BLOGS
Plano Contrapicado Plano Contrapicado

“Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia…” Roy (Rutger Hauer) ante Deckard (Harrison Ford) en Blade Runner.

¿Quién dice que el cine es cultura?

El gobierno español ha decidido bajar el IVA cultural en el proyecto de ley de presupuestos para 2017. Será una rebaja del 21 al 10%. Buena noticia, corrección del despropósito que perpetró en octubre de 2012. Pero, ay, los titiriteros del cine se quedan como están, para ellos esto no rige. Haber elegido muerte cuando se lanzaron como locos a hacerle la oposición al partido de la corrupción, a pronunciarse contra la guerra de Irak, a dar el cante en las galas de los Goya, como en la de 2003. Don Vito no perdona y tiene muy buena memoria cuando quiere.

Gala de los Goya, 2003. Willy toledo y Alberto San Juan

La tauromaquia, ése noble arte de torturar animales a golpe de paso de ballet, el santo y seña de la España cañí, eso hay que protegerlo y estimularlo y por tanto se beneficia de la mayor reducción; antes de la subida tenía un 18% de IVA y ahora tendrá el mismo tipo que, pongamos por caso la ópera o los conciertos en directo. Para el PP y sus acólitos de Ciudadanos con los que lo ha pactado, la música en las corridas de toros eleva el espíritu de los espectadores al mismo nivel que Norma o Turandot, dejando a un lado los chorros de sangre del animal, claro.

Los cines pequeños resisten para no cerrar

Que una entrada de cine sea un artículo de lujo con su 21% de gravamen mientras que un libro soporte un IVA superreducido del 4% demuestra cuál es la mentalidad de nuestros gobernantes respecto a lo que es cultura y lo que no. ¿Buñuel? Un ateo irredento que en el infierno arda. ¿Almodóvar? Mejor que se calle después de la bromita de su aparición en los papeles de Panamá (buen ejemplo goebelsiano de manipulación para mezclarle con la chusma evasora de impuestos). ¿Julio Medem? Ya le dimos lo suyo cuando sacó los pies del tiesto con el documental La pelota vasca, la piel contra la piedra (2003). Recordemos que incluso le montaron una manifestación en la gala de los Goya de 2004 porque estaba nominado. Y así, suma y sigue tú que yo me canso.

¿Acaso vamos a “subvencionar” a rojos bolivarianos como Willy Toledo? Sólo faltaría… La subvención, esa piedra arrojadiza que siempre tienen a mano los que lo odian cuando hablan de nuestro cine, olvidando o en el mejor de los casos desconociendo que es una industria raquítica pero muy rentable para el estado, pues aporta vía impuestos mucho más que lo que recibe en concepto de ayudas.

En septiembre de 2013 Enrique González Macho, presidente a la sazón de la Academia de Cine, afirmaba rotundamente que por cada euro que aportaba el Estado al cine recibía de él 3,5 euros.  Debió de hacer más enemigos de los deseables este hombre. Toda una trayectoria como empresario que apostó por el cine español durante más de tres décadas en los terrenos de la distribución, exhibición y producción, quedó empañada cuando se publicó a principios de marzo de este año que la fiscalía del estado pedía para él dos años de cárcel y una multa de un millón de euros porque le acusaba de haber manipulado el número de espectadores para obtener la correspondiente subvención.

Enrique González Macho en la Seminci. EFE/NACHO

Una de las más significativas anécdotas que figuraría en la inagotable Biblia del cine que González Macho podría escribir, si encuentra fuerzas y ganas algún día, dice que en 1990, cuando contaba con el apoyo ministerial se decidió a alquilar el cine Judogestveni de Moscú, a 800 metros del Kremlin, en el que en 1926 se había estrenado nada menos que El acorazado Potemkin, para que los soviéticos de entonces pudieran paladear productos hispanos como Padre nuestro, Átame, La vaquilla, Remando el viento o El bosque animado, así, a modo de muestra, jamón ibérico y de bellota.

