BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

¿Qué fue del fabuloso LaserDisc?

Ya lo dije una vez: soy una nostálgica empedernida. Me niego a tirar un aparato que sigue funcionando, por más años que tenga. ¿Qué culpa tienen de haberse quedado obsoletos? Por eso mi casa está llena de cassettes y vídeos VHS, con películas y grupos musicales que ya no existen. Me niego a desprenderme de algo que es útil.

También guardo discos de vinilo, disquettes de ordenador, minicintas de videocámara, una grabadora de cinta y por supuesto mi querido walkman.

En toda esta colección de mercadillo oldie solo me falta una adquisición: el LaserDisc.

vhs vaporwave cybeunk webpunk pixel8or

Aún recuerdo la primera vez que vi uno, fue en Madrid Rock, esa emblemática tienda de música de la Gran Vía madrileña que desapareció hace muchos años y que ahora es una tienda de ropa. Me quedé alucinada viendo ese disco plateado, del tamaño de un disco de vinilo pero muchísimo más molón, era como ver un objeto del futuro. Aún no había visto ningún CD, pero se le parecía bastante, solo que era mucho más grande.

80s pioneer laserdisc laservision

Era el no va más para ver una película, por lo visto tenía mucha mejor definición de imagen que el VHS y el vídeo Beta, yo no puedo decirlo porque no tuve ese privilegio.

“Es el futuro”, se pensaba en aquella época.

animated 80s 1980s cgi ld

Pocas veces un lanzamiento tecnológico fue tan catastrófico. Se comieron el LaserDisc con patatas, básicamente por dos razones: porque solo era apto para ricos y porque no se podía grabar en él, cosa que, por entonces, los vídeos VHS sí hacían.

Por si fuera poco, a pesar de su enorme tamaño solo tenía capacidad para grabar como mucho 60 minutos de película por cada lado. Sí señores, porque había que darle la vuelta, como los discos de vinilo. Y aquello era tan divertido que si querías ver una peli de muchas horas además tenías que cambiar de disco y todo, con el consiguiente sableo al bolsillo.

dad dvd

Para evitar ese engorroso ir y venir del sillón, algunos modelos (supercaros) incluían un sistema que cambiaba el disco de cara de forma automática.

Lo bueno era que el lector láser podía ir a cualquier punto de la película en un momento, y te podías saltar el rebobinado y el tedioso botón del ‘ff’ (fast-forward).

Entre esto y la carga de juegos en el Spectrum, cuánto tiempo perdido en nuestras vidas…

  • vhs vcr rewind please rewind

Esta capacidad de saltar de un lugar al otro del disco favoreció la aparición de algunos juegos ‘animados’ como el famoso Dragon’s Lair, lo que hubiera dado por poderlo probar.

Otra de sus ventajas es que contenía dos pistas de sonidos, ideal para incorporar los comentarios del director, y al ser un formato óptico los discos no sufrían el desgaste ni el deterioro de sus rivales, las cintas de vídeo.

A pesar de su aspecto plateado y futurista, el LaserDisc en realidad era muy cutre: estaba formado por dos discos de aluminio pegados con pegamento, uno muy malo que hacía que los discos se corrompieran al cabo del tiempo. Y además eran analógicos. Osea, nada de digital: utilizaban modulaciones de frecuencia por anchura de pulsos que al pasar por el lector láser del reproductor se convertían en una onda portadora que se traducía en la imagen y el sonido.

Para que nos entendamos: era como la señal antigua de la televisión, esa de los tiempos arcaicos, antes de la TDT.

vaporwave cybeunk webpunk pixel8or laser disc

 

Investigando un poco he encontrado algunos datos sobre el origen de este invento gafe. Fue presentado oficialmente como ‘Discovisión’ en 1972, después de varias décadas de estudio. Y tuvo muchísimos nombres más, hasta que Pioneer compró el formato y lo comercializó como LaserDisc en la segunda mitad de los 80. Con sus consiguientes reproductores.

Los primeros LaserDisc salieron al mercado un 5 de diciembre de 1978 en Atlanta (EE UU), cuando hacía ya dos años que el vídeo VHS circulaba por el mundo. Y con solo cuatro años de ventaja respecto a su hermanito pequeño, el Disco Compacto, más conocido como CD. Osea, un comienzo poco halagüeño.

vhs

La primera película que los acaudalados americanos pudieron llevarse a casa por entonces en LaserDisc no fue La Guerra de las Galaxias, que hubiera sido lo propio porque acababa de estrenarse, sino un título de Spielberg: Tiburón.

En total se vendieron en todo el mundo 16,8 millones de reproductores de LaserDisc, que parece mucho pero suponía que solo el 2% de los hogares estadounidenses contaban con uno. El porcentaje fue mucho mayor en Japón (el 10%, con un total de 3,6 millones de reproductores vendidos), país donde el LaserDisc funcionó mejor, porque allí tuvieron la agudeza de ponerlos a la venta inicialmente tan baratos como los aparatos y los vídeos VHS. 

Este formato causó furor entre los nipones y fue especialmente receptivo para el anime.

En Europa fue un estrepitoso fracaso.

La aparición del DVD en 1995, con un disco más pequeño y en calidad digital, firmó la sentencia de muerte del malogrado LaserDisc.

