreadores, ni app que funcione, ni más personal en sanidad.

Seguimos en el estado retórico, en la política de símbolos y disimulo. La presi de Baleares, Francina Armengol, se disculpa por estar en un bar de madrugada. No dimite.

Se sobrentiende que el doble rasero está más vigente que nunca.

Hay que organizarse, vecinos, asociaciones, comida, mantas. Apoyo mutuo popular. Voluntarios de Aluche.

Los gobs están desorientados. Todo asusta tanto.

Ante la segunda ola covídea y el deterioro universal muchos jóvenes se apuntarán a ser policías antidisturbios. La serie de Sorogoyen y Peña para Movistar+ da ganas de hacerse poli de la porra: tienes compañeros que son una familia, te dan un casco y una furgona. Y no va a faltar trabajo. Hasta que un robot sepa hacer todo eso aun falta. Emoción, intensidad, riesgo.

Y si han estudiado, pueden aspirar a inspectoras de Asuntos Internos, como la agente Laia.

Los disturbios en Nápoles y en Roma.

Aunque la serie Antidisturbios ya es antigua (transcurre en 2016) el declive general convierte a este cuerpo en más necesario que nunca. De UIP a VIP.

 

..

A diferencia de otras crisis, la covid-19 no ha destruido el capital. Hay que ver cómo redistribuirlo”Álvaro Guzmán Bastida

El giro de Merkel en política europea y el proceso de unificación: Jürgen Habermas

Las reflexiones de Carlos Barrabés, en su Facebook y Linkedin.

Entrevista a Esteban Hernandez sobre su libro: ‘Así empieza todo. La guerra oculta del siglo XXI’: “Nos dirige gente que empeora las cosas en lugar de tener la inteligencia y el valor de modificarlas para bien.”

Chile vota por una nueva constitución.

Indígenas colombianos marchan a Bogotá porque los están exterminando.

 

 

 

 

La serie ‘Antidisturbios’ es una obra maestra, cuando la has visto ya no puedes dejar de vivir en ella

La serie Antidisturbios es muy muy buena: sales de verla y no reconoces la calle, ni te acuerdas de tu vida anterior.

Luego, poco a poco, recuperas ambas cosas, la calle, tu vida. Pero los personajes se te aparecen por todas partes. Especialmente dentro de ti. Se infiltran y ahí se quedan.

Te metes hasta el fondo de los polis, vives la presión horrible que viene de un trabajo durísimo y de una situación espantosa en España: la onda expansiva del CRACK del 2008, que nunca ha cesado. Aunque.

La tensión viene del fondo de la historia, inmigrantes hacinados (¡y esperanzados!), un sistema que se resquebraja, un mundo desquiciado, parejas que no se hablan… el lema punk hecho carne: NO HAY FUTURO

Las relaciones están rotas; la comunicación, bloqueada; la violencia es ya invisible. Ese fondo asoma en cada secuencia: Antidisturbios expresa el alma rota de la década.

Cada escena está currada al límite: se cierra la puerta de un coche y la oyes, por fin, como si estuvieras dentro (o fuera, depende).

Eso es la realidad. Colocar el micro en su sitio, posproducir las emociones.

Las historias, potentísimas, confluyen y se enroscan entre sí, todo es hiperreal. Incluyendo esa ingenuidad de que a los propios polis les sorprenda la corrupción estructural. Por eso (y por el puto covid) es una serie histórica de 2016 (2014-17): un guión de ahora ya daría por hecho que casi todo está destroy y que nada funciona.

“Histórica” también en el sentido literal: enmarcada –cercada– por los hechos de esos años. Hasta se escucha la voz tenue de Rajoy y otras noticias que hacen temblar. La irrupción de Villarejo (personaje inspirado en él) es tan espectacular como necesaria, tal como estamos viendo hoy, octubre del 20.

La serie tiene que continuar por fuerza: es los episodios nacionales/Wire de este momento. Social, política, miseria, corrupción, hondura, hemisexo efímero…

Es una genialidad absoluta, de principio a fin. Mucho talento, mucho dinero (¡por fin!), vale la pena leer el interminable rulo de créditos.

(Luego sigo)

(Conseguirá, además, que nos aprendamos el himno de la Policía Nacional que, por cierto, se titula: Tesón de hierro)

Pilar Ruíz: Cuando el sistema nos alcance. CTXT

Áurea Ortiz Villeta: ‘Antidisturbios’: Todo bien. En Valencia Plaza

Omar Little, en El destilador cultural

Pablo Elorduy: Los antidisturbios y el resto del mundo. El salto diario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sánchez se aparece con la corneta del toque de queda

Sánchez se ha emitido a sí mismo en una declaración institucional en el quicio del finde.

Fuera de cámara ha dejado la corneta o tuba del toque de queda. Pero no la ha soplado.

Tras la ñapa motion algo había que hacer para recuperar el liderazgo. Algunos citoyens pensaban que el presi era Casado, tal fue su ascensión a los hemiciclos.

Ha salido el presi-presi (constitucional), o sea Sánchez, y ha dicho lo de siempre: que él sigue siendo el presi. De momento ha surtido efecto.

Además ha dado unos consejillos que se resumen en dos: unidad y disciplina social.

Unidad y disciplina social.

Para argumentar lo obvio ha dicho que vienen meses muy duros.

La época simbólica en estado purísimo. No hay medidas, nadie sabe nada, en cada provincia se apañen sus horarios, cierres, jurisdicciones, bares, reciclaje, purines, toques de queda, de semiqueda…

O sea, lo de siempre. Excepto aquellos meses de confinawer en los que Esp recobró la unidad forzosa por decreto: aplaudíamos a la misma hora para ser un país unido por algo.

