BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Zapatero paga su café, pero eso no va en primera

Arsenio Escolar ha escrito en su blog de aquí al lado que los cien ciudadanos “normales”, seleccionados para entrevistar a Zapatero, habían dado en TVE una lección a los periodistas. Ya lo creo.

Casi todos ellos fueron al grano. Me gustó la chica (creo recordar que se llamaba Rocío) que le recordó aquel célebre “no nos falles” del día de su victoria sobre los mentirosos del PP.

Zapatero estuvo bastante regular: pesado, lento, soso, bastante rollo, pero se sabía la lección y dijo todo lo que tenía pensado decir. Ha tenido mejores tardes. Lorenzo Milá estuvo correcto y Antonio Casado, el realizador, fue el mejor al pinchar los primeros planos de quienes hicieron las preguntas mientras escuchaban las respuestas del presidente. Sus caras eran todo un poema.

En televisión, los políticos y predicadores se saben bien la lección. Cualquiera que sea la pregunta que les hagan, ellos dicen, primero, lo que van a decir; luego, lo dicen y, al final, dicen lo que han dicho. Así se aseguran el mensaje por triplicado.

En todo caso, el resultado fue extraordinario, seguramente por la identificación del público con los entrevistadores: ¡casi seis millones de espectadores!

Ya no podemos decir que los españoles no se interesan por la política real, es decir, por sus propios problemas. No se interesan ý hacen bien- por los malos políticos que sólo van a lo suyo, tomando por todos a sus votantes.

Al día siguiente, las portadas de los principales diarios de pago vuelven a dar la razón a los entrevistadores de TVE`pues sólo titulan con la anécdota de los 80 céntimos del café que todos conocemos. O sea, una frivolidad insignificante, una gracieta que da, a mi juicio, para una columna, pero no para ir a cuatro columnas como en El País, antaño tan sobrio:

Antetitulo:

CIEN CUIDADANOS EXAMINAN A ZAPATERO

Títular:

“¿Cuanto vale un café? Unos ochenta céntimos”

O a tres columnas en El Mundo:

Un “muy optimista” Zapatero dice que un café “cuesta 80 céntimos”

Lo que ninguno destaca es que el precio del café que suele tomar Zapatero en la cafetería del Congreso -o sea, en su principal lugar de trabajo, después de su despacho en La Moncloa– parece ser de 80 céntimos.

También tiene otro significado, que nadie destaca: Zapatero paga sus cafés en el bar del Congreso pues sabe lo que cuestan.

Fuera máscaras

IGNACIO SÁNCHEZ-CUENCA en El País

28/03/2007

Tres años después de la derrota del PP, su estrategia está meridianamente clara. La derecha introduce ruido y furia en ciertos temas que debilitan el voto a la izquierda. El Gobierno del PSOE, con unos resultados económicos excelentes, con reformas sociales de gran calado y gran aceptación entre la ciudadanía, debería tener unas perspectivas razonables de ganar cómodamente las próximas elecciones. De ahí que el PP trate, por todos los medios a su alcance, de que no se hable de esos temas. El objetivo es ensombrecer esos logros y dirigir la atención hacia otros asuntos, como el juicio del 11-M, los nuevos Estatutos de autonomía y, sobre todo, la política antiterrorista. Si la gente se harta de la bronca permanente, si algunos se persuaden de que verdaderamente este Gobierno amenaza la supervivencia de España, si muchos se creen que este Gobierno es débil con los terroristas, la derecha no lo tiene todo perdido por buena que sea la situación del país.

En su empeño por recuperar el poder cuanto antes, la derecha ha llevado a cabo estrategias peligrosísimas para la convivencia y las instituciones. Vale la pena repasarlas sumariamente. El PP ha alentado una teoría conspirativa y paranoica sobre el atentado del 11-M para erosionar la legitimidad del Gobierno socialista. Ha recurrido al insulto de forma sistemática. Ha transformado las Cortes en un gallinero. Ha lanzado acusaciones gravísimas con harta frecuencia: que si este Gobierno se ha arrodillado ante ETA, que si ha triturado la Constitución, que si ha roto el Estado de derecho, que si ha traicionado a las víctimas, que si ha balcanizado España, etcétera. El PP, además, ha hecho del terrorismo un asunto electoral. Ha profundizado en el enfrentamiento entre territorios mediante una campaña histérica contra el Estatuto catalán. Ha organizado un boicoteo contra el Grupo PRISA. Ha promovido el resurgir de un nacionalismo español que parecía superado. Ha realizado maniobras indignas con grave daño para el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial. Ha solicitado la convocatoria de un referéndum populista. Y ha llevado la crispación a la propia sociedad. En algunos lugares se advierte un odio político que no se corresponde con la situación objetiva del país.

