Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

La serie ‘Antidisturbios’ hará aumentar las vocaciones para entrar en el cuerpo

Ahora que ya nos hemos centrado… que los políticos estén “a las cosas”: Ortega y Gasset citado por Genoveva Crespo en su artículo  “Merecemos algo mejor“. A los temas.

Pero los políticos no están a las cosas, están a sus cosas.

Al decretar el estado de alarma bis extralargo se hace oficial el desastre. La depre entra en el BOE.

Se comprende que hayan tardado porque se reduce a prohibir. Es redundante. No aporta nada en positivo.

Ni rastreadores, ni app que funcione, ni más personal en sanidad.

Seguimos en el estado retórico, en la política de símbolos y disimulo. La presi de Baleares, Francina Armengol, se disculpa por estar en un bar de madrugada. No dimite.

Se sobrentiende que el doble rasero está más vigente que nunca.

Hay que organizarse, vecinos, asociaciones, comida, mantas. Apoyo mutuo popular. Voluntarios de Aluche.

Los gobs están desorientados. Todo asusta tanto.

Ante la segunda ola covídea y el deterioro universal muchos jóvenes se apuntarán a ser policías antidisturbios. La serie de Sorogoyen y Peña para Movistar+ da ganas de hacerse poli de la porra: tienes compañeros que son una familia, te dan un casco y una furgona. Y no va a faltar trabajo. Hasta que un robot sepa hacer todo eso aun falta. Emoción, intensidad, riesgo.

Y si han estudiado, pueden aspirar a inspectoras de Asuntos Internos, como la agente Laia.

Los disturbios en Nápoles y en Roma.

Aunque la serie Antidisturbios ya es antigua (transcurre en 2016) el declive general convierte a este cuerpo en más necesario que nunca. De UIP a VIP.

 

..

A diferencia de otras crisis, la covid-19 no ha destruido el capital. Hay que ver cómo redistribuirlo”Álvaro Guzmán Bastida

El giro de Merkel en política europea y el proceso de unificación: Jürgen Habermas

Las reflexiones de Carlos Barrabés, en su Facebook y Linkedin.

Entrevista a Esteban Hernandez sobre su libro: ‘Así empieza todo. La guerra oculta del siglo XXI’: “Nos dirige gente que empeora las cosas en lugar de tener la inteligencia y el valor de modificarlas para bien.”

Chile vota por una nueva constitución.

Indígenas colombianos marchan a Bogotá porque los están exterminando.

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.