Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘publico’

Papistas y antipapistas: ¿una peli de buenos y malos?

Los periodistas, a la hora de titular, no tenemos perdón de dios. Hace tiempo que no caigo en la tentación de comparar titulares de la prensa de pago.

Para El Mundo no hay duda: los anti Papa son los malos y los católicos, los buenos

Era tan obvio el sesgo de cada diario en favor del gusto de sus lectores o de su cultura corporativa que mi tarea, al inciar este blog, se volvió rutinaria y reiterativa. Y llegó a aburrirme. Si aburría al autor, no digamos a los lectores…

Sin embargo, hay días que los titulares de primera página me hacen dar un respingo en la silla. ¿Acaso mis viejos colegas nos toman por tontos, ingenuos o fanáticos?

Ayer se montó bronca en la Puerta del Sol entre policías, propapistas y antipapistas. ¿Quien empezó primero? ¿Quienes eran los buenos y los malos de esta peli cuyo argumento es tan viejo como el mundo y del que tanto abusa, con un pie cojo, El Mundo?

Para el diario El Mundo no cabía la menor duda: Este es su gran titular de portada:

Los anti Papa agreden a los católicos y la Policía no actúa

La rebuscada foto de primera, elegida por Pedro Jota, tampoco tiene desperdicio: Ni su pie de foto que dice así:

Una joven besa un crucifijo, ayer en la Puerta del Sol, mientras es increpada por un miembro de la manifestación laica.

Por si nos quedaba alguna duda sobre lo acontecido ayer en Sol, El Mundo nos regala este sumario a cuatro columnas:

Los peregrinos fueron expulsados de Sol tras ser insultados y pateados por los manifestantes laicos, desalojados horas después por los antidisturbios.

El Pais no se moja. No sabemos si el detenido (en la foto) es papista o antipapista

El País procura nadar y guardar la ropa.

Por la foto de primera (a tres columnas) no podemos distinguir si la policía está deteniendo a un papista o a un antipapista. Lleva un colgante pero no se distingue bien si es un escapulario o la tarjeta de Europalaica.

El titular tampoco señala buenos ni malos sino que mete a todos en el mismo saco:

Choques entre manifestantes y la policía en Sol tras la marcha laica

El sumario de El País tampoco nos aclara quienes son los buenos ni los malos de la película, tal como hace, con su desparpajo habitual el católico diario El Mundo.

Dice así:

Tensión entre peregrinos y participantes en la protesta

 

Para Público el sujeto del titular no ofrece duda alguna: Los laicos

El diario público, que rezuma laicismo por todas sus páginas, titula con bastante pulcritud. Eso sí, destaca el asunto a toda página. Ni a cuatro columnas. como El Mundo, ni a tres, como El Pais.

Sus titulares son descriptivos, pero de un solo lado.

Antetítulo

PROTESTA ANTE LA LLEGADA DEL PAPA

Título,  a toda máquina:

LOS LAICOS TOMAN SOL

(DURANTE UNAS HORAS)

Tampoco el ABC tiene duda sobre quien es el sujeto de su portada de hoy.

Y lo aclara con este sumario:
15.000 personas se manifiestan contra el uso de dinero público para la visita de Ratzinger//Se produjeron momentos de tensión con grupos de peregrinos que esperaban en la emblemática plaza //La Policía carga contra los manifestantes que pretendían quedarse en Sol y los desaloja.

—-

El diario ABC lo tiene bastante claro. ¿Disturbios entre papistas y antipapistas en su portada? Ni hablar del peluquín. Aquí no ha pasado nada. Ni la Policíaa ni los laicos ni los peregrinos son el sujeto de la noticia ni de la foto de primera. Faltaría más.

Nada como la bendición “urbi et orbe” de quien ellos llaman Santo Padre. Para broncas, busquen en páginas interiores.