Por supuesto, que la situación política haya degenerado tanto no es sólo mérito de la oposición. Es verdad que en ocasiones el Gobierno, con su incapacidad para establecer una estrategia política clara ante la ciudadanía, ha contribuido a enrarecer el ambiente. Ahí está el proceso errático del Estatuto catalán, las inexplicables palabras de Zapatero en la víspera del atentado del 30-D, la gestión vacilante del proceso de paz, o los sustos que dan de vez en cuando los socios parlamentarios de Esquerra Republicana.

Además, hay un ámbito al menos en el que la crispación del PP ha contado con el apoyo, quizá no pretendido, pero desde luego crucial, de asociaciones ciudadanas, grupos de presión e importantes intelectuales y analistas. Me refiero, evidentemente, al caso del terrorismo. Con la ayuda inestimable de colectivos como ¡Basta Ya!, el PP ha podido construir un discurso que divide el mundo en dos grupos: por un lado, quienes defienden la dignidad de la democracia, luchan por la libertad, respetan a las víctimas y son intransigentes ante el chantaje terrorista; por otro, quienes, huérfanos de principios morales, no valoran la libertad, ceden ante el chantaje terrorista, humillan a las víctimas y pretenden alcanzar la paz, ese concepto afeminado propio del pensamiento débil de los progresistas. Los primeros quieren la derrota de ETA; los segundos quieren satisfacer las demandas de ETA.

Para dar verosimilitud a un relato tan atrabiliario, se utiliza un lenguaje grandilocuente (“la paz es la Constitución”, “no queremos una paz sin libertad”, “no dejaremos que se mancille la memoria de las víctimas”, “una mesa de partidos es una traición a la democracia”, etcétera) y se manipulan las emociones a cuenta del tremendo sufrimiento que los terroristas vascos han producido en España durante décadas. Sin ir más lejos, al PP, a la AVT, al Foro de Ermua o a ¡Basta Ya! nunca, en todos estos años, se les había ocurrido montar homenajes a los caídos en la plaza de la República Dominicana de Madrid en el atentado del 14 de julio de 1986. Hemos tenido que esperar más de veinte años, cuando ETA está planteándose de una vez su final, para ver esos homenajes en los que sus promotores sobreactúan como los peores actores de una tragedia convertida en astracanada.

Las asociaciones que en los años noventa se constituyeron para luchar contra el terrorismo y contra el nacionalismo obligatorio, y que desempeñaron un papel decisivo en el acorralamiento civil de ETA, hoy siguen actuando, pero no ya para combatir a una ETA en estado terminal, sino para arremeter contra el Gobierno y para dar plausibilidad a los argumentos desquiciados de la derecha. Al situarse contra el Gobierno y no contra el terrorismo, se exponen a críticas no menos furibundas que las que ellos realizan, perdiendo el aura de pureza y desinterés con que se presentaron inicialmente ante la sociedad.

No estoy diciendo que no se pueda estar en desacuerdo con la política antiterrorista del Gobierno. Hay gente sensata que lo está y que expresa sus reparos y objeciones de manera razonable. Aquí estoy hablando de otra cosa. Me refiero a ese lenguaje duro en las formas y en el contenido que cada semana eleva las exigencias (suspensión de la autonomía vasca, rebelión cívica contra un Gobierno claudicante, manifestaciones espontáneas contra decisiones judiciales…) y que, por muchos aspavientos que hagan sus autores negando lo evidente, no hace sino favorecer a los elementos más reaccionarios de la derecha española.

El contraste entre tanta gesticulación y la realidad es elocuente. En los últimos tres años ha habido menos asesinatos terroristas que en cualquier otro periodo de nuestra historia democrática. Hay síntomas, todavía confusos tras el atentado de la T-4, de que ETA está interiorizando la inutilidad de la violencia. Batasuna ha dado muestras de su voluntad de hacer política. El PNV ha rectificado los errores del Pacto de Estella y hoy se muestra firme frente al chantaje de la violencia.

En estas condiciones, resulta sencillamente incomprensible que quienes encabezaron una iniciativa cívica de rebelión contra ETA ahora marchen contra el Gobierno. Han generado un nuevo fundamentalismo, de signo contrario al nacionalista, que en estos momentos no ayuda sino a quienes desde posiciones interesadas tratan de utilizar el terrorismo para acabar con el Gobierno socialista.

