Tobey Maguire, de ‘Spider-Man’ a estrella que odia la fama

Cápsulas de cine

La trilogía de Spider-Man (2002 – 2007) dirigida por Sam Raimi no solo fue un taquillazo que superó todas las expectativas, también tanteó y allanó el terreno a los grandes proyectos de Marvel y DC.

Fue el primer gran acontecimiento de este siglo en el género de superhéroes, el que actualmente arrasa en los cines, y además convirtió a su protagonista, Tobey Maguire, en una de las grandes estrellas del momento, de aquel momento, en Hollywood.

Tobey Maguire

( ©Sony )

Pero desde entonces el brillo de su estrella no solo se ha apagado y no tenemos la oportunidad de verle en pantalla con una nueva película desde hace cinco años, desde El caso Fischer (2014). Apenas una decena de trabajos en doce años en una miniseries, cortos, como doblador de voz en largometrajes de animación o películas (y solo en tres como protagonista y una, The Details, ni siquiera estrenada en nuestras salas).

¿Una víctima más del encasillamiento? Lo cierto es que no son pocos los artículos que señalan otra razón: a Tobey nunca le gustó ser una estrella.

Más de un cronista ha querido hacer hincapié en que Tobey vivió su infancia en la casi más absoluta de las miserias. Todo tipo de carencias económicas y materiales que le impulsaron a luchar por su sueño, uno tan loable como el de hacerse rico. Propósito que desde luego cumplió. A los sueldazos que se fue embolsando por protagonizar las dos secuelas de Spider-Man le siguen cayendo los porcentajes de beneficios por haber participado en ellas.

Esto y su gran afición, la de empedernido jugador de póker, le da más que suficiente unido a la gran amistad que mantiene con Leonardo DiCaprio, siempre dispuesto a echarle una mano si tuviera dificultades (gracias a él, por ejemplo, consiguió el papel de narrador en El gran Gatsby). En cuanto al cine ha relegado sus tareas a las de productor (La quinta ola o la misma El caso Fischer entre otras, o McClane, la futura nueva entrega de La jungla de cristal).

Por lo demás, Tobey nunca pareció llevar muy bien esto de la fama y la popularidad. Legendarias eran sus entrevistas en las que respondía desganado o con monosílabos. A los fans no les trataba mejor, lacónico y no especialmente afable, por no hablar de sus desencuentros y trifulcas con los paparazzi, a los que detestaba. Eran sin duda sus supervillanos en la vida real.

Tampoco parece tener un carácter fácil. Charlize Theron, su compañera de reparto en Las normas de la casa de la sidra (1999), no habló precisamente bien de las experiencias del rodaje compartidas con él. Y las noticias que nos han llegado a lo largo de este tiempo no son de lo más positivas. Su divorcio de Jennifer Meyer, diseñadora de joyas, en octubre de 2917 o anécdotas que han trascendido sobre su participación en esas exclusivas timbas de cartas (con DiCaprio o Ben Affleck, también como jugadores de lujo).

En su libro biográfico, Molly Bloom, “la princesa del póker”, a la que Jessica Chastain interpretó en la adaptación cinematográfica, Molly’s Game de 2017, tampoco le dejaba bien parado. Era, según ella, “el que menos propinas daba, el que mejor jugaba y el que tenía peor saber perder”. En una ocasión, según relataba Molly, le dijo totalmente en serio que si deseaba una buena propina, de mil dólares, tenía que aplaudir y gruñir como una foca esperando su recompensa en forma de pescado.

A falta de conocer aspectos mejores, son las aristas y encontronazos lo que nos ha ido llegando. Pero al menos queda claro que era una estrella que, simplemente, odiaba estar ante las cámaras.

Posts relacionados

Macaulay Culkin

( Macaulay Culkin, en una imagen de octubre de 2018 ©GTRES )

Actores bajo demanda, ¿sería Macaulay Culkin un buen Joker?

¿Es Spider-Man: Homecoming’ la mejor película del hombre araña?

 

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Bressend

    Una pena. A mi me gustaba él como spiderman. La fama es díficil asumirla pero en esa profesión es lo que hay. No todos pueden ser como J.D. Salinger

    03 julio 2019 | 10:08

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.