Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘impuestos’

Con el dinero de los demás

Por Ignacio Caballero

Me conmueven las medidas del Gobierno para sacarnos de la crisis. Cómo no se nos ha ocurrido antes aplicar una exención a los yates de alquiler. De libro. También las exenciones de casi el cien por cien para terrenos destinados a proyectos como Eurovegas era algo que estaba tardando y que era uno de los pilares de mi insomnio. Eurovegas

Hablando de este proyecto lúdico. Si en algún momento hemos pensado que la crisis ha insuflado sensatez a nuestros políticos, es bueno señalar que el aeródromo que se proyecta en El Álamo está a menos de dos kilómetros de otro similar y mejor equipado que ahora mismo tiene cien mil operaciones al año y 500 usuarios directos. Maticemos que en el ya construido puede aterrizar el padre de las vegas alcorconeras por cuestiones de longitud de pista y en el nuevo no, se pongan como se pongan. Una de las razones para no aprovechar el ya operativo es que “está en Castilla la Mancha”. Es lo que tiene vivir en una región donde gobierna un enchufado al que nadie ha votado y que parece que ha visto poco mundo.

Por cambiar de aires, también me congratula saber que la segunda mayor planta solar de un país tan soleado como España, está abocada al cierre porque la Xunta ha rechazado una oferta que permitiría mantenerla funcionamiento con todos los empleos a salvo, tras haber malgastado solamente 65 millones de euros. Más de diez mil de las antiguas pesetas, para los insensibles.

Sirvan estas pinceladas como muestras de un desastre de gestión que no solo no se ha modificado con la crisis, sino que goza de impunidad absoluta. Porque irónicamente, si en tu vida privada gestionas mal tu dinero, puedes meterte en serios problemas y hasta perder tu casa o tus padres la suya por haberte avalado. Sin embargo, si gestionas mal el dinero de todos, no pasa nada. “Un fallo lo tiene cualquiera”, que diría Blesa o Rossel. Menos mal que el pesimismo está en retirada. Salvo alguna cosa.

¡Yupi, mi novio tiene trabajo!, sí, ese que dignifica

Por Susana Rodríguez

Para tres meses, ¡cotizando y todo! , eso sí, por lo mínimo, porque le pagarán todo lo que puedan en negro, menos impuestos, ¡yupi más dinero! Puf, eso sí, ¡11.30 horas al día!, más la hora de ida al trabajo (metro de Madrid vuela), y la de vuelta… total, que llega, cena, se acuesta y oooootra vez… ¡es como el día de la marmota! Recordatorio: el trabajo dignifica, repetid conmigo “el trabajo dignifica”. Pero escucha, no se lo digáis a nadie, que es con “enchufe”, que si no después de tres años en paro ni eso… ¡Yupi, yupi! Sólo libra un día a la semana, que total ‘pa’ qué…Fuegos artificiales

Bueno, en cuanto a mí… tengo que hacerle la comida porque a él no le da tiempo y está tan cansado cuando llega; bueno, una cosita de nada, eh, porque, total, para comer en su puesto de trabajo, y frío, porque no tienen ni microondas, pues tampoco me voy a esmerar, ¿no? Quizá así matamos dos pájaros de un tiro, “operación Bikini”… Ah, no, qué tonta soy, si no tiene tiempo. Teníamos que ir al médico porque le duelen los ojos, pero como solo libra los sábados y en la Seguridad Social no hay consulta… y digo yo, si pedimos ahora la cita con el oftalmólogo quizá para cuando termine su contrato  dentro de tres meses ya tiene cita, pero… ¡si no puede ir al de cabecera a pedirla! Uy, qué lío me estoy haciendo… cura sana culito de rana, si no sana hoy… es mejor que el ‘yuyu’ le  dé en el trabajo, ¿no?

Un regidor valiente ante la Iglesia

Por Agustín Arroyo

El alcalde socialista, junto al equipo de gobierno de la ciudad de Soria, han decidido la equiparación del tratamiento fiscal de la Iglesia católica provincial con el resto de los ciudadanos de a pie. Ya va siendo hora de que la mayor multinacional de la Historia desde hace dos mil años empiece a contribuir fiscalmente en serio al bien común y al erario público. Los privilegios, exenciones, prebeCrucifijondas y canonjías son tan obsoletos como anacrónicos y rancios, además de injustos. La Iglesia católica, como institución secular y temporal, atesora un patrimonio en bienes raíces o inmobiliarios que nos podría marear si cuantificásemos su monto total.