Ignacio Sánchez-Cuenca es profesor de Sociología de la Universidad Complutense y coautor, con José María Calleja, de La derrota de ETA.

14 comentarios

  1. Dice ser Nina

    Es que como hablo como si estuviera en un mitin y no en una conversación con los ciudadanos como se esperaba… pues nos quedamos con eso y obviamos el discurso pre electoral.Además, ¿por qué ha de sorprendernos o ser motivo de titular que pague sus cafés? A mi me sorprendería que los tomara gratis.

    29 Marzo 2007 | 01:30

  2. Prefiero 80 veces (alfabéticamente y de todas las maneras posibles) a Zeta-Pe recitando su lección massmediática aprendida al caletre que a A-Zeta-nar mintiendo inmutable (sin un solo temblor de su bigotillo eternamente xerófito), o a Erre-que-Erre-que-Joy balbuceando anatemas.Para mí resulta auspicioso que los ciudadanos ya no se traguen el jarabe de lengua de los políticos.Vivimos una bendita era digital en que la información resulta de una inmediatez irrepresable y la gente pregunta, inquiere (perdónenme este verbo tan feo que nos remite al santo oficio), reacciona y dispara preguntas, cuestionamientos, opiniones.Los votos, ahora, cuestan cada día más caros. Los políticos tienen que dar la cara y estar más expuestos a la tomografía pública que los personajillos más cutres y escandalosos del famoseo.Cualquier político que pretenda “representarme” y gerenciar la “cosa pública” por mí, pues tendrá que ganárselo a pulso, con argumentos y conductas coherentes. Me cago en la simpatía y en los besos babosos a infantes y viejecillas, miren que esto no se trata de un certamen de belleza.Digo yo y no me extiendo.Javier Miranda-Luque.Inkless Media Project.

    29 Marzo 2007 | 06:37

  3. Dice ser Jafar

    Desde luego, la respuesta de los 80 céntimos, ha dado más juego que, las 99 restantes. Espejo fiel de como funciona el circo mediático de la ultraderecha en España.Si por los 80 centimos de marras estamos debatiendo de manera bastante idiota, ¿Que diriamos si al señor Zaplana (“Yo estoy en politica para forrarme”, dijo) le preguntaran cuanto vale alquilar un Jet privado. No lo sabe, y no lo sabe, porque se lo pagamos todos; y las joyas para amigas, las carteras de Loewe para migos, etc. Lo del café sólo quiere decir algo. El Presidente del Gobierno de España, no va a bares ni cafeterías. Se toma un café en el lugar de trabajo, paga y sigue. Esa es la unica consecuencia lógica.La Coalición PP-Falange-Inestrillas, ha vuelto a hacer el ridiculo. Esa es la otra cosnecuencia.

    29 Marzo 2007 | 07:21

  4. Dice ser Napartheid

    y Rajoy no vió el progranma, para que vean lo que le importa la opinión del ciudadano.Los recelos de RajoyEl presidente del PP admitió la «dificultad» de “Tengo una pregunta para usted” al que él acudirá a mediados de abril. Rajoy, que no pudo ver el programa, reconoció que el formato es «novedoso» y «arriesgado» y que implica dificultad.

    29 Marzo 2007 | 09:09

  5. Dice ser Saltaparapetos

    Yo no echaría la culpa JAMS solo a los “malos políticos que sólo van a lo suyo” por la pretendida falta de interés del publico por la “política real” (¿cual seria la irreal?).También tendrá algo que ver la propia debilidad de la sociedad civil española, la ingenuidad y limitado uso de la información del público, o la falta de análisis e independencia en los medios de comunicación.En fin, ¿Quién mato la crítica?” “Fuenteovejuna lo hizo, Señor Comendador”

    29 Marzo 2007 | 11:29

  6. Dice ser bb

    De todo esto lo mas interesante es el numero de telespectadores 6.000.000. Hay una implicación seria de los españoles en la política. Muchas pueden ser las razones. Pero para mi lo interesante es que los políticos se van a tener que enfrentar a electores motivados e informados que les van a pedir cuentas. Y esto es muy bueno para la Democracia.

    29 Marzo 2007 | 11:38

  7. Dice ser yo

    6.000.000 de espectadores……..Seis millones de votos menos en las próximas elecciones.-…Todo preparado..Todo estudiado y ensayado….Parodia total……..¡¡¡¡Así nos va.!

