Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘ayuntamiento de madrid’

Multas cambiantes: primero por circulación prohibida, después por velocidad excesiva

Por Valentín García Rodríguez

91875-240-180

Imagen de archivo de un agente poniendo una multa de tráfico. (S. GONZÁLEZ/ AGENCIAS)

En las Zonas de Prioridad Residencial de la ciudad de Madrid solo pueden circular vehículos de residentes con el distintivo SER y no residentes con autorización del Ayuntamiento.

Llamé a un hostal de una de estas zonas para reservar habitación, le dije que tenía que acceder con vehículo y me pidió la matricula para enviarla al gestor de la base de datos donde revisan las grabaciones de los vehículos que acceden.

Poco más de un mes recibo una multa de 90 euros, por circular por la plaza de Lavapiés número 6. Como tenía la factura del hostal y un escrito del mismo que les pedí, en el que expresa la dueña que ha sido error suyo al olvidarse de enviar la matricula, hice un recurso a la Subdirección General de Gestión de Multas del Ayuntamiento de Madrid sin más preocupación.

Pero los funcionarios atracadores de la Calle Albarracín, una vez que caes en sus redes, ya les da igual los motivos que tengas. Me contestan al recurso que: “El cinemómetro con el que me multaron ha sido revisado perfectamente y que la velocidad por la que multan mi coche es con la que realmente iba el vehículo…”, ¡pero si el recurso no es de velocidad excesiva sino de acceder a una zona restringida!

Como ha pasado el tiempo de pago en periodo voluntario no hay reducción del 50 %, de manera que pago los 90 € y hago un “recurso de revisión extraordinario” para explicar —algo que ellos sabían bien— que no me multan por exceso de velocidad sino por acceder a zona reservada y esta vez con más rapidez me contestan que no se admite a trámite el recurso por no aportar nada nuevo.

Solo me queda la opción de buscar abogado y recurrir vía judicial, a sabiendas de que ningún abogado se va a pringar por recuperar 90 euros.

 

Marquesinas, los bancos antimendigos

Por A. Arroyo,

Una de las nuevas marquesinas de la EMT que se están instalando en Madrid. (JORGE PARÍS)

Una de las nuevas marquesinas de la EMT que se están instalando en Madrid. (JORGE PARÍS)

Veo con estupor, indignación y rabia que el Ayuntamiento de Madrid esté cambiando las marquesinas que pueblan nuestras aceras y calles.

Estaría muy bien si las existentes fuesen viejas, antiguas, feas o poco funcionales.

Pero no es así. Las marquesinas que hay son buenas, sólidas, bien diseñadas, funcionales y relativamente recientes.

¿Cuántos millones va a costar al erario municipal esta torpe y oscura operación de cambiar lo nuevo y perfectamente válido? Las que se están poniendo de color gris, como la inteligencia del gobierno de la capital, no añaden nada nuevo a las ya existentes.

Eso sí, se les ha añadido un elemento vertical a un tercio del extremo del banco para que nadie pueda dormir ahí estirado a fuer de descoyuntarse las cervicales.

Si hubiese algún indigente que intentara pasar la noche a cubierto de la lluvia, el viento o el frío no podría hacerlo.

Claro, la alcaldesa , muy católica ella, prefiere que un pobre desgraciado al que la vida le ha vapuleado hasta el extremo de no tener un humilde cobijo ni como la caseta de un perro, duerma en el frío y duro suelo y pruebe en su espalda y costillas la dureza del suelo de Madrid, que cada día está más sucio, pegajoso y negro como el hollín.

¿Qué empresa se va a embolsar millones con esta innecesaria operación de maquillaje superfluo, mientras que faltan barrenderos, jardineros, profesores, médicos, jueces e inspectores de Hacienda por supuesta falta de dinero? Otro dislate más de Botella.

