BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Entradas etiquetadas como ‘Festival de Sitges’

15 películas imprescindibles vistas en Sitges 2016

El Jurado de la sección oficial fantástica del pasado Festival de Sitges, en su edición número 49, ya dictó sentencia. Consideró la extravagante, inclasificable, escatológica y curiosamente poética Swiss Army Man como la mejor película. Pero, si en algo ha destacado este año el Festival Internacional de Cinema de Catalunya, Sitges para entendernos, es que dentro de su enorme cantidad de películas (unas 170) ha habido bastantes, muchas más de las esperadas, con un nivel entre notable y excelente. Y esta ha sido la gran sorpresa de esta edición, sus buenas películas.

Premios variados y para todos los gustos, diversos jurados y varias secciones en competición. La lista oficial de galardones puede consultarse en la misma web del Festival.

Pero en este post lo que se trata es de hacer un balance personal, ni mejor ni peor que otros, simplemente una relación de películas a tener en cuenta tanto por los aficionados al género como al cine en general.

Actualizaciones con fechas de estreno previstas.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: Daniel Radcliffe rompe con su imagen de Harry Potter en ‘Swiss Army Man’

Swiss Army Man

( ©Disney )

Daniel Radcliffe haciendo de cadáver. No uno cualquiera, sino de esos que cobran vida. Pero no para volverse un zombi rabioso sino en una especie de osito de peluche (o de compañero imaginario perfecto). Daniel Radcliffe, es decir, su personaje se tira pedos constantemente en pantalla. Es una explosión continua de gases, vomita agua y tiene unas erecciones tan incontrolables como dinámicas. Su rostro modelado por la rigidez de su condición de muerto moldea su semblante en grotescas expresiones de alegría, tristeza o desconcierto. Y la cámara también recoge algunos primeros planos de su trasero (ya está curtido en ello, como lo demostró en las representaciones teatrales de la obra Equus). Los fans de Harry Potter van a alucinar con su personaje.

El personaje de Radcliffe se convierte en el mejor amigo del protagonista, interpretado por Paul Dano, un tipo atormentado falto de cariño y comprensión, que padeció mobbing de pequeño, que siente que su padre siempre estuvo demasiado alejado de él, que ve a la mujer de sus sueños demasiado inalcanzable y que vive en su propia isla desierta. Es un náufrago social; solitario, a la deriva y con tendencias suicidas. Tal vez por ello, ese cadáver putrefacto y flatulento, que un día aparece flotando en la playa, es su compañero ideal y un “hombre multiusos” con los que aprovisionarse de agua para beber, usarlo como moto de agua (!) o como bazoka y arpón (!!!).

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ‘Crudo (Grave)’, la película de canibalismo que provoca desmayos

Crudo (Grave / Raw) 2016

( ‘Crudo’ ©Universal )

Era la película que Sitges estaba esperando. La que llegaba con una aureola de cine extremo, y hype añadido, desde que en su proyección en el pasado Festival de Toronto saltó la noticia de que más de un espectador se desmayó ante la crudeza de alguna de sus escenas. Crudo (Grave) es el debut en el largometraje de la directora francesa Julia Ducournau y… ¡Vaya debut!

Su escenario principal es una facultad de veterinaria con las novatadas que deben aguantar los nuevos alumnos, y la crudeza de algunos de los vídeos que se graban impasiblemente a través de móviles. Aparentemente el telón de fondo de la historia principal, pero es lo que realmente da más miedo. Transmite la crueldad, la parte animal de los seres humanos y las relaciones de sometimiento de unos y otros, sea en la escuela o en otros ámbitos de la vida. La supeditación a unas normas establecidas y al poder. En todo ello, el canibalismo, un tema tabú, acaba siendo más una metáfora sobre transgredir imposiciones y reglas. Eso sí, a lo bruto.

