Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘voto’

Dispuestos a pactar con el diablo si fuese necesario

Por Rafael Bueno

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias (EFE).

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias (EFE).

Ahí tienen ustedes a los políticos, los mayores enemigos del pueblo, una vez más, centrados sólo y exclusivamente en la defensa de sus particulares e indecentes privilegios. Es lo único que les importa.

Dispuestos a pactar con el mismísimo diablo si es necesario, y a comprar todo tipo de voluntades; por supuesto, con nuestro dinero. Dinero que no tiene el pueblo para cubrir sus necesidades básicas, ni para que sus hijos tengan un futuro mínimamente digno.

Pero como en esta dictadura de partidos el pueblo pinta menos que en la franquista, pues ellos a lo suyo.  ¿Por qué no recortan sus privilegios y cierran todos esos organismos inútiles que hay, como por ejemplo el Senado, las Diputaciones, los Reinos de Taifas de las Autonomías, y un larguísimo etcétera? Por ahí se va el dinero a chorros, porque ya casi hay más gente chupando, que aportando.

No hay país, por muy rico que sea, y no es precisamente nuestro caso, que aguante tal sangría de dinero. ¿Cuánto vamos a durar así? ¿Por qué no obligan a devolver el dinero a los que tan descarada e impunemente han robado, hasta arruinarnos a todos? Pero la culpa la tienen todos los que van a votar, porque así están manteniendo esta estafa política partitocrática que padecemos, y que nos tiene arruinados y oprimidos

¿Sería muy estúpido plantearse la creación de un carnet de votante?

Por Daniel Ramírez Martín

Una persona metiendo su papeleta en un sobre (Europa Press).

Una persona metiendo su papeleta en un sobre (Europa Press).

Las recientes decisiones políticas tomadas a lo largo del mundo me han hecho plantearme una pregunta: ¿Cuál es la inteligencia media del votante?

No estoy hablando únicamente de España, donde el partido con más casos de corrupción de la democracia ha vuelto a vencer en las elecciones generales, aumentando el número de votantes. La reciente victoria del brexit en Reino Unido, a la cual siempre había considerado una de las sociedades más capacitadas para el acto del voto, denota una falta de conocimiento por parte de dicha sociedad. Pasando por el ascenso de popularidad, ganándose el apodo de candidato a la Casa Blanca, de Donald Trump al otro lado del charco.

Todos estos hechos me hacen pensar en la calidad, llámenla intelectual, de las sociedades modernas. Y no estoy hablando, en ningún caso, del nivel de estudios de una persona, eso no tiene nada que ver, pero ¿realmente estamos capacitados para decidir nuestro futuro y el de todas las personas que nos rodean con nuestro voto?

De todo problema planteado se puede sacar una solución, y es que ¿sería tan estúpido plantearse la creación de un carnet de votante? No estaríamos hablando de un examen demasiado complicado, solo algo que permitiese saber si una persona realmente está capacitada para votar, y es que, bajo mi punto de vista, el voto debería ser algo que se gana y no un derecho. Creo que esto llevaría a una mejora de la calidad política de nuestro país, y ya que los políticos son un reflejo de la sociedad, a su vez llevaría a mejorar la calidad de la sociedad en la que vivimos.

 

Acaba con el sistema, no votes

Por Rafael Bueno

Una urna para votar en las elecciones (Europa Press).

Una urna para votar en las elecciones (Europa Press).

Yo sé perfectamente por qué no voto el 26-J. Lo que no sé es si todos los que van a votar, saben por qué lo hacen.

La casta política insiste en que hay que votar, claro, es precisamente lo que les interesa a ellos. Al igual que la estafa de los trileros, necesitan que la gente participe, para poder mantener su “negocio”. En este sistema oligárquico-partitocrático, son los partidos políticos los que ostentan la soberanía y los que eligen en listas cerradas y bloqueadas. Listas, que el pueblo se tiene que tragar a la fuerza.

Si aquí los políticos son el problema, como lo son; lo que hay que hacer es botarlos, en lugar de votarlos. Y la única forma pacífica de botarlos, es no votando, para que el sistema se caiga solo. Por lo tanto, todos los que van a votar, incluso los que votan en blanco, tienen la culpa de mantener lo que padecemos. ¿Está claro?

Cuando haya Democracia con separación de poderes y el ciudadano pueda elegir y destituir directamente a sus representantes, yo iré el primero a votar ¿vale?

Las campañas de difamación contra Podemos

Por Ángel Estévez García

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (EFE).

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (EFE).

Desde hace tiempo se ha lanzado una inusitada campaña contra Podemos de toda clase de acusaciones infundadas y que aún desmentidas siguen haciendo su efecto. Toda clase de difamaciones y mentiras, pero el colmo es la acusación cínica que lanza el PSOE a Podemos de ser culpable de que el PP siga en el Gobierno, por no haberse unido a un pacto contra natura con la derecha.

