Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘clase’

No me gustan los profesores que enseñan que las mujeres somos cosas a las que se puede pisar o violar

Por Elisabet Ruano

Imagen de la polémica presentación (Twitter: @Niuria123)

Imagen de la polémica presentación (Twitter: @Niuria123)

Hay días en los que te encuentras en la prensa algo que no debería permitirse: una clase de futuros médicos ve una serie de diapositivas donde las mujeres nos convertimos para los alumnos, – gracias a la iluminación del profesor- en un cacho de carne, en un objeto. No se entiende muy bien cómo para explicar cualquier teoría o cualquier concepto es necesario exponer una imagen con una serie de palabras que nos convierten a las mujeres en indignas, totalmente denigradas. Una metodología no tiene por qué despojar de la dignidad a ningún ser humano.

A lo largo de mi vida nunca he tenido una experiencia de ese tipo: ver cómo se humilla a otras personas en un contexto académico. Y sigo en el camino del aprendizaje y no han acudido a métodos tan poco éticos y morales para explicarme a teóricos como Hobbes o Hannah Arendt; valga de por sí el modelo androcéntrico de cultura e historia que tenemos como para que además se tenga que acudir a unas formas totalmente fuera de lugar. Estamos en el siglo XXI y la dignidad de la persona se debe transversalizar a cualquier contexto. ¿Cómo es posible permitir eso?

No me gustaría que mi hija, que este año se incorpora a la educación, se encontrara a lo largo de estos años profesores/as que le enseñan que las mujeres somos cosas a las que se puede pisar, abusar o violar. No me gustaría que mi hija se sintiera inferior a otros/as niños/as. No me gustaría que a mi hija por el hecho de ser mujer se le limitara en la escuela o se le denigrara con imágenes como las que se han podido ver. Si no se quiere asumir que eso es un problema, entonces me parece que estamos ante una sociedad enferma.

 

Por la accesibilidad de todos en el colegio (II)

Por Santiago García Lozano (*)

El escrito de D. Óscar Angel Muñoz del día 9 de octubre de 2013 no se ajusta a la realidad. La niña tuvo un accidente escolar el curso pasado por el cual permaneció en casa un tiempo en el que fue atendida por el SAED, por lo que no le faltó la atención educativa. Del accidente no se ha recuperado y de hecho está utilizando muletas. La niña tiene que subir escaleras para ir a clase, motivo por el cual el padre solicita se habilite un aula en la planta baja, pero este centro solo dispone en la planta baja de un espacio que está habilitado para biblioteca, por lo que no atender esta solicitud es dejar al resto de niños sin este servicio educativo.Joven con muletas

Al padre se le ha propuesto que la niña sólo suba y baje una vez las escaleras, y todas las actividades las haga en su aula, por ejemplo cuando toque E. Física se pase al aula de los compañeros de nivel, etc pero el padre no lo acepta. También se le propone que la niña pueda ir a otro centro que tiene ascensor o aulas en la planta baja, pero tampoco quiere.

Por lo tanto, a la niña no se le priva de recibir atención educativa y lo que hay que preguntarse es si hay que dejar a todo un colegio sin un servicio educativo por un caso cuando se puede atender de otras formas.

(*) Director del CEIP Joan Miró de Leganés (Madrid).

Políticos sordos o cómo ir hacia el abismo

Por Julio Lozano Ramos

“Cierra la ventana, Rubalcaba, que no quiero oír más a esos del PP gritando que me vaya. –Son los barones del PSOE, Zapatero”, escribió en una célebre viñeta, hace año y medio, un humorista. Más duro de oído aún, Rubalcaba decía que nadie le había dicho que cediera el testigo hasta que Tomas Gómez se atrevió a sugerirle en voz alta lo que casi todos dicen por lo bajo. El colmo es un Rajoy que, a pesar de cuanto ha pasado este año -del clamor público, y de las encuestas científicas- todavía tiene el valor de afirmar hoy que cree conservar un apoyo popular absoluto que en realidad nunca tuvo, gobernando sólo gracias a una inicua ley electoral que le dio una mayoría total con menos de un tercio del censo, tercio que hoy, en gran parte, lamenta su voto. Con esos políticos tan interesadamente sordos vamos cada vez hacia el abismo.

La clase política y el barómetro del CIS

Por José Ángel Paniego García

El barómetro del CIS viene a corroborar lo que otras encuestas ya han señalado: que la afirmación del juez Pedraz sobre la “decadencia de la clase política” no es una opinión personal, sino un hecho contrastable y medible. Sin embargo, Gonzalo Moliner, presidente del Tribunal Supremo, considera “desafortunadas” estas palabras; y Soledad Becerril, Defensora del Pueblo, llega a decir que “se podría actuar de oficio contra el juez Pedraz”. Descartada la hipótesis más lesiva, un intento de manipulación consciente, sólo nos cabe pensar que sus palabras son fruto de la ignorancia, de no tener el más mínimo conocimiento de cómo es la realidad. Ahora pueden dimitir por ser tan ignorantes; o continuar en el cargo aumentando el desprestigio de esa clase política que les nombró.