Premio Nacional de Cinematografía en 1998, Caballero de las Artes y las Letras de Francia, ¿por qué me parece a mí que ahora Enrique González Macho está siendo utilizado de cabeza de turco? ¿por qué se le somete sólo a él a escarnio público cuando la situación que sirve de base a las acusaciones, una legislación equivocada que permitía el uso –seguramente también equivocado, pero tal vez forzado- y el abuso generalizados. Para mí que lo de la Fiscalía huele a vendetta, no sé por parte de quién. Esperemos que algún día se aclare todo.

Pero retomo el hilo; la comparación de la situación en España en lo tocante a las ayudas al cine con países de nuestro entorno es para echarse a llorar. Mientras que aquí se reducían durante la crisis hasta un 63% en la Unión Europea aumentaban un 13%. En Francia, donde todo el espectro político considera esto una cuestión de Estado, se aportan más de 1000 millones de euros a su cinematografía y marcan un impuesto cultural del 5,5%. Lo mismo que aquí: se queda en unos boyantes 70 millones más o menos, pese al aumento presupuestario de 10 millones de euros respecto al año pasado (pero 30 millones corresponden a la amortización de largometrajes de 2015) con el reseñado 21% de IVA. Cuando llegó Rajoy al Gobierno el presupuesto público incluía 71 millones para el cine. Ahí seguimos.

El lobo de Wall Street, o las ayudas al cine en EE.UU.

“En Estados Unidos no hay subvenciones y su cine tiene colonizado todo el planeta”. Una de las grandes mentiras que se esgrimen frecuentemente con la pretensión de desacreditar a nuestros cineastas. Los planes de deducciones fiscales que aplican los estados a su industria dejan al nuestro en el miserable lugar que le corresponde. Sólo un ejemplo: El lobo de Wall Street, dirigida en 2013 por Martin Scorsese, que no se caracterizaba precisamente por ser muy condescendiente con las altas esferas,  recibió del Estado 30 millones de dólares por haberse rodado en Nueva York. Tenía un presupuesto de 100 millones.

¿Pero qué estoy haciendo, acaso es necesario demostrar que el cine es parte de nuestra cultura y merece ser tratado como tal?

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser lolailo

    El cine por supuesto que es cultura. Lo de las subvenciones ya es otra cosa, se hace muchísimo cine de infima calidad y encima tenemos que pagarlo entre todos. A eso me niego.

    04 abril 2017 | 08:51

  2. Dice ser monse

    M siento ofendida , q los toros s considere cultura!!!!pero qu locura es esa? Dsd cuando maltratar , asesinar y disfrutar d ello es cultura? Asi nos va

    04 abril 2017 | 09:22

  3. Dice ser pablis

    pues yo salvo por lo de los toros que me parecen a extinguir estoy totalmente de acuerdo. El cine español está totalmente sobrevalorado.

    04 abril 2017 | 09:56

  4. Dice ser RVFCore

    El cine no es cultura, es una industria como otra cualquiera. El teatro, quizá, pero quisiera saber cuál es el argumento para considerar a, por ejemplo, Spiderman como cultura, o a Guardianes de la Galaxia, o a Torrente.

    He de reconocer que viendo el panorama posiblemente eso a la gente le parezca cultura, pero hay que intentar no perder la perspectiva de lo que es cultura y lo que no. Y nadie, absolutamente nadie deja de ir al cine porque el IVA sea del 4% o del 21%, y te digo lo mismo del teatro, al que voy con mucha frecuencia y rara vez no está lleno, hay un truco genial y es que lo que te ofrezcan sea bueno, en ese caso no hay IVA que valga, el éxito está asegurado.

    En la definición de Cultura el cine no pinta nada. Y los toros tampoco, habrá que quejarse de eso, pero no de que el cine lo es.

    04 abril 2017 | 09:59

  5. Dice ser Uno

    Que el cine NO es cultura. Es ENTRETENIMIENTO, como ir a un parque de atracciones.. Nada de subvenciones.

    04 abril 2017 | 10:46

  6. Dice ser BBVR

    “Una de las grandes mentiras que se esgrimen frecuentemente con la pretensión de desacreditar a nuestros cineastas.”

    Ya se desacreditan solos, no hacen falta mentiras.

