Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘Elecciones 2015’

Atormentado Rajoy ante una posible derrota

Por José Tomás Cruz Varela

Venimos observando como diariamente se acentúa en el rostro del presidente del Gobierno un rictus entre preocupación y angustia. Sus gestos denotan un nerviosismo que sin duda obedecen a la inquietud que le proporciona el intuir ser derrotado en las próximas elecciones generales, imaginando que tras la aplastante mayoría absoluta obtenida en el 2011 surja el temido desastre al final del 2015, cumpliéndose el vaticinio de que solo permanecería en la Moncloa una solo legislatura y pasando a la historia con el humillante apodo de “Mariano el Breve”, periodo que incluso, incomprensiblemente, fue superado por el nefasto José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), considerado con todos los merecimientos como el peor presidente desde que se instauró la democracia en España.

El actual jefe del Ejecutivo, que por cierto nunca ha sido un líder y por ende jamás podrá ejercer de tal, a cinco meses de los comicios generales, a tenor del criterio de ciertos entendidos, solo podría recuperar parte de los votos perdidos por dos caminos y ambos muy cuestionables. En el primero de los casos a través de la compra descarada de sufragios de los funcionarios, a los que pretende venderles como un gran esfuerzo y confusamente el devolverles lo que es suyo, y en segundo lugar apelando al voto del miedo, siempre y cuando los votantes decidiesen regalarlo a formaciones emergentes (Podemos y Ciudadanos) que no están preparadas para gestionar un país, y todavía peor si optasen por entregárselo a los socialistas, de cuya experiencia como gobernantes guardamos un amargo recuerdo, unido a que su actual secretario general, Pedro Sánchez, no tiene las ideas muy claras y además pacta con partidos de extrema izquierda como dice don Mariano.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy (EFE)

Obviamente, ninguno de los dos experimentos servirá para que retorne la confianza a los españoles, como tampoco será de recibo la estratagema de aprobar los Presupuestos Generales del Estado previamente a la celebración de las elecciones generales, aunque mucho nos tememos que siendo la tentación tan propicia, se desprendan de la escasa vergüenza que les queda y los presenten antes de la disolución de las Cortes.

Habría que añadir que con la reaparición de Aznar, aunque en esta ocasión aparentemente con menor acritud, sigue actuando como la mosca cojonera, a pesar de los 12 años transcurridos desde que nombró a Rajoy como su sucesor a quien incomoda y critica con razón puntualmente, lo que le provoca inseguridad a la hora de tomar decisiones. El presidente encaja mal estos ataques, no contesta ninguno pero también se siente sujeto a presiones, intrigas y resistencias por parte de quienes ocupan altos cargos en el Gobierno y partido. Al parecer, uno de los temas mas cruciales de la mal llamada crisis consistía en prescindir de la Secretaria General, Cospedal García, pero según fuentes informadas, la oferta del ministerio de Educación no prosperó, manifestando que lo único que aceptaría es “la Vicepresidencia o nada”.

Igualmente Rajoy ha tardado demasiado tiempo en asumir que necesita tener las manos libres para dirigir e imponer su autoridad en el partido y hasta ahora todo han sido dificultades. El intento de controlar a Cospedal con el nombramiento de Moragas está por ver que resultados ofrece. En sentido similar, la tan cacareada y esperada remodelación se ha quedado en “nada con patatas”. La sensación generalizada sobre sobre los recientes nombramientos y cambios efectuados en el PP es más bien pobretona, unido al descontento de las organizaciones regionales y provinciales por la pérdida de poder, y en muchos casos del propio puesto de trabajo que es donde verdaderamente reside el problema, toda vez que al disponer de menores recursos no podrán ser recolocados, con el agravante de que sus edades y escasa preparación personal dificultarán la incorporación al mercado de trabajo, pasando a percibir el seguro de desempleo y posteriormente a militar en el triste ejército de los parados.

Malos tiempos le esperan a don Mariano. El dejar tanta asignatura pendiente para más adelante y entre otras el no haber reformado la Ley Electoral, mucho nos tememos que le van a pasar una factura demasiado alta, causa de su agobio actual. Cierto es que los desafortunados consejos recibidos también le están originando grandes perjuicios que apareciendo en bloque como está sucediendo ahora es más doloroso. Los seres humanos tenemos cierta tendencia a olvidar con facilidad, somos orgullosos y hasta incluso llegamos a convencernos que todo lo logrado obedece a nuestros propios méritos e inteligencia, “vanidad de vanidades y todo vanidad”. Cuando habría agradecido tiempo atrás que el menos pelota entre la pléyade de sus asesores, le recordase puntualmente: “Mariano, se humilde y haz memoria.

