BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Archivo de la categoría ‘Cine asiático’

30 años de ‘Mi vecino Totoro’ y ‘La tumba de las luciérnagas’

Encuadres

Hay películas que es mejor ver durante nuestra infancia o en la adolescencia, en esos años de descubrimiento y con argumentos, temáticas y personajes a los que somos más receptivos o con los que podemos empatizar más fácilmente. Otras las valoremos más con el paso del tiempo, desde la perspectiva adulta. Y luego están las que no importa el factor edad. No hay límites de caducidad. Nunca es tarde, nunca es demasiado pronto.

A este último grupo pertenecen La tumba de las luciérnagas (Hotaru no Haka /Grave of the Fireflies) de Isao Takahata y Mi vecino Totoro (Tonari no Totoro / My Neighbor Totoro) de Hayao Miyazki, aunque la primera, sobre los sobrecogedores efectos de la guerra, está más destinada a un público más adulto; y la segunda es de las que sienta de maravilla verla de pequeño. Ambas, gestadas en los Studios Ghibli, se estrenaron en Japón en la misma fecha, hace 30 años, el 16 de abril de 1988.

La tumba de las luciérnagas

( ‘La tumba de las luciérnagas’ ©Studio Ghibli )

¿Coincidencia? No. Fue deliberado. El doble estreno fue hecho a conciencia por los Studios Ghibli para contrastar una doble visión, una amable y alegre, la otra durísima y oscura. La de Takahata sigue a dos hermanos, Seita un muchacho de 14 años y a su hermana Setsuko, de cinco, entre los parajes desolados por los bombardeos norteamericanos durante la II Guerra Mundial en la ciudad de Kōbe. Los ataques les dejarán solos, con el padre (un oficial de la Armada Imperial japonesa) ausente y la madre agonizando en un hospital.

Intentando sobrevivir, resguardarse y alimentarse, en esa “tierra estéril y quemada” que reflejaba la novela de Akiyuki Nosaka, el espectador puede llegar a sentirse tan vulnerable y, de hecho, tan huérfano como sus dos protagonistas ante esta demoledora historia. Ni era cómoda ni optimista, lo que le valió en su momento un éxito mucho menor que el de su “hermano” Totoro. Pero también era inevitable que, con el transcurrir de los años, llegara a convertirse en un título de culto y referencia.

Totoro en cambio es luz, color, alegría y un poema de amor a la naturaleza. Y sobre todo una de las más bellas miradas hechas sobre la infancia. Su argumento aparentemente no cuenta nada y lo cuenta todo. Volverla a revisar de mayor significa retroceder atrás, a esos años de nuestra niñez. Imposible no sentirse identificado en muchos aspectos.

Corretear por lugares nuevos y dejar correr la imaginación entre ellos. La aventura de crecer, de experimentar emociones y aflicciones. La alegría constante del día a día y la certeza de que tras un nubarrón volverá a brillar el sol a través de este relato protagonizado por dos niñas. Y, naturalmente, el creer en seres mágicos y fábulas encarnadas en ese amigo invisible que representa tan bien el enorme y adorable Rey del Bosque (Totoro), el compañero al que recurrir cuando todo parece irse a pique o nos sentimos demasiado solos.

Mi vecino Totoro

( ‘Mi vecino Totoro’ ©Studio Ghibli )

También corretean por allí los duendecillos del polvo o esa impagable creación del “gatobús”. Y no deja de ser elocuente que entre sus personajes secundarios, el de una vecina vieja, fea y con verrugas no se corresponda con el tópico de la bruja malvada o alguien en quien desconfiar, sino todo al contrario, una mujer compasiva y bondadosa.

Pero su gran virtud, además de haber logrado encapsular un fiel e incomparable retrato infancia, es el mimo con el que se hizo. Miyazaki la concibió dándole un colorido bellísimo, empapándola de amor por todos los seres vivos, sean árboles, plantas o animales. Cada uno de sus fotogramas está especialmente cuidado, con meticulosidad y atención por los detalles. Si le sumamos la música del no menos gran Joe Hisaishi el resultado es para ponerle a uno los pelos como escarpias.