 

Sobre la caída de ramas y árboles

Por Sergio Fernández

Una rama caída en Madrid. (EFE)

Una rama caída en Madrid. (EFE)

Leo horrorizado que la solución que propone el Ayuntamiento de Madrid al problema de la caída de ramas y arbolado son podas más drásticas.

Como Ingeniero de Montes que soy, precisamente considero que una de las razones de lo que está pasando son las podas drásticas que se han hecho en el pasado (que afectan a la inserción de las ramas) junto con las podas de debilitamiento que se llevan a cabo para que el árbol produzca menos hojas y así ahorrar en la campaña de recogida de hojas del otoño (confesado por compañeros de profesión que trabajan en las contratas municipales).

Si a eso le unimos la falta de riego en unos casos, o el riego por goteo en otros (que fomenta que los árboles mantengan las raíces superficiales en lugar de profundizar, haciendo que tengan menos estabilidad y menos resistencia cuando falta el agua), resulta en un cóctel explosivo, cuyos frutos es lo que se está recogiendo estos días.

¡Por favor! Un poco más de responsabilidad en el cuidado del arbolado de Madrid, es un patrimonio vivo difícilmente recuperable, ni siquiera en varias generaciones.

Por una educación pública de calidad

Por Miguel Ruiz Rodríguez

El Ayuntamiento de Madrid ha abofeteado a mi hijo. Y probablemente al tuyo, al de tus amigos, a todos los que viven en Madrid. No literalmente, sólo faltaría, pero sí poniendo una gran losa sobre la base de su futuro, su educación.

La escuela infantil de mi hijo es pública de gestión privada. Este año, como casi todas las demás, ha salido a concurso. El equipo educativo que ha estado gestionando dicha escuela, a pesar de sus 30 años de experiencia, de obtener la mayor puntuación en el proyecto educativo, ha perdido la gestión a manos de una empresa de ocio y tiempo libre. ¿Extraño? Para nada. Presentar un presupuesto de unos 17.000€ más barato es garantía suficiente de que la educación va a ser igual o mejor a la que se ha estado impartiendo hasta ahora.

Interior de una escuela infantil. (ARCHIVO)

Interior de una escuela infantil. (ARCHIVO)

Las consecuencias no han tardado en aflorar. A mi cuñado, en la misma situación, le han dicho que las profesoras, al ser menos por problemas presupuestarios, no van a limpiar. La siesta la tienen que dormir todos los niños en un aula y con una única persona a su cuidado. ¿Más de 30 niños para una única persona? ¿Es eso legal?

Pero esto no sólo afecta a nuestros hijos. A una amiga, profesora de una escuela infantil en Móstoles, le han comunicado que este mes sólo va a cobrar la mitad de su sueldo porque no hay presupuesto. ¿Sabíais que una profesora de primaria no llega a ser mileurista? ¿Cómo va a llegar a fin de mes?

Hemos visto en este mismo periódico que una escuela infantil ha dejado sin comer a sus niños por estar en números rojos. Mientras tanto, la red 6000 del Ayuntamiento de Madrid ve su sueldo aumentado en más de un 30%, imagino que los recortes en educación dan para eso y mucho más, como premio a los fantásticos consejos que dan a nuestra querida alcaldesa.

Lamentablemente, esto no conducirá a nada. Creamos una petición en Change.org buscando firmas para intentar revertir esta situación, pero en este país importa más que descienda un equipo de fútbol que la educación de nuestros hijos. Pero si a ti todavía te queda algo de conciencia, por favor, firma, todavía estamos a tiempo de salvar a nuestros hijos.

Madrid despilfarra el dinero en parquímetros imposibles

Por Mª Victoria Leyte

Parquímetros en Madrid. (JORGE PARÍS)

Parquímetros en Madrid. (JORGE PARÍS)

No doy crédito a lo que ven mis ojos a la vuelta de vacaciones. Resulta que cuando aún estábamos aprendiendo el funcionamiento de los mastodontes parquímetros, sin razón alguna, al menos yo no he leído ni escuchado la justificación del cambio, el Ayuntamiento de Madrid deja obsoletos los anteriores para poner otros aún más imposibles y sofisticados que distan mucho de facilitar el manejo para los ciudadanos de a pie.

