Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Brexit’

Vigencia de la monarquía y el vídeo

La monarquía y el vídeo se consagran como fórmulas de éxito. La foto o vídeo/foto de Boris Johnson y la reina de Inglaterra, que ya la hemos visto otras veces, muestra la vigencia de estos dos arcanos del milenio: el vídeo y la monarquía.

El vídeo se anuncia con el triángulo (el ojo de Dios) mirando a la derecha. El triángulo siempre ofrece más (incluyendo los anuncios). Una foto vista sin triángulo encima es como que le falta algo, o todo.

La reina de Inglaterra es el éxito absoluto de la longevidad y el bolso (que sustituye a la corona, el cetro, la espada, el yate y otras ordinarieces, incluyendo la horca). La monarquía solo es guay (palabra ya maldita, por eso la pongo) en las democracias: las satrapías absolutas moras que obligan a las mujeres a llevar velo y, cuando pueden, a huír, no molan nada. Ya se ve: el petróleo mancha lo que toca. Venezuela inclusive.

Ese tarugo que va a dinamitar Europa, o lo va a intentar con ayuda de su simétrico trumpero, se inclina ante la reina Isabel, a la que usted guarde muchos años, y con esa reverencia que parece que se va a crujir el lúmbeo ya se homologa ante la tradición, aunque esté dando un petit coup de Estado.

Pero lo que da verosimilitud a la estampita es el triángulo que anuncia el vídeo, o sea, el futuro divino.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El G7 y la crisis de memes

El G7 ha descansado a final de agosto en Biarritz a mayor gloria de Macron. No ha habido comunicado conjunto ni disujunto, solo memes: unos millones para el Amazonas que Bolsonaro no acepta, unos insultos en redes, unas sorpresas sin recorrido. Rusia, Putin, Irán… Macron ha invitado a la cena de gala a unos cuantos periféricos (todo es periférico de usted), entre ellos España/Sánchez.

El G7 o G15 es puro meme. Merkel, mujer seria en retirada, no se ha visto. Alemania carga con su culpa doble o triple, por la austeridad protestante extrema, por lo de siempre y por facturar poco (y quizá por el pufo de Volkswagen). Y por Trump y China. La nueva jefa de la UE no asoma.

Macron ha urdido una gran campaña napoleónica de imagen a base de memes y hasta ha conseguido que el de Brasil le potencie la movida con un estilo que le retrata. El peor incendio es el que se va a tuitear.

Con los problemas que tiene el mundo, que ahora no recuerdo cuáles son, y estos mandatarios monologuistas hacen un poco de show para ganar unos puntos de encuesta. Quizá es una forma de afrontar la impotencia.

Las corporaciones entonan el halago vacío a sus clientes-esclavos y mudan la piel para seguir rapiñando lo que se pueda. Lo que va quedando, que no es gran cosa.

Hasta las anticumbres han sido para mayor gloria de Macron y su proyector de memes variados. Qué sería de una de estas cumbres sin unas buenas manifestaciones en los alrededores para dar color local?

A pesar de los esfuerzos de Macron por animar el ambiente y reflotarse el finde del G7 deja la evidencia de una crisis de memes creativos y viralizables. La crisis no es solo económica, financiera, amazónica, oceánica…

Al G7 no se le puede pedir nada en el terreno de lo real, pues encarna el reino de la fantasía y la fabulación. Pero en ese ámbito, que se corresponde con la emisión (ya que no de dinero) de memes, hay que exigirle todo. Y en eso también ha fallado. Al menos Macron se ha esforzado, aunque con un exceso de egotrip (lo que invalida el meme).

 

 

_______

Robots manejados por humanos que cobran dos euros.

El asunto del cementerio de Manacor corre enparalelo con la carne listerínica.

Nouriel Roubini analiza la recesión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El G7 veranea en Biarritz

El G7 se reúne este finde en Biarritz, en Francia, a veinte kilómetros de la frontera de Irún. Hay una contracumbre y España, que no pertenece (por poco, casi, ay) a ese selecto grupo de potencias, ha sido invitada a una sesión de cortesía, por el esfuerzo logístico de seguridad bla bla.

A finales de agosto, ay, se celebran varias cumbres sistémicas, en plena semitormenta. La de Jackson Hole de los banqueros de la FED USA es de las mejores. Y luego esta, la del G7. Lo de Davos es en invierno más o menos.

El caso es que hay movida por Hendaya Irún en finde, y el gentío acude a estas cosas para protestar y para tener algo que contar en sus redes, medios personales tan perseguidos en Hong Kong y en medio mundo. Qué abundancia española, europea (que ya se debería llamar abundancia auropea, ya se sabe que la “a” niega o distancia, y ahora estamos en esa fase o antifase de repudiar la felicidad o la falicidad).