Estros son sus titulares de portada junto a foto/estampita del Papa:

JMJ    MADRID 2011
«Espero abundantes frutos de mi viaje
a España»

Benedicto XVI llega hoy a Madrid para presidir la JMJ en su tercera visita a nuestro país desde que fue elegido Papa en 2005 [Editorial y 44 a 55]

«¡BIENVENIDO, SANTO PADRE!»

Tercera de Antonio María Rouco Varela

—-

Ahí queda eso. Son portadas del 18 de agosto de…

No se de qué siglo.

 

 

Tres hurras (con sana envidia) para Ignacio Escolar;

Hoy ha sido un día triste para mi y para el Periodismo con mayúsculas.

Quizás lo sea por la fecha: es martes y 13.

Sin embargo, yo no soy supersticioso porque trae mala suerte.

No. Lo que me ha puesto triste ha sido -ya lo se- la noticia del despido fulminante del joven Ignacio Escolar como director del diario Público, cuando más le sonreían las cifras crecientes de ventas de ejemplares entre los jóvenes. Y cuando más le temían los dinosaudiarios de pago con modelos del siglo pasado (me refiero al XIX).

De pronto, me ha recordado, con un pinchazo de amarga nostalgia, mi tristísima experiencia como joven e ingenuo (entonces yo lo era más que hoy) director y fundador del diario El Sol en 1989-90. Tenía un equipo de periodistas jóvenes de oro, entre los que destacaban el padre de Ignacio , Arsenio Escolar, el mejor periodista de España desde que yo dejé la profesión (¡Ja, Ja!) o el inigualable Manolo Saco, a quien tanto envidio porque maneja su libertad mejor que el florete en manos del primer espadachín.

Pues sí, Ignacio, tu despido me recuerda al mío, hace 20 años. No al del Gobierno Aznar cuando yo era corresponsal de TVE en Nueva York, en 1976, sino al de El Sol con Germán Sánchez Ruiperez (GSR) de presidente y dueño “de la burra“, como él me decía.

Jaume Roures, como GSR (“Grumete Sin Rumbo” le definió Saco) tiene muchos méritos. Sin conocerle personalmente, yo le admiro por algunas de sus obras, saliendo de la nada.

Pero en esta aventura, el pobre Roures ha demostrado ser un editor bisoño, inexperto, nuevo rico, dueño “de la burra”, sin experiencia y sin finura para tratar dulcemente a una flor tan frágil y deliciosa como es la libertad de expresión…

Desgraciadamente, esto le pasa a muchos progresistas, cuando se hacen ricos. Y a muchos conservadores, cuando se hacen pobres.

En fin, ¡qué te voy a contar!

Como la primera impresión es la que cuenta, quiero compartir con mis amigos y detractores de este blog (sin tu permiso) el mensaje que te envié de sopetón, sin pensarlo demasiado, en cuanto conocí esta mañana la noticia de tu despido y el nombramiento de Félix Monteira, mi viejo colega (viejo, sí, qué pasa, es de mi edad) con quien trabajé en la sección de Economía de El País en sus primeros y florecientes tiempos fundacionales, hace 30 años.

Este fue mi mensaje espontáneo al recién destituido director y fundador del diario Público, el más joven de España.

—-

“Querido Ignacio:

Te repito lo que acabo de decirle a tu progenitor:

1.- Si Arsenio me lo permite, aquí tienes trabajo de lo que quieras. Podemos inventar algo, lejos de tu padre.

2.- Has hecho un trabajo extraordinario y hoy vales mucho más que hace dos años.

3.- Eres un creador (como yo, con perdón), no un enterrador. Ese trabajo necrológico déjaselo a tus sucesores.

4.- Tienes 33 tacos y un niño que viene con un pan debajo del brazo. Llevas el viento a tu favor.

5.- No se te ocurra quedarte en Público por nada del mundo. Te apuñalarán cuando menos te lo esperes.

