Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘discurso’

PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos: mientras vosotros habláis, yo tengo la miseria en una cuenta bancaria

Por Adela de Pablo

Me gustaría saber todo lo qué he hecho mal, quizás así pudiera justificar todos los sinsabores de mi vida. Mira que luché por tener una vida bonita, no buena, sólo bonita, y cuando digo eso es porque quise hacer lo que muchas hacen; de lunes a viernes trabajar, llevar al colegio a sus hijos, recogerlos, cenar, discutir, levantarse y así durante 5 días consecutivos.

También me hubiese gustado y mucho, ir los viernes a cenar al burger, al japonés o al italiano, y si no en casa, palomitas y pizza, a lo mejor ese día también tocaba discutir, por elegir el canal de la tele. Pero vaya, eso no salió bien.

Los líderes de los cuatro partidos políticos más votados (20 Minutos).

Los líderes de los cuatro partidos políticos más votados (20 Minutos).

Ahora, todas las mañanas pongo las noticias en la tele, porque yo elijo el canal; ahora sí que estoy y me siento sola. Esta es mi rutina: encender la televisión, desayunar un zumo de dos naranjas, dar de comer a mis gatas, hacer café y tomármelo con tres pastillas, una es para que “rule” la vida y las otra para que no me salga de ella.

Trabajo de teleoperadora en un CEE (Centro Especial de Empleo, 4 horas, 520 euros al mes, netos), y mientras hago todo esto, os veo, os oigo y os siento. Habláis de tantos derechos, os enojáis, insultáis, humilláis y defendéis a ultranza como si en ello os fuese la vida, pero bien sabéis que es mentira, que si la vida os planta, vuestros principios cambian de pareja. PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, ¿qué más da? Si mientras vosotros habláis, yo tengo la miseria en una cuenta y la desgracia en el alma, porque yo he trabajado toda la vida y ahora estoy desnuda frente al espejo y vacía frente a la vida.

65% de discapacidad, eso por enfermedad mental. No me dan más de cuatro horas, porque según dicen “no hay más trabajo y para todos no llega”. Es razonable, mi empresa percibe 4.100 euros/año por mí, que tengo una enfermedad mental superior al 65% (Yo percibo al año 5.720 euros netos).

Seguid hablando. Yo mientras me visto, desayuno y de paso os insulto en voz alta y solo, tan solo pido, no sé a quién, que todos y cada uno de vosotros, tengáis el privilegio de vivir y disfrutar un mes de mi vida; cambiaréis vuestro discurso, os lo aseguro.

Porque cualquiera puede ser yo y yo puedo ser cualquiera.

 

En defensa de la palabra

Por Enrique Chicote

Gallardón, Sáenz de Santamaría y Rajoy, en el Congreso. (EP)

Gallardón, Sáenz de Santamaría y Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EP)

En España, tan grave está siendo el deterioro de las condiciones sociales como la devaluación de la palabra y su uso torticero. Nuestros políticos han hecho diabluras para que esto sea así. ¿Cuántas veces les hemos oído decir “digo” donde dijeron “Diego” solo unas horas antes y quedarse tan tranquilos? Una de sus prácticas habituales es negar la evidencia cuando el asunto les es desfavorable y amplificarla hasta hacerla irreconocible cuando les reporta algún beneficio. A menudo se premian unos a otros con palmadas en la espalda después de llenar el discurso del día de palabrería vana.

No les importa ampliar, cada vez más, el trecho que va del dicho al hecho, porque piensan que todo se lo perdonaremos si consiguen meternos más euros en el bolsillo. Lo peligroso es que el mal está calando en el cuerpo social y el embuste goza de mayor indulgencia. ¡Qué lejos quedan aquellos tiempos en los que la palabra merecía respeto!

Vergüenza ante la imagen de nuestro país

Por Víctor Cárdenas Fernández

No me gusta quejarme, porque si no estás de acuerdo con algo ponte en marcha y actúa para cambiarlo. Tampoco entro en filiaciones políticas de uno u otro símbolo, al final lo realmente determinante sonAros olímpicos las personas y no los colores. Ahora bien, quiero reflejar la sensación de vergüenza sufrida durante la exposición final de la candidatura de Madrid a los juegos de 2020.

Partiendo de la falsedad del dogma de que solo los más preparados terminan accediendo a los puestos de mayor responsabilidad en una sociedad, valoro el esfuerzo realizado por la alcaldesa de Madrid o el presidente regional (si no estás capacitado, al menos, que no se note), pero lamento profundamente la imagen de nuestro país proyectada por el presidente del comité olímpico español (el carácter internacional del cargo es inherente al mismo) y, fundamentalmente, por el presidente de la nación. Discurso vacío de contenido, leído (único miembro de la delegación en hacerlo) y en el único idioma que domina, el de nacimiento.

No conocía profesionalmente a J. A. Samaranch o a Víctor Sánchez, pero me sentí orgulloso de su exposición y la desenvoltura mostrada, así como de la de Pau y Felipe de Borbón. Somos quienes nos representan.

La niña más valiente del mundo: “Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo”

Por Pedro Serrano Martínez

MalalaEstas contundentes y certeras palabras las ha pronunciado Malala, recientemente, en un conmovedor discurso ante la Asamblea General de la ONU, donde le rendían un homenaje en su decimosexto cumpleaños. Malala, a la que ya califican como la niña más valiente del mundo por su coraje y determinación, pidió en su discurso “educación para todos” y defendió que la única vía para cambiar el mundo son “los libros y las plumas”.

Como ya sabrán, Malala es una niña paquistaní que sufrió un ataque brutal de los talibanes en octubre de 2012 por defender la educación de las niñas. “Pensaron que con sus balas me callarían para siempre, pero fracasaron. Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas”, ha dicho esta joven ante la Asamblea.

Cuánta razón tiene esta niña decidida y valiente. Solo la educación nos puede rescatar de la cerrazón y de la bestialidad. Solo la formación y la cultura nos pueden librar de las tinieblas y ofrecernos nuevos horizontes. Solo los libros nos pueden despejar el camino hacia la libertad personal. De modo que, como dice Malala, luchemos por la escolarización universal. Tomemos las armas más inofensivas y más poderosas a la vez para cambiar el mundo, para neutralizar la sinrazón y la barbarie.