Google ya remite la mitad de las búsquedas a sí mismo, lo cuenta Microsiervos, de manera que la red ya es suya, autoreferencia y egotrip, o sea, dinero. Con lo bien que empezó Google, etc. Cuando algo se apodera de todo, aburre.

El G7 se reúne en Biarritz, que está en Francia pero es casi España, así que nos toca de cerca ese cónclave y esa monserga, contenido estival de relleno, y llega Trump con el disgusto de no haber podido comprar Groenlandia a Dinamarca.

El mejor autoTuit ha sido del presi del parlamento neozelandés dando el bibe al bebé de un diputado.

Cat no consigue un titular ni en sus propios medios oficiales, se ha pasado un poco la florada, el 17 ya está en fase TS, Tribunal Suspense. Vuelve Amedo amenazando con desvelar los papeles del GAL si no los publica el CNI: Amedo en modo Villarejo. Conservas Litoral.

Y la Junta And con el marrón de la carne mechada, que nos devuelve a El Lute y la Colza, ay. Menos mal que llega el G7 a Biarritz, cumbre chic con toques etarras, ya rehabilitados, homenajeados y con pensión.

El dato para abrir la lata de septiembre es si Casado persevera en la barba o ha sido flor de un day.

A lo mejor el G7 trae instrucciones o algo.

 

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trump ha fastidiado el verano

Trump ha vuelto a fastidiarlo todo. Lo primero, el verano, que ya agonizaba un poco antes de empezar. La foto de la familia real en Palma ha pasado a escondidas, como si fuera algo vergonzante, algo que disimular.

Otegi ha dicho que habrá tantos homenajes como presos salgan: 250. Navarra ha caído. Con la complicidad del PSOE y de Sánchez, que da alas y argumentos a PP y C’s.

Fiscalía pide imputar a Aguirre, Cifuentes, Monzón e Indra…

Trump, en medio de las reuniones con China, ha roto el hilillo de la paz comercial y ha reventado las bolsas de Europa y Wall Street.

Ya perdimos el lunes los nueve mil puntos: la bolsa española, el famoso Ibex 35, los perdió. Pero esto va o vuelve en cascada. Hoy se ha sabido que ya nadie contrata.

Trump ha roto el pobre y lánguido verano. Las minuncias de hispania palidecen ante este shock mundial. Trump ha roto también el pacto nuclear. Todo en uno. Vaya kit letal.

El Financial Times, que empezó la semana amonestando a Albert Rivera para que se abstuviera ante el sanchazgo, tiene cosas más importantes para editorializar. Xi o no.

Sánchez ya mira a noviembre. El Mundo entrevista a Tezanos.

Aquí estamos entretenidos con nuestros micronacionalismos (incluyendo el español, residual, forzado por sus avisperos vasco y cat), pero está cayendo una y gorda por ahí fuera. Fuera es dentro y viceversa.

Trump ha chingado el pobre veranillo español, acuciado de alquileres, deudas y subempleos fugaces como las lágrimas de San Lorenzo.

Ya no hay donde esconderse.

Ay mama.

 

___________

Paula Corroto escribe sobre Tarantino, las mujeres en sus películas y los pelmazos que se meten con todo lo que respira.

___

Un cuento de Mario Vargas Llosa en el que aparece Aitana Sánchez Gijón: El hombre de negro

 

___

 

 

 

 

 

 

Los nueve mil puntos

Culpan al nuevo premier de Reino Unido, han caído las bolsas. La española (cuando besa) ha perdido los nueve mil puntos. Ay.

Culpan a Boris Johnson, autor de la conocida frase “Que se jodan los negocios”. Un clon de Trump, un troll, un tronlirón.

Con sus cualidades, naturalmente. Como poeta.

Ha sido llegar y decir que el Brexit se hará a lo loco, y caer las bolsas. Antes ha bajado la libra.

El Financial Times estaba desprevenido editorializando sobre la situación española, amonestando a Albert Rivera.

Casado ha opacado a Rivera, ambos reorganizan sus huestes en ceremonia simétrica. Casado, al laminar los residuos tóxicos del rajoyato, ha dado unas estampas muy veraniegas con un bigdata: todos se ríen. Y además, está Cayetana, que tiene un gran porvenir.

Casado aun sentía la sombra de Bárcenas pululando por los desvanes de Génova, ese arrastrar de cadenas, discos duros rotos  y fajos de billetes y sobres. Ha hecho limpieza. Y se ríen.

El CIS todavía existe. Es un arma fundamental más, todo vale en el fakeado diario a que nos someten la autoridad y la oposición en funciones.

El caso es que dentro del éxito indudable del verano en la plétora del sanchismo que ya goza de mayoría absolutista ha caído la bolsa.

–Hemos perdido los nueve mil puntos.

El presidente ha convocado enseguida a sus expertos en Juego de Trinos para evaluar los análisis.

No podemos culpar a Iglesias.

