Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘selectividad’

Con la educación no se pacta

Por Alba Francés

Celebración de Selectividad en la UPO (EUROPA PRESS).

Celebración de Selectividad en la UPO (EUROPA PRESS).

Querido lector, padre, madre o estudiante. Querido ministro de Educación, miembros directivos y querida cualquier persona española que sienta una mínima curiosidad por el futuro de su juventud. Desde hace varios meses comenzaron a bombardear las mentes españolas con un cambio de legislatura, y con ello, un cambio en la ley educativa. Mientras unos continúan defendiendo la impecable LOE, otros alardean verdaderas maravillas sobre la nueva y esperada LOMCE, cuyos resultados catapultarían a España como una de las mejores educaciones europeas. Y, sin ánimo de ofensa  y en nombre de la mayoría de los estudiantes españoles, deberían plantearse que a falta de apenas siete meses para enfrentarnos ante una de las pruebas más decisivas de nuestra vida académica, no sabemos nada. Ni cómo, ni dónde, ni porqué.

Independientemente de cualquier cambio político vivimos en una montaña rusa educativa gobernada por la desinformación, porque ni siquiera sabemos qué contenidos debemos dar (ni volumen ni temario); tampoco sabemos con certeza a qué prueba nos vamos a enfrentar ni qué validez pudiera tener esta, ni siquiera qué asignaturas deberíamos preparar para superar con éxito la prueba “gemela” a la antigua selectividad.

Y, desde el punto de vista de una adolescente de diecisiete años cuyo futuro está totalmente en el aire y a la que el cambio legislativo (por decirlo de alguna manera, pues llevamos casi un par de años en época de cambio)  le ha pillado justo en la mitad de Bachillerato, millones de preguntas sin respuesta le surgen cada mañana y al oír la frase: “todavía no sabemos nada”. Pero ahora, ya adentrado octubre y el primer trimestre, me pregunto ¿cuándo obtendremos respuestas y cuándo sabremos algo sobre nuestro futuro?, pues creo que es un derecho primordial abandonar esta montaña rusa educativa porque con la educación no se pacta.

La saturación a la hora de renovar el DNI en Madrid

Por Raúl de Juan

Una cola en una comisaría para renovar el DNI (Archivo).

Una cola en una comisaría para renovar el DNI (Archivo).

Si tratas solicitar cita previa para renovar u obtener el DNI o pasaporte en las comisarías de Madrid comprobarás que ya no te la dan por saturación y si te la dan es para más de mes y medio.

A los funcionarios les da igual la urgencia que tengas (un viaje al extranjero, inscribir un nacimiento en el Registro, matricularte en la Universidad, selectividad…), es tu problema. No te dan más solución que recorrer mendigando por las comisarías de la región, o hacer cola desde las 5 de la mañana para coger uno de los pocos números que dan sin cita en alguna.

He visto una comisaría llena de gente y funcionarios fumando en la puerta, e incluso trabajadores yéndose hasta que le tocase la siguiente cita, en lugar de atender a otra persona, y aguantado la soberbia y desprecio de la supervisora.

Me temo que la privatización es la única solución.

 

¿Y para qué estudiar tanto? ¿Cuántos políticos no tienen carrera ni idiomas?

Por Raquel F.
Selectividad

Selectividad en la Universidad Complutense de Madrid. (JORGE PARÍS)

“¿Y por qué tengo que estudiar tanto?” “¡Y esto no ha hecho más que empezar!” Después de la temida selectividad aún me queda la doble licenciatura, porque una ya no es suficiente, el o los másters y uno no, dos o tres idiomas que controle.

Esto mismo pasa por la cabeza de miles de estudiantes que, como yo, ven que tienen que estudiar y estudiar para conseguir un trabajo. Y si quieres trabajar de lo que te gusta será más fácil si te vas al extranjero.

 La cosa es que los que nos exigen todo esto no lo cumplen. ¿Cuántos políticos no tienen la carrera de lo que están ejerciendo? ¿Cuántos ni siquiera hablan un idioma? La respuesta todos la conocemos. Por eso, antes de exigirnos tantísimo a los jóvenes, deberían aplicarse el cuento y dar ejemplo a las generaciones que llegamos.

