BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Anna Casanovas: “La literatura romántica es el lugar de donde salen la gran mayoría de éxitos cinematográficos o televisivos actuales”

La escritora Anna Casanovas (imagen de su web)

La escritora Anna Casanovas (imagen de su web)

Anna Casanovas es una auténtica todoterreno de la literatura romántica. Estudió derecho y trabajó en una entidad financiera hasta la publicación de su primera novela. Desde ahí, se ha dedicado a traducir y escribir. Ahora, con más de 18 novelas de género publicadas desde 2008, Anna ha cautivado a una legión de lectores con ellas y está presentando en estos días su última novela Herbarium (Titania, 2016), con el que ganó el último premio Titania.  En su obra ha tocado casi todos los subgéneros, incluido el histórico, así que es una de las autoras con las que he decidido pasar este San Valentín de romántica histórica en XXSiglos

¿Cómo casa lo romántico y lo histórico? ¿por qué crees que tiene tanto éxito?

Lo romántico casa con todo. Si lo piensas bien, no existe ningún argumento en el que no haya, o pueda haber, una historia de amor. Encontramos historias de amor ambientadas en el espacio, en la prehistoria, en la España actual o en la China milenaria. Una buena historia de amor casa con todo y el pasado tiene ese punto misterioso y fascinante que te permite dotar esa historia de amor de elementos increíbles. La historia nos fascina por desconocida, porque no estábamos allí, quizá por eso también nos gusta leer historias de amor, porque nosotros, aunque nos enamoramos igual, lo más probable es que nuestras vivencias no sean tan épicas y no estemos nunca en una situación de vida o muerte para salvar a la persona que amamos.
La novela romántica, tanto la histórica como la contemporánea, tiene tanto éxito porque nos permite vivir la emoción del amor una y otra vez sin correr ningún riesgo, desde el sofá de casa, desde la cama, en cualquier lugar y en cualquier momento. Solo tienes que abrir el libro y empezar a leer.

¿No resulta difícil investigar sobre la intimidad del pasado?

La documentación es una parte importante y necesaria del proceso de escritura, pero no debemos perder de vista que esa documentación no puede asfixiar la historia. Sin duda hay épocas sobre las que es más fácil investigar que otras, cuanto más cercanas están a nuestros tiempos, más documentación podemos encontrar. En el caso de los siglos pasados, quizá es más difícil documentarte sobre como vivía “la gente normal” que las clases altas o los militares y el clero, pues ellos aparecen con más lujo de detalles en los libros de historia. En cualquier caso, lo importante es captar el tono y lograr unos personajes convincentes, y por supuesto ser respetuoso con la historia.

¿Qué época crees que es la más propicia para este género?

Cualquiera. Dentro de la romántica histórica sin duda la época preferida de muchos autores y lectores es la Regencia inglesa, aunque también hay grandes novelas ambientadas en las guerras de independencia de Escocia o durante el colonialismo inglés. En mi opinión, no hay una época más propicia que otra para ambientar una buena historia de amor; si tus personajes son sólidos y sus emociones también, la novela puede transcurrir en cualquier lugar y en cualquier momento histórico.

Cuando escribes, ¿piensas que lo haces para lectoras mujeres, o es un tópico que hay que desechar?

Las mujeres leemos más que los hombres, cualquier género, no solo el romántico. Hay multitud de estudios que demuestran que el público femenino consume muchísima más literatura que el masculino. No creo que un escritor de novela negra escriba pensando que lo hace solo para hombres o solo para mujeres. Ni tampoco un escritor de novela histórica o de fantasía. En mi caso, yo nunca pienso que estoy escribiendo para mujeres, mi objetivo es emocionar al lector, engancharle a una buena historia y hacerle vivir una aventura a través de las páginas de mi novela tanto si es hombre como si es mujer.
La imagen tópica que por desgracia tienen ciertos sectores sobre cómo es “la lectora de romántica” no solo no se ajusta a la realidad sino que además es absurda. Cuando una persona, hombre o mujer, consume treinta libros al año (y me quedo corta pues muchos lectores de nuestro género leen más) se merece el respeto y la admiración de todo el mundo.

He visto que tus dos últimas con ambientación histórica están situadas en el Nueva York de principios del siglo XX ¿Por qué? ¿Por qué te resultó interesante ese marco?

