Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘merkel’

Culpar del déficit al gasto de las autonomías que cubren gastos sociales produce vergüenza ajena

Por César Moya Villasante

Cristóbal Montoro.

El actual ministro de Hacienda Cristóbal Montoro. (EFE)

Todo el mundo sabe que el sistema económico en que vivimos está basado, entre otras cosas, en el consumo, y que si este se paraliza el sistema se quiebra. Todo viene de un empleo precario, entre otras cosas, porque los salarios son indignos y la cotización es mínima o nula, y eso sin considerar a aquellas personas que trabajan ya gratis (que las hay) con la corrupción de las becas.

Todo ello consentido por un gobierno plegado a Merkel y contento de aplicar el sistema por su ideología para eliminar a una gran parte de la sociedad y convertirla en sierva de los amigos banqueros y altos empresarios. Además, si contamos con una corrupción altísima, más de lo que sabemos, nos encontramos con un déficit mucho mayor del marcado. Todo esto se le puede consultar a cualquier comerciante de cualquier ciudad española. Pero lo peor es la mentira preelectoral diciendo que todo iba bien bajando el IRPF.

Por ello, echar la culpa al gasto de las autonomías que cubren gastos sociales y a los pobres enfermos de hepatitis produce vergüenza ajena. Pero a ellos no les produce ninguna porque cumplen su hoja de ruta: la que pensó Rajoy a la semana de conseguir la presidencia del gobierno.

Merkel y el racismo

Por Javier Torres Sanz

Lo de Merkel ha sido mucho peor que lo del caballero que hizo un hospital, pero antes hizo los pobres. Ella sólo ha dado estos días unas hipócritas palabras de compasión hacia algunos extranjeros discriminados. Pero su exigir a los europeos del sur, una y otra vez, enormes y sangrantes recortes, sólo lo ha podido justificar difundiendo masivamente desde el Gobierno la idea de que somos perezosos y derrochones, desde Grecia hasta Portugal.

(OLIVIER HOSLET / EFE)

Ángela Merkel (Olivier Hoslet / EFE)

En el caso de España, por ejemplo, confundiendo la media con la media, Merkel permitió que un organismo oficial difundiera durante meses, hasta en el venenoso Bild, con más de tres millones de ejemplares, la prueba con cifras de que los españoles somos más ricos que los alemanes. Creando así un profundo odio de millones de ellos contra nuestros falsos abusos. Quién reaviva hasta ese punto el feroz racismo de ese pueblo sino ella, que se presenta como víctima de algunos exaltados racistas criados por su política.

Grecia y las distintas caras de la izquierda

Por Amanda Iglesias Moreno

La izquierda tiene muchas caras: moderada, radical, extrema.

Syriza gana en Grecia, seguidores del partido celebran la victoria. (EFE)

Syriza gana en Grecia, seguidores del partido celebran la victoria. (EFE)

La cara moderada traicionó tanto a los ciudadanos españoles como a los griegos y lo que es peor, se traicionaron a lo que hasta la fecha habían sido ellos mismos.

La extrema, caracterizada por la ausencia de pensamiento reflexivo, actúa con violencia y la radical, izquierda que se está imponiendo en el sur de Europa, se caracteriza por un discurso exaltado, utópico en la sociedad actual, pero al mismo tiempo caracterizado por el sentido común que tanto asusta a aquellos que se niegan a que las reglas del juego cambien.

La izquierda radical ha triunfado en Grecia y busca la unión de izquierdas que plante cara a la gran Alemania, enferma de alzhéimer, incapaz de recordar la posición que tomó la misma Europa que están oprimiendo y asfixiando cuando estaba prácticamente destruida. El sur de Europa pretende refrescarle la memoria a Merkel. Comenzamos por Grecia

El espionaje a mandatarios

Servicios secretos no tan secretos

Por Francisco Javier España Moscoso

¿Realmente alguien se cree que los servicios secretos obedecen a los intereses legítimos de los mandatarios de turno? Desde hace muchos años y estamos hablando de mediados del siglo XIX, la mal llamada “inteligMerkel y Obamaencia” de ciertos países, se viene encargando de mantener intocables los intereses de los poderes económicos propios, y a tal fin, han puesto y quitado presidentes en medio mundo y han sufragado guerras fratricidas, algunas con la venta ilegal de opio, hecho este que salpicó a la CIA y al ejército de EEUU, y que a punto estuvo de llevarse por delante al presidente Reagan. Con estos antecedentes, pretender ahora que un presidente votado por la ciudadanía y que en el mejor de los casos va a estar ocho años gobernando, sea el responsable de las oscuras directrices de los servicios de inteligencia y echarle en cara que está espiando a sus aliados, es como poco un ejercicio de candidez, o una rabieta de cara a la galería, y a buen seguro que ni el mismísimo Obama escapa de la indiscreción de sus propios servicios secretos, que bien mirado…, hace tiempo que dejaron de ser secretos.

———————————————————————————————

¡Otra de espías!

Por Isabel Esteban Güell

Parece mentira lo sugerente y rico que es este tema. Ahora Obama ha asegurado a una Merkel seria, enfadadota (la vemos mostrándonos su móvil oficial con el águila bicéfala alemana) que él no le ha espiado nunca el móvil. Seguro. Los preeminentes nunca hacen el trabajo sucio para eso están los equipos “auxiliares”. Pero, de verdad, ¿cómo podemos soportar este mundo tan poco serio? No les da vergüenza hacer semejantes “declaraciones” teniendo en cuenta que hay referencias de las prácticas de espionaje desde los asirios y no digamos del antiguo Egipto. Pero ahora, fíjense, descubren el espionaje, cuando Caín ya espiaba al pobre Abel buscando el mejor momento.

Se buscan políticos

Por Joaquín Benita

Consejo de ministrosNecesitamos políticos que escuchen a los ciudadanos y trabajen codo a codo con los ciudadanos para lograr esos cambios que tanto queremos y necesitamos. Políticos que se preocupen, se ocupen y que cobren sueldo ajustados a nuestro PIB, que no nos exijan sumisión, pues la sumisión es profundamente antidemocrática. Políticos que trabajen para los que no encuentran empleo, ni salarios justos, ni trabajos dignos.

Se requieren mandatarios que reduzcan el paro, que mejoren la economía, que no suban los impuestos, que no privaticen la sanidad,  que no alimenten la corrupción, el fraude, los bancos, que no recorten en educación, que pongan fin a los desahucios, que no hagan más y más recortes que les manda Angela Merkel, que no gasten a manos llenas, que no subvencionen a sindicalistas que se dedican a comer mariscadas, que no tengan asesores para calentar sillas de despachos, que no den a la Iglesia 10.000 millones de las arcas públicas, que no tengan más coches blindados que el presidente Obama y que tengan el pundonor de rebajar el presupuesto de la Casa Real en tiempos de crisis.