Paquita Salas: cuando los cameos se comieron a la protagonista

Lo primero que diré de la segunda temporada de Paquita Salas es que la devoré en una tarde. Y esto, de por sí, es una buena noticia. Si una serie no despierta mi interés no la veo de una sentada.

Sin embargo, al igual que acabé la primera entrega entusiasmada —con algunos momentos en los que lloré de la risa como el polvo con Pajares y otros con un nudo en la garganta y, aún así, divertidos (Navarrete)—, esta vez he tenido la sensación de que la serie no me daba todo lo que esperaba de ella.

“¿Por qué?”, me preguntaba.

Y la respuesta llegó sin más: “Porque echas de menos a la protagonista“.

Siento que, entre tanto cameo y a pesar de resultar llamativos, Paquita —el corazón de la narración—, se ha diluido. La historia central ha perdido fuerza para dejar que el mundillo de famosos que han acudido a la llamada de los Javis tras el éxito de OT ocuparan su puesto.

Es cierto que Paquita ha seguido teniendo momentos de gloriosa diversión, pero al igual que la primera temporada ella y su peculiar modo de ser (leal, hortera, pasada de moda, amiga de sus amigos, buscadora incansable de la actriz 360) nos fascinaron y nos mostraron su ética e, incluso, su pasado, en esta entrega apenas hemos aprendido nada de ella que no supiéramos ya.

Si a esto le sumamos una mezcolanza de comedia y drama que no ha acabado de funcionar debido a una falta de claridad intencional (en la primera temporada hubo momentos tristes, pero siempre desde la óptica de la comicidad), el esfuerzo por hacer algo diferente y “crecer” ha dado lugar a que en la historia pierda parte de su coherencia.

De hecho, no es buen indicador que el mejor episodio sea el de Lidia San José (claramente nostálgico), donde Paquita a duras penas aparece para hacerse una foto en el set.

Así, pese a seguir demostrando que Paquita Salas es un gran personaje interpretado de forma magistral por Brays Efe, y de continuar entreteniendo con algunas ideas brillantes (genial la intro de los 90, la selección musical y momentazos como el bocado a la zanahoria oliendo el donette), una historia un tanto dispersa y la carencia de foco en los personajes originales (¿dónde ha estado Magüi?) han hecho que esta entrega sea menos memorable que la primera.

Quizás cuando los Javis dejen atrás los destellos de OT y se centran en el guion la historia recupere lo que de verdad importa: la esencia de Paquita y los personajes de PS Management. Algún cameo bien escogido siempre es un puntazo, pero si los cameos se comen la serie se pierde la autenticidad de la protagonista que nos entusiasmó.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser jesus gomez calzada

    Tras destrozar altered carbon y westworld con tu falta de comprension y empatia hacia historias mas halla de tu nivel de intelecto vuelves a sorprenderme declarándote fan de una serie casposa , ridícula, soporífera y MALA, como esta, como se llama ??, francisca que ??, por favor…., tendré cuidado antes de pinchar en cualquier post y mirare la firma para no volver a entrar en nada que escribas tu, haznos un favor a todos los amantes de buenas series y dedicate a comentar series como esta , mas de tu estilo, deja de copiar las opiniones de otros compañeros ,sean fotogramas,el país o cartelera, deja de destrozar las series que no sean de tu “TEMATICA” y ciñete a esto maja , la caspa.

    Fdo. un fan de series

    08 julio 2018 | 12:28

  2. Dice ser Cristina

    Jesús Gómez mírate al espejo y aprende a escribir. Existen los puntos y más allá es sin hache. Viva Paquita Salas

    08 julio 2018 | 13:25

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.