Julia Ducournau, cineasta que ha declarado en más de una ocasión su obsesión por el cuerpo, expone unas imágenes artísticas, muy cuidadas, impresionistas y sin escatimar momentos morbosos, desde una depilación brasileña a otras escenas asquerosillas relacionadas con las prácticas de los aspirantes a veterinarios. Luego está su protagonista, la tímida Justine (Garance Marillier), y la historia de su despertar a la edad adulta y sexual. Sus padres la han convertido en una devota seguidora de las dietas vegetarianas, pero todo cambiará cuando, en uno de esos actos de iniciación de los veteranos (uno de ellos recuerda a Carrie), es prácticamente obligada a comerse un trozo de riñón crudo de conejo.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ‘Jeeg Robot’, no todos los superhéroes son de Marvel o DC

Jeeg Robot

( ©RAI Cinema )

No había leído una sola crítica mala de Lo chiamavano Jeeg Robot (They Call Me Jeeg Robot, en su título internacional). Tampoco es que abundaran. También me resultaba curioso que hubiera ganado nada menos que siete premios David de Donatello (había sido nominada hasta en dieciséis categorías), los que concede el cine italiano. Entre ellos, premios para su director, Gabriele Mainetti, en el apartado de dirección novel, para sus actores principales (Claudio Santamaria e Ilenia Pastorelli) y también secundarios (Luca Marinelli y Antonia Truppo).

Una de superhéroes a la italiana y poniendo en escena un guion original. Su (super)héroe inicialmente no puede ser más anodino, antisocial y mediocre. Enzo (Claudio Santamaria) es un ladronzuelo de muy poca monta que vive prácticamente recluido en su piso del extrarradio de Roma, en calzoncillos, viendo videos porno, fumando y comiendo natillas. Odia estar con gente. El personaje que empezará a despertar en él sentimientos más humanos, de protección, amor y deseo, será el de la hija de uno de sus vecinos (uno de los pocos casi amigos que tiene Enzo). Ella, su princesa, es Alessia (Ilenia Pastorelli), una muchacha que vive en su propio mundo de fantasía, el de las tramas, universos y personajes de la serie televisiva Steel Jeeg (Kotetsu Jeeg). Un manga protagonizado por Jeeg, el robot de acero, y que pronto tuvo su adaptación en una serie de animación japonesa, producida por Toei Animation y cuya primera tanda de episodios se emitió en 1975.

Lee el resto de la entrada »

Sitges 2016: ¡Zombis al tren!… y Max von Sydow ‘el conquistador’

Train to Busan 2016

( ‘Train to Busan’ ©A Contracorriente Films )

Una plaga que se extiende imparable, hordas de zombis sedientas de carne y sangre, humanos que son más malotes que los mismo zombis, moralejas sobre la necesidad de ayudarnos unos a otros en lugar de ser egoístas, fortachones con un corazón de oro, una mujer embarazada, una joven pareja de enamorados, también una entrañable pareja de abuelitas, una niña falta de cariño y atención, un padre que se ha entregado a su trabajo y descuida sus deberes como progenitor y… zombis, muchos zombis por todas partes. Nada nuevo… ¿Nada nuevo?

Un montón de tópicos y personajes estereotipados pasados por el túrmix de un director surcoreano, Yeon Sang-ho (curtido en largometrajes de animación), con ganas de agradar al público y, ¿qué tenemos? Una de las mejores y más entretenidas películas de zombis que puedan imaginarse: Train to Busan (Busanhaeng).

No es de extrañar que se haya convertido en todo un fenómeno de taquilla en su país. Estaba la curiosidad de los surcoreanos de ver en la gran pantalla como convertían sus ciudades, calles y sobre todo estaciones de tren, las de Seúl o Busan, en territorio feroz tomado por millares de zombis correteando por allí. Tampoco es que nos encontremos ante los zombis más terroríficos y putrefactos vistos jamás, tampoco abunda la sangre o las vísceras; mucho más, en cambio, cierto sentimentalismo, pero la intención de Yeon Sang-ho era la de llegar al máximo posible de audiencias.

Lee el resto de la entrada »

15 de las películas imprescindibles vistas en Sitges 2015

Sitges-2015-detalle-cartel

Una vez terminado el Festival de Sitges, en su edición 48, es el momento de hacer balance… personal.