Mientras que (re)encontrarse 30 años después con La tumba de las luciérnagas también posee un emotivo significado añadido tras la muerte hace escasos días de Takahata, el pasado 5 de abril. Aunque inmortal quedará su legado, sea con esta o con sus otras obras maestras como ese soberbio testamento cinematográfico suyo que fue El cuento de la princesa Kaguya (Kaguyahime no monogatari, 2013) deliciosamente hecho a mano, dibujado siguiendo las técnicas más tradicionales de la acuarela japonesa y del carboncillo.

Entradas relacionadas:

Hecho en Japón. Las 30 mejores películas “anime” de cine

La vida es una obra maestra (‘En este rincón del mundo”, 2016)

La vida es una obra maestra (‘En este rincón del mundo’, 2016)

En pantalla

En este rincón del mundo

( ©20th Fox Home )

Algunos animes están empeñados, para deleite nuestro, en convertirse en delicadas obras de arte. En este rincón del mundo (Kono sekai no katasumi ni), financiada mediante crowdfunding, se desarrolla en el Japón de la II Guerra Mundial y con Hiroshima en el punto de mira presagiando la caída de una de las devastadoras bombas atómicas. Son tiempos de guerra y los ciudadanos contemplan con orgullo patriótico los poderosos buques y destructores de la Armada Imperial que reposan en sus aguas, prestos para acudir al combate. Sin embargo, la película de Sunao Katabuchi prefiere detener su mirada en la apacible vida de sus gentes. Coser un kimono, contemplar las nubes, ir de compras al mercado (aunque sea el “negro”) o sentarse la familia a la mesa para regocijarse con un sencillo plato de arroz cocinado como los ángeles. Nos acerca a lo que tenía de sublime el humanismo del cine de Ozu.

No hay villanos ni héroes, ni se trata de mostrar la épica o los grandes hechos históricos del momento sino lo íntimo y personal de personas normales y corrientes, anónimas. Maravillarse en la misma existencia y en unos seres imperturbables e inasequibles al desaliento por mucho que deben enfrentarse a la escasez y racionamiento, cada vez mayor, de alimentos o el tener que convivir con los bombardeos de los aliados. Una supervivencia asumida como un agradecimiento por seguir vivos. Mientras, en el aire sobrevuelan insectos, flotan semillas de dientes de león o caen cenizas. Refuerza el que las imágenes tengan tridimensionalidad, que casi se puedan palpar. Y en todo esto ocurre también que la realidad inspira el arte, y el arte tiñe la realidad. Su joven protagonista, Suzu, tiene un don natural y excepcional para el dibujo. Su cabeza siempre está ida, en otro lugar, habitando en un mundo propio hecho con sueños e inocentes fantasías. Con sus creaciones intenta captar tanto las ensoñaciones más bellas o terroríficas como todo aquello que le rodea. Así, las olas pueden adquirir formas de conejos blancos o las explosiones de la artillería antiaérea se tornan colores sobre un lienzo azul que es el cielo.

Lee el resto de la entrada »

Vídeo: Los guiños cinematográficos de Miyazaki a míticas películas

Cinefilia

Mi vecino Totoro (1988)

( ‘Mi vecino Totoro’ ©Fox/Ghibli )

Hayao Miyazaki sigue inactivo. En 2013 dijo que se retiraba, pero el pasado año anunció que deseaba realizar un último proyecto, el de Kemushi no Boro (Boro la oruga), y en el que por primera vez dejaría la animación tradicional para experimentar con el CGI. La particularidad es que, en principio, no se exhibiría en salas de cine sino solo en el Museo Ghibli.

Pero el arte y la influencia del maestro permanece. Este mismo año se han estrenado en nuestras salas dos estupendos animes. Your Name, de Makoto Shinkai, lo hizo a inicios de abril y el pasado viernes llegaba a nuestra cartelera En este rincón del mundo, de Sunao Katabuchi, otra propuesta imprescindible para los seguidores y fans del género.

Esperando si Boro la oruga se materializa, y traspasa las puertas del Museo Ghibli, podemos recordar algunas de las más bellas inspiraciones de Miyazaki para sus obras. El clásico El mago de Oz (1939), nada menos que Mary Poppins (1964), La historia interminable (1984) o incluso películas de Disney y Pixar o de otro gran maestro como Hitchcock.

