BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Colgados del alambre: los niños del tablón

Entre el ensordecedor estruendo de los bombos, el olor a marihuana y a sudor; y la apretada multitud que salta, que baila, que se empuja, haciendo que el suelo tiemble bajo nuestros pies; descubro las siluetas de los niños que se suceden a los pies de las gradas, contra la alambrada que nos separa del campo de juego. Siluetas recortadas por la poderosa luz de los focos que se levantan en los cuatro extremos del estadio de Newell’s Old Boys, en la ciudad argentina de Rosario.

Niña en la alambra de la popular del estadio de Newell's Old Boys. Partido contra Boca Juniors. Agosto 2011. (HERNÁN ZIN)

Me abro paso entre los muchachos, bajo peldaño a peldaño eludiendo las banderas que se estiran entre los paravalanchas, y allí los encuentro a los niños, colgados de los alambres. Algunos a varios metros de altura sobre ese suelo plagado de plásticos rojos y negros, anegado de vasos vacíos de gaseosa y papeles.

Espectadores en primerísima fila del choque que tuvo lugar este domingo entre los jugadores de Boca Juniors, liderados por Riquelme, y el equipo de “La lepra”, que es como se conoce a Newell’s Old Boys o, como lo escriben algunos medios rosarinos para felicidad de la RAE, Ñuls.

Solos en la cancha

Es uno de los aspectos que más me ha llamado la atención de estos dos meses que llevo siguiendo a las barras bravas del fútbol argentino: la cantidad de niños que pululan solos por los estadios, que observan fascinados el partido, que se mezclan y confunden con la multitud enfervorizada, poseída por la pasión por los colores, por el poder que da la acumulación de tantas almas en tan poco espacio, por la entonación masiva del estribillo de una misma canción, y, a veces también, por la violencia.

En esta noche fría, cerrada, más aún me desorienta la presencia de esos niños solitarios. “Son chicos del club, son socios, que les gusta venir a la cancha”, me explica un hombre en las gradas mientras observa la bengala que arde al otro lado del campo, en la popular en la que se aprieta la barra brava de Boca Juniors, la famosa Doce.

Hamacas de plástico

Llega el entretiempo. Los niños se bajan del alambre. El partido va igualado: cero a cero. Se sientan en las gradas, conversan. Uno de ellos, que se llama Mariano, arregla los plásticos – los anuda y estira concienzudamente – que ata a los alambres y usa a modo de hamaca para no cansarse. Son los plásticos que usan los hinchas, de forma oblonga y henchidos de aire, para saludar al equipo cuando entra al campo, segundos antes de que baje el gran telón de 800 kilogramos con forma de camiseta de Ñuls que cubre la popular.

Cuando el locutor anuncia por los altavoces que el encuentro está próximo a reanudarse, entonces Mariano trepa por los alambres, cuelga los plásticos y se sienta. Docenas de niños hacen lo mismo. Algunos tienen apenas cinco o seis años de edad.

Marihuana

Un perro pasa corriendo entre las bolas de plástico. Otro espectador inesperado. Lleva en las gradas desde antes que empezara el partido. Los barras bravas lo han bautizado “Marihuana”. Me dicen que está en todos los partidos, que es un perro del club. No se asusta ni por los bombos ni por los gritos de los hinchas. Me recuerda al can que vivía en la base de los soldados de EEUU en el valle afgano de Tagab, sobre el que escribí en su tiempo en este blog. Ni las bombas ni los disparos lo amedrentaban.

Marihuana se detiene. Levanta la cabeza hacia donde están los niños colgados de los alambres. La tribuna se queda en en silencio, absorta, inmóvil. Boca Juniors acaba de marcar un gol.

6 comentarios

  1. Dice ser escorts

    Que pena que ya de chicos tengas estos habitos, luego ya sabemos como seran de grandes, y mas de los mismo sera.

    24 Agosto 2011 | 18:00

  2. Dice ser MARA

    Que bien escribes Hernán… la verdad es que eres el que mejor escribe de todos los blogs que he leído. Y además hablas de realidades, mejor todavía.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de cachorros en adopción.

    24 Agosto 2011 | 20:00

  3. Dice ser Romy

    Interesante artículo como todas tus investigaciones!.
    Da gusto leer tu blog. Felicitaciones una vez más y mucha suerte Hernán.-

    saludos desde Bs.As.

    25 Agosto 2011 | 04:17

  4. Dice ser una que lo intenta.

    Que resistencia tienes Hernan. Eres un tipo que no se cansa de contarnos la realidad de un mundo como el nuestro. Con la diferencia de que uno de nuestros principales problemas en este momento, es elegir la playa mas adecuada para nuestras vacaciones…
    No queremos ver que aquellos que mueren de hambre son personas como nosotros, que acabamos de despedir al papito de una de las religiones culpables de mucho de lo que ocurre alli.Ejemplo, no al uso de preservativos, no a frenar la natalidad etc… ocurria en este pais no hace tanto y lo hemos debido olvidar…
    Tambien esperamos y queremos que las hambres de esas gentes, las arreglen las potencias mundiales de todo orden, ingenuos…
    No nos apetece reconocer que con un euro mio y otro de otro, se va haciendo fortuna para que las ONG puedan remediar mucho. Esas ONG tan denostadas, encima.
    Sera por acallar nuestra responsabilidad el criticarlas?? Seguro. Rinden cuentas escrupulosamente de todo lo que reciben, entonces…no entiendo.
    Gracias por escarbar en nuestro interior con mucha constancia, otra cosa es que sirva de algo. Muchas gracias y fuerza.

    25 Agosto 2011 | 13:01

  5. Dice ser Stevo

    Deberían darte un premio y homenaje de los grandes… leo tus post cinco veces cada uno y no me canso.

    26 Agosto 2011 | 05:29

Los comentarios están cerrados.