    04 abril 2017 | 11:13

  7. Dice ser marian

    No, el cine no es cultura, es entretenimiento punto.
    Por otro lado, que alguien me explique por qué las entradas son tan caras, pudiendo ponerlas a un precio más bajo (IVAS aparte), ya que entraría más gente, cuanta más gente más recaudación, teniendo en cuenta que el gasto de proyección es el mismo sea para 20 que para 40 personas, está claro que la ganancia estaría en llenar las salas (como el día del espectador), por qué no hacen día del espectador todos los días? (ganarían dinero independientemente del bendito IVA)… NO LO ENTIENDO DE VERDAD.

    04 abril 2017 | 12:04

  8. Dice ser Davmar

    Lea el sumario contra González Macho y luego defienda su gestión en relación a la venta de entradas de cine asociadas a subvención. Porque personas que han sido empleadas suyas, ateniéndose a la descripción de lo que pasaba cuando se producían irregularidades, pintan otra cosa muy diferente… Más allá de que pueda haber ánimo de revancha por parte del partido del gobierno, la fiscalía no puede crear un caso de la nada e intentar justificar un fraude no me parece muy objetivo

    04 abril 2017 | 14:13

  9. Dice ser winwalker

    Estoy de acuerdo: el cine en su gran mayoría es entretenimiento. Las subvenciones, cuantas menos mejor.

    Por mucho que haya hecho Gonzalez Macho por el cine, si ha cometido un delito debe tener su castigo como (casi) todo el mundo.

    04 abril 2017 | 16:21

  10. Dice ser Esto es Africa

    El sectarismo que alguno defiende a capa y espada está al mismo nivel que los toros. Considerar cultura lo que no deja de ser la consumición de palomitas y entretenimiento es mucho considerar. Bolivarianos, “cubistas o venezolenses”, si carecen de cerebro, son lo mismos que el “lolailo” de la esquina. La incultura deben ser esos peliculones a los que sólo acude el acomodador o no. El Director de la Academia del Cine dice………, coño y que va a decir, pero el fiscal dice….. bueno es sólo el fiscal y está cabreado con elmundo y con mi amigo.
    Probres argumentos los suyos y losmíos, pero recuerde usted empezó.

    04 abril 2017 | 22:20

  11. Dice ser El cine no es cultura

    El cine no es cultura, es una industria del entretenimiento. Hay que decirlo alto y claro. No es un tema político, el cine es una industria como cualquier otra y debe de pagar los impuestos en la misma proporción.

    05 abril 2017 | 00:54

  12. Dice ser Bernar

    Ignorante quien dice que el cine no es cultura, si para decir eso se basan en la mayoría de cine comercial que es puro entretenimiento pues son unos ignorantes, porque eso no es el cine. El cine no siempre es fácil de ver, como todo arte necesita ser comprendido y para eso se necesita de una mentalidad abierta que no todos tienen, de allí proviene su capacidad para hacernos disfrutar. El cine no solo entretiene, el cine nos enseña, nos hace reflexionar, nos hace experimentar con nuestras emociones, nos hace sentir humanos, el cine cambia nuestra manera de pensar y nuestra manera de pensar cambia nuestra vida. Y si tiene la capacidad de influir en nosotros, de cambiarnos, de abrir puertas a nuestra mente, pues eso es cultura, arte y cultura pura.

    05 abril 2017 | 02:53

  13. Dice ser Lola

    Ni todo el cine es cultura, ej: Torrente ni todos los libros son cultura: ej: Belén Esteban.
    Cultura es Fritz Lang, Kurosawa, Buñuel, Polansky, Leone, aunque todos ellos también han tenido sus obras menores. Y en literatura: Dostoyeski, Kafka, Pérez Galdós, Lorca, Tolstoi, etc.

    05 abril 2017 | 09:12

  14. Dice ser Rodolfo Alegre

    Todo es cultura, hasta la corrupción lo es. El cine es una de tantas formas de expresión de esa cultura. La necesidad de proteger y estimular la producción cinematográfica viene dada por su potencia identitaria y porque, además, es una importante vía de generación de beneficios económicos. Si no entendemos esto seguiremos contribuyendo a construir una sociedad sin referentes, inculta.

    05 abril 2017 | 15:56

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.