Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘desperdicios’

Mi mascota no ensucia ni molesta en la playa, son las personas

Por Marina Fernández Rodríguez

Dentro de poco empieza el verano, ‘el caloret’ ha vuelto a nuestras vidas. Como otros tantos, iré a la playa. ¿Mi problema? A mí me encanta la playa y a mi perra también, pero ella no puede ir. Hay una norma que dice que no puedo llevar a mi querida mascota conmigo a disfrutar de un día de playa, ya que ensucian o pueden molestar a los demás. Sólo a partir de las 20h puedo darme un paseo con ella por dicho territorio.

Un perro en la playa (ATLAS)

Un perro en la playa (ATLAS)

¿Cuál es mi enfado? Que no hay respeto. Yo sí puedo ir a la playa y ver como muchos adolescentes dejan su basura de los botellones tirada en la costa, bolsas de plástico llenas de alcohol y desperdicios. Puedo ver a la gente dejar que sus hijos molesten a los demás mientras intentan disfrutar del sol. Puedo ver gente poniendo música a toda pastilla cuando a mi no me interesa su música ni tengo por qué oírla. Pero claro, si yo llevo a mi perra domesticada y bien educada que se queda conmigo en la toalla, que va donde yo vaya y a darse un baño conmigo, es una total falta de respeto hacia los demás usuarios de la playa.

Necesitamos respetar un poco más, no puede ser que tenga que ir a la playa sin ella y dejarla en casa una mañana o una tarde sola cuando puedo disfrutar ese rato con mi fiel compañera. Y me lo tengo que perder por una norma que no tiene ningún fundamento, siendo nosotros quienes menos respeto tenemos hacia nosotros mismos, ellos se pierden la diversión a causa de nuestra poca vergüenza.

¡Peligro, ratas en Bilbao!

Por Oskar García

"Contenedores de basura del barrio Otxarkoaga, en Bilbao". (OSKAR GARCÍA)

Contenedores de basura del barrio Otxarkoaga, en Bilbao. (OSKAR GARCÍA)

Quizá no se lea muy bien, pero en ese DinA4 pegado al contenedor pone: ¡Peligro, ratas!

No estoy de vacaciones en ninguna ciudad extranjera descuidada por sus autoridades, estoy en mi barrio, Otxarkoaga, Bilbao, ‘capital del mundo’ como muchos vacilan, o Bilbao ciudad del ‘mejor alcalde del mundo’, concedido por la Fundación City Mayors, o Bilbao la ciudad del Guggenheim, la que se gasta 70.000 euros al año en cambiarle de traje a Puppy; y en Otxarkoaga se gastan un DinA4 para advertir de que hay ratas.

“Iñaki Azkuna culminó brillantemente el cambio de la ciudad, llenó de sentimiento y orgullo a bilbaínos y bilbaínas, y colocó a la capital dentro del marco internacional. Ahora me toca culminar el programa de cuatro años que diseñó”, afirma el alcalde Areso. A ver para cuando nos toca algo a los que no vivimos en el centro pero también pagamos el traje de Puppy.

Vivo en Otxarkoaga con mucho orgullo, es un barrio tranquilo, lleno de vida, alejado del ruido de la ciudad y muy cerca del monte. Soy uno de los pocos payos en mi bloque, y en contra de lo que crean el resto de ciudadanos, vivo en armonía con el resto de vecinos, gitanos en su mayoría. No es por ellos (como afirmarían muchos) por lo que este barrio vive en condiciones tercermundistas, es porque su Ayuntamiento prefiere invertir en el centro de la ciudad para potenciar así el turismo, olvidándose de una gran parte de los ciudadanos.

Bilbao podrá ser sede de la Eurocopa en el 2020 y en Otxarkoaga seguiremos viviendo entre moho, desperdicios y ratas.