Lo cierto es que en el caso de Vanderbilt Avenue y de las dos novelas que en principio la seguirán elegí está época porque la historia de la Mafia italiana en Nueva York siempre me ha fascinado. Yo primero creé los personajes y su historia de amor, en este caso, Jack y Siena son dos personas que han sufrido una gran tragedia en el pasado y que han decidido reaccionar de manera distinta; él encerrándose en sí mismo y decidiendo no sentir nada por nadie, y ella creyendo en la vida y decidida a ser feliz. Situarlos en el entorno de la Mafia y en los años cuarenta en Nueva York, además de darme la posibilidad de moverme en un marco muy sensual e interesante y que gracias a películas como El Padrino forma parte de nuestra imaginación, me permitía crear una historia muy dramática; él es policía, es un chico de Little Italy que traicionó a su familia y a sus amigos para irse al bando contrario. Es decir, aunque en principio podría parecer “el bueno”, para ellos es un traidor. Ella, Siena, es la sobrina del capo de la mafia, es, en cierto modo, la princesa de la Mafia, pero al mismo tiempo toca el violín y sueña con ser aceptada en la orquesta de Nueva York. Esta serie de novelas no solo tiene como marco el entorno de la Mafia, sino que todas parten de Romeo y Julieta, así que en ellas puedo crear personajes complejos y románticos que espero que gusten mucho a los lectores.  Aun así, creo firmemente que una buena historia de amor puede desarrollarse en cualquier época o situación. Añadiré que, por ejemplo, en Herbarium. Las flores de Gideon, mi última novela, la acción se sitúa en el presente, pero la protagonista, Sarah, por motivos que no puedo contaros, tiene que ayudar a su abuela Sylvia enferma de alzhéimer a recordar su pasado, así que entre las páginas del libro podéis encontrar dos grandes historias, la de Sarah, contemporánea, y la de Sylvia, ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Una novela romántica puede ser muy compleja, contener misterio, drama, comedia, fantasía, puede abarcar muchísimo y hacerte sentir un sinfín de emociones.

¿No crees que se debería hablar más de romántica o de landscape novels cuando se habla del género histórico?

Creo que se debería hablar más de la literatura romántica en general, tanto cuando se habla del género histórico como cuando se habla de narrativa como de ciencia ficción, por poner un ejemplo. La literatura romántica crea lectores y logra que esos lectores lean varios libros al año. La literatura romántica es el lugar de donde salen la gran mayoría de éxitos cinematográficos o televisivos actuales. La literatura romántica consigue sus lectores creen comunidades entre ellos donde se habla constantemente de literatura, se consume y se respeta. Creo que ya va siendo hora que se hable de la literatura romántica con la misma seriedad que se habla de cualquier otro género. Nada más y nada menos.

¿Crees que lo romántico es un género un punto despreciado en el mundo editorial?

Afortunadamente, y gracias al volumen de ventas de la literatura romántica, esto está empezando a cambiar. Aún nos queda muchísimo camino por recorrer y por desgracia tu pregunta es acertada; todavía existe mucha gente, dentro y fuera de la industria editorial, que la menosprecia. No digo que no haya novelas románticas malas, las hay, pero no más que en cualquier otro género. Lo peor de todo es que muchos de esos críticos ni siquiera se han dignado nunca a leer una de estas novelas que tanto desprecian y actúan desde la ignorancia y basándose en una imagen que tienen de las novelas “románticas” de hace cien años (novelas que, dicho sea de paso, también se merecen nuestro respeto). La literatura romántica ha evolucionado, sus lectores y sus escritores también. En EEUU y en el Reino Unido es uno de los géneros más respetados y tiene su espacio de honor en las librerías y en la prensa, aquí, lamentablemente, aún no. Confío en que seguiremos avanzando.

De novela romántica histórica cuál sería la autora que te parece más relevante…

Es imposible escoger una única autora, pero a día de hoy sin duda tengo que nombrar a Diana Gabaldon pues su serie Outlander (Forastera) es increíble y ha conseguido demostrar que la literatura romántica histórica bien hecha puede convertirse en una gran producción cinematográfica y ganar adeptos allá donde va.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te guste…

Los comentarios están cerrados.