No, no fuiste tu quien ganó las elecciones en el 2011. Las perdieron los socialistas dirigidos por aquel contador de nubes, creador de la “Alianza de las Civilizaciones” de pomposo nombre pero que nunca ningún humano ha sabido explicar en que consistía. Me refiero a ese político que todavía y de vez en cuando aparece en los medios con su sonrisa bobalicona, que nadie le presta la más mínima atención pero que mantenemos todos los españoles. Pues fue ese y nadie más quien te llevó a la Moncloa pero posiblemente, tal regalo, solo sirva para cuatro años  no prorrogables”….¡Tiempo al tiempo!

Zonas para bebés con cacas de perro

Por N. S.

Soy madre desde hace poco más de año y medio por lo que no hace mucho que empecé a frecuentar los parques infantiles.

Me lo paso genial allí con mi hijo y el resto de niños. Es una maravilla ver cómo son felices con cosas tan sencillas como los columpios, el tobogán o una simple pala en la arena.

Al principio me daba un poco de pena ver el parque tan sucio, pero ahora mi indignación ha llegado a un nivel máximo.

En el parque de la plaza de la Villa de París (en pleno centro de Madrid), en el arenero que se supone que está reservado para los bebés que no gatean o no caminan, había una caca de perro el pasado martes a las 12 de la mañana.

Voy al parque con mi hijo casi todas las tardes y nunca lo encuentro limpio del todo. He llamado en múltiples ocasiones al 010 para que sean conscientes de ello y acudan a limpiarlo, pero es que ¡ya no puedo más!

No es de recibo que algunos dueños de perros sean tan incívicos y tengan tan poco respeto por los demás. Supongo que no dejan a su perro hacer caca en la alfombra del salón de su casa. ¿Y por qué sí se lo permiten en la calle o en un parque infantil y no recogen los restos? ¿Les gustaría que sus bebés, se sentasen, tocasen o incluso se llevasen a la boca los excrementos de su mascota?

Parque de la plaza de la Villa de París (Madrid), (NATALIA SUAZO)

Parque de la plaza de la Villa de París (Madrid). (N. S.)

No es de recibo que si esto está pasando nadie se preocupe por multar a estos dueños de perros tan despreocupados. Debería haber un control para asegurar que esas pocas personas (quiero pensar que son una pequeña minoría) que están actuando así de mal puedan corregir sus gestos y recoger los excrementos de sus perros.

No es de recibo que los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid no estén a la altura de lo que ocurre en nuestras calles y parques para poder mantenerlas limpias a pesar de todos los ‘cerdos’ que andan sueltos. El centro de Madrid está sucio. ¿Cuál es el problema? ¿Falta personal? ¿Están sólo centrados en algunas zonas específicas?

Y no es de recibo que el Gobierno de la ciudad no esté actuando ante este problema tan visible. ¿No se pasea nadie del partido del Gobierno por las calles de Madrid? ¿Qué pasa con el rol de las Juntas de Distrito? A ver si ahora de cara a las elecciones, se ponen nuestros políticos un poquito las pilas con este tema, porque como sigamos así, nos come la mierda.

Por una ciudad limpia, por el respeto entre ciudadanos, por una integración saludable de las mascotas y por una infancia feliz para nuestros niños.

Muchas gracias señora Villalobos, no cuente más con mi voto

Por Antonio G. López de Soria

Celia Villalobos jugando al 'Candy Crush' en el Debate sobre el Estado de la Nación (LA MAREA)

Celia Villalobos jugando con su tableta en el debate sobre el estado de la nación (LA MAREA)

Como votante habitual del PP, me encontraba en una disyuntiva ante la próxima cita electoral. Valorando los logros obtenidos por su Gobierno en materia económica, en muchas ocasiones me he sentido defraudado por el incumplimiento sistemático de las promesas electorales en temas tan sensibles como la política antiterrorista, el desafío soberanista, la lucha contra la corrupción política, la reforma de la ley del aborto, los impuestos… A pesar de eso, me inclinaba por volver a votar al Partido Popular ejerciendo un voto útil ante la inquietante perspectiva de una eventual victoria electoral de un partido como Podemos. Pero gracias a usted, he despejado mis dudas.

Sra. vicepresidenta del Congreso, el sábado le escuché decir en la entrevista que le hicieron en ‘La Sexta Noche’ que en su partido no caben los del “No al aborto”. Me llegó nítido su mensaje. Me considero un defensor de la vida desde el momento de su concepción; yo soy uno de los de “No al aborto”. Sra. Villalobos, muchas gracias por aclarar mis dilemas. Usted siga jugando al Candy Crush; pero a partir de ahora no cuenten más con mi voto.

“Antes de las elecciones volveremos a oír muchas promesas”

Por Manuel Nogueras Tamargo

Un hombre deposita su voto en las pasadas elecciones autonómicas y municipales en Madrid. (GTRES)

Un hombre deposita su voto en las pasadas elecciones autonómicas y municipales en Madrid. (GTRES)

Hay una cosa que los ciudadanos sabemos. Estamos a muy poco tiempo de unas elecciones para nuestra comunidad y nuestro Ayuntamiento.

