Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘suciedad’

‘Obstáculos’ en el camino hacia la educación

Larysa Shipko (Madrid)

Les cuento un problema que tengo que superar a diario llevando mis hijos a la guardería. Educar los hijos hoy en día es una tarea difícil. Todo -desde obtención de una plaza en un centro educativo y hasta fin de los estudios- es una carrera de obstáculos.

Nosotros encima tenemos que hacer un ejercicio extra por el camino hacia la Casa de Niños Arroyo Fresno (Madrid, c/ Pico Balaitus, 24), ya que está lleno de los excrementos de los perros, cuyos dueños no se molestan en recogerlos. Yo cada mañana llevo a este centro educativo a mis mellizos de casi 3 años. Y el único camino es una estrecha acera, colindante con un parque con jardines y zona infantil. Imagínense qué habilidades de malabarista he de tener para poder llegar “invicto” con los dos peques cogidos de las manos a la meta. Y si viene alguien de enfrente, ya ni lo cuento.

Por si fuera poco, las zonas ajardinadas tampoco destacan por su limpieza, a pesar de que los servicios de limpieza se matan recogiendo cada dos por tres los “regalitos” depositados en los alrededores. Cuando hace buen tiempo, al problema de la suciedad se une el de malos olores. Veo como solución un llamamiento a los vecinos de la zona para que piensen que la calle es de todos y la obligación de todos es mantenerla limpia. En el caso contrario poner un agente del ayuntamiento para multar a los que no cumplan sería… no sé, a lo mejor también una manera de educar…

Por fin una rejilla desatascada y arreglada

Por Enrique Riaza

Quisiera hacer público mi agradecimiento, lo mismo que en otras ocasiones les he escrito para exponer alguna queja, a los operarios del Canal de Isabel II que limpiaban la rejilla de desagüe, para que no se encharcara el paso de peatones que hay aproximadamente entre el Paseo de Extremadura 151 y 147 de Madrid y que automáticamente operarios del Ayuntamiento tapaban con tierra, ya que los autobuses metían la rueda y los conductores se quejaban. Esta situación se ha producido, ya que se ha asfaltado varias veces la zona con lo cual la rejilla ha quedado casi 15 cm más baja. Esto producía que cada vez que llovía se produjera un charco que casi iba de acera a acera y en los bordes de casi un palmo de profundidad, por lo que si pasabas te calabas hasta los tobillos y cuando pasaba cualquier coche o autobús duchaba a toda la gente que estaba en la acera.

 

 

Hace medio año, después de estar los del Canal toda una mañana limpiando la rejilla vinieron los del Ayuntamiento y la asfaltaron. Hace unos días tuvimos que construir un puente improvisado con unos palés de una obra cercana y casualmente al día siguiente un señor del Canal vino a hacer fotos, yo no sé si por lo que vio o por las veces que ya habíamos llamado para que solucionaran los del charco o trajeran una motobomba para quitar el agua. Para mi sorpresa hace unos días estaban picando toda la zona y limpiando la conducción. Finalmente pusieron la rejilla a nivel del asfaltado actual y a pesar de todo lo que ha llovido no se ha vuelto a producir encharcamiento alguno. Señores del Canal, gracias; señores de Ayuntamiento, no hagan nada, por favor no vaya a ser que se hernien, que lo único que hacen es fastidiar en vez de arreglar las cosas. Adjunto una foto en la que el charco ya estaba casi seco y solo ocupaba media carretera.

Algunos (sucios) hinchas alemanes

Por José Antonio Pozo Maqueda

Y yo que pensaba que, en general, los alemanes eran gente educada y civilizada. Pues bien, el pasado martes 6 de noviembre, seguidores –no se veían apenas mujeres- del Borussia Dortmund dejaron la Puerta del Sol [de Madrid] como un estercolero: todo el suelo de la plaza estaba lleno de botes de cerveza vacíos y bandejitas de cartón. Una vergüenza. ¿Se comportarán estos recios teutones del mismo modo en su suelo patrio? Lo dudo

Barrios abandonados en Madrid: Un gallo decapitado junto a un parque infantil

Por Luis

Quisiera denunciar la dejadez del servicio de limpieza en la ciudad de Madrid; en la avenida Pablo Iglesias, unos 50 metros antes del nº 18, hay un parque infantil, y a 10 metros escasos hay un gallo o una gallina muerta, con las patas atadas y sin cabeza; lleva desde el pasado sábado 6 de octubre y ya es la segunda vez que ocurre; en otra ocasión ya vimos otro gallo o gallina muerta en las mismas circunstancias, pudriéndose. Hoy [lunes 8] sin ir más lejos estábamos varios padres con nuestros hijos en el parque y al pasar un camión del servicio de limpieza le hicimos señas para que parasen, hicieron caso omiso siguiendo su camino. Lo más lamentable es que nos dimos cuenta que uno de los operarios de limpieza miró hacia donde estaba el animal, es decir, ya sabían que estaba allí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Barrios abandonados en Madrid: contenedores llenos