¿Por cuánto les ha salido el capricho? Claro que tal vez piensen amortizarlos a base de multas y del dinero que se queda por error en el manejo dentro el robot.

Como una sugerencia de mi cosecha, yo creo nos saldría más barato a ustedes y a nosotros que en vez de estos archiperres pusieran unas casetas adaptadas y acondicionada debidamente, regentada por personas que están en el paro, podrían llamarse “agentes para el control de aparcamiento”, se encargarían de cobrar y devolver el dinero que se queda en el maldito invento y además sería una manera de disminuir el paro.

Si pagamos nuestros impuestos municipales tenemos derecho a opinar.

 

Extraña respuesta del Ayuntamiento de Madrid

Por María Cruz Barroso Martín

Me gustaría que publicasen la siguiente reclamación, que hice yo al Ayuntamiento de Madrid, y su correspondiente respuesta, que me hicieron desde alguna galaxia desconocida.

Mi reclamación, bastante sencillita:

“El parque de las estación de Metro Las Rosas está cada día más sucio y deteriorado. Pusieron unas estructuras que sirvieran de apoyo a unas plantas de enredadera, las plantas están avanzando por el suelo porque nadie se ocupa de guiarlas por la estructura. Un parterre de rosales que hay está completamente seco. ¿Es que no hay nadie que limpie esta zona? Es una opinión generalizada entre los vecinos. La zona aledaña por donde discurre el carril bici en las mismas condiciones.”

La respuesta del Ayuntamiento de Madrid fue:

“Madrid, a 27 de agosto de 2014

Estimada Sra. XXXXXXXX:

El Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

El Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

En relación con su escrito, se informa que el seguimiento y el control de los resultados de la ejecución de las prestaciones incluidas en el contrato integral de gestión del servicio público de limpieza y conservación de los espacios públicos y zonas verdes se realiza mediante la obtención de indicadores de calidad de tipo estadístico y objetivo asociados a los mismos.

Parte de la retribución que recibe la empresa concesionaria por prestar dicho servicio está ligada al valor obtenido por cada uno de los indicadores. Estos indicadores miden la calidad y el resultado final de las operaciones realizadas por la empresa concesionaria.

En dicho contrato no se fijan los medios para su realización, sino que se establecen unos estándares de calidad dejando libertad al concesionario para determinar los medios necesarios para conseguir los mismos y adecuar las prestaciones a la demanda de la Ciudad.

Por otra parte, los incumplimientos de contrato contemplados en el Pliego de Cláusulas Administrativas, dan lugar a penalizaciones.

Aprovechamos esta oportunidad para agradecerle la utilización del Sistema de Sugerencias y Reclamaciones, así como su interés en la mejora de los servicios públicos prestados, quedando a su disposición por si en el futuro detectase alguna incidencia que hiciera necesaria la intervención de los Servicios dependientes de esta Dirección General”.

¿Se han enterado de que el parque está hecho un asco o no? Y sobre todo ¿van a solucionar los problemas de suciedad y demás? Porque yo con esta respuesta no me entero de nada.

Plaga de escarabajos en el barrio madrileño de Moratalaz

Por Marta Crespo Neira

Un ejemplar de escarabajo galeruca. (JORGE PARÍS)

Un ejemplar de escarabajo galeruca. (JORGE PARÍS)

Quería llamar la atención sobre la situación que vive el barrio de Moratalaz desde comienzos de verano. Además hay otros barrios afectados como Vallecas y Carabanchel, y también el municipio de Leganés.

Según dice el Ayuntamiento de Madrid, la plaga de galerucas [un tipo de escarabajos] que se comen los olmos de Madrid no es tal, no les parece alarmante.

