BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

The Leftovers, de la polémica al entusiasmo

theleftoversEs lenta. Incomprensible. Aburrida. Extraña. Con estos adjetivos se calificó The Leftovers, la nueva serie de Damon Lindelof basada en el libro homónimo de Tom Perrota, una serie que desde su estreno ha estado sumida en la polémica, con los espectadores divididos a favor y en contra. La propuesta de la HBO no sólo se alejaba de lo que los fans de Perdidos esperaban ver, buceando en una historia intimista y coral, de ritmo pausado y atmósfera desesperanzada, sino que llevaba el estigma de la decepción que las últimas temporadas de Lost (y su final) habían provocado en millones de seguidores.

Sin embargo, The Leftovers ha demostrado que las opiniones negativas pueden desvanecerse tan rápido como llegaron, y ser sustituidas por la admiración de los espectadores más pacientes que, lejos de abandonar cuando la propuesta es insólita o no encaja en lo que pensaban que iban a ver, resisten y continúan adelante, dejando que la serie se desarrolle, viendo cómo los personajes se van definiendo y dejando a las tramas evolucionar y converger. Para los que han apostado por esta serie, The Leftovers se ha convertido en una cita semanal imprescindible. Para esta que escribe, ha sido una de las propuestas más interesantes que he visto este año, capaz de lanzar un puñetazo a tus tripas y machacarte el corazón. Atención, SPOILERS!

A diferencia de los espectadores que vieron la luz en ‘Two Boats and a Helicopter’ (1×03), donde la coralidad de la serie se esfumaba para centrarse en el personaje del reverendo Matt Jamison (Christopher Eccleston), que luchaba a brazo partido para que no le arrebataran su Iglesia, la serie me sedujo desde el primer episodio. Me sentí atraída por su atmósfera fatalista y brumosa, por los personajes que vagaban por el mundo sin dirección, asfixiados por lo incomprensible de un suceso que les había dejado sin sus seres queridos y, todavía peor, con una invisible espada de Damocles cerniéndose sobre sus cabezas.

Directo a las entrañas

La excelente BSO del compositor británico Max Richter, junto a una formidable selección de temas, ha contribuido en gran medida a la creación del enigmático clima, y ha enfatizado un guion capaz de mostrarnos el sufrimiento del alma humana con una veracidad dolorosa. Si bien esta primera temporada ha ofrecido los mejores momentos en episodios centrados en un único personaje como el tercero o el sexto (‘Guest’, basado en Nora Durst), los capítulos corales han sido necesarios para contextualizar la historia de la partida del dos por ciento de la población y ahondar en la fractura social (casi apocalíptica) producida tras el macabro acontecimiento.

Así, episodio tras episodio, los personajes han ido ganando profundidad y relieve. El sheriff Kevin Garvey (Justin Theroux), que en los primeros episodios parecía vagar sin rumbo, se ha transformado en un personaje complejo, con un dilema que se opone al de muchos de sus convecinos. Su familia no desaparece, pero la va perdiendo poco a poco. La entrada de su mujer en la secta de Los Remanentes, la ira triste de su hija, la demencia de su padre y su desdoblamiento psicopático de personalidad, que lo conduce a hacer en sueños lo que rechaza en la vigilia, son detalles que han ido construyendo una historia que ha sabido conectar con las entrañas del espectador, esculpida a ritmo lento.

the leftovers_remanentes

El dolor de Nora, el dolor de Laurie

También ha sido fascinante la trama Laurie Garvey, a la que todos hemos comprendido un poco mejor tras ver cómo el hijo que esperaba se esfumaba ante sus ojos en una de las escenas más impactantes de la serie, en el episodio ‘The Garveys at Their Best’ (1×09). Sin embargo, el punto álgido de la temporada lo encontramos en ‘Guest’ (1×06). Nora Durst (genial Carrie Coon) enfrentada a su sufrimiento, diciéndonos que no deseaba continuar al borde del abismo, pero que no quería olvidar a su marido e hijos, en una intensa y emocionante escena que me cautivó y me hizo pensar que estaba ante algo excepcional. También me subyugó la historia de Jill Garvey, su tristeza al ser abandonada por su madre, enfrentándose a su adolescencia sumida en un mundo caótico e incomprensible, con una familia dividida que no le sirve de referencia. Y con un único apoyo: una amiga cuya tensión sexual con su padre constituye un escollo difícil de superar.