La exención del IBI supone la pérdida de muchos miles de millones al erario público. No está España para seguir manteniendo paraísos fiscales dentro de su propio territorio ni corralitos de opacidad insolidaria sacramentada. Va siendo hora, igualmente, de que algún partido verdaderamente laico, y consecuente con esta línea de pensamiento, vaya pensando o exigiendo también la revisión del concordato con El Vaticano que data de 1979. Es cierto que la Iglesia realiza una cierta labor social ligada al mandamiento de la virtud de la caridad, pero también es igualmente cierto que en una sociedad donde reinase la justicia social y la redistribución equitativa de la riqueza no debería existir la caridad como limosna a los más pobres porque estos no existirían. A Dios lo que es Dios y al César lo que es del César aunque se resistan a aceptarlo de buen talante.

Se buscan políticos

Por Joaquín Benita

Consejo de ministrosNecesitamos políticos que escuchen a los ciudadanos y trabajen codo a codo con los ciudadanos para lograr esos cambios que tanto queremos y necesitamos. Políticos que se preocupen, se ocupen y que cobren sueldo ajustados a nuestro PIB, que no nos exijan sumisión, pues la sumisión es profundamente antidemocrática. Políticos que trabajen para los que no encuentran empleo, ni salarios justos, ni trabajos dignos.

Se requieren mandatarios que reduzcan el paro, que mejoren la economía, que no suban los impuestos, que no privaticen la sanidad,  que no alimenten la corrupción, el fraude, los bancos, que no recorten en educación, que pongan fin a los desahucios, que no hagan más y más recortes que les manda Angela Merkel, que no gasten a manos llenas, que no subvencionen a sindicalistas que se dedican a comer mariscadas, que no tengan asesores para calentar sillas de despachos, que no den a la Iglesia 10.000 millones de las arcas públicas, que no tengan más coches blindados que el presidente Obama y que tengan el pundonor de rebajar el presupuesto de la Casa Real en tiempos de crisis.

Moncloa: ocio de alcohol y drogas frente a la Junta de Distrito del PP

Por Jose Luis Hernández Jiménez

En el Madrid gobernado por el PP de forma ininterrumpida durante años, si un ciudadano honrado quiere abrir un comercio tiene que soportar una asfixiante burocracia, pagar gran cantidad de tasas y pagar abusivos impuestos; si alguien quiere abrir un restaurante, la burocracia es aún mayor; si alguien quiere entrar en la Policía Municipal con más de 30 años, se lo prohibirán; si alguien aparca en un sitio donde está prohibido, será multado en menos de 5 minutos; si quiere poner un puesto en un mercadillo del ayuntamiento, tendrá que pagar unas tasas bien altas; si quiere hacer una exposición o cualquier acto en algún recinto municipal, se lo prohibirán o le cobrarán caro por hacerlo… Pero si lo que quiere alguien es consumir alcohol y drogas, el PP le pone Moncloa a su servicio y completamente gratis.

RestosbotellonMoncloaEn Madrid nos multan si no reciclamos las basuras pero a los que vienen a Moncloa a consumir alcohol y drogas les permiten dejar toda su basura y sus vidrios rotos donde le pille bien. Y si no hay dinero para pagar los servicios de limpieza, se suben un poco más los impuestos a los ciudadanos y arreglado.

Las multas por no cumplir con las normativas de seguridad y salud en el trabajo son altas… pero la permisividad para quien deja vidrios rotos en zonas de paso para ciudadanos es total. ¿Y cuál es el dispositivo de seguridad para este botellón que se organiza cada fin de semana en Moncloa y evitar así eventuales tragedias como la del Madrid Arena? Ninguno. Al ser ilegal, el PP lo permite. Si montase un dispositivo de seguridad estaría reconociendo abiertamente que lo permite. Que cada uno se salve como pueda porque no hay dispositivo de seguridad.

Mientras a los españoles decentes el PP nos asfixia con sus impuestos, al ocio de alcohol y drogas no les son aplicables: los traficantes no pagan impuestos ni el PP les cobra nada por ocupar miles de metros cuadrados públicos para hacer botellón. Todo son facilidades.

Además, el ocio del alcohol y drogas supone ruidos, gritos a toda la noche, meadas por el barrio y rotura de mobiliario urbano. Y alguien se preguntará ¿cómo duermen los vecinos de Moncloa con este panorama durante más de tres décadas? Pues muy sencillo: la mayoría sufrimos insomnio crónico.