Pues bien, desde junio llevamos unos lindos acompañantes en el pelo, en la ropa, incluso podemos servirlo como acompañamiento en las comidas, porque se cuelan por todas partes.

Todas las hojas del barrio, y digo todas, están completamente comidas y agujereadas, y muchas han comenzado a caer al suelo como si se tratase de la estación otoñal.

Además en el último mes hemos visto caer innumerables ramas de los olmos, que deben encontrarse debilitados, y en algunos casos se ha precisado de la intervención de bomberos.

¿Cuándo van a hacer algo? ¿Hay que esperar a que una rama mate a alguien para que intervengan? ¿Después de cuántos años piensan fumigar?

Aquí no hay turistas paseando bajo los árboles como en el Retiro, así que no interesa solucionar el problema. Tal vez cuando las ramas empiecen a caer cerca de colegios o centros de mayores se decidan a actuar.

————————————————————————————————————————————————–

ACTUALIZACIÓN

Con fecha 8 de agosto, la Junta Municipal del Distrito de Moratalaz ha enviado a 20minutos la siguiente nota de prensa, que reproducimos en su integridad:

————————————————————————————————————————————————–

Sobre la galeruca del olmo en Moratalaz

La galeruca es un coleóptero que ataca de forma específica a los olmos, una especie ornamental muy común en el arbolado urbano de muchas ciudades. Se trata por lo tanto de una situación que en ningún caso es exclusiva de Madrid, ni mucho menos de Moratalaz, si no que está afectando a otros muchos municipios.

Su incidencia es variable en función de la climatología y se multiplica en épocas de calor y falta de lluvias, como la actual.

Tanto la Junta Municipal como el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad trabajan de forma activa en la erradicación de la galeruca. Teniendo en cuenta especialmente la gran densidad del arbolado en Moratalaz se deben hacer las siguientes consideraciones para que los vecinos del distrito cuenten con datos e información:

  • Si bien pueden resultar molestos, los insectos que atacan a los olmos son completamente inofensivos para la salud humana.
  • La galeruca, según nos transmiten los técnicos de Medio Ambiente, no pone en peligro la supervivencia de los árboles ni su integridad. Sólo se alimenta de sus hojas.
  • No existe un tratamiento preventivo que evite con garantías su aparición. La FAO desaconseja los largos tratamientos a base de fumigaciones por su toxicidad.
    Aplicación de  tratamientos fitosanitarios contra la galeruca del olmo en la Calle Corregidor Juan Francisco de Luján, en Moratalaz. (JMD Moratalaz)

    Aplicación de tratamientos fitosanitarios contra la galeruca del olmo en la calle Corregidor Juan Francisco de Luján, en Moratalaz. (JMD Moratalaz). [En el correo electrónico se señala que se efectuó el 7 de agosto].

  • Por ello, sólo se puede tratar la galeruca una vez detectada su presencia mediante tratamientos fitosanitarios.
  • La Junta Municipal de Moratalaz ha trasladado a la Dirección General de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos la necesidad de hacer un tratamiento global en todo el distrito. Además, se han comunicado todas las incidencias con su localización concreta en cuanto se han conocido. En ese sentido, hay que destacar y agradecer la valiosa colaboración de los vecinos y la utilidad del servicio de Lineamadrid.
  • Hasta el día 6 de agosto se habían llevado a cabo 58 intervenciones contra la galeruca del olmo en el distrito de Moratalaz mediante tratamientos fitosanitarios.
  • Durante estas semanas los trabajos han continuado y se van a prolongar en los próximos meses de calor, atendiendo en todo caso las solicitudes de los vecinos.
  • Los vecinos de Moratalaz pueden comunicar incidencias y solicitar actuaciones por varias vías:

A) A través de Lineamadrid:

-Presencialmente en la calle Fuente Carrantona 10.