Incluso la idea de la secta de los Remanentes, tan desagradable a primera vista ―debido a la demonización del tabaco en la sociedad occidental que nos hace, a priori, repeler su presencia―, poco a poco ha ido adquiriendo una insólita fuerza, forjando un misterio y haciéndonos dudar sobre si su supuesto fanatismo para impedir el olvido de la “ascensión” es necesario para evitar una desgracia venidera. La terrible escena de la lapidación de Gladys (episodio 1×05), una estrategia de la secta para la creación de un mártir, o la terrible degollación de Patti Levin (soberbia Ann Dowd), han sido de una dureza impactante y han dotado a la historia de una violencia sobrecogedora.

Un atisbo de esperanza

El episodio final, lejos de cerrar las tramas, deja en el aire varios interrogantes que no se han desarrollado durante la primera temporada. La historia Aimee (la amiga de Jill); qué ha sucedido en la vida de Meg Abbott (Liv Tyler) para refugiarse con los Remanentes; quién es Wayne y qué ocurre con esos bebés supuestamente especiales; qué se esconde tras el personaje de Dean (el cazador de perros). A pesar de la dureza del último episodio, con la macabra «performance» de los muñecos de los desaparecidos, el hilo argumental ha incluido un destello de esperanza que equilibra las durísimas secuencias y escenas de este episodio (terrible el grito silencioso de Nora Durst al ver esa mesa de desayuno ocupada de nuevo, y el apocalíptico estallido contra los Remanentes tras su lóbrega misión recordatoria).

Si bien es cierto que el encuentro de Nora con el bebé de Christine ha sido un tanto extraño tras esa nota que presagiaba un suicidio o huida hacia ninguna parte, la escena ha servido para mitigar el terrible golpe de los sucesos anteriores. Este hecho, junto con el reencuentro de la familia Garvey, ha servido para despedirnos de la temporada con un nudo en el estómago un poco menos desgarrador. Aún así, esta primera tanda de episodios nos deja con sensación de haber asistido a un viaje intenso, duro, emocionante, con el que no todo el mundo ha conectado por igual. Desde luego (y esto es importante en la era de la burbuja seriéfila) The Leftovers no ha dejado indiferente a nadie, para bien o para mal.

PD La mejora de Leftovers y la aceptación de la audiencia episodio tras episodio se ve reflejada en esta gráfica de IMDb:

1.9 The Garveys at Their Best 9.3
1.10 The Prodigal Son Returns 9.0
1.8 Cairo 9.0
1.3 Two Boats and a Helicopter 8.8
1.6 Guest 8.8
1.5 Gladys 8.5
1.7 Solace for Tired Feet 8.1
1.1 Pilot 7.9
1.4 B.J. and the A.C. 7.6
1.2 Penguin One, Us Zero 7.4

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica
Título original: The Leftovers
Creada por: Damon Lindelof y Tom Perrota
Cadena: HBO
Año de creación: 2014
Episodios: 10 (primera temporada)

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser @ConquerDG

    Se podría comentar eternamente todo lo que ha acontecido en la primera temporada, pero has sintetizado muy bien cada punto. Felicidades por la esperada entrada!
    Me quedo con la sensación de que hasta los más excépticos con la serie han sabido entenderla y han entrado en esa atmósfera que ha creado The Leftovers.

    Kevin, Nora, Patty, Matt, Laurie, Megg, Jill, Tom, Gladys… Qué grandes personajes, cuánto hemos sufrido y cuantas historias por contar. Momento para decirle a Lidelof que por favor, no la cague en la 2ª temporada.

    Pienso que todos estos diálogos llenos de dolor, de rabia, de pesimismo; los silencios, los recuerdos y el impacto que ha causado, no sería posible sin su OST Cómo atrapa al espectador. Como pega (ya comentada) ese final del bebé, pero no lo tengo tan en cuenta y me quedo con las miradas de ver a la familia junta y el reencuentro de Kevin y Nora.