La película ganadora de la sección Oficial Fantástica a competición fue la norteamericana ‘The Invitation’ , por consenso entre el jurado, fue la que en mayor o menor medida gustó a todos, pero en esta edición había un buen puñado entre las que elegir. El palmarés completo puede encontrarse en el siguiente enlace.

En cuanto a mi selección, no necesariamente tienen que ser las mejores, ni siquiera según los apartados que establezco, pero se ajustan a mis gustos y preferencias sobre las películas vistas en el certamen, el año de los thrillers (y de los westerns).

Lee el resto de la entrada »

9 de las películas imprescindibles vistas en el Festival de Sitges

Hace ya 2 días que se dio a conocer el Palmarés de la edición 47 del Festival de SitgesA estas alturas pocos deben de pensar en estas 9 jornadas de proyecciones (10 si se cuenta que el domingo se pasan diversas maratones con una selección de los largometrajes más destacados). Es la resaca cinéfila que deja el ver tanto en tan pocos días, el comer o dormir poco y a deshoras.

El director del certamen, Ángel Sala, destacó que este es un festival pensado y hecho para el gran público y que indagando entre los tuits de los espectadores, o valorando las reacciones del público en distintos pases, la sensación era que se podían encontrar al menos “30 o 40 películas buenas”, de las que dejaban al espectador más que satisfecho. En una programación tan extensa como la de Sitges, con unos 200 largometrajes entre los que elegir, la verdad es que no siempre se encuentra un número tan alto de títulos que valgan la pena. En esta edición, totalmente de acuerdo. Una de las mejores.

La mejor película de la Sección Oficial Fantástica fue a parar a I Origins (Orígenes), del director norteamericano Mike Cahill, de culto entre una parte de los aficionados al fantástico por Otra Tierra (premio a la mejor actriz, Brit Marling, en Sitges 2011). Aquí coquetea con la ciencia-ficción y sobre todo con el romanticismo basándose en los estudios de un estudiante de biología que intenta demostrar que en el ojo almacenamos mucha más información de la que podríamos pensar. Una película moderna y de tono buenrollista que gustó muchísimo a un sector de la audiencia, pero también cuenta con otro más crítico que llega a considerar que sus premisas acaban desarrollándose de manera demasiado convencional, incluso blandas. En España tiene previsto estrenarse el 14 de noviembre.

En cuanto al resto de los premios, no se trata de discutir las decisiones del Jurado reunido para la ocasión, cada uno dispone de su particular lista de lo que más le ha gustado. Hay un montón de galardones y muy repartidos. Pueden consultar la lista completa en la misma  web del Festival.

Y entre lo más simpático, la oportunidad de ver al mítico Joe Dante, el director de Gremlins, paseándose con un muñeco Gizmo.

Personalmente, también ofrezco lo que podría ser lo mejor del festival. Mis premios. Una lista muy particular que no coincidirá con ninguna otra que cualquier crítico, acreditado al festival o espectador pudiera elaborar. Los gustos y las interpretaciones a cada película son propios, sólo que puede haber más o menos consenso o afinidad en unos y en otros.

En general, y a parte del buen nivel de la selección (en Sitges además de excesivas películas hay también un montón de secciones), si por algún género habría destacado este Sitges 2014 no sería por el terror, la ciencia-ficción, las temáticas oníricas o zombis, el cine más independiente o de autor, para mí habrían sobresalido las películas en tono de comedia o humor.

 

Mejor película vista en el festival:

Relatos salvajes

Relatos salvajes

Varias historias entrecruzadas en las que personas de lo más normal y corriente acaban desatando toda la mala leche que llevan acumulando. Dirigida por el argentino Damián Szifrón, esta coproducción hispano-argentina tiene un ritmo y unas interpretaciones arrolladoras. No estaba en la sección oficial fantástica a competición, pero a punto estuvo de hacerse con el premio del Público a juzgar por las ovaciones y risas que desató en sus proyecciones. Se estrena este mismo viernes 17.