Durante este tiempo vamos a oír muchas promesas, rebajas, ayudas, etc… Nos vamos a olvidar de todo lo que nos han quitado con nuestro esfuerzo.

Aquello que ya es irrecuperable. Lo peor de todo, es que me da la sensación de que van a salir los mismos.

LEE AQUÍ CÓMO DEJAR TU OPINIÓN Y TU DENUNCIA

Los deseos de 2015

Por María Teresa

En primer lugar pedimos que no haya más políticos que vacíen nuestros bolsillos con la excusa de administrar nuestros impuestos para luego gastárselos en comilonas, viajes y caprichos.

Los Reyes Magos. (WIKIPEDIA)

Los Reyes Magos. (WIKIPEDIA)

También pedimos que dejen de despilfarrar nuestro dinero en obras faraónicas, muchas de ellas inservibles y que caen en el abandono.

Pedimos que no nos coman el coco en las próximas elecciones; que no hagan promesas demagógicas que no se puedan cumplir. Como dicen en Sudamérica somos “zafios pero no gafios”; es decir, no somos tontos, estamos mayorcitos y sabemos a quién votar.

Y pedimos que nuestros gobernantes se pongan las pilas y arreglen en serio los problemas que importan a la gente como el paro, la sanidad y la educación.

Por último, aunque no por ello menos importante, pedimos que este periódico siga tan bien como siempre, dando voz a la gente para manifestar su opinión, que en estos tiempos difíciles es muy importante.

Ojalá que, además de ilusión, los Reyes nos traigan todo eso para poder tener de verdad un feliz 2015.

Se armó el Belén con los partidos políticos

Por Néstor Ruíz Meseguer

Ver para creer. Definitivamente los milagros ocurren. Se acercan las elecciones de 2015 y el congreso ha pasado de estar desangelado a endiabladamente activo.

Los diputados han bajado del séptimo cielo y ya no matan moscas con el rabo. Nuestros políticos han dejado de vivir como Dios.

Por un lado el Partido Popular quiere alagar el año Mariano, aunque me da que para eso tendrán que poner una vela San Judas Tadeo. Sus representantes han perdido el ángel y tanta corrupción les ha dejado la credibilidad hecha un Cristo. Todo parece indicar que, a menos que se les aparezca la Virgen, muchos irán saliendo en procesión de las instituciones, e incluso algún pecado les puede hacer perder la capital. Y es que con mentiras se llega muy lejos pero sin Esperanzas de volver. Veremos qué pasa pues ya se sabe que Dios aprieta pero no ahoga.

Un belén viviente (LECTORES/ LUIS MARÍA GONZÁLEZ)

Un belén viviente (LECTORES/ LUIS MARÍA GONZÁLEZ)

A los socialistas les gusta tener amigos hasta en el infierno, y es por eso que, a base de decisiones salomónicas, están resultando más falsos que Judas. Sus propuestas llegan al pueblo de pascuas a ramos y sus votantes les acusan de que no se puede estar en misa y repicando. Que uno no puede alejarse del PP y anunciar contradictorios acuerdos por la estabilidad. En definitiva, que no se puede estar a Dios rogando, y con el mazo dando.

Para la gente votar a cualquiera de las dos formaciones es como echar margaritas a los cerdos. Saben que sólo se acuerdan de Santa Barbará cuando truena y que, en menos que canta un gallo, son capaces de firmar pactos hasta con el diablo. Y es que Dios los cría y ellos se juntan.

En Izquierda Unida no se rasgan las vestiduras ante su descenso en los sondeos. Toda una vida de penitencia les ha hecho tener más paciencia que el Santo Job, entienden que han topado con Iglesias y saben, más por viejos que por diablos, que les espera una larga travesía por el desierto. Son y siempre serán hijos de un Dios menor.

En Podemos, pese a que les han colgado el sambenito de populistas, están como unas pascuas. En un santiamén han pasado de ser una campana que sonaba pero nadie sabía donde, a ser el becerro de oro adorado por el pueblo. Lo cierto es que, aunque a veces nos asusten las lapidaciones que esconden tras su mirada angelical, como entren en la Moncloa se va a armar la de Dios es Cristo.

Los nacionalistas catalanes aspiran a ser profetas en su tierra, y aunque les ha hecho daño que algunos herejes se hayan vendido por un plato de lentejas, con lo del referéndum montaron un buen cirio. Sobre la independencia ya sólo les queda esperar que Dios se la dé, y Pedro y Pablo se la bendigan.

Celebremos pues que la Navidad está cerca y que en el Congreso se armó el Belén. Y aunque algunos viendo las encuestas ya están poniendo el grito en el cielo, ya se sabe que el día del juicio final las urnas las carga el diablo. Que Dios nos coja confesados.