Volverán las oscuras golondrinas pero los nueve mil puntos, ay, ésos, ésos no volverán.

 

_______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nadie sabe qué decir

Realmente nadie sabe qué decir. Y eso es lo mejor. Un inédito total. Una situación nueva/nueva. El singobierno bloquea muchas cosas, pero ¡también puede evitar grandes errores!

Este será el verano en que Facebook presentó su moneda Libra.

Además, estamos en línea con el estado del mundo: la precariedad. Hasta que funcione la IA definitiva hay que aguantar, y prepararse. Esperamos la Gran Disrupción… Y entonces… ya no habrá que hacer nada.

Es como el Santo Advenimiento, pero en 5 o 6G. En ambos casos no controlaremos nada: manejados por algo externo, que nos desborda y nos abruma. Más o menos eso ya nos pasa ahora, en parte. Hay más azar, más chapuza. No sabemos cómo será.

Todo esto sería excitante… si no estuviera tan cerca. Tan encima.

La Gran Disrupción la están haciendo en muchas partes, sitios muy avanzados, secretos, en los que se trabaja sin límite de presupuesto. El que consiga la IA def se llevará todo. Y lo perderá todo: porque esa IA ya no se podrá apagar.

Ella (SuperElla) se encargará de todo.

En medio de esta competición mundial por el control absoluto (descontrol), las peripecias de un gob que no acaba de cuajar, aunque sea en medio –sur– de Europa, pasan inadvertidas, en parte. Porque todo se sabe (aunque tarde), y todo influye (en el acto).

Por eso a Julian Assange le cae la condena más grande, el mayor oprobio, el puño de Leviatán.

Y en esas estamos, sin saber qué decir, en la gran desorientación.

La moneda de Facebook triunfará. Por eso le han puesto una multa en USA de 5.000 millones de dólares por los Cambridge Analytics. Previendo lo que viene. El mayor poder del mundo. A lo mejor la Gran Disrupción va por ahí.

___

El victimismo del poder!

___

Todo es susceptible de continuar una frase más… o no.

Lunes 15…

La multa a Facebook ha hecho subir sus acciones.

..

Un explicación sencilla de Libra, la moneda que va a lanzar Facebook, en The Economist: “Si todos los usuarios de Facebook adoptan Libra para comprar y transferir dinero, podría convertirse en una de las entidades financieras más grandes del mundo, reduciendo la soberanía económica de los gobiernos.”

Un artículo de Juan B. Plaza sobre Libra en CincoDías

Mientras llega la Gran Disrupción cuántica IA es posible que la moneda de Fb altere el sistema. Solo con anunciarla ya ha puesto a todo el mundo de los nervios.

Elon Musk va a presentar algo sobre Neuralink

 

TEELL (Todo Está En Los Libros), la editorial de Juanjo Ariño que traduce y publica el futuro (y cosas de ajedrez), ha salido en Heraldo de Aragón este domingo.

 

 

Ya en la web el manuscrito medieval ilustrado “El Libro de Kells”

Estas ilustraciones son la bomba. El libro, hecho a mano en Irlanda, se data hacia el año 800. Los moñacos son estupendos. Y la caligrafía, tipografía manual, amanuense, flipante. Las capitulares, divertidas. Los colores, fastuosos y entonados. El Libro de Kells (en Wikipedia) está ya en línea en este enlace. Consta de 340 hojas en pergamino que casi se pueden tocar en esta digitalización, son los cuatro evangelios a todo color.

Los dibujos son preciosos.

Referencia: https://mymodernmet.com/es/libro-de-kells-digitalizado/

Todas las digitalizaciones del TrinitY Colleger de Dublin: https://digitalcollections.tcd.ie/home/

Para perder la mañana, o la vida…

 

__

Abajo, nos muestra la funda de cuero (natural) de su móvil:

 

El Brexit, una locura más del márquetin brutal

El Brexit es una locura, una más. El Parlamento ha rechazado el plan de salida pactado con la UE que presentaba Theresa May.

El Brexit, que ya se ha ganado la mayúscula, es un fenómeno más de la época. Está en línea con otras locuras que se basan en dinamitar algo que venía funcionando y a ver qué pasa. El ejemplo máximo de este método es Trump. El golpe de los independentistas catalanes, a escala local, es otro ejemplo de manual. Se trata de provocar un grave destrozo y ver qué se puede obtener.

Al menos el márquetin lo tienen asegurado. Todo el mundo habla de esas locuras. Y durante un tiempo los energúmenos que se lanzan a llevarlas a cabo obtienen fama y poder, aunque sea a costa de espolear el caos y la furia. A costa de dividir países enteros durante generaciones.

 

____
Hay un asunto delicado: a la gente que desata o aprovecha estos procesos turbulentos y traumáticos, una vez que han roto todo lo rompible, solo les queda una fase: la guerra.