 

Mejor película de la Sección Oficial Fantástica:

What We Do in the Shadows (Lo que hacemos en las sombras)

Lo que hacemos en las sombras

Desde Nueva Zelanda llega una de las películas más hilarantes en años, décadas… Un mockumentary (falso documental) sobre la vida cotidiana de un grupo de vampiros que comparten vivienda. Plagada de ingenio y humor se contempla siempre con una sonrisa que sólo desaparece para dejar paso a las carcajadas. Ganó el premio del público. Una película Sitges 100 %.

 

Película revelación:

It Follows

It Follows

Las palabras “terror” y “paranoia” adquieren una nueva dimensión con este thriller dirigido por David Robert Mitchell y protagonizado por una estupenda Maika Monroe (en Sitges hizo doblete con otro filme, The Guest). Una oscura mirada al paso de la niñez a la adolescencia, a los cambios fisiológicos y físicos que ello comporta, a los temores en torno al sexo…  No obtuvo ni un sólo premio en el Palmarés.

 

Mejor dirección:

Marjane Satrapi por The Voices

The-Voices

Seguramente la elección de la directora de origen  iraní sea mi apuesta más personal. Pero la autora de Persépolis o incluso en la inferior Pollo con ciruelas exhibe una gran imaginación, y colorido, gracias también a su talento como dibujante de cómics. Es capaz de tratar con un estilo y universo propios los temas más dolorosos y escabrosos con poesía y comedia. Aqui nos introduce en la mente de un esquizofrénico peligroso. No ganó ningún premio.

 

Mejor interpretación femenina:

Macarena Gómez por Musarañas

Musarañas-2014

En una edición muy reñida en el apartado de actrices, si sólo pudiera destacar a una esa seria, sin duda, la actriz cordobesa estupenda en la composición de un personaje totalmente perturbado, entre inquietante, dulce, amenazadora y digna de compasión. Una maravilla. Ni ella ni la película tuvieron galardón alguno en el palmarés final. Espero que tenga mejor suerte en los Goya.

 

Mejor interpretación masculina:

Lukas y Elias Schwarz por Goodnight Mommy

Goodnight Mommy 2014

Siempre hay la discusión cinéfila sobre hasta que punto un niño puede optar a premios de mejor interpretación. En cualquier caso, actuar o jugar es muy parecido y Lukas y Elias (que además en la película sus personajes se llaman igual),  son dos gemelos de 9 años. Su presencia ingenua e infantil contrasta con la determinación, frialdad y turbadora interpretación que realizan. Sospechan que su madre, después de una operación de cirugía estética, ya no es su madre y la media hora final es de las que marcan… y generan debate. Ganó 2 premios: Méliès d’Argent a la mejor producción europea del certamen y una Mención especial de la crítica.

 

Menciones especiales:

The World of Kanako

The-World-of-Kanako

El director de Confessions, Tetsuya Nakashima, relata una historia de mafiosos y padres que buscan a su hija. Podría ser fácilmente convencional si no fuera porque el japonés dinamita los conceptos de narración lineal, con continuos saltos temporales, construyendo un rompecabezas plagado de imágenes impactantes, con cambios de plano rápidos y bruscos. Estridente, excesiva, extrema. Si se entra en su propuesta, lo que puede costar una media hora, el resultado es brillante. Ganó el premio al mejor actor para Koji Yakusho.

 

Dead Snow 2: Red vs Dead (Zombis Nazis 2)

Dead-Snow-2

Sencillamente una cima en el género zombi tratado con humor. Si los referentes más claros son la británica Zombies Party (Shaun of the Dead), de Edgar Wright, o la norteamericana Bienvenidos a Zombieland, de Ruben Fleishcher, añadan a la lista esta segunda parte de Zombis nazis del noruego Tommy Wirkola, incluso superior a la primera y otra de esas películas que convierten los cines de Sitges en una auténtica fiesta para los aficionados.