Lee el resto de la entrada »

¿En qué cines se puede ver el anime ‘Your Name’?

Propuestas de cine

Your Name 2017

( ©Selecta Vision )

El largometraje de animación dirigido y escrito por Makoto Shinkai fue una de las sensaciones en los cines japoneses el pasado año. Es comedia, romance, drama y ciencia-ficción que juega con los saltos espacio-temporales y con el intercambio de cuerpos (!).

Así es. Mitsuha es una chica que vive en una pequeña localidad llamada Itomori, y Taki un muchacho que habita en la gran ciudad de Tokio. Ambos experimentarán un extraño fenómeno, de vez en cuando se despiertan con los cuerpos intercambiados. Ella en el de él, y al revés. Lo de llegar a tener “conexión” con alguien es un término que se queda corto y, lógicamente, familiares y amigos también quedarán desconcertados ante los repentinos cambios de comportamiento y humor de uno y otro. Estos sucesos tendrán mucho que ver con el paso de un cometa muy cerca de la Tierra.

La vi en el pasado Festival de Sitges (allí también causó sensación) y tampoco se trata de comparar Your Name (Kimi no na wa) con las grandes obras maestras de Miyazaki, las del calibre por ejemplo de La princesa Mononoke y El viaje de Chihiro, o con Los cuentos de la princesa Kaguya de Isao Takahata; pero la obra de Makoto Shinkai (y autor también de 5 centímetros por segundo) no se queda muy atrás y por momentos roza lo sublime, para poner la carne de gallina a los amantes del anime.

Lee el resto de la entrada »

‘Train to Busan’, ¿dónde ver esta película de zombis en pantalla grande?

Propuestas de cine

Train to Busan 2016

( ©A Contracorriente Films )

¿Con hambre de zombis? En la surcoreana Train to Busan no veréis los zombis más terroríficos ni uno de los argumentos más originales, pero sí una de las películas más emblemáticas, entretenidas y notables que ha dado el género. Todo un taquillazo en su país y una oportunidad la que se nos presenta aquí para verla en cines a partir de este miércoles 4 de enero. Una fiesta para los fans de la temática zombi y una propuesta que, la verdad, merece verse en pantalla grande. Aquí os dejo con la reseña de cuando la vi en el pasado Festival de Sitges, donde se llevó los premios a la mejor dirección (Yeon Sang-ho) y a los efectos visuales.

La iniciativa de estrenarla en salas forma parte del Sitges Tour, y es que cada vez cuesta más que lleguen a los cines películas fantásticas de calidad e interés. El Sitges Tour (la distribuidora A Contracorriente Films en colaboración con la organización del Festival de Cinema de Catalunya – Sitges) ofrecerá durante las primeras cinco semanas de este 2017 la oportunidad de poder disfrutar en pantalla grande de cinco largometrajes destacados proyectados en el certamen.

Train to Busan será el primero en llegar, a toda máquina; y le seguirá la efectiva La autopsia de Jane Doe (13 de enero); el regreso, bastante mejor de lo esperado, que depara Shin Godzilla (20 de enero); la nueva película protagonizada por Jacob Tremblay, el niño de La habitación, titulada Somnia. Dentro de tus sueños (27 de enero); y, bueno, una sorpresa y la que quizá sea mi película favorita de zombis en bastantes años, Melanie. La chica con todos los regalos (3 de febrero).

Lee el resto de la entrada »

Las mejores películas estrenadas en nuestros cines en 2016

Listas de cine

Esta lista se completa con la de Las mejores películas españolas y se corresponde con las producciones extranjeras que han llegado a nuestras salas de cine a lo largo de 2016. Un ranking de las películas con 50 mejores puntuaciones.

¿Puntuado por quién? Nuevamente es una media de las puntuaciones, de espectadores y prensa especializada, obtenido de las páginas más visitadas de cine: Filmaffinity (Film), IMDB (IMDb), Metacritic críticos y usuarios (M – MU) y Rotten Tomatoes, también críticos y usuarios (RT – RTU), a las que he sumado las valoraciones de la que seguramente sea la web francesa que también recoge más puntuaciones, AlloCiné (de la que Sensacine es su versión española), también en los apartados tanto de medios como de público (AC – ACU).

