BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

‘Game of Thrones’, nada es lo que parece

game-of-thrones-2015-season-5(Atención, SPOILERS) Con una apoteósica recta final de tres episodios magistrales y una última escena que nos dibujó un rictus de estupefacción en el rostro, ha concluido la quinta temporada de ‘Game of Thrones’ dejándonos, ante todo, una cosa clara: el invierno ha llegado para quedarse. La revelación de la fuerza devastadora del ejército blanco —que nos sumió en un estado de estupefacción durante el octavo episodio con una sorprendente ruptura de la tradición—, ha evidenciado la nimiedad de las reyertas en Poniente, configurando un nuevo tablero de juego donde la unión de los reinos será la única posibilidad de combatir al enemigo más allá del Muro.

La secuencia de la batalla, que concluyó con el rey blanco alzando sus manos para revivir a los caídos, reveló que los dragones por sí solos no serán suficientes para enfrentar a las fuerzas del mal. Hará falta valor, inteligencia, unión y, especialmente, sabiduría en artes mágicas. La historia, que en los libros se diversifica de una manera casi extenuante, en la serie comienza a enfilar la resolución final. El esperado encuentro entre Tyrion y Daenerys ya se ha producido y, aunque los dothraki hayan entrado en escena, sabemos que la madre de dragones regresará a Meereen, que ha quedado en manos del último resquicio moral de Desembarco del Rey: Tyrion y Varys.

Como sucede siempre con esta serie, la temporada se ha polarizado entre detractores y defensores. Entre los «no pasa nada» y los que verdaderamente saben que la grandeza de ‘Juego de Tronos’ no radica en sus batallas ni en sus dragones (aunque nos encanten ambos), sino en esos diálogos de fintas en las fintas donde no son necesarias las espadas para que haya derramamiento de sangre. En general, la serie ha continuado con su dinámica habitual, cocinando a fuego lento sus tramas y dejando para el final los fuegos artificiales.

El fanatismo del caos

Si bien es cierto que derivas argumentales como la de Dorne o la de Brienne de Tarth han puesto en jaque la paciencia del espectador, el resto ha sido apasionante, sobre todo la trama de Desembarco del Rey. En Poniente reina el caos. Una sociedad descompuesta, sin un gobierno fuerte y sumida en la pobreza, la ciudad ha caído en manos de los fanáticos gorriones, que intentan imponen sus drásticos valores morales entre la degradación. De nuevo, ‘Game of Thrones’, a través de la ficción, retrata una historia que nos resulta familiar. «Cuando la mayoría pierde el miedo a la minoría…», le espeta High Sparrow a una Cersei que ha visto cómo la maquinaria que ha contribuido a engrasar se ha vuelto en su contra y que, vapuleada en numerosos frentes, no ha visto el ardid de Meñique, que desea utilizar los recursos de los Lannister para conseguir alzarse como Guardián del Norte, después de dejar que sangren los ejércitos de Stannis y Roose Bolton.

Sin embargo, y aunque nos hayamos dejado deslumbrar por los episodios finales («Shame, shame, shame»), los detalles más reveladores se han concentrado en la primera mitad de capítulos. Sobre todo en las fascinantes conversaciones entre Sansa y Meñique, donde la manipulación y también la verdad —que debemos leer entre líneas— se combinan en un guion sutil e inteligente, cargado de fuerza dramática, que nos invita a reflexionar sobre los secretos del pasado que pueden arrojar luz sobre la muerte de Jon Snow. 