-Por teléfono, llamando al 010.

-Por twitter, haciendo mención a @lineamadrid,  indicando de forma concreta la localización.

B) Mediante la aplicación “Un alcorque, un árbol”, que permite solicitar intervenciones individualizadas para cada ejemplar del arbolado viario. Se accede a través de: http://unalcorqueunarbol.cloudapp.net/indexplain.html

Proyectos de Botella

Por Manuela Ortiz

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

La alcaldesa Ana Botella prepara las municipales dispuesta a repetir. Me quedo con una propuesta de su programa sobre la limitación de manifestaciones en el centro de Madrid.

Esto no sería limitar un derecho constitucional sino hacerlo compatible con el derecho de todos para que la vida diaria se vea afectada lo menos posible, en palabras suaves. Sólo por esto votaría a la actual alcaldesa.

La otra razón de mi voto es que ha logrado cuadrar las cuentas del Ayuntamiento en un tiempo de crisis y austeridad necesaria. Esto es un hecho y un buen paso en la debida dirección.

Pasividad ante una subestación eléctrica pegada a un colegio

Por Pilar Moreno

Soy vecina de Chamberí y abuela de unos niños que estudian en el colegio El Porvenir (sito en la calle Bravo Murillo, 85), que tiene dos edificios. Uno de ellos es un nuevo aulario construido este año justo al lado (a una distancia inferior a siete metros) de la subestación eléctrica de Metro de Madrid que da servicio a la línea 1 del metro, una distancia demasiado escasa que no parece la más recomendable ni segura para que una instalación eléctrica de tal envergadura comparta área con un colegio donde hay guardería también y bebés con menos de un año. Es obvio que por el transformador de una subestación activa como ésta, que abastece de electricidad a una línea como la 1, tiene que pasar una gran carga de potencia eléctrica, a pesar de su blindaje. Pero ¿cuál es la tasa, la cantidad de ondas electromagnéticas que recibe el colegio y, por tanto, los niños? Estos datos no son públicos.

La subestación, de aspecto abandonado e incierta actividad, y el papel que juega en su cercanía al centro nos ha llevado a plantearnos por qué un colegio como éste, en Chamberí, tiene que estar pegado a una instalación así cuando otros colectivos de vecinos en situaciones similares en otros barrios han exigido el alejamiento o retirada de estas subestaciones, ya que a día de hoy sabemos que no son inocuas.

Una niña dibuja en una pizarra de su colegio. (GTRES ONLINE)

Una niña dibuja en una pizarra de su colegio. (GTRES ONLINE)

Pero además, el Ayuntamiento de Madrid, en su proyecto de reordenación de las cocheras de Metro de Cuatro Caminos y reordenación urbana de la zona, tiene previsto soterrar la subestación eléctrica de Cuatro Caminos, -llevarla bajo tierra sin contemplar alejarla del colegio a una distancia segura-, lo cual puede entrañar nuevos riesgos para la salud de los niños y los profesores, ya que los expertos advierten de que el soterramiento de las subestaciones eléctricas incrementa la tasa de radiación en la superficie. Aunque se blinden, las medidas de aislamiento, para ser realmente efectivas, requieren inversiones millonarias que no suelen efectuarse.

Es reprochable que a estas alturas un colegio esté literalmente pegado a una subestación eléctrica como ésta cuando muchos estudios científicos de envergadura han encontrado un aumento de leucemias infantiles en población sometida a una cierta distancia o potencia de ondas electromagnéticas aunque los daños se aprecien a veces a medio o largo plazo. Según los expertos en la materia, aunque ahora no diera problemas visibles, los puede dar luego. Y, ante la duda, prevención. Pero me temo que los intereses que se puedan generar en este área de Chamberí, donde se construirán pisos de lujo y se creará un vínculo peatonal con el parque del Canal de Isabel II, puedan ser más importantes que un colegio pared con pared con una subestación.