6.- Conozco los errores gravísimos del pobre Roures. Me recuerda mucho a German Sanchez Ruperez, GSR, Grumete Sin Rumbo, cuando fundé El Sol con tu padre, con Saco, etc. en 1990. Y es un milagro que hayas durado tanto tiempo a sus órdenes.

7.- Vuelve a La Voz de Almería. Yo te llevo los gatos a casa.

Y lo más importante:

Los consejos sólo sirven para quien los da.

Ya sabes que te queremos, Ina.

Un fuerte abrazo y comemos (lomo bajo, claro) cuando quieras.

Jose

P.S. Pido disculpas a los lectores de este blog por haberles abandonado durante un mes y pico.

En efecto, tengo el blog abandonado desde poco antes de mi último Consejo de Administración (ya ni me acuerdo). La verdad es que no me sentía con ánimo ni humor ni ganas de opinar de nada, mientras tenía que decidir -con todo el dolor de mi alma- a quienes teníamos que echar fuera de este barco, para evitar el naufragio y la muerte laboral de todos mis compañeros y la mía propia.

¡Menudas fiestas!

En 20 minutos España ya hemos hecho, antes que nadie, (el liderazgo y la crisis obligan) el ajuste necesario para salir de la crisis y empezamos este año nuevo navegando a media vela, pero con la seguridad de que contamos con los medios humanos y técnicos para hacer un diario y una web de calidad. Así confirmaremos nuestro liderazgo indiscutible como el diario más leido de España (le damos más de una vuelta a El País, y más de dos vueltas a El Mundo, sólo en 20 minutos).

Desde hoy retomaré el blog, con la frecuencia que me permita mi obligación de gobernar el timón para sacar a este barco de las piedras.

Atentos.

P-S. 2:- En la foto, que tomé por sorpresa con mi teléfono móvil el pasado 7 de enero en La Vaca Argentina, aparecen Escolar, el joven, y Escolar, el menos joven. El lomo bajo, riquísimo.

“Como fuera de casa en ningún sitio”

Llevo casi todo el mes de septiembre fuera de casa, por los extremos de ambos hemisferios, predicando “la revolución de los diarios gratuitos de calidad”: Brasil, Argentina, Asturias, Suecia, Toledo y, al fin, Madrid.

Me gusta la vida nómada pero también me gusta mucho regresar a la rutina sedentaria: zapatillas, sofá (con los pies sobre la mesa, estilo Aznar), chispeando al otro lado de la ventana y con un novelón entre manos como el último de Almudena Grandes (“El corazón helado”) que tiene el tamaño de su apellido, con casi 1.000 páginas. Estoy a punto de terminarlo.

La mitad (antigua) de la historia me emociona; la otra mitad (moderna) me perturba. Es un libro espléndido sobre nosotros, nuestros padres y nuestros abuelos cuya lectura recomiendo vivamente.

– “Como en casa en ningún sitio”, digo yo después de tanto ajetreo.

– “Como fuera de casa en ningún sitio”, replica mi chica, que estrena rodilla y aún se mueve con escasa soltura.

A causa de tantos viajes y de la ausencia de prensa española, hace casi un mes que apenas sigo el blog. Al volver a casa, observo que aquí se han producido pocos cambios en lo que afecta a los temas del blog, salvo que ha nacido un nuevo diario (“Público”, dirigido por Ignacio Escolar, el culpable involuntario de que yo iniciara este blog, hace ya un par de años.).

Aún no lo he visto con detenimiento pero me interesa el experimento periodístico. Creo que están locos:¡un nuevo diario de pago en el siglo XXI para competir con los que quedan estilo siglo XIX!.

Si ofrecen el nuevo diario en PDF voy a intentar comparar sus portadas con las de los ancianos El País y El Mundo. Ambos ya me estaban aburriendo a fuerza de tanto repetir los mismos trucos tipográficos y gramaticales para arrimar el ascua a sus respectivas sardinas. Por eso, en ocasiones, he derivado hacia el relato de batallitas, tipo abuelo cebolleta, o al archivo escrito de meros borrosos recuerdos de anécdotas periodísticas.