Sansa_Meñique

Una hipótesis con ¿spoilers? sobre el final

Frente a la tumba de Lyanna («Prométemelo, Ned») Meñique le habla a Sansa de la relación entre ésta y Rhaegar Targaryen, y de cómo el príncipe le mostró su amor en el Torneo de Harrenhal. «Y luego la raptó y la violó», apostilla Sansa, a lo que Meñique responde con una sonrisa que ni afirma ni desmiente. Esta escena, que casi pasó desapercibida, es muy relevante para comprender el final de la temporada y vislumbrar por qué a Jon Snow (posible hijo de Lyanna y Rhaegar y, por tanto, descendiente de dragones) le falte por desempeñar un importante papel en la historia. La aparición de Melisandre en Castle Black y el contexto de la serie, donde ya vimos cómo Thoros de Myr, acólito del Señor de la Luz, resucitaba a Beric Dondarrion, nos lleva a pensar que la muerte no será el final de Snow y que, por tanto, la crueldad de Martin —o de D&D— tiene ciertos límites. Aunque, claro, que se lo pregunten a la pobre Shireen.

Un vuelo muy esperado

Y, entre tanta sangre, por fin llegó lo que tanto anhelaba, en el que considero el mejor episodio de la temporada: ‘The Dance of Dragons’ (S05E09). Tras los gritos de Shireen («Mother, please, mother») no tenía el cuerpo para muchos trotes, por lo que me vi sorprendida por la escalada de violencia, con los Hijos de la Harpía rodeando a Daenerys por todas partes, hasta que el GRAN MOMENTO se produjo. La conexión mental entre madre e hijo, el inminente peligro de muerte y la sombra alada que cruza la arena. Drogon, furioso, calcinando a todo aquel que ose levantar la mano contra su progenitora y, por fin, el vuelo que sólo una Targaryen puede realizar, todavía sin control y dejándose arrastrar quién sabe dónde. Este primer vuelo, que ansiaba desde que empezó la serie (y que hizo que mis ojos de fan se humedecieran de emoción), me llevó a plantearme mi pregunta-hype total-definitiva: ¿qué jinetes cabalgarán a lomos de Viserion y Rhaegal? Comparto mi hipótesis con vosotros: Jon Snow y Tyrion, mientras la reina madre monta a Drogon, el hijo pródigo.

danaerysmontadrogon

Así, con las imágenes de Cersei Lannister recibiendo lo que se merece y cayendo en brazos de un enorme enigma (¿o no lo es tanto?), y con la sangre de Jon Snow empapando el suelo helado a la manera de Julio César, nos despedimos hasta el año que viene de una de las mejores series de la televisión, un fenómeno que, temporada tras temporada, siendo fiel a los libros o sin serlo, consigue como pocas hacernos disfrutar.

Cecilia García Díaz es autora de ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘, una novela de fantasía oscura y terror

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Sofía

    Como siempre Ceci, excelente artículo. Me costó empezar a ver esta quinta temporada, pero a partir de cuarto-quinto capítulo no pude para. Yo también creo en los diálogos y en esos extraños compañeros de viaje, en las historias de los antepasados de las que tanto tienen que aprender (ojalá mantengan vivo a Sam durante mucho tiempo). Se presenta una sexta temporada apasionante, espero que no defraude. Besos!

    16 junio 2015 | 20:09

  2. Dice ser panfilo

    espero equivocarme, pero GOT esta peligrosamente en camino de volverse un nuevo LOST, explotando mas el morbo que la coherencia en la historia, es vergonzoso que las redes sociales hayan enloquecido con el tema de la virginidad de Sansa por ejemplo, es decir ¿aun nos escandalizamos con eso? no se eso me irrita, hay algunos que diran que esta temporada ha sido la mas floja junto con la segunda, yo la disfrute pero por puntuales momentos como señalaste en el post y no por su conjunto.

    16 junio 2015 | 22:58

  3. Dice ser torpedama

    Yo reconozco haberme aburrido con la primera mitad de la temporada; quizá es que no la vi con la debida atención, pero no percibí esos diálogos fabulosos que sí me cautivaron en otras temporadas. Ahora que tú los destacas (excelente artículo, por cierto), a lo mejor debería volver a ver algunos episodios. En cualquier caso, los tres últimos episodios nos han dejado tan estupefactos que todos estamos deseando que la serie vuelva y nos desvele (por fin) el misterio de Jon Snow.