Por Vicente Arribas

Esta foto es una muestra de la suciedad que traen los contenedores del Ayuntamiento de Madrid. Corresponde a la calle Antonio machado a la altura del nº 42; podían ir pensando en algo mas higiénico, pero con este ayuntamiento ya se sabe…


 

 

 

 

 

 

 

Por Mª José

Este es el estado de la calle Delicias casi en la esquina con la calle Batalla del Salado, el 1 de octubre. Además todos las papeleras llenas a rebosar, y las aceras y alcorques de los árboles llenos de basura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Barrios abandonados en Madrid: La zona de Delicias, en Arganzuela

Por Esther Salmador

a) Calles muy sucias, excepto aquellas cercanas a dependencias oficiales (por ejemplo la calle Bustamante, donde el Ayuntamiento tiene el SER, parte de Medio Ambiente…).

b) Vaciado de papeleras: rebosan y no se vacían.

c) Vaciado de contenedores de vidrio y papel y limpieza a su alrededor inmediato. Si han roto cristales fuera del contenedor, ahí se quedan.

d)  Calzadas: baches. Peligroso para coches y viandantes.

e) Aceras: esto es ya una vergüenza. Vamos dando traspiés, nos caemos, se nos caen encima al agarrarse instintivamente.

f) Alcantarillas super sucias o directamente tapadas con asfalto y así llevan años. Luego se forman unas balsas de agua tremendas y ni siquiera las empujan hacia zonas de drenaje: toca saltar a lo bestia o rodearlas.

g)  Las zonas ajardinadas están en pésimo estado de suciedad y abandono, tanto zona de niños como arbolado.

h)   Los faroles-farolillos se apagan cada dos por tres. Si llueve se van fases enteras, y si eres algo cívico llamas al 010 o a Alumbrado Público. Si no, a pesar de pasar la Policía Municipal, Nacional, Samur, ni Dios mueve un dedo y están apagados días y días.

i) En mi zona, Delicias, las áreas cercanas a las vías (que no sé si son del Ayuntamiento o de Adif-Renfe y me da lo mismo porque se  ve claramente que no colaboran entre ellos), están más que penosas y peligrosas. Es cierto que hay indigentes que practican “la tierra arrasada, tipo Atila”. Lo mismo hacen los usuarios de fin de semana de parques y zonas adyacentes, que los lunes están asolados de suciedad. En estos momentos al lado de la estación de tren de Delicias hay un vertedero denunciado hace tiempo por la que suscribe, que representa un peligro de salud pública y nadie ha hecho nada.

j) Las empresas, especialmente las de telefonía, ponen vallas y contenedores, hacen algo y dejan durante semanas los restos de obra o la propia obra inacabada. Por ejemplo, ahora mismo en Vara de Rey, lleva semanas un agujero con vallas… Chapuza y descontrol.

k) No se obliga a los establecimientos con terrazas en las calles a la limpieza de las zonas que ocupan. Todo queda como chapapote, las servilletas vuelan…

Hay una desidia que las instituciones transmiten (por todo lo que no hacen) y permiten a la ciudadanía. Yo ya estoy cansada de escribir al Ayuntamiento para que limpien una espiral y atajo al parque Tierno Galván desde la calle Ramírez de Prado-Juan de Mariana. Si te contestan a los 3 meses te dicen que han “respondido a tu demanda-petición” y no es responder a mi demanda, sino tener incorporado lo que hay que hacer y no tener que ser una ciudadana cantamañanas.

En cartas al Ayuntamiento he sugerido colaboraciones ciudadanas voluntarias (que no obligadas ni para sustituir puestos de trabajo). Pienso que eso nos enseñaría a todos algo respecto a la convivencia, pero la respuesta ha sido cero patatero.

Quiero, por último, hacer una llamada a la explicación perfecta que se ha encontrado: No hay dinero. Creo que no debemos dejarnos atrapar en esa explicación, lo que hay tiene que emplearse de la forma más útil posible, y la infraestructura es básica, lo bonito viene después, los coches oficiales y dietas, etc, también.