Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘champions’

El fútbol y la identidad común

Por Xus D. 

Final de la Champions: Atlético de Madrid VS Real Madrid.

Final de la Champions: Atlético de Madrid VS Real Madrid.

Una catarsis como la de la noche 28 de mayo, final de la Champions, nos viene bien porque nos puede ayudar a relativizar diferencias que nos tomamos más en serio, rivalidades que no son la de los colores de un equipo, sino las de las ideologías.

El vencedor de aquella noche, pasara lo que pasara, sería un equipo español. Es difícil imaginar un sector que haya hecho más en favor de la marca España en el mundo que el del fútbol. En muchas regiones del planeta nos sitúan en el mapa gracias a nuestros equipos o a sus jugadores. El juego también nos devuelve lo que muchas veces hemos perdido en la política o en la vida social: la identidad común. 

Somos una ciudadanía que lucha por la Champions pero no por nuestros derechos

Por Miguel Fernández-Palacios

Los jugadores del Real Madrid a su llegada a Cibeles con la undécima (EFE).

Los jugadores del Real Madrid a su llegada a Cibeles con la undécima (EFE).

La vida no es fácil y, en consecuencia, no se debe desaprovechar la ocasión de divertirse en cuanto se presente. Por eso resulta maravilloso que para celebrar la undécima del Real Madrid, miles de personas llenaran calles, plazas y un inmenso estadio, festejándolo en apasionado jolgorio.

O cuando en 1995 los aficionados entendieron que el descenso administrativo a segunda de sus equipos era una decisión injusta, y dos ciudades como Sevilla y Vigo se llenaron de protestas hasta revertir el veredicto.

Sin embargo esa expresividad espontánea se torna en amargo desencanto cuando, en este mismo país, se recortan derechos laborales, libertades, gastos sanitarios, educativos, de dependencia, etc. Cuestiones nada baladíes conquistadas con mucho sufrimiento y que hacen la vida más justa, pero las avenidas y plazas no se abarrotan en igual medida. No cabe duda de que la individualista sociedad moderna es moldeada en gran medida por los políticos, que forjan ciudadanos indiferentes para que no les incomoden en sus turbios enredos.

Y he aquí la piedra de toque: la indiferencia ciudadana es el peor de los males posibles para una democracia, porque la deteriora hasta ponerla en grave riesgo. Esperemos que los nuevos partidos, en un esfuerzo titánico por el bien y la pervivencia de la libertad democrática, reviertan esta perversa tendencia y sepan ilusionar a la gente formando ciudadanos responsables y comprometidos con lo cívico.

Estimada Junta Electoral: tengo entrada para la sesión que solo es este fin de semana y…

Por Ana E. Romero Ramos

Me gustaría dar mi más sincera enhorabuena a D. José Antonio Hernáez, primero por ser poseedor de una entrada para la deseada y esperada final de Champions, que se celebra este sábado en Lisboa, así como por haber conseguido ser eximido para la mesa electoral de las no tan deseadas ni esperadas elecciones europeas.

Sin embargo, leer esta noticia me ha producido una gran indignación y me ha hecho recordar las elecciones generales de 2008, cuando mi marido y yo recibimos el honroso honor de ser nombrados miembros suplentes de las mesas electorales. Por aquel entonces teníamos un hijo de 2 años, cumplidos un día antes de las elecciones y una hija de 9 meses, y nadie con quien dejarlos. Ante semejante situación, también recurrimos a la Junta Electoral para que nos eximiera a uno de los dos del “deber inexcusable” que nos había tocado. Aportamos los nombramientos de ambos, así como el libro de familia. Cuál fue nuestra sorpresa cuando dicha Junta Electoral nos denegó la petición… ¡Claro, que en este país es mucho más importante que un señor no pierda su entrada de fútbol y la oportunidad de ir a una final de Champions que el bienestar y protección de dos menores…!

Constitución de una mesa electoral  (ARCHIVO)

Constitución de una mesa electoral. (ARCHIVO)

De todos modos reitero mi felicitación a D. José Antonio y espero que disfrute del partido, de su entrada y de su viaje; mientras tanto yo voy a estar leyendo el manual que me ha enviado el ayuntamiento de mi pueblo porque he vuelto a tener el privilegio de ser nombrada presidenta de mesa. Y yo me pregunto, visto este caso: ¿podré alegar a la Junta Electoral que tengo una entrada de cine prometida a mi hija desde hace meses para un concierto-documental que solo se proyectará este fin de semana? ¿O que a mi hijo de 19 meses le están saliendo las muelas y su malestar solo me permite dormir una media de 3 horas diarias?

En fin… ¡que gane el mejor! Me refiero al fútbol, porque en lo referente a las elecciones…lo dudo.

Las derrotas enseñan a levantarse

Por Almudena Molina

Ronaldo derrotado por el BorussiaEl Real Madrid ha quedado fuera de la Champions tras perder contra el Borussia. Ante esta  situación, que la mayoría de españoles conoce, podemos tomar dos diferentes posturas: quejarnos del equipo madrileño y de su estructura o aprender de ellos. Personalmente, yo opto por lo segundo. Era necesario que el Real Madrid cayera para que más tarde se levantara con más fuerza ¿Cómo va aprender si no de sus errores? Ha tenido que perder para darse cuenta del pequeño obstáculo que le hace tropezar y que el otro día le hizo caer.

La sociedad se encuentra en la misma situación que el equipo de fútbol. Era indispensable que cayera, que se encontrara con una gran crisis, un elevado número de desempleo y una austeridad mayor para descubrir algo que tenía olvidado, algo que había quedado oculto tras el velo del materialismo: la persona. Estas dificultades llevan al individuo a apoyarse en el prójimo y percatarse de que está en la misma situación o peor que la suya. Pero todavía nos encontramos en el principio de la remontada, cada persona tendrá que luchar para ver personas en las cosas y no cosas en la personas.

Hemos de dejar a un lado los intereses personales que muchas veces nos llevan a actuar pisando al de al lado y ganar la Champions en equipo, contando con todos sus miembros, desde el más indispensable recogepelotas al capitán más brillante. La sociedad ganará la Champions cayéndose y levantándose, cayéndose y levantándose. No hay otra receta.