    17 junio 2015 | 07:23

  4. Y tanto! Según han dejado el tablero de juego, la sexta temporada va a ser impresionante. Personalmente tengo muchas ganas de ver qué hace Meñique, que es uno de mis personajes favoritos. Y el tándem Tyrion-Varys también puede dar mucho juego. Respecto a lo de Jon Snow puede o no que se reserven la sorpresa para el final. En la serie no aparece, pero otro personaje que resucita gracias al Señor de la Luz es Catelyn Stark, en una escena TREMENDA. Sinceramente, creo que no va a defraudar. Y si no que le vayan pidiendo ideas al tito Martin. Un beso y gracias!

    17 junio 2015 | 07:29

  5. Hola Panfilo, la verdad es que tampoco entiendo ciertos “enloquecimientos”, como tú les llamas, en las redes sociales. Pasó con Sansa y con Cersei frente a la tumba de Tywin. Con el tito Martin deberíamos estar ya curados de espanto, porque tanto el libro como la serie tienen sexo y sangre. Lo que sí es cierto es que a veces hay que ir con cuidado con ambos temas, porque la línea que separa lo emocionante del morbo/sensacionalismo es muy delgada. De hecho, creo que ha bajado en intensidad sangrienta respecto a temporadas anteriores, aunque quizás, en terror psicológico, ha aumentado. Aún así, ¿es que ya no recordamos lo de Ned o la Boda Roja? Y, ahora, el invierno ha llegado, así que hay que ir preparándose en cuerpo para sustos ;D
    A diferencia que tú, yo sí he disfrutado mucho de la temporada, aunque no ha sido tan redonda como la tercera y cuarta. Me quedo con esas conversaciones donde hay que estar muy atento, y también con las escenas más grandiosas de los últimos episodios (ay, Drogon). Esperemos que en la sexta temporada animen un poco el tema de Dorne y que Brienne de Tarth deje de dar vueltas y haga algo (jeje). Por cierto, aunque sé que suscita bostezos entre algunos, a mí la trama de Arya me encanta y tenía muchas ganas de ver cómo la llevaban a la pantalla. Un abrazo fuerte y, como siempre, muchas gracias por tu fidelidad y por comentar siempre conmigo tus impresiones. Besos!

    17 junio 2015 | 07:40

  6. Hola Torpedama! Creo que los primeros episodios de esta temporada han tenido escenas muy buenas, y merece la pena volver a verlas. Yo siempre descubro nuevos datos cuando la reviso para hacer la review, y encuentro cosas que se me habían pasado por alto. Al final nos quedamos con los grandes momentos tan disfrutables, pero hay que esta muy pendiente de todo lo que se dice ya que aporta una información relevante (por ejemplo, los planes de Meñique, que a mí me apasionan), o la conversación de las criptas que rescato para el artículo. De hecho, tenía apuntada otra gran parrafada que le dice Meñique a Sansa tratando de convencerla de que se quede en Invernalia y se case con Ramsay. La tenía en el post, pero la quité porque quedaba demasiado largo. Así que me viene al pelo tu comentario para reproducirla, jeje: «Habéis sido una espectadora de la tragedia desde que ejecutaron a vuestro padre. Dejad de ser una espectadora, ¿me oís? Dejad de huir. No hay justicia en el mundo. No al menos que la hagamos. Amabais a vuestra familia. Vengadla». Pelos de punta. Para mí, esta es la verdadera grandeza de Juego de Tronos. Un beso y ya veremos lo que sucede con el bastardo que a lo mejor ni lo es 😉

    17 junio 2015 | 07:50

  7. Dice ser Niniogorila

    Tus hipótesis me han tranquilizado. Menos mal !