Injusticias en la concesión de becas

Por Rocío Alonso

Estudiantes en Selectividad. (EFE)

Estudiantes en Selectividad. (EFE)

Cada vez somos más y más los estudiantes que pedimos ayuda al Ministerio de Educación para subvencionar o ayudarnos en el pago de nuestros estudios y cada vez son menos a quienes nos la conceden. El pasado año 2013 entró en vigor una ley que, entre otras cosas, pedía como requisito mínimo una nota de 6,5 en la Fase General de la Prueba de Acceso a la Universidad en la Comunidad de Madrid.

Dicho esto, ahora os expongo mi caso personal: en una familia separada, con un miembro en paro y sin ningún tipo de manutención por parte del otro y con unos ingresos reducidos. ¿De verdad en este caso no se puede conceder ningún tipo de ayuda? Mi nota en la fase general fue de un 6,3, no llegando así a alcanzar la nota mínima requerida y por tanto siendo éste el motivo de que me haya sido denegada. ¿Ustedes de verdad consideran esto justo? La selectividad, para quien no sepan de ella, es una prueba que dura 3 días en los que, por cualquier motivo como nervios, enfermedad u otras causas, puede impedir sacar mayor nota. Y si a pesar de eso, consigues la nota para entrar en el Grado que quieres, ¿dos décimas deben impedirte esta ayuda? Además, no tienen en cuenta la fase optativa, siendo asignaturas de libre elección en las que saqué buena nota.

Después de todo esto, ¿se tiene que seguir creyendo en la igualdad y en las ‘subvenciones’? Y para colmo, siempre tienes que encontrarte con gente a la que se la conceden sin ningún tipo de necesidad. O incluso a la gente que no tiene ningún pelo en la lengua para decir: “me han dado la beca, me voy a ir de compras o de viaje”. Algo que a uno le despierta ganas de replicar pero por respeto no lo hace.

¿Por qué tiene que haber estudiantes en una situación económica mala que tienen que buscarse todo tipo de ‘inventos’ para poder pagar una matrícula (los que consiguen pagarla) cada año más alta, basándose en una nota de tres días y sin mirar lo que realmente importa? Me gustaría que de verdad si alguien piensa lo contrario, o que esto es justo, que lo diga. Porque yo sinceramente no consigo entenderlo.

Pienso, luego estorbo

Por Diana Peinado Serrano

Realmente no sé qué me inquieta más, que vayan a quitar la asignatura de Filosofía en la nueva ley o que la respuesta de algunos de mis compañeros de segundo de bachillerato sea “menos mal”.estudiante

¿Menos mal? Puede que sea la única asignatura que tenga que ir más allá de la memorización. Puede que sea la única asignatura que nos ayude a comprender los ‘por qué’ que tanto nos martirizan. Puede que se la única asignatura que nos ayude a pensar por nosotros mismos y reflexionar más allá de lo convencional, de lo que nuestros padres y profesores nos han enseñado. Aunque viéndolo así, tiene sentido que la quieran quitar de nuestras clases ¿no crees?

Filosofía no puede ser de ninguna manera una asignatura más, de la cual no quiero volver a oír hablar cuando termine selectividad, no. Filosofía tiene que ser esa asignatura que me ayude a comprender qué es lo que realmente pienso y defiendo.

Si quitan esta asignatura y si realmente nosotros lo permitimos, estamos acabando con una de las pocas vías que tendrán en un futuro nuestros hijos para poder pensar por sí mismos.

El injusto 9 en selectividad de mi hijo

Por Teresa M.

Cuando hace cuatro años mi hijo pequeño hizo selectividad, en la Universidad Carlos III de Getafe (Madrid), tuvimos dudas de cómo corrigen los exámenes y ponen la nota; reclamó y no le hicieron ni caso, pero hoy he terminado de comprobar que corrigen como quieren. SelectividadMi hijo mayor, doctor en Matemáticas, ha realizado de nuevo la selectividad este año para empezar otra carrera. Naturalmente se matriculó para efectuar el examen de Matemáticas II. En dicho examen, se pueden imaginar como lo hizo siendo matemático, ha tenido solo un 9; no me extraña que hoy los chicos estén hasta llorando viendo las notas tan injustas que algunos les han puesto.