BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

El barrio de los lavabos voladores

Mientras aguardo el momento de partir rumbo a Sudán, aprovecho para visitar Kibera, el barrio de chabolas más grande del mundo. Una sucesión de míseras casas de chapa y madera, situada en la periferia de Nairobi, en la que malviven más de 800 mil personas.

En el último año he visitado Kibera en una veintena de ocasiones porque tengo allí muy buenos amigos, pero también porque me parece un lugar sumamente interesante que, de algún modo, representa el futuro del continente africano.

Desde 1960, África ha vivido un movimiento migratorio sin precedentes en la historia de la humanidad. La mitad de su población, de más de 800 millones de personas, ha abandonado el campo para ir a vivir a las ciudades.

Dada la pobreza que impera, la mayoría termina en lugares igual de decadentes y miserables que Kibera. El 70% de los habitantes de Nairobi vive en asentamientos marginales, carentes de agua potable y corriente eléctrica.

Lo primero que impresiona al entrar a Kibera es el olor a basura. La falta de servicios sanitarios obliga a la gente a hacer sus necesidades en bolsas de plástico que luego arrojan por las ventanas de sus chabolas, en lo que se conoce como flying tolilettes (lavabos voladores). Los estrechos senderos de tierra que recorren el barrio están cubiertos de bolsas de plástico.

Mis amigos en Kibera son seres extraordinarios, por los que siento profundo afecto y admiración, y que me reciben siempre con una sonrisa.

Patrick Kimawachi que, a pesar de ser igual de pobre que sus vecinos, acoge junto a su mujer a los niños del barrio que se han quedado huérfanos a causa del sida.

Kunja, un joven que camina cuatro horas cada día para ir la universidad, que estudia para ser abogado y que, cuando se gradúe, quiere crear una organización para ayudar a los jóvenes de Kibera a conseguir empleo. A la luz de una lámpara de queroseno, en medio de los gritos, las peleas y el olor hediondo de la basura, Kunja prepara los exámenes en la chabola de dos metros cuadrados en la que vive.

Gente que lucha por salir adelante a pesar de todo. Es la otra guerra, la más extendida en el mundo, la que protagonizan los pobres contra la miseria y la marginación.

(Quizás os suene Kibera porque allí estuvo María Teresa Fernández de la Vega en su viaje por África, y porque es uno de los escenarios del libro El jardinero fiel, de John Le Carré, y de la oscarizada película del mismo nombre).

19 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Hola Hernán, que gran comentario, gracias por tu escritos, nos haces introducirnos en una realidad que por suerte o por desgracia tenemos tan lejos de casa.Yo he viajado mucho, he estado en Perú , República Dominicana y en la india de cooperaciuón y conozco bien lo que dices, auqnue sigo vuiendo fotos como las que tu has publicado y se me sigue poniendo la piel de gallina.Gracias Hernán.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser MujerMadrid

    Hernán, gracias por ser como eres y dar la oportunidad al mundo de saber la realidad más cruda de ese gran continente q es África.Gracias por existir.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Maria

    Lei atentamente tu maravilloso articulo. Gracias por tus lineas que ensenan a valorar todo lo que uno tiene por demas y nunca logra apreciar.

    05 Junio 2006 | 19:59

  4. Dice ser Lucas

    Todos los dias veo por TV cientos de personas que llegan en patera. Todos los dias las mismas preguntas, ¿que sera de ellos? ¿que les espera? Pero hay una pregunta que es la que mas me desvela . ¿Que habran pasado para llegar a arriesgarse asi?. ¿De donde vienen? ¿De que realidad? Y es ahi donde se agradece Hernan que nos lleves contigo en este viaje. Un viaje que nos ayuda a comprenderlos mas a ellos y a comprendernos menos a nosotros.

    05 Junio 2006 | 21:41

  5. Dice ser laura

    Increible, en medio de la marginación la pobreza y la injusticia, ese joven lucha por salir del pozo en el que desgraciadamente le ha tocado nacer. Busca una salida, la mayoría la única salida que ven es aspirar pegamento o beber alcohol, no los culpo por ello quizás yo en su lugar haría lo mismo que ellos, hay que ser muy fuerte para no caer.

    06 Junio 2006 | 10:20

  6. Dice ser Roberto Ron Perez

    Antes de saber que habias estado en Kibera, había visto la película “el jardinero fiel”, necesitaba que alguien con criterio y credibilidad me confirmara la realidad de lo que allí ocurre. No puedo dejar de entristecerme viendo MI/nuestra egoismo y superficialidad. Gracias. Prometo seguir aumentando mi espíritu solidario conmigo, con quien me rodea y con quien no conozco.

    06 Junio 2006 | 11:25

  7. Dice ser Antonio

    Hola Hernán, uno de los blogs más interesantes que he leído, sabemos que la miseria existe, pero damos vuelta a la cara, para no pensar en ello, así vivimos cada día quejandonos de todo lo que nos rodea y no valoramos.Felicitaciones y te añadire en mis amigos, con tu permiso, y asi espero que te vean otros lectores de blog, saludos, desde Barcelona.