South Park eric cartman stan marsh kyle broflovski kenny mccormick

En el año 2000 se publicaron los últimos LaserDisc en Estados Unidos, con títulos como Sleepy Hollow y Apocalipsis en Los Ángeles. En Japón se resistieron a desaparecer un poco más, e incluso allí llegó a comercializarse Star Wars: La amenaza fantasma.

Aún así Pioneer hizo una última y desesperada intentona por salvar su cuello y lanzó el Pioneer DVL-9, que leía tanto con LaserDisc como con DVD. Con el resultado que os podéis imaginar.

Debió haber hecho caso a Robert Zemeckis, que ya en 1989 anticipó el lugar que ocuparían los LaserDisc en el futuro: el cubo de la basura.

what are those

 

 

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gonzalo

    Los recuerdo perfectamente. Menos mal que en casa no caímos en comprar uno de esos. Recuerdo que lanzaron el cd-i(https://es.wikipedia.org/wiki/CD-i) que tuvo u nuelo éxito y el dcc (https://es.wikipedia.org/wiki/Casete_compacto_digital), los casettes compactos, recuerdo que si que llegué a pensar en comprarme uno de estos en casa, un walkman. Lo que si tuve fue un laser disc (https://es.wikipedia.org/wiki/Minidisc)

    06 octubre 2016 | 7:51 am

  2. Dice ser Enric

    Se puede ser una nostálgica empedernida y tener un cierto criterio estilístico.
    Te lo ruego por favor, deja ya de utilizar esos horrendos gifs animados de diferentes tamaños, formatos y composiciones tanto estilísticas como de linea temporal.
    No te lo pido por que me parezcan poco agradables. Es que duelen. De verdad, me duelen los ojos solo de verlos.
    Y eso impide en gran medida que pueda leer completamente tu artículo.
    Me parece que no solo no ganas nada poniéndolos sino que además pierdes lectores.

    06 octubre 2016 | 8:33 am

  3. Me acabas de hacer recordar tiempos ya lejanos. Todavía tengo laserdiscs por casa, aunque el aparato murió hace mucho tiempo. Tuve la suerte de poder pasar las mejores películas a DVD a través de un grabador de DVD con disco duro. Cuando les enseño a mis hijas un disco de laserdisc, alucinan con el tamaño 🙂

    06 octubre 2016 | 8:35 am

  4. Dice ser Dave

    No tienes que tirar material por el hecho de ser obsoleto, las cassettes, VHS, vinilos tienen su encanto y siguen funcionando, los DVD, CD’s, Mp3 etc son solamente una evolución mas práctica. El LaserDisc ya estaba condenado cuando salió pues el CD ya andaba por ahí. No olvidar un detalle y es que, una cosa es la tecnologia desarrollada, y otra, cuando nosotros la vemos y podemos comprar, es decir, cuando aparece a la venta hace ya mucho que fué realizada, por eso aparecen nuevos formatos constantemente. Un ejemplo son lo militares, actualmente usan tecnologia que podremos tener nosotros dentre de 10 o 15 años.

    06 octubre 2016 | 8:47 am

  5. Dice ser Fer

    Has olvidado que entre el laser disc y el dvd apareció el CD Vídeo (VCD o CDI), este era símplemente un compact disc digital con una pista de datos en MPG, vamos con la calidad de un screener pirata más o menos. También pasó sin pena ni gloria.
    Saludos.

    06 octubre 2016 | 8:57 am

  6. Dice ser Luisete

    Otro más de los “es el futuro” como tú dices que se quedó en una cuneta 😀

    06 octubre 2016 | 9:14 am

  7. Dice ser Sociólogo Astral

    Yo me quedé con las ganas de que inventaran los videos en discos de vinilo. que pusieras la aguja en el disco y se viera un video. maldito loco mundo que abandona las tecnologias…

    06 octubre 2016 | 10:53 am

  8. Dice ser grijander

    ¿Flashforward? No querrás decir fastforward…

    06 octubre 2016 | 11:11 am

  9. Dice ser Malvado Señor X

    yo me he pillado 3 en los mercadillos con una docena de paquetes de documentales a estrenar a 10 euros el pack (suele ser el laser disc de sony, diferentes modelos con unos 4 paquetes de documentales en Laser Disc de National Geografic y cosas así). Y todos los domingos sigo viendo algún cacharro de esos por ahi, pero ya no compro más porque pesan un huevo y no me hacen falta más… a ver si consigo peliculas porque los documentales como que no…

    06 octubre 2016 | 12:22 pm

  10. Dice ser Rafa Mora García

    En esta vida todo se queda desfasado… ¡Los supositorios, las lavativas y hasta esas cosas raras que se ponían las mujeres para no quedarse embarazadas!

    06 octubre 2016 | 1:22 pm

  11. Dice ser Gonzalo

    Lo que quería decir es que me compré un mini disc de sony…

    10 octubre 2016 | 8:34 am

  12. Dice ser Roberto Bravo

    Lo que necesita “Enric” son lentes.

    11 octubre 2016 | 9:28 pm

  13. Dice ser JAVALINQUIN

    Muy interesante tu reportaje sobre los láser disc,dado su altísimo precio en su época nunca tuve uno,pero recientemente dado su bajo precio y mi curiosidad me decidí a comprar uno y varias películas y la verdad,de momento, estoy muy contento con el,yo que soy muy de singles y lp, en video el vhs sí que lo tengo ya arrinconado en beneficio de los DVD y recientemente también a los bluray.

    13 octubre 2017 | 5:09 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.