    Un saludito

    08 septiembre 2014 | 18:47

  2. Muchas gracias, Conquer. Como hablamos, un buen arranque para la segunda temporada sería el encuentro entre Nora y Kevin. No sé por qué me da que esa pareja tiene mucho que hacer junta, porque Laurie quizás regrese con los Remanentes… Personalmente tengo muchas ganas de conocer la historia de Meg (Liv Tyler) y saber si hay más de esos bebés especiales repartidos por el mundo y cuál es su papel. Para mí, The Leftovers se ha situado, junto con Fargo, en lo mejor de este año. Me ha dado pena que acabe la temporada y anhelo ver la nueva tanda de episodios. Un abrazo y gracias por comentar 🙂

    09 septiembre 2014 | 17:49

  3. Dice ser Criticon

    Hola Cecilia!!!… Esta serie tuvo comentarios muy irregulares en mi país.
    Pero como te tengo confianza, me parece que me voy a largar a verla. Estoy necesitando una buena serie. Extraños las buenas.
    Por suerte esta semana comenzó la ultima temporada de Boardwalk Empire.
    Besos y gracias por la recomendación.

    10 septiembre 2014 | 02:40

  4. Dice ser Silvia

    Hola Cecilia. Aunque empecé con ciertas dudas a ver The leftovers al final se ha convertido en una de las series que con más ansia esperaba. Como dices, te machaca el corazón. Es muy violenta, pero esa violencia no es gratuita, encaja en la historia muy bien.
    ¡Esa Gladys, pr dios!
    La gente ahora no espera a que la historia vaya desarrollándose, tienen mucha prisa y eso es malo. A mí me gustan estas series más extrañas, especiales, lentas si quieres, como por ejemplo Carnivale.
    Esperaré con muchas ganas la llegada de la segunda temporada. Creo que a mucha gente al final se le ha tapado la boca y han reconocido que a ellos también les gustaba.
    Un abrazo y gracias por tus reviews que son siempre muy interesantes y completas.

    10 septiembre 2014 | 09:49

  5. Hola Criticon, aquí en España también fue recibida con mucha frialdad, pero con el paso de los episodios ha ido ganando más y más fans. A mí me ha acabado cautivando, y creo que a ti te pasará los mismo. A partir del tercer episodio despega y no veas de qué modo. Un abrazo y ya me contarás qué te parece 🙂

    10 septiembre 2014 | 12:29

  6. Hola Silvia, ¿te puedes creer que, en cierta manera, yo también pensaba en Carnivale? Tiene esa atmósfera tenebrosa que, de alguna manera subconsciente, me la recordó. Personalmente me gusta ver nuevas propuestas, originales, extrañas. Cuando ya llevas a tus espaldas unas cuantas series siempre quieres encontrar algo que te sorprenda. Sin embargo, para mí lo principal es que me haga vibrar, que me llegue a las tripas, que me emocione. Y The Leftovers lo ha conseguido con creces. Además, me ha gustado desde el primer episodio. Continente y contenido, actores, guión, todo. Yo también espero con ganas las segunda temporada. Por cierto, gracias a ti por leerme y por dejarme tus impresiones.

    10 septiembre 2014 | 12:36

  7. Dice ser sr Watanabe

    Bueno, en mi caso no he llegado al entusiasmo, pero sí que me ha acabado convenciendo la propuesta. Para mí demasiado irregular, no he podido conectar al cien por cien con los personajes. Mucha dispersión. Estoy convencido de que con episodios centrados en un único personaje hubiera funcionado genial. A lo TheSlap.

    10 septiembre 2014 | 18:50

  8. Dice ser Blass

    Cuando ves tantas entradas en diferentes blogs sobre esta serie, te das cuenta que no eres el único anormal al que le ha fascinado este increíble drama que nos ha dado HBO. Como que si con Juego de Tronos y True Detective no fuera suficiente, viene HBO a destrozarnos el corazón con este tan inteligente drama. Nunca me importó que esta serie se desarrollara lentamente, en mi mente sabía de que iba a valer la pena y así fue. Con ansias de ver la segunda temporada, muy buena entrada.