Y yo pregunto, ¿qué pinta un partido supuestamente de izquierdas pactando con la derecha? ¿Acaso con tal de ser presidente del Gobierno vale cualquier cosa? No es lo mismo una política social que una política de recortes. Pero también los votantes tenemos mucha responsabilidad, votar a corruptos es potenciar la corrupción.

Hay que tener en cuenta que el PSOE hace tiempo que dejó de ser de izquierdas, al servicio de sus barones con Felipe González a la cabeza, con sus chanchullos de puertas giratorias.

A Podemos se le exige una perfección que no existe y que no se le exige a los demás. Creo que Podemos e IU representan la auténtica izquierda y el cambio necesario. Ya está bien de campañas de difamación.

Votar o no votar

Por Ángel Villegas

Elecciones (Europa Press).

Elecciones (Europa Press).

Hay quien dice, con todo su derecho, que no piensa votar en las elecciones que nos esperan; alegan que están hartos, que los políticos les han llevado al hastío, unos por unas cosas y otros por otras; que son todos iguales y que en todas partes cuecen habas.

Yo también estoy harto pero, a pesar de todo, sí pienso votar. No quiero quedarme al margen, no quiero dejar de expresar mi opinión respecto a la legislatura pasada y no quiero dar un cheque en blanco a nadie. Tampoco creo que todos sean exactamente iguales o, por lo menos, unos son más iguales que otros. Y, desde luego, no en todos los calderos se cuece la misma cantidad de habas.
Voy a votar, porque es una de las cosas que podemos hacer los ciudadanos; algo que nos permite la democracia y, por ello, no pienso renunciar a mi derecho. Y lo hago con la esperanza de que mi voto valga, por lo menos, un poquito más que si no lo hubiera emitido. Lo hago porque, durante muchos años no lo pude hacer y tuve que aguantar calladito lo que me echaran. No me quedaré en silencio.

Casta política, basta ya

Por Rafael Bueno

El Congreso de los Diputados (Europa Press).

El Congreso de los Diputados (Europa Press).

Señores políticos, basta ya de abusar y engañar. Ustedes saben muy bien que no representan al pueblo, sino a los partidos que os imponen en esas listas cerradas y bloqueadas. Ustedes saben igualmente, que esto nunca ha sido una Democracia, sino una Partitocracia pura y dura, que mantuvo la oligarquía de poder del franquismo.

Ahora hay que repetir elecciones, porque ustedes no se han puesto de acuerdo en la defensa de vuestros intereses particulares, sin importar los del pueblo. No hay derecho a que vivan ustedes como dioses a costa de un pueblo pobre y sin futuro, por vuestra culpa.

Ni hay derecho a que las cárceles estén llenas de pobres robagallinas, mientras que los grandes saqueadores permanecen impunes, al no haber la imprescindible separación de poderes que garantice una mínima justicia. ¡Basta ya!

¿Van a esperar ustedes a que el pueblo reviente?

El Gobierno que pudo ser y no fue

Por Miguel Fernández-Palacios Gordon

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma de su acuerdo de investidura fallido (EFE).

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma de su acuerdo de investidura fallido (EFE).

En los más de cuatro meses transcurridos desde las elecciones hemos asistido a unas negociaciones fallidas en las que unos han optado por pactos contra natura, otros por preservar sus principios y, los de más allá, acaudillados por el tancredismo, se han sentado impertérritos a la puerta esperando sacar algún beneficio. Y, de este modo insólito, hemos llegado a la nueva convocatoria electoral. Todos son responsables y por ello el juego de las justificaciones no debería ser el de buscar culpables.

Es injusto argumentar que votar no al acuerdo entre PSOE y C’s es votar al PP. De los resultados de diciembre se deducía que una mayoría de votantes estaba de acuerdo en tratar de dar un giro de 180 grados a las políticas conservadoras, que han generado centenares de miles de marginados sociales y dejado recortes en libertades y servicios públicos esenciales, no de aplicar un mero barniz cosmético.

En este tiempo el PSOE, que lleva en sus siglas la S de socialista y la O de obrero optó, debido a presiones internas y externas, por un pacto antinatural que hubiera consolidado varias reformas del PP. En cualquier caso es descorazonador, si se considera su origen, que se haya decantado tenazmente por aliarse con la derecha, aunque no tanto si se examina su deriva de las últimas décadas. Tal vez si hubiera explorado una alianza de izquierdas, que contaba con más apoyos que el pacto reclamado, a estas alturas Rajoy sería un okupa en la Moncloa a punto de ser desalojado y el cambio estaría iniciando su esperanzadora andadura en España.