Ya hay quien reconoce añoranza del confinamiento: el pase para ir a comprar, el perro privilegiado, la paga covídea… el pánico inaugural… siempre más sanote que el miedo nocturno ya enquistado… Por eso sacan el helicóptero de madrugada, con lo que gasta, para que no se apelmacen las pesadillas.

Ahora comprendemos que el acaparar papel higiénico estaba bien fundamentado. Ojalá hubiéramos almacenado un trailer.

Sánchez ha salido a preparar su próxima aparición, que tal vez sea mañana sábado, con un único mensaje:

–¡Compren papel higiénico!

 

 

 

 

Exitazo y fracaso en las alturas mientras la realidad se deshace

Exitazo de Casado que ha vapulado a su socio y rival, incluso personalmente.

Quizá ha sido demasiado deslumbrante y quizá demasiado ad hominem. Le tenía ganas.

Ahora puede ocurrir que el partido vapuleado en el Congreso quiera vengarse y deje de apoyar al PP donde gobierna.

Casado habrá pensado en ese riesgo antes de tirarse a la gloria parlamentaria, dicen que su discurso ha sido espléndido, aunque si Iglesias le elogia habrá que tener cuidado.

La moción le ha estallado en la cara a Abascal y Casado se ha doctorado de líder y ha roto el flirt entre pp/vox desde aquel diciembre del año 18. Han sido pareja de hecho y siguen siendo socios, aunque en Andalucía vox dice que no va a negociar el presupuesto.

Sánchez ya traía pensado retirar su chapuza de cambiar la ley del poder judicial, pero ha aprovechado el evento para renovar la oferta, aunque Casado dice lo mismo de siempre: que aleje a Iglesias, excusa floja para no pactar: ahora el que sigue bloqueando el cgpj es él.

Ha sido un paripé perfecto para rehabilitar la clase política por un rato y hacer como que sirven para algo más que gallear y reñir.

Luego está la realidad, tan confinada y tan angustiosa como antes del teatrillo voxinglero. Todos le están agradecidos a Abascal y su panda de ultras novatos por haber propiciado este lucimiento a mitad de otra semana infausta.

Habrá que ver si esta ceremonia supone nuevos colapsos y atascos en las diversas y solapadas administraciones.

El sanchazgo se libra de su propia rémora retirando la ley de los jueces y vuelve al redil de la legalidad, ha estado unos días con un pie fuera

Ahora Vox tiene que decidir si deja de apoyar al PP y se queda solo y fuera del sistema con su discurso extremista de ultraderecha o sigue apaleado y agazapado a la espera de otra oportunidad. Tan amigos, como si no hubiera pasado nada.

 

Trump demanda a Google por monopolio y Gmail cambia el logo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Vida perimetral

La pandemia se nos come. Nos van reconfinando por ccaa’s y pueblos mientras se celebra una moción de censura en el Congreso. He visto trocitos, Abascal beneficia al sanchazgo con sus polarizaciones. Arrimadas dice que no le falta razón para indignarse pero que la indignación es un sentimiento, no un programa de gob. Arrimadas está estupenda, hace gags sobre la marcha, y dice cosas bastante aprox a la reality infame que nos devora bla bla.

El sanchazgo se recrece con este espectáculo, es posible que Vox gane adeptos a costa del languideciente PP, todo es un poco superfluido ante el pandemonium covídeo. Las conversaciones son todas de cerrar, alquileres, ertes, ruina. La gente habla a gritos con sus acreedores / deudores.

En el enlace de abajo Manuel Pizarro advierte en el Club Tocqueville de la burbuja financiera, pues el dinero a cero por ciento engendra monstruos y especulaciones.

Lo esencial es la justicia –repite Pizarro–, que sea rápida. Sin justicia rápida y justa no hay confianza, y la economía se basa en la confianza.

La pandemia se nos come y ahora hay una nueva figura retórica y ambigua: el confinamiento perimetral, que nadie sabe qué es, aunque se concreta en un listado aún más confuso. Cuanto más se concreta menos se entiende. Estamos ya en la neolengua de Orwell, confinamiento perimetral, el adjetivo quiere decir que es un confinamiento poroso, o abierto.

El adjetivo matiza, limita y confina al propio confinamiento.

Confinamiento perimetral quiere decir: no se contagien. Exculpa a los innúmeros gobs inservibles, al mismísimo estado de deshecho.

España no es un estado fallido, aunque le falta esto: España es un estado informal.

De ahí esa figura poética: confinamiento perimetral.

Combatimos una pandemia con poemas. Y vastos discursos… poco les faltó para subirse el sueldo. In extremis se contuvieron.

Lo demás está en modo marzo-abril, pero sin reservas y casi sin esperanzas. Y del virus apenas se sabe nada, goticas en el aire.

Aun estamos con los aerosoles. Pandemia lírica.

La vida, aquella sensación, se nos va volviendo perimetral, distancia, látex, ertes y pánico. Tras el vídeo de un hombre que desveló que en Portugal el IVA de las mascarillas bla bla reacciona el gob y ahora bajan. EL episodio del IVA de las mascarillas nos retrata.

Que el boe nos asista y Europa reaccione.

Amén.

 

SuperEnlace:

Principales retos de la economía española”: Manuel Pizarro en el Club Tocqueville (sonido, Ivoox)

PayPal ofrecerá bitcoin y otras criptomonedas

“(…) Los responsables de un Ministerio vaciado de competencias y de personal recuerdan al personaje de Jardiel Poncela que recibe con calma a los bomberos que han acudido a sofocar el incendio de su casa. ‘¿Una copita? ¿Es su primer incendio?'”.

Encarna Samitier: ¡Sálvese quién y como pueda!