BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Las claves de los primeros cuatro días del Festival de Sitges

Sitges 2017

Sitges-50-logo

( ©Sitges 50 )

Acumulación. Esta es la palabra que define las primeras cuatro jornadas del Festival de cine fantástico de Sitges en las que se ha apilado la mayor parte de los invitados estrella más esperados y un gran número de películas interesantes, además de un sinfín de actos y eventos paralelos: las presentaciones de cortos realizados en realidad virtual, libros y exposiciones.

La organización ha decidido empezar a celebrar el medio siglo de vida del certamen sin dar prácticamente tregua a sus fans, público y prensa. Por cierto, más de 700 acreditados de distintos medios y blogs y la carrera matutina, que empieza exactamente a las 07:00 de la mañana para hacerse telemáticamente con las entradas para el día siguiente, y es que pasado solo un segundo de las siete, las cuatro o cinco más buscadas ya aparecen como agotadas. Sí, Sitges se está masificando, y muriendo de éxito.

Pero, ¿qué es lo más destacado que dado de sí desde su inauguración el pasado jueves 5 de octubre?

Susan Sarandon en Sitges

Susan Sarandon en Sitges ( ©GTRES )

Cuatro estrellas en Sitges. Entre los intérpretes y cineastas extranjeros no hay duda, Susan Sarandon, que recientemente ha cumplido 71 años, ha sido la invitada más mediática. El sábado tuvo un encuentro abierto también al público y lo que más llamó la atención, a parte de su expresividad y saber estar, es lo bien que se mantiene físicamente (“no crean, he tenido una sesión de hora y media de maquillaje”, confesó en la rueda de prensa del día anterior). Y en el acto de homenaje, el sábado, de entrega del Gran Premio Honorífico del festival se atrevió incluso a cantar a capella el tema Over at the Frankenstein Place del musical de culto que protagonizó en los 70 A Rocky Horror Picture Show ante un público que la ovacionó como nunca.

 

 

Una institución es también William Friedkin, el director de El exorcista, French Connection o La caza sorprendió, y para muy bien, a sus 82 años con una vitalidad, unas ganas de atender a la prensa y un humor envidiable; siempre con alguna ocurrencia con la que evitar la entrevista o el encuentro más encorsertado. El mexicano Guillermo del Toro (y que precisamente este lunes 9 de octubre cumple 53 años), con el título honorífico en esta edición de ser el padrino del festival, es otro de los que se gana a su interlocutor en pocos segundos, y se lo gana por su sinceridad, simpatía y una pasión a la hora de hablar de su cine y de sus “monstruos” realmente contagiosa; sin duda sería el maestro de ceremonias perfecto para un festival como Sitges o cualquiera especializado en género fantástico y terror que se precie. Y finalmente, pero no último, un actor ya mítico, Robert Englund, inolvidable por encarnar a Freddy Krueger o “al lagarto bueno de la serie ochentera V”; otro veterano, 70 años, que se gana al público en apenas unos segundos, siempre dispuesto a dejarse hacer una fotografía o firmar un autógrafo con los fans. Su presencia en Sitges era para apoyar la primera serie realizada en realidad virtual en 360º (Campfire Creepers) que se lanzará en fechas cercanas a Halloween.

La forma del agua 2017

( La forma del agua ©Fox )