 

 … Y película con la que me quedé con las ganas de ver:

The Tribe

The-Tribe

Ha sido la sensación en los festivales en que se ha proyectado, como Cannes, y en Metacritic las puntuaciones están por todo lo alto, un 98 sobre 100 en el momento de redactar estas líneas. El ucraniano Miroslav Slaboshpitsky ha creado una obra de más de dos horas sin diálogos, sólo mediante el lenguaje de los signos de los sordomudos de sus protagonistas. En Sitges se proyectó en una única sesión, ya en su tramo final, el sábado a las 18:30. Demasiado agotado por mi parte para una propuesta que requiere degustarla con atención, ánimo y predisposición.

 

 

Sitges 2014: En los confines de la ciencia-ficción

Automata Melanie GriffithAntonio Banderas ha sido la gran sensación de certamen, y menos mal que su presencia tuvo lugar en un jueves, poco antes de las 21:00, en día laborable. Si hubiera sido un fin de semana habría colapsado los alrededores del Auditori del Melià y el interior de la sala de cine (en su único pase, aún quedaban asientos libres) con la presentación de Autómata, de Gabe Ibáñez.

También radiante estuvo Lola Dueñas durante la presentación, por la tarde de otra buena película, Alleluia del belga Fabrice Du Welz, e incluso enigmática asegurando que por proyectos como éste había dejado de trabajar “en su país”. Es de suponer que para propuestas menos convencionales y más arriesgadas, huyendo quizá de los papeles más de chica buena y simpática que le puedan llegar para optar a otros roles con personajes complejos psicológicamente.

Sobre el Festival de Sitges en sí, su director Ángel Sala, ya ha ido avanzando cómo podría ser de cara el año que viene: una única sección oficial fantástica a concurso que sólo incluiría óperas primas. Una forma de impulsar a nuevos talentos; y el grueso de películas (digamos que más de 150) en un único apartado, eliminando el exceso de secciones actuales, entre las que únicamente se concedería un premio, el del público. Un modelo inspirado en el del Festival de Toronto.

Además, homenajes al cine de artes marciales, el intentar contar con producciones de envergadura y eventos dedicados a Star Wars, pues en diciembre de 2015 se estrenaría el esperadísimo Episodio VII que dirige J.J. Abrams.

El mismo Sala se mantiene contundente respecto al excesivo número de largometrajes que se proyectan a lo largo de estos 9 días. Tiene claro que éste no es un festival para la prensa, acreditados o medios de comunicación, sino pensado y hecho para el público. La cantidad y la diversificación sigue funcionando para atraer a más espectadores.

Y, a falta de un balance final el próximo lunes en estas páginas de El cielo sobre Tatooine, enlazo con la temática de ciencia-ficción de Autómata, así que les dejo con un par de películas de ciencia-ficción proyectadas estos días, una de ellas incluso acaba de estrenarse este mismo viernes en alguna sala de cine (la de Saoirse Ronan).

( Foto: Melanie Griffith, y detrás de ella la robot Cloe en Autómata )

 

‘How I Live Now (Mi vida ahora)’

Mi vida ahora¿Desean seguir el crecimiento Tom Holland, el niño de Lo imposible de Bayona? ¿O comprobar la maravillosa actriz que es Saoirse Ronan? Pues esta es su película. Un relato postapocalíptico en la que una adolescente estadounidense neurótica y malhumorada (Ronan) es sorprendida, mientras visita a sus primos británicos, por un atentado nuclear provocado por unos terroristas. Además le corta el rollo porque justo acababa de encontrar al amor de su vida (Holland).

A mitad de la historia, basada en la novela de Meg Rosoff, los muchachos son separados, entre mujeres y hombres, y la protagonista deberá emprender un peligroso viaje de retorno acompañada de la más pequeña de la familia. Relato, por lo tanto, también de iniciación y madurez. Hay breves momentos de impacto, las cenizas nucleares o el inesperado descubrimiento del cadáver de uno de los personajes conocidos. Pero, sin duda, lo más interesante cinematográficamente es comprobar como el escocés Kevin Macdonald, realizador de La legión del águila, La sombra del poder o El último rey de Escocia, le da un nuevo significado, y con cierto aire a lo Crepúsculo, a términos como “bostezo” o “mala película” desde su arranque hasta el final. Cuando vi sus títulos de crédido iniciales, las primeras escenas y esa música que acompaña las imágenes pensé: “¿Saoirse Ronan? ¿Kevin Macdonald? ¿Irá a mejor? Pues no.Tiene distribución aquí, de modo que igual pronto pueden comprobarlo por ustedes mismos.