En total, ocho medias de puntuaciones. La mayoría de películas aparecen valoradas en todas ellas, y solo en algunos (pocos) casos, la media es la obtenida entre las webs (apartado de “critica” y “usuarios”, y con un mínimo de cuatro) que contenían puntuaciones.

¿Están las que más nos han gustado? ¿En qué posición del ranking aparecen? Por ejemplo, de entre mis 10 o 12 favoritas del año, algunas sí que aparecen en el top ten, pero una buena parte no están ni entre las 20 primeras posiciones (!).

He añadido algunos títulos que me parecían significativos de este 2016 (han gustado mucho a la crítica y bastante menos a los espectadores, o a la inversa), pero que se quedaban fuera de este top 50. ¿Cuántas he visto? ¿Qué películas de la lista me apunto? También avanzo que la número uno es, sin lugar a dudas, una obra maestra.

Lee el resto de la entrada »

El último grito en zombis llegará desde Corea del Sur: ‘Train to Busan’

Train to Busan

( A Contracorriente Films )

En Corea del Sur el pasado fin de semana, del 22 al 24 de julio, el furor no lo desataron los “pokémons go” sino los muertos vivientes de Train to Busan (Busanhaeng).

Cifras, vamos con cifras. 38,8 millones de dólares (unos 35 millones en euros) y, en total, 5.314.948 millones de entradas vendidas en tan solo sus cinco primeros días de exhibición. Llama la atención que en un país de algo más de 50 millones de habitantes, nada menos que el 10% de su población acudiera a los cines para verla.

Lee el resto de la entrada »

Doce perlas del cine erótico japonés

El imperio de los sentidos

( ‘El imperio de los sentidos ‘ )

Japón no solo nos ha dado grandes maestros como Kurosawa, Ozu, Mizoguchi, Kobayashi, Mikio Naruse o Hayao Miyazaki. También hay un buen puñado de clásicos que destacaron en el género erótico, y sin pixelar.

Varios autores de la década de los 60 y 70 del pasado siglo pusieron su granito de arena, y algo más, para romper los muros de los tabúes y crear un cine más libre y también más combativo, socialmente. Muchos de ellos se clasificaron dentro del subgénero japonés “pinku eiga” (también conocido en sus vertientes de “pinku violence” o “películas rosas”), por la proliferación de sus contenidos violentos y sexuales.

En España, el éxito más sonado fue el de El imperio de los sentidos cuyo título original, el de Ai no korîda, siempre me sonó un poco a lúbricamente gracioso (!). Aunque las más destacadas películas eróticas niponas no puedan considerarse precisamente así, divertidas, por grotescas o extremas que a veces sean sus historias.

Los protagonistas acostumbran a ser personajes atormentados, al borde de la locura; golpeados por las circunstancias de la vida o simplemente víctimas de una psicología compleja, en una comunión de placer y dolor, sexo y muerte. Un ejemplo, esta selección de títulos.

Lee el resto de la entrada »

Una inmersión en el shock-thriller japonés (‘El mundo de Kanako’, 2014)

El mundo de Kanako (The World of Kanako)

Cada vez son más las películas, y algunas muy recomendables, que se estrenan entre nosotros directamente en Blu-ray y DVD. Lejos de la gran maquinaria publicitaria o de la patina de prestigio que les concede su paso, aunque sea por unas pocas semanas, en las salas de cine. Pero, a riesgo de pasar bastante más desapercibidas, al menos allí están. Entre ellas, El mundo de Kanako (The World of Kanako / Kawaki, 2014), el nuevo shock-thriller del veterano director japonés Tetsuya Nakashima, autor de las igualmente imprescindibles Kamikaze Girls, Conociendo a Matsuko y sobre todo Confessions.

La vi en el Festival de Sitges, pero del año pasado, y su lanzamiento en el mercado doméstico fue en octubre. Voy tarde. Empiezo.

Nakashima es uno de los directores nipones que mejor explora ese enigmático, seductor y erótico magnetismo, también vidrioso y obsceno, de las adolescentes (lolitas) japonesas. Lo hace con un goloso envoltorio de colores de un caramelo… envenenado. Además, le encanta jugar con el montaje, con las líneas temporales con flashbacks constantes, y saltándose la continuidad narrativa.

Lee el resto de la entrada »