La gran cuestión es: ¿por qué el PP es tan represivo con los ciudadanos honrados y tan permisivo con el ocio de alcohol y drogas? Es cierto que esto se repite en muchos barrios de España, pero en Moncloa hay algo que le hace especial: ocurre enfrente de la Junta de Distrito de Moncloa e incluso en la propia entrada, lo que convierte a dicha Junta en uno de los meódromos favoritos de los borrachos y drogados con total pasividad por parte del PP. Espero que si algún día en Moncloa ocurre una tragedia como la del Madrid Arena, nadie crea a los dirigentes del PP si se les ocurre decir que no sabían que en Moncloa miles de jóvenes acuden de jueves a sábado todas las semanas a consumir alcohol y drogas en sus zonas públicas.

Lo que queda de ‘Novecento’

Por Francisco Javier España Moscoso

No sé si fue a finales de 1976 o principios de 1977, cuando me atreví a ir a uno de esos cines de los llamados de “arte y ensayo”. En cartel Novecento y debo reconocer, que las más de cuatro horas de película me parecieron tediosas y la temática un poco lejana, algo normal, dado que salíamos de una España plana cuyos únicos acontecimientos relevantes durante los últimos 40 años fueron las cacerías y pesquerías de Franco. Pero pocos meses pasaron para que me diera cuenta de que aquella realidad estaba más presente de lo que creía. Pero no, no es el argumento lo que me lleva a esta reflexión. Recientemente hemos conocido que Gérard Depardieu había renunciado al pasaporte francés y trasladado su residencia a Bélgica por motivos fiscales, algo que más que inquietarme, me recuerda que Novecento está más vigente que nunca y que aquel joven Olmo Dalcó (interpretado por Gérard Depardieu en la película) se ha vuelto conservador. A propósito, ¿no será que volvemos al siglo XIX? Todo indica que sí.

Encontré y compré un piso que era una ganga… y ahora embargan mis cuentas

Por Alberto Cordero

En diciembre de 2009 compré un inmueble con una plaza de garaje por un valor de 120.000 euros; viendo cómo estaban los precios me pareció una ganga… y así era. Me costó que el banco me concediera la hipoteca, mis padres me tuvieron que avalar e incluso ayudar para el tema de la provisión de gastos. Hasta ahí todo normal.

Unos meses más tarde recibí una notificación de la oficina recaudadora de la Comunidad de Madrid en la que se pone de manifiesto que he comprado “muy barato”, que el inmueble está valorado en trescientos y pico mil euros y que por lo tanto debía hacer frente a los impuestos correspondientes a ese importe. ¿Por qué? ¿No tenemos derecho a encontrar una ganga? ¿Creen que yo con 31 años puedo tener 200.000 euros en dinero negro?

Me pareció lamentable y presenté un recurso tras otro. ¿Cómo pueden valorar mi inmueble si no ha venido nadie a tasarlo? ¿Cómo pueden comparar mi inmueble que está en una zona tranquila de San Sebastián de los Reyes [Madrid] con otros de una zona comercial que en teoría son más caros? Sinceramente, no lo entiendo. Se fueron sucediendo los recursos hasta que llegó una notificación de Hacienda en enero de 2011: Si no pagaba la deuda (que ascendía a casi 17.000 euros) o presentaba recurso se me embargarían las cuentas. Presenté un recurso en la delegación de Hacienda de Alcobendas (sellado por ellos) y cuál fue mi sorpresa que a los pocos días mis cuentas aparecen embargadas. Pero, ¿estamos locos? ¿De qué sirve la burocracia en este país? Al ir a Hacienda a ver qué había ocurrido me comentan que es que no existe comunicación entre la Comunidad de Madrid y ellos. Entra una impotencia tremenda, tanto pez gordo que roba y al pobre trabajador que sobrevive cada mes como puede le dejan un 3 de febrero con su cuenta a 0 euros. ¿Cómo iba a pagarle la hipoteca al banco? ¿Si no tengo la suerte de tener el apoyo de mis padres qué hubiera ocurrido?

Al final, aunque exista un recurso y un proceso en el Tribunal Económico Administrativo no queda otra que ir pagando cómodas cuotas de 1.000 euros mes a mes para que no se vuelvan a producir embargos. No puedo creer que las cosas funcionen así en este país, con unos y con otros. No sé de quien será la culpa pero sé que me están fastidiando (por no decir otra cosa). Ah se me olvidaba, ayer mismo [finales de septiembre] recibí una carta en la que se me indica que mi recurso presentado en enero para que no me embarguen fue recibido por la Comunidad de Madrid en mayo, y contestan en septiembre. ¿Quién lleva las cartas, una tortuga? Además se reclama aval por importe íntegro de la deuda cuando ya llevo pagados 5.000 euros o más. En resumen, no se puede obtener una ganga al comprar un piso. Siempre vendrá Hacienda y te fastidiará.