    Eso sí, yo no he visto la grandeza de Juego de Tronos en los diálogos y el entretejido de las tramas. Es más, la trama del Gorrión Supremo en Desembarco y demás me ha parece simple y algo fácil. No sé, no me entusiasma ahora lo de unos fanáticos religiosos…

    A ver, se han movido fichas, y se han dado pasos muy importantes, quizá más que en ningún otro libro. Pero el desarrollo ha sido excesivamente lento o poco interesante. Pero me ha encantado que Jon Nieve haya querido unificarse con los salvajes, o el paso de Tyrion de ser la mano de Daenerys (eso me motiva a tope)…pero el desarrollo ha sido un poco nulo, o al menos así lo siento.

    Sansa ha sido la estrella de esta temporada, y todas sus escenas me han encantado. Ahí si veo un buen desarrollo.

    17 junio 2015 | 09:28

  8. Dice ser panfilo

    la trama de arya me encanta, de hecho me gusto desde la primer temporada, pobre chica cuanto ha sufrido!!, pero siempre senti que no le dedicaban el tiempo que merecia, por otro lado yo fui uno de los mas felices de ese encuentro tan esperado entre Daenerys y Tyrion, aunque no creo que ya han tenido la quimica en pantalla que yo esperaba, dicen las malas lenguas que esto se debe a la pobre capacidad actoral de la señorita Emilia Clarke, como te decia lo espere con ansias pero luego como que dejo medio frio.

    Acerca de Jon Snow si me dio lastima porque es un personaje tan querido pero a ratos su historia se hace tan espesa que se hizo algo monotona, quizas su eventual ausencia sera aprovechada por los guionistas para darle mas importancia a otros personajes que pueden aportar mucho.

    un abrazo

    18 junio 2015 | 03:05

  9. Hola Niniogorila! jejeje, a ver si no va a ser cierto y nos quedamos todos cariacontecidos! Respecto a lo que comentas, a mí también me ha parecido que Sansa y Menique han sido la mejor trama (aunque Ramsay sea un poco plano como villano), y entiendo lo que dices respecto a lo de Daenarys y Tyrion (muy fan de esa relación). Sin embargo, sí que he disfrutado con High Sparrow y las conversaciones que mantiene con la Reina de las Espinas y con Cersei, y ver a la leona en la cárcel siendo humillada no ha tenido precio. Lo que sí es cierto es que al no estar ya en Desembarco del Rey personajes como Varys o Meñique (incluso Tywin), la trama de la capital ha podido perder interés si la comparamos con anteriores temporadas. Aún así, creo que, en general, la serie ha mantenido un buen nivel, y te recomiendo que vuelvas a ver los primeros episodios para apreciar mejor los diálogos. Yo lo he hecho para la review y ha sido cuando me he dado cuenta de cosas que había pasado por alto, como la conversación en las criptas de Invernalia. Un abrazo y gracias por darte una vuelta por mi casa y comentar 🙂

    18 junio 2015 | 07:36

  10. Ahora que lo comentas me doy cuenta de que yo también me quedé un poco fría con el encuentro pero, al menos, aceleran un poco el proceso, porque en el libro la parte de Tyrion en la barcaza me hizo bostezar mucho. Y, bueno, la verdad es que si comparas la actuación de Emilia Clarke con la de Peter Dinklage pues… no hay color. Es muy guapa pero poco expresiva.
    Respeto a Jon Snow parece que vas a contracorriente, pues ha sido en esta temporada cuando se ha empezado a valorar un poco más la actuación de Kit Harington y creo que toda su trama ha sido más que interesante, y ahora van y lo matan, jejeje. Pobre Jon Snow. Pero, bueno, ¡volverá hecho un zombi para combatir a los otros muertecitos vivientes! Not bad. Entre él y Arya hecha una súper maga cara-cambiante van a formar un buen ejército contra los cara-blanca. Un abrazo!

    18 junio 2015 | 07:47

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.