Algo de sexo

Algo de tensión

 

 

 

‘The Last Days on Mars’

The Last Days on MarsEs lo que tienen títulos míticos como Alien o La cosa, o el clásico británico El experimento del Dr. Quatermass (The Quatermass Xperiment, 1955), que inspiran a nuevas generaciones de cineastas, quienes luego tratarán de rememorar u homenajear esas referencias en sus obras. Es el caso del irlandés Ruairi Robinson que, en su debut en el largometraje y tomando como base las últimas horas de una expedición científica en Marte, compuesta por 8 integrantes (un guiño a los “8 pasajeros” del film de Ridley Scott, 9 si contamos el gato), la verdad es que se ha montado con poco presupuesto una película de factura bien acabada.

Y además atrayendo la participación de intérpretes no de primera fila, pero si de cierta categoría: Liev Schreiber, Elias Koteas, Romola Garai y Olivia Williams. Un grupo que, poco antes de abandonar su misión en el Planeta Rojo, serán contagiados fatídicamente por una bacteria. Infectados, pero al fin y al cabo en lo que se convierten es en zombis. Y que la película acaba pareciendo tópica o sabiendo a poco, sí. Al menos es bastante digna teniendo en cuenta los medios con los que ha contado. Medianamente entretenida, diría, para los aficionados al genero. Para ver y olvidar, si es que algún día acaba estrenándose entre nosotros quizá en DVD y Blu ray.

Mucha tensión Algo de terrorAlgo de gore

 

 

 

Sitges 2014: La cara más divertida del terror, ‘The Voices’ y ‘Dead Snow 2’

Annabelle SitgesMientras lo terrorífico, en sus distintas vertientes, onírica, fantástica o cotidiana, prosigue sacudiendo las plateas de Sitges, afuera en la realidad de la que no podemos escapar lo que de verdad inquieta son las preocupantes noticias sobre el ébola que nos van llegando.

En fin. Pasado el ecuador del festival, nos llega la buena noticia de que la australiana The Babadook ha conseguido distribución en España (la ha comprado eOne Films) y seguramente se estrenará en enero. Peores son para producciones catalanas como La distancia de Sergio Caballero, que algunos califican ya como seguramente “la película más aburrida del festival” (¡ojo! tampoco significa que sea mala), o L’altra frontera, dirigida por André Cruz Shiraiwa y protagonizada por Ariadna Gil, sobre el drama de las trágicas consecuencias que las guerras provocan entre los más inocentes y desvalidos, también a los reality shows y a las audiencias.

Si en el primer post les comentaba que la prensa acreditada para lograr según que tickets, sobre todo los de los pases de las sesiones de tarde o noche, debíamos estar a punto a las 7:00 para obtenerlo mediante la web del festival, y que exactamente “a las 7:00 y medio segundo” las más codiciadas ya estaban agotadas, sólo decirles que para L’altra frontera, al cabo de 13 horas (hacia las 20:00), aún quedaban entradas libres. Tal vez un festival como Sitges, repleta de secciones y propuestas, no era el escenario idóneo para ellas. También Asmodexia, de Marc Carreté, tuvo un única proyección en el certamen y podría pasar bastante desapercibida.

En cuanto a la jornada de este miércoles, la gran estrella del festival fue sin duda Annabelle, no tanto la película en sí (¿cuando tardarán en hacer un crossover entre Chucky y Annabelle?), que se estrena este viernes, sino la misma muñeca que podía verse físicamente expuesta en el hall del hotel Melià el día antes, martes, o al día siguiente paseándose por distintos parajes de la localidad.

Y para aligerar el peso de todo ello, el ébola, las malas noticias… un par de películas que nos trasladan a horrores inimaginables pero desde la vertiente del humor. La perspectiva de una mente perturbada, por un lado, o la masacre zombi por el otro.