    29 Marzo 2007 | 11:48

  8. Dice ser Ricardo

    Denota que la sociedad demanda cosas distintas a los medios y parece que TVE acertó.Habrá un antes y un después del programa.Hoy en dia con el desarrollo en red, la gente se ha habituado mucho mas a opinar, a preguntar, a escribir, etc…El (periodismo) o mejor dicho hacer preguntas adecuadas no es tan difícil.Las explicaciones o la interpretacion de las declaraciones quizas sean tema de analistas que conozcan mas a fondo el tema.Estaban entrando en una dinamica periodistas amigos y periodistas enemigos con los politicos que estaba alejando a los ciudadanos.Estos dias al oir las preguntas de algunos abogados en el juicio se entiende mejor la politica.http://rjnieto.blogspot.com

    29 Marzo 2007 | 17:48

  9. Dice ser irene

    a mi lo que no me parece justo es que solo vayan zp y rajoy ¿que pasa con llamazares?? es el tercer partido mas votado en españa, digo yo que tenemos derecho a oirle y el tiene derecho ha hacer su mitin en tve, como los otros dos, se nos esta arrastrando a un bipartidismo insufrible de derechas una moderada (psoe) y una extrema (pp) y a los de izquierdas, que nos den …joder, que asco de politica…saludos desalentados jams

    29 Marzo 2007 | 18:16

  10. Dice ser imagina

    Irene-Como mi mujer, cuando aciertas, aciertas del todo.El bipartidismo, como los BigMacs de McDonld’s, se está incrustando en nuestra creencia popular, de forma que la mayoría no conciba otra forma de participar que votar a uno de los dos partidos mayoritarios.Saludos

    29 Marzo 2007 | 18:43

  11. Dice ser boquerona

    Tiene razón al afirmar que lo del café no va en primera, pero quedarse en anécdota es algo a lo que estamos acostumbrados. Como pasó con el despido o la invitación a abandonar que le hicieron a Hermann Tertsch.Disculpe que insista en el tema, pero es que cuando un medio se llena la boca hablando de “un ataque en toda regla a la libertad de prensa” (Coz contra el aguijón, El País 28/03/2007) o titula su editorial del 24 de Marzo con “Ante el chantaje libertad de prensa”. Ambos fragmentos recogidos en su blog. Uno se queda pensando como es posible que nadie les responda, si están hablando de la misma libertad de prensa que dejaron aparcada por unos minutos, sólo por unos minutos, para despedir a Tertsch.En cambio todos lo medios se llevaron las manos a la cabeza con las declaraciones de Polanco y la posterior reacción del PP. Boicot que desconozco si quedó en un simple comentario, los medios no le dan más importancia. Pero sin embargo nadie habló más del despido, un acto, que si es un verdadero ataque a la libertad de prensa y no los comentarios que llenaron los titulares, que no dejaron de ser eso, simples comentarios.Me gustaría conocer su opinión.Atentamente:Boquerona

    29 Marzo 2007 | 18:43

  12. Dice ser imagina

    “Españoles todos, desde este pulmón de acero me es grato comunicaros mi satisfacción al ver que un reducido reducto estáis logrando que de ninguna manera se rindan los principios fundamentales del movimiento, a las huestes rojo/masónicas.A mí me hubiera gustado más unos cuantos fusilamientos al amanecer, pero bien estará, si al final lográis otros cuarenta años de “paz”……. dicen que se han oído voces caudillistas, por los vericuetos del Valle de los Caídos.

    30 Marzo 2007 | 12:41

  13. Dice ser Lo recomiendo

    UN GRAN DESCUBRIMIENTO:Cuando voy a la cama desvelado, sin sueño, pongo el programa de TV1 en el que Zapatero “contestó” a los espectadores, y NO TARDO NI DOS MINUTOS EN DORMIRME. Impresionante.Aunque, mirándolo bien, de toda la vide se ha utilizado esto de contar cuentos para facilitar el sueño.

    30 Marzo 2007 | 16:20

  14. Dice ser Mar_molejo

    Otro gran descubrimiento.Cuando estoy estreñido, pongo cualquier informativo o programa de debate de Telemadrid y tengo que ir al baño a toda velocidad. Lo malo son los efectos secundarios, perdida de sueño y aumento espectacular de la mala uva.

    30 Marzo 2007 | 20:09

Los comentarios están cerrados.