Parece que ni Metro de Madrid, ni el Ayuntamiento ni el colegio el Porvenir toman en consideración la inmensa información científica que existe sobre los efectos de las ondas electromagnéticas en la salud de la población –y en los niños-. Y más grave es que se ciñan a la que saben que es una legislación obsoleta que en sus mediciones no contempla los criterios científicos. Sin embargo, son varias las recomendaciones de organismos internacionales como la OMS o la Agencia Europea del Cáncer, que ha catalogado las ondas electromagnéticas como posiblemente cancerígenas, y la UE, que ha pedido a los Estados miembros que adviertan a los ciudadanos de ello y apliquen el principio de precaución en su uso, sea wifi, teléfonos inalámbricos, antenas, subestaciones como ésta… Existe una gran desinformación ciudadana al respecto y gran desinterés por las autoridades para fijar criterios adecuados de prevención.

Una decepción que un colegio tan querido como éste no defienda en el proyecto municipal que sus niños estén lejos de esta subestación en pleno siglo XXI y que, tras inaugurar el nuevo aulario, eliminara del muro que comparte con el edificio de Metro de Madrid la señal de peligro que señalizaba estas instalaciones porque ahora es una zona muy transitada por niños y padres.

Esta sociedad trata a la educación como una mercancía

Por Celeste Stecco

Una escuela infantil de Madrid (BERNARDO DE RODRIGUEZ/EFE)

Una escuela infantil de Madrid (BERNARDO DE RODRIGUEZ/EFE)

En educación infantil no se trata de estimulación temprana, tampoco de aplicar técnicas; no se trata de entrenar niños ni de dejarlos solos en nombre de una supuesta autonomía. Se trata de acompañar a un niño/a en su búsqueda vital, de respetar y amar la singularidad de cada uno de ellos, de esperarles, de dejarles inventar y descubrir… Para esto, un técnico en educación no es suficiente, hace falta un maestro.

En el barrio del Retiro de Madrid tenemos la suerte de que haya un lugar así, se llama Las Nubes. Una escuela infantil que desde hace diez años es sostenida por un equipo decidido a acompañar, desde el respeto y el amor, a cada uno de los niños que comienzan aquí a transitar la vida. Ahora Las Nubes corre el riesgo de dejar de existir.

Vivimos en una sociedad en la que se trata a la educación como una mercancía. ¿Cómo sacar a subasta “la vida” de una escuela? ¿Cómo entregar una escuela infantil al mejor postor? Esto, que parece increíble, es lo que está pasando con las escuelas infantiles en Madrid.

Hace unos años, cuando un equipo educativo quería hacerse cargo de una escuela infantil debía presentar su proyecto educativo y dar cuenta de cómo sostendría la vida de esa escuela. Maestros, propuestas educativas y experiencia se ubicaban en el primer plano a la hora de que el ayuntamiento puntuase la solvencia de un equipo para adjudicarle la gestión y la vida de una escuela.

Actualmente las cosas han cambiado. Atrás han quedado esos tiempos en que las escuelas infantiles se gestionaban sin ánimo de lucro. Hoy el propio ayuntamiento las ha convertido en un negocio instaurando una guerra de precios en la que pelean distintas empresas de multiservicios buscando hacerse con el botín.

Ya no hace falta ser maestro ni dar cuenta de tus capacidades. Hoy, si eres una empresa especializada en servicios de limpieza o un centro comercial y te comprometes administrar una escuela infantil por 0,01€ por debajo del presupuesto, el ayuntamiento baja el martillo entregándola a la empresa ganadora.

Por esta razón, defendemos el deseo de los maestros como motor de la educación y los padres decimos ¡No me bajo de ‘Las Nubes’! Luchamos porque Las Nubes siga existiendo, cuestión que solo se conseguirá si las personas que forman su equipo educativo siguen siendo las que son.