( Foto: Web del Festival de Sitges )

 

‘Dead Snow 2: Red vs. Dead (Zombis nazis 2)’

Dead Snow 2Después de su poco afortunada incursión en Hollywood con la espídica Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, el noruego Tommy Wirkola vuelve a recuperar sus éxitos de antaño, que de hecho sólo fue uno, el de Zombis nazis (Dead Snow), con una segunda parte igual de desmadrada o más. El único superviviente de la anterior desventura, Martin (Vegar Hoel), casi siempre con el rostro ensangrentado y en un personaje inspirado en Ash de Posesión infernal, deberá frenar la misión del letal batallón de muertos vivientes comandados por el coronel Herzog, evitando que masacre a toda la población de la zona.

Con brillantes ideas (como la del brazo de Herzog insertado en el protagonista), abundantes referencias al universo friki y gags hilarantes (un hombre defendiéndose de los hachazos de un zombi cubriéndose ¡con un periódico!, o el zombi manso y bueno al que sólo le ocurren desgracias), mantiene un buen pulso narrativo y es un auténtico festín para los amantes al género zombi. También es políticamente incorrecta. Muy, muy incorrecta. No deja literalmente títere con cabeza sean ancianos desvalidos, niños, madres con carritos de bebé o discapacitados. También constata definitivamente que Wirkola está loco de atar.

Algo de sexo

Algo de tensión Mucha violencia Mucho gore

 

 

 

‘The Voices’

The Voices 2¡Me ha encantado! El cuarto largometraje de la directora, guionista y dibujante de cómics iraní Marjane Satrapi (y la primera en Estados Unidos) me ha cautivado, incluso más que en su aclamada Persépolis, la película de animación que la dio a conocer internacionalmente. Nos introduce en el mundo de un esquizofrénico, Jerry (Ryan Reynolds), de forma nunca vista o al menos tan lograda desde esta perspectiva. La mente de un desequilibrado mental que cuando deja de tomar la medicación psiquiátrica recetada habla con sus mascotas, un perro y un gato; o la sucia, gris, oscura y maloliente vivienda en la que habita se transforma en un lugar de lo más acogedor y colorido.

La comedia avanza en tono de comedia romántica festiva para ir dando giros imprevisibles. En una empresa y una población idílica, Jerry se irá sintiendo atraído por 2 compañeras de trabajo, una morena y la otra rubia: unas Gemma Arterton y Anna Kendrick que nunca caen en el estereotipo fácil o la caricatura (también está la veterana actriz australiana Jacki Weaver, excelente en las pocas escenas en las que aparece). Un amor puro y casi ingenuo que, sorprendentemente, nos hará adentrar en un terreno cada vez más escabroso. Marjane Satrapi tiene su propio universo y personalidad, y este es un filme 100 % Satrapi: se atreve, pese a tratarse de un relato muy, muy triste, rellenarlo de humor, poesía, colores vivos, diálogos y situaciones chispeantes, rematándolo con unos títulos de crédito fantásticos al ritmo alegre de una “Happy song”. Y entre medio, ese aparentemente inofensivo Jerry caracterizado por un extraordinario Ryan Reynolds cuyo parecido con el Norman Bates de Psicosis es más que razonable. ¡Chapeau!

Algo de violenciaAlgo de gore

 

 

 

 

 

Sitges 2014: Cuando el horror está en el propio hogar

Goodnight MommyEn la “agotadora” cobertura de un festival de cine siempre se hace recomendable tomarse un día entremedio más relajado. Ver menos películas, más descanso, poner ideas en orden, procurar separar los argumentos de unas películas y otras… el día que acostumbro a elegir yo es el martes. Tomar fuerzas para seguir con los próximos días y su igualmente intensa recta final. O prepararse, en esta edición, para seguir de cerca a Antonio Banderas este jueves, que se convertirá en el principal foco de atención mediático de todo este certamen.