¿Nos lamentaremos en junio del Gobierno que pudo ser y no fue?

Si Pablo Iglesias diera un paso atrás

Por Concha Vicente
231316-944-629Mi voto el 20 de diciembre va a ser para Podemos. No me gusta Pablo Iglesias, Ha dicho demasiadas tonterías, ha empleado un tono para “arengar a las masa” que recuerda a los profesionales de la demagogia, ha empleado un lenguaje ofensivo para hablar de Izquierda Unida y de Alberto Garzón, ha demostrado una arrogancia y una soberbia que contrasta  con la humildad a la que ahora se ve abocado por los malos pronósticos de los sondeos sobre la intención de voto para Podemos.
Voy a votar a Podemos porque Podemos no es el partido de Pablo Iglesias sino el partido de la gente. Es el partido que intenta conseguir que sea la propia gente, las personas todas que conformamos la sociedad, las que tomemos las riendas de nuestras propias vidas y dirijamos el curso de la vida política y social.
Aunque Podemos cuenta con mi voto incondicional creo que muchos votos se podrían ganar si Pablo Iglesias diera un paso atrás y alguien más idóneo diera un paso adelante.

¿Dónde ha quedado mi derecho de voto?

Por J. F.

El próximo día 27 de septiembre los catalanes pasan a las urnas para elegir un parlamento regional. Siendo español empadronado en Terrassa viviendo en Francia, inscrito en el CERA (Centro Electoral de Residentes Ausentes) en el Consulado General de España en Perpiñán, tengo derecho a voto. En las últimas elecciones al Parlamento Europeo recibí la documentación para votar por correo 3 días más tarde de la fecha límite para enviar mi voto por correo postal. Así que no pude ejercer mi derecho a voto.

El pasado 7 de agosto recibí por correo postal la documentación para la solicitud de voto a las elecciones del Parlamento de Cataluña. Para acelerar los trámites lo hice por internet el día 8. Inscripción efectuada, el justificante de la inscripción por internet me fue entregada también por la red. Viendo que el tiempo pasa y no recibo nada me pongo en contacto con el centro electoral; me dicen que la documentación ha sido enviada a los residentes en el extranjero a partir del día 1 de septiembre. Quedan 10 días para las elecciones y todavía no he recibido la documentación para dicho voto. En el Consulado me han dicho que no saben nada, que las documentaciones fueron enviadas desde el 1.

Cierto, quedan todavía 9 o 10 días, pero me da el presentimiento que no podré ejercer mi voto como ocurrió para las elecciones europeas. Si es así es una vergüenza privar de voto a residentes en otros países. No quiero ni me gustaría pensar que es una maniobra política, pero tengo ese presentimiento.

(Pau Cortina / ACN)

(Pau Cortina / ACN)

Es cierto que los votos de residentes en el extranjero pueden influir en los resultados finales y con ello estropear los planes de ciertos politicuchos. Si yo fuera simplemente un caso aislado no tendría influencia en los resultados, pero si se trata de miles de personas en este mismo caso se tendrían que denunciar esas irregularidades ante los medios de comunicación. Entre tanto quedo a la espera de esa documentación con la esperanza de poder ejercer mi derecho a voto.

Parece que la población acepta la corrupción

Por José María Rodríguez García

No cabe otra conclusión, que se despenalice, por tanto. Que se vote a partidos con imputados, encausados, investigados o con sombras de dudas sobre su gestión, lo pone claramente de manifiesto.

Parece que un alto porcentaje de la población, asume, acepta, alienta la corrupción o no hace nada por evitarla. ¿Pasaría lo mismo si sobre un político o candidato a cargo público existiera alguna sospecha sobre un delito de pederastia?

Marcos Martínez fue uno de los 51 detenidos por la Guardia Civil en la trama de corrupción municipal y autonómica. (EFE)

Marcos Martínez fue uno de los 51 detenidos por la Guardia Civil en la trama de corrupción municipal y autonómica. (EFE)

Supongo que no, que esa línea no se cruzaría y el repudio sería generalizado. Alguna puerta giratoria por los servicios prestados se le buscaría. Pero no sé, en política, en nuestra España actual todo cabe.

Lobbies presionando claramente para que gobiernen determinados partidos, declaraciones de políticos acusando a otros de alentar el terrorismo, mentiras tras mentiras negando la realidad más evidente, destrucción de documentos públicos antes de abandonar un Ayuntamiento… No sé, cualquier día empezamos a justificar los golpes de estado y nos quedamos tan tranquilos y nos parece tan normal.

Total, si ya nos cuestionamos las sentencias judiciales cuando no conviene o esperamos a que muera alguien para que los políticos tomen decisiones. ¿Cuándo llegaremos a la catarsis?