Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Nos quedamos sin cines

Ver una película en pantalla grande, a oscuras, abrigados por el calor de otros seres humanos que reaccionan más o menos como nosotros ante determinadas escenas, es una de las mejores formas de entretenimiento que conozco. Sin embargo, nos quedamos sin cines. Según el Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), en enero había en España 563 salas, con 3.565 pantallas, muchas menos que hace cinco años, cuando había contabilizadas 1.194 cines con 4.390 pantallas.

No sé si a vosotros este dato os preocupa u os da exactamente igual, porque sois de los que consumís cine preferentemente en casa, pero a mí me da pena y me preocupa. Sobre todo me preocupa que cada vez sea más difícil encontrar cines pequeños en los centros de las ciudades, cines a los que acudir dando un paseo para disfrutar de una noche cinéfila.

Me entristece que, en la mayoría de las pequeñas y medianas ciudades que visito con asiduidad, ir al cine significa trasladarse con coche a las afueras, a un gran centro comercial, a ver, con suerte, alguna buena película comercial. Por supuesto, en esas salas es imposible ver películas ‘de autor’ o en versión original. Lo malo es que los espectadores ya se han acostumbrado a la paupérrima oferta y se resignan ante lo que consideran un mal menor : “por lo menos seguimos teniendo algún cine“, piensan.

Me gustaría saber cómo son los cines que visitáis, ¿Son pequeños o multisalas? ¿Qué tipo de programación ofrecen? ¿Es posible ver películas en versión original? ¿Ha desaparecido de vuestra ciudad algún cine emblemático en los últimos tiempos?

Otro día hablaremos de por qué desaparecen los cines y si podemos hacer algo por evitarlo.

53 comentarios

  1. Dice ser maria

    desde pequeñita siempre me ha encantado ir al cine, quizás por el romanticismo de ver la pelicula en pantalla grande, con todos tus sentidos centrados en lo que ocurre en ella. pero ahora, cada día disfruto menos y muchas veces acabo saliendo del cine cabreada. la razón: no sólo que cada vez hay menos cines, sino que cada vez los que hay son más merenderos que salas de cine. los cines multisalas de los centros comerciales, aunque son más cómodos (por alto que sea el de delante siempre verás bien) están pésimamente ambientados, con el sonido excesivamente alto y el aire acondicionado como si hubiera 40 grados en la sala aunque estés en diciembre, la mayoría de las veces me tengo que llevar una chaqueta para ponermela dentro. Y luego la gente, que, como he dicho, parece que va a merender allí dentro. lo peor, cuando se juntan 4 o 5 amigos y comentan todas las escenas en voz alta (y muy alta, porque a pesar dle alto volumen de la pelicula, les oyes más a ellos). luego que si el crakcrak continuo de las palomitas, el que sorbe la cocacola, el que se aburre y se dedica a tirar cacahuetes al de delante, en fin, un horror. acabo por dejar la película para el último día que la pasan, con esperanza de que haya poca gente en el cine, y muchas veces desistiendo de ir.otra cosa, todo lo anterior es previo pago de, en mi ciudad, la módica cantidad de 6,20 euros, otra razón más para esperar al DVD y ver la peli en mi casa

    30 abril 2009 | 18:56

  2. Dice ser Jk

    Pues yo tamb pienso que lo mejor del cine son las personas (salvo los 4 monos de turno), estar en contactos con la gente, relacionarte; así como en la música, me gusta ir a conciertos. Algunas personas, como leo en algunos mensajes, prefieren estar tranquilos en sus casas sin que nadie los molestes, y me parece respetable, a mi hay días que tamb me apetece estar en plan tranki, pero en general, cuanta más gente a mi alrededor mejor. El ruido, a no ser muy exagerado, no me molesta en absoluto.

    01 mayo 2009 | 20:22

  3. Dice ser Rocío

    Triste, pero si han desaparecido muchos cines, y eso que vivo en Madrid y no me puedo quejar de demanda pero quedan muy pocos cines que no sean de cine comercial y muy pocos cines que tengan película en V.O.

    04 mayo 2009 | 13:57

Los comentarios están cerrados.