El cansancio, y la exagerada cantidad de largometrajes que se proyectan en estos 9 días (más de 200) no crean que sólo afecta a las personas. El domingo en el único pase (incomprensiblemente) de Magical Girl, de Carlos Vermut, la ganadora de la Concha de Oro en el pasado Festival de San Sebastián, una “avería técnica” provocó un inprevisto intermedio de 20 minutos. En uno de los pases de otro de los títulos esperados, el de Maps to the Stars de Cronenberg, me cuentan que también hubo unos minutos con el cine del Auditori completamente a oscuras, y además en medio de una escena subidita de tono.

Por mi parte, en un día sobre todo de remanso y paz, no en la gran pantalla de los cines de Sitges, he decidido escoger de entre las 2 películas para comentarles una que es bastante correcta y una segunda que suena como favorita a llevarse alguno de los premios importantes del certamen. Y ambas con el nexo de unión de que sus protagonistas han vivido o están viviendo situaciones familiares de lo más traumáticas.

( Foto: Goodnight Mommy )

 

‘Oculus’

OculusUna joven pelirroja con larga coleta y de buen ver (Karen Gillan, la Amy Pond de Doctor Who), con la ayuda de su no menos guapo hermano menor (Brenton Thwaites) que se ha pasado los últimos 11 encerrado en un hospital psiquiátrico por matar a su padre, reclama venganza contra aquellos que destruyeron su familia. El problema está en que “aquellos”, o mejor dicho “aquello”, es una fuerza sobrenatural que reside tras un antiguo espejo embrujado. Así que, nada fácil lo tienen.

Alternando los dos tiempos, ese pasado siniestro en el que cayeron en desgracia, y el presente; el norteamericano Mike Flanagan, curtido en la dirección de decenas de episodios de series televisivas, y con la influencia maligna que acecha a los personajes maneja bastante bien sus bazas de ir transformando a los personajes en psicóticos en potencia y confundiéndonos, a espectadores y a los protagonistas, con lo que puede ser real o no. La idea del espejo maldito da de sí, pero la sensación es que el argumento, basado en un corto del propio Flanagan, no da para tanto metraje. Y por suerte aún, pese a que se incluyen escenas tipo found footage (metraje encontrado), el director rechazó, como deseaban inicialmente los productores, hacer toda la película en este formato tan en boga.

Echando un vistazo por Boxofficemojo.com compruebo que sólo costó 5 millones de dólares, y ya lleva recaudados más de 44 en todo el mundo. De modo que con un poco de suerte igual se estrena entre nosotros, y con algo más de suerte quizá también nos ahorran las posibles secuelas.

Algo de violencia

Algo de gore

Mucha tensión

Algo de terror

 

 

 

 

‘Goodnight Mommy’

Goodnight MommyUna de las películas que más ha gustado y más está destacando en el Festival. Otra historia, o cuento, perverso que se arranca cuando dos hermanos gemelos, Elias y Lukas (y que para aumentar las dosis de morbo, también se corresponden con los nombres de sus jóvenes protagonistas en la vida real), empiezan a sospechar que su madre (Susanne Wuest), que acaba de realizarse una operación de cirugía estética, no es en realidad ella, quizá una impostora que la ha suplantado vaya a saber con qué ocultas intenciones. El problema se complica si tenemos en cuenta que los dos muchachos tampoco parecen estar del todo finos.

Esta producción austríaca, dirigida a dúo por Severin Fiala y Veronika Franz, nos introduce en el interior de la mansión de una familia burguesa muy bien acomodada, al menos en el plano material y económico, con la ausencia de la figura paterna y mediante una puesta en escena tan medida y elegante como inquietante. Fría e implacable, da lugar a una media hora final que provocó algunas de las reacciones de angustia y asco más sinceras de lo que llevamos de festival, de éste y seguramente de ediciones anteriores (se dice que en su pase en Venecia también más de un espectador tuvo que abandonar la sala). Retorcida y de gran intensidad psicológica, sin lugar a dudas los directores de esta “criatura fílmica” son como una versión explícita de Michael Haneke. Tampoco sería ningún disparate que los jóvenes Elias y Lukas se llevaran el premio a la mejor interpretación.

Algo de desnudos

Algo de violencia

Mucho gore

Mucha tensión