    06 Junio 2006 | 11:41

  8. Dice ser teresa

    Otra vez me has dejado alucinada con tu relato. Se me ha vuelto a poner la piel de gallina, te admiro, espero algún día ir a Africa(ya que me encanta) y ayudar en todo lo que pueda.

    06 Junio 2006 | 13:18

  9. Dice ser Minyeras

    gracias Hernán !!!!!!!! perfecto relato para quienes exigen el cierre de nuestras fronteras,aquí no cabemos todos gritan …… Allí no se puede vivir GRITA KIBERA

    06 Junio 2006 | 15:00

  10. Dice ser TUTTO

    HERNAN : acabo de leer tu artículo de kibera ,gracias por presentarnos a Kunja y a Patrick !! hay forma de saber más de ellos ,de poder ayudarles en su lucha ??

    06 Junio 2006 | 15:04

  11. Dice ser Mari

    Debe de ser impresionante el barrio de Kibera, 8000 personas apiñadas en chabolas. Toda mi admiración y respeto para Patrick por esa gran labor que esta haciendo y pra Kunja por su tesón.Deberíamos de aprender de esta gente.

    06 Junio 2006 | 16:08

  12. Dice ser Maria J.

    Gracias, porque entre tanto blog que dice gilipolleces (con perdon de la palabra) hay alguien que usa internet como un medio sano y util de comunicacion.

    06 Junio 2006 | 20:07

  13. Dice ser Tere Ron(o Don,es igual jeje)

    Hola Hernán,he stado leyendo tus relatos y me he quedado sorprendida de lo dura que es la vida lejos de aquí y como hay personas tan malas(para que luego nos quejemos de la profe de sociales).Tampoco creas que me ha impresionado mucho mucho,porque mis padres me recueradan todos los días que hay personas pasándolo mal en el mundo y estoy bastante informada de todas éstas cosas.Es impresionante lo que dices en éste relato de Patrick Kamawachi que,aún viviendo como vive,se dedique a acoger a los niños huérfanos,etc.Me gustaría poder hacer algo + por éstas personas que viven tan mal…pero,si lo que puedo hacer de momento sólo es escribirte y darte ánimos para que nunk t rindas y que sigas haciendo lo que haces dándote todo mi apoyo….CUENTA CONMIGO….sigue dando el ejemplo que estás dando y a ver si t promocionan un poko más para que la gente abra los ojos…y el corazón(que hace falta..)besos nunk kmbies!!tereee

    10 Junio 2006 | 17:30

  14. Dice ser Ricardo Villa

    Releo esta entrada apenas unas horas después de visitar Kibera. La descripción que haces del barrio es excelente. Dices que este slum en el que se esconde casi un tercio de la población de Nairobi es el futuro de África. Después de caminar pisando bolsas de mierda por sus calles de barro, beber y charlar con aquellos que nacen, pasan sus días y sus noches, se reproducen y mueren en estos apenas cuatro kilómetros cuadrados no estoy seguro de que no sea una visión incluso optimista. El futuro de Kibera es como el de sus habitantes: no existe. Llegan en breve las elecciones y los genios políticos locales tienen planes para convertir en apartamentos para ricos este área y expulsarles a sesenta kilómetros de Nairobi. Ellos son ilegales, no existen, a quién le importa? Probablemente no conseguirán echarles, pero sí ir reduciendo su extensión y amontonando a sus habitantes en menos y menos espacio.

    24 Noviembre 2006 | 17:51

  15. Dice ser Hernán Zin

    Qué alegría leerte querido Ricardo!! Y desde un lugar por el que siento tanto afecto como Kibera. ¿Has visto a Patrick Kimawachi? Vale la pena, te mando su móvil por si apetece.Un fuerte abrazo amigo!!HZ

    24 Noviembre 2006 | 17:59

  16. Dice ser Hernán Zin

    Ya te había mandado el número, me había olvidado!! Soy un desastre…

    24 Noviembre 2006 | 18:12

  17. Dice ser alejandra

    hola quisiera saber donde se encuentra la sede de nina peloso me gustaria mucho aqcercarme a ella porque tengo algo urgente que comentarle

    03 Noviembre 2007 | 21:38

  18. Dice ser Janeth

    Cuan ajeno se puede ser a veces de la realidad de otros ..gracias por traer en este articulo la necesidad y la esperanza bañadas en un solo corte.

    12 Noviembre 2008 | 07:26

  19. Dice ser Marco_beta

    Hola quisiera pedir permiso para poder publicar en mi blog la foto de de Kunja estudiando. Me encontré con ella despues de estar buscando imagenes de lamparas de queroseno en google.La voy a utilizar para un articulo referente a un balón que generá electricidad cuando es pateado para sustituir a las lamparas de queroseno que tanto daño hacen. el link es el siguiente http://www.blog.mbj.com.mx/2010/02/soccket-un-balon-de-futbol-que… si no estas de acuerdo quitaré la imagen gracias

    12 Febrero 2010 | 18:11

Los comentarios están cerrados.