En efecto, en septiembre de 2005 comencé a escribir este blog con el fin de obligarme a comparar las noticias (y no noticias) de los dos principales diarios de pago de España.

La verdad es que, en general, me ha resultado divertido comprobar cómo cada diario mete la cuchara de su cultura corporativa (o sea, de sus intereses) por entre los hechos que relatan como si fueran ciertos.

La mezcla maliciosa, naturalmente interesada y sin advertencia previa, de hechos y de opiniones dice muy poco en favor del buen periodismo y, con razón, deja a mi vieja hermosa profesión a los pies de los caballos.

No obstante, comparar cada día los titulares de portada de El País y El Mundo me ha mantenido en posición de alerta para que no me dieran gato por liebre.

Desde luego, éste es un ejercicio que sólo puede hacerse en un país libre como el nuestro. Por eso, tener acceso a dos interpretaciones tan distintas de la realidad es una prueba palpable de la libertad de expresión que tenemos, y (¡atención!) que no siempre tuvimos y que, si nos descuidamos, algún día podemos volver a perder.

Mal que nos pese el abuso y el retorcimiento que ambos diarios hacen de los sujetos y de los verbos para ganarse la complicidad del lector, las distintas versiones que recibimos cada día de lo que pasa en España y en el mundo son una prueba de libertad. Y, aunque tantas veces disienta de ambos, a mi me gusta el espectáculo. Como dice la cita (todavía anónima) que encabeza este blog, “la falta de libertad produce infinitamente más monstruos”.

El martes pasado, no pude asistir a la fiesta de presentación del número 1 del diairo Público pues estaba con Arsenio Escolar en un pueblito a orillas del Báltico, cerca de Estocolmo, preparando la estrategia para convertir www.20minutos.es en la primera web de noticias del mundo en castellano.

Me hubiera gustado compartir con los colegas la alegría de este feliz nacimiento: un nuevo chorro de aire fresco para que podamos saborear mejor la dulzura de vivir en libertad. Siento no haber estado a allí para aplaudir. Miraré los diarios de esos dias para enterarme del recibimiento que le han dispensado los del “fuego amigo” y los del “fuego enemigo“.

Por lo que me han dicho, Escolar Jr. (tiene la misma edad que tenía Juan Luis Cebrían cuando fundamos El País) ha fichado a varios genios fundadores del diario El Sol y a otros de la ya ilustre escuela de 20 minutos. Doble garantía para triunfar.

¡Enhorabuena, Ignacio, y mucha suerte!

Quitarle lectores a los dos dinosaurios nacionales de pago, sin que se les vea “el plumero de Zapatero”, promete ser una batalla interesante. (Sin haberlo preparado / me ha salido un pareado).

Voy a buscar ahora mismo el PDF de Público para incorporarlo al análisis comparativo.

A ver qué sale.

Mi gozo en un pozo. No puedo conseguir el PDF de Público. Otra vez será.

Mañana preguntaré a nuestros “tekis”.

Gracias por el aviso, viejo maestro.

Pero no consigo copiar y pegar aquí la portada completa de Público.

Esto es todo lo que puedo conseguir hoy, con mis escasos conocimientos de photoshop.

He visto esta portada en su pagina web y es la monda. Si todos los días viene tan cañero como hoy no voy a tener más remedio que comprarlo (y leerlo) a diario.

Su gran titular es:

Un falangista en el Constitucional

Y su director, Ignacio Escolar, lo explica en su blog.

Los demócratas de Almería nunca hemos olvidado el crimen sin investigar del joven Javier Verdejo.

En más de una ocasión hemos hablado aquí de aquel vergonzoso jefe provincial del Movimiento de Almería en cuyas manos está hoy la interpretación de nuestra Constitución.