    10 septiembre 2014 | 19:02

  9. Quizás si hubiera sido como dices la serie hubiera sido ¡LA HOSTIA! Quizás vean lo que ha funcionado en la primera en comparación con episodios que han gustado menos y nos ofrezcan una segunda temporada redondísima. Habrá que esperar 🙂 De todas formas, a mí me han compensado con creces los mejores episodios. Incluso los que no han sido tan redondos han tenido grandes momentos.

    11 septiembre 2014 | 12:08

  10. Gracias Blass. Aunque me ha gustado más Leftovers que True Detective (te invito a leer la entrada si no lo has hecho ya), tienes razón en cuanto al gran año de la HBO. Yo, además de las series que citas, añadiría ‘Girls’, que es formidable también. De Juego de Tronos ¡qué te voy a contar! Es una de las mejores series que estamos viendo en la actualidad, que ha trascendido el género y que se está convirtiendo en algo muy brillante. Leftovers, pese a las malas críticas iniciales, creo que ha llegado para quedarse. A mí, como a ti, me ha resultado fascinante y desgarradora. Muchas gracias por comentar!

    11 septiembre 2014 | 12:12

  11. Dice ser pablo

    Me ha costado bastante de terminar esta serie de principio a fin. Muy rara al principio ( está claro, no sabes qué tipo de mundo hay o por lo menos qué tipo de mundo tiene en la cabeza Lindelof) y sigue siendo rara al final aunque empieces a entrar en dicho mundo.
    El problema es el hecho de que no llego a empatizar con los protagonistas, algo creo fundamental en el desarrollo de una temporada. Vemos a Kevin que viaja sin pena ni gloria en el día a día tras la separación de su familia. La hija ( para mi, después de Dana Brody y Bridget Donovan) se llevaría la palma al premio a “Hijas (pesadas) de protagonistas de series americanas”.
    La mujer de Kevin en la secta sin aportar nada, tan sólo desplantes a su marido y reacciones vagas ante su hija…
    Sí que me han gustado todos los momentos de Kevin y su padre, así como el propio sacerdote. Entre los tres han dado lugar a los que creo son los mejores momentos de la serie.
    Veremos a ver la próxima temporada
    ¡Encantado de leerte!

    03 noviembre 2014 | 11:41

  12. Gracias, Pablo. Desde luego que esta serie ha creado polémica! Como ya has podido leer en el artículo a mí la serie me ha encantado. Cierto es que tiene momentos más brillantes que otros (a qué serie no le pasa), pero sí que sucede una cosa que no todas consiguen: que sigas pensando en ella tiempo después de haber acabado de verla. Para mí Lindelof ha dado un salto adelante y se ha arriesgado con esta adaptación. Hubiera sido más fácil tirar por la senda del entretenimiento superficial… Vamos a ver lo que nos depara la segunda temporada. Yo la espero ansiosa. Un saludo!

    13 noviembre 2014 | 13:55

  13. Dice ser Edu

    Hola Cecilia!
    Muy buena entrada. Coincido que me han recordado algunos personajes y el ambiente a Carnivale. Va ganando según avanza y el final me ha parecido brillante. Especialmente la carta de Nora. Muy emotiva. Me parece que utiliza una premisa de ficción para hablar de cosas muy reales de no ficción. Me ha secuestrado. Esperaré con mucho interés lo siguiente! saludos!

    08 diciembre 2014 | 00:44

  14. Gracias, Edu. Pronto haré la lista de lo mejor 2014 y, sin duda, Leftovers estará en ella. Más allá de qué ocurrió con los desaparecidos, esta serie ahonda en las emociones de los que se quedan. Ahí radica su grandeza: en la descripción de los sentimientos humanas, como bien comentas. Personalmente tengo un método: si pasados unos meses la historia perdura en mi interior es que es buena. Un saludo y gracias por tu comentario. Yo también espero ansiosa la segunda temporada.

    10 diciembre 2014 | 07:54

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.