Cuatro películas que están dando de qué hablar. Haciendo honor al icono de Sitges, King Kong, fue La forma del agua (The Shape of the Water), y que aquí está previsto que se estrene en enero, la elegida para inaugurar Sitges. Lo nuevo de Guillermo del Toro gustó muchísimo; un cuento, plagado de ingenuidad, que narra la historia de amor y… sexo ambientada a inicios de los 60 entre una criatura anfibia, que ha sido capturada por el gobierno norteamericano y encerrada en un laboratorio secreto, y una mujer de la limpieza muda. Poesía y amor por los monstruos entrañables con una fotografía, decorados, banda sonora, homenajes cinéfilos y una protagonista, la inglesa Sally Hawkins, exquisitos (más de uno ya habla de premios Oscar). En la segunda jornada del festival llegaría otra de las más esperadas, El sacrificio de un ciervo sagrado, que seguramente se estrenará en diciembre, del siempre controvertido y desconcertante director griego Yorgos Lanthimos y protagonizada por Colin Farrell y Nicole Kidman; una fábula en la que se mezcla la crítica a las clases más acomodadas con los sentimientos de culpa y la venganza encarnado por un muchacho adolescente (Barry Keoghan), más bien una deidad implacable que exige al protagonista, un cirujano cardiólogo, una ofrenda en sangre por sus pecados (uno en concreto). El estilo es igualmente quirúrgico y distante, con surrealismo y dosis de humor chocante marca de la fábrica de Lanthimos. Los que nos maravillan sus películas, como Canino o Langosta, comprobamos nuevamente sorprendidos que lo ha vuelto a hacer, una vez más, una extraordinaria película. Tercer largometraje con altas expectativas, en este caso lo nuevo de Jaume Balagueró con Musa, un estreno mundial. Una historia de intriga y terror que relaciona las musas clásicas de la inspiración con la brujería; una propuesta de factura impecable (basada en la novela La dama número trece, de José Carlos Somoza), muy al gusto norteamericano e internacional, aunque falta precisamente de verdadera inspiración, riesgo u originalidad en el tratamiento y desarrollo. Y, cuarta película, The Endless, una producción muy de bajo presupuesto a cargo de Justin Benson y Aaron Moorhead, directores de Spring, y que pese a sus limitadísimos recursos consigue construir un mundo propio a base de sectas y referencias a Lovecraft. Para muchos no fue realmente nada del otro mundo, pero para otros ya se está erigiendo en un pequeño título de culto.

Stranger-Things

( ‘Stranger Things’ ©Netflix )

Cuatro apuntes políticos: sobre la cuestión catalana y… Trump. Tampoco el tema del Referéndum catalán y la DUI, la crispación y la necesidad de diálogo, ha estado exento en los debates y preguntas del festival de cine fantástico de Sitges. Quien más activo se ha mostrado en sus declaraciones, sorprendentemente, ha sido William Friedkin: “No sé de ninguna revolución que haya sido legal. En la nuestra, en Estados Unidos, los ingleses nos enviaron sus barcos. Sin embargo, lo que pediría es sobre todo diálogo, diálogo y paz”. La inestabilidad y crispación de estos días y su eco internacional ha provocado la cancelación de dos de las visitas más esperadas de esta edición, la de Millie Bobby Brown y Noah Schnapp, Once y Will respectivamente, en un evento para presentar la segunda temporada de Stranger Things. Ambos tienen 13 años. Son menores y sus padres se habían mostrado preocupados ante la situación que se vive en Catalunya. En cambio, ningún problema tuvieron la media docena de niños que sí estuvieron en el certamen de la población costera catalana, al lado de Robert Englund, presentado el primero de los episodios (de unos diez minutos) de Campfire Creepers. Y tampoco podían faltar las referencias a Trump. La misma Susan Sarandon, siempre muy activista en temas políticos, llegó a reprender a la misma prensa (eso sí, en tono totalmente cordial y amable) porque nadie le había preguntado por… Trump: “Os puedo decir que en Estados Unidos hay cada vez más personas que saben lo que significa el gobierno de Trump y que están trabajando duro para cambiar las cosas”. Otro que no se cortó un pelo fue Robert Englund, cuando ante la pregunta de un periodista, desmintió que estuviera en proyecto un cross over sobre Krueger contra Chucky: “No debéis creer todo lo que se dice por Internet porque de lo contrario os pasará lo mismo que en ocurrió en Estados Unidos con nuestro presidente. Creo que la